¿Por qué fracasó la república española?

Las razones del fracaso del experimento republicano que siguió a la monarquía de Alfonso XIII son muy complejas. Los primeros dos años, 1931 y 1932, fueron consumidos en planear una doctrinaria constitución, que no fue ni lo suficientemente progresista para el gusto de los grupos obreros ni lo suficientemente tradicional para el parecer de los católicos. El principal error de este infeliz intento deja a la República lejos de la realidad. Fue preciso un largo periodo de poderes excepcionales para luchar contra los principales problemas que obstruían la evolución democrática de España: la subordinación del Ejército, la clarificación de las relaciones entre la Iglesia y el Estado, la reforma agraria y el problema de la precaria unidad de la nación. Todo esto tendría que haberse desarrollado dentro de una atmósfera libre de presiones demagógicas y emocionales.

Esos dos primeros años fueron de confianza, mientras que la segunda fase (1934 y 1935) fue un periodo de retroceso y exasperación. Las elecciones de noviembre de 1933, marcadas por un resurgir de los votos conservadores católicos, creó una situación en la cual el centro republicano tuvo que escoger entre una derecha que era predominantemente católica y una izquierda principalmente socialista. La derecha, expresando fielmente el estado mental de los sectores sociales que le habían dado el mandato, pronto mostró que podría aceptar la República como un hecho oficial, pero solamente vaciándola de todo contenido real, y se colocó en disposición de paralizar todas las reformas previas, especialmente en la esfera económica.

La izquierda, una vez que fue expulsada del poder, se unió con los grupos tradicionalmente revolucionarios, fomentando disturbios callejeros en un intento por reconquistar la República por medio de la violencia, desafiando la propia constitución que había creado ella misma. El movimiento insurreccional de octubre de 1934, con su intentada huelga general, fracasó en casi toda España, aunque demostró su violencia en la zona minera de Asturias. Este movimiento fue un grave error, pues obligó al Gobierno a sacar al Ejército de sus cuarteles una vez más y usarlo como instrumento de represión; un acto que solo sirvió para fortalecer la creencia del Ejército en su misión mesiánica.

En 1936 la situación había empeorado hasta el punto en que dos Españas, la una progresiva y la otra reaccionaria, ambas llevadas por sus facciones extremas, se combatían mutuamente. El triunfo de cada cual ya solamente podía ser absoluto. Esto fue claramente percibido por los mentores intelectuales liberales de la República, y por los jefes del centro, que abandonaron la lucha para impedir su exterminación por cualquiera de los grupos. Es suficiente con recordar que un viejo líder progresista como Melquiades Álvarez era asesinado en Madrid, como el demócrata católico Carrasco lo era en Burgos, y el mismo destino le hubiera tocado probablemente a Gil Robles, el jefe de la derecha parlamentaria, si no hubiera guardado su vida. Esta angustiosa tensión engulló a aquellos que como los presidentes Besteiro o Azaña, que sufrieron a pesar de la lealtad con que ocuparon sus puestos, por no mencionar a quienes al otro lado sufrieron una situación similar.

El fundador y jefe de Falange, José Antonio, el hijo del dictador Primo de Rivera, estuvo prisionero unos meses en Alicante, donde fue fusilado más tarde. Él supo que la lucha iba a ser tan amarga como estéril: si triunfaban los republicanos, el triunfo sería seguido por la dictadura del proletariado; si triunfaban sus propios amigos, se establecería un Estado impopular y reaccionario en lugar de la integración que él había soñado. Se ofreció a la República para cruzar la línea rebelde y comenzar conversaciones de paz, y dejaba como rehenes a sus familiares. No sé si, en este trágico momento, había adquirido la certeza de que intentar establecer algunos lazos de coexistencia social fuera del sistema dialéctico de la democracia, era una proposición perdida de antemano y que escogiendo el camino de la acción directa estaba poniendo su destino en manos de los más fuertes y más violentos, y no en manos de los más razonables.

El triunfo de los rebeldes contra el orden legal resultó el triunfo de un sistema absolutista. Los militares triunfaron contra los civiles, los centralistas contra los autonomistas, los católicos contra los seculares, la neutralidad política contra la participación política y, sobre todo, las clases medias sobre los trabajadores, de los ricos contra los pobres.

El régimen instaurado tras la guerra es una dictadura personal sustentado sobre ciertos grupos o instituciones sociales, con los cuales repartiría la soberanía de un Estado de tira y afloja. A través de la propaganda y de la censura mantuvo al pueblo español en una condición de total pasividad, y sin garantizar los derechos humanos básicos (de culto, de expresión, de asociación, etc.). Los clásicos medios democráticos de representación fueron prohibidos y su reemplazo por la llamada “democracia orgánica” era un vacío juego retórico.

El Partido Único rehusó conceder a sus miembros el más débil derecho democrático. Todos sus puestos son cubiertos por designación directa y su órgano supremo, el Consejo Nacional, que jamás ha tomado una decisión propia, estaba compuesto por miembros provinciales y nacionales escogidos desde arriba y por un buen número de miembros directamente designados por el Caudillo. De estas organizaciones, entremezclados con unos pocos representantes que no representan a nadie, estaban formadas las Cortes del Reino cuya composición era rellenada con representantes del Ejército, la Iglesia, las Universidades y los colegios de profesionales liberales, del mismo modo que los inevitables diputados designados desde arriba. Había leyes garantizando la autonomía de la vida privada, pero siempre la libertad individual sufrió serias restricciones tan pronto se osaba disentir con el sistema.

Ya durante la guerra se instituyó un proceso de discriminación que distinguía entre afectos y desafectos, y esto se hacía notar en todas las esferas de la actividad social sujetas al control directo o indirecto del Estado. La guerra acabó con una represión de incalculable objetivo, generalmente realizada por tribunales militares, que no distinguía delitos comunes y políticos. Los supervivientes de esta severa purga, los que fueron encarcelados o perdieron sus empleos administrativos o profesionales, fueron zarandeados severamente, social y legalmente. A esto hay que añadir que los otros, los nacionalistas, consiguieron una privilegiada posición legal y social. La discriminación entre vencedores y vencidos se mantuvo hasta el final del franquismo.

Anuncios

239 pensamientos en “¿Por qué fracasó la república española?

  1. La república fracasó porque, como dice correctamente la entrada, se provocó una polarización extrema entre las derechas (que no creían en la república) y las izquierdas (que la creían burguesa). Hubiera sido un milagro que durara más tiempo con tales “patrocinadores”

    • Así es, nadie creyó en ella, en cuanto hubo las primeras dificultades comenzaron las deserciones y acabó siempre un sistema altamente polarizado y radicalizado por ambos bandos. Pocas oportunidades le dieron se tener una existencia normal, aunque la España agraria de 1931 bastante tenía con poner unos garbanzos en el plato cada día

  2. A veces pensamos en la democracia española como algo connatural con nuestra historia, cuando es algo ajeno por completo a la tradición de militaradas y gobiernos precarios a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX

    • Tinar, cuando tengamos a las espaldas 3 siglos de parlamentarismo como los ingleses o americanos, podremos dar lecciones. La república llegó demasiado pronto, los españoles no estaban preparados para ese chute de libertad

  3. El fracaso llegó por las prisas de Azaña y sus amigos por desactivar el poder el ejército, la iglesia, organizar una reforma agraria mal hecha, y pisar todos los callos que se podían pisar en la España de 1931

    • Azaña dice defender la República pero con “defensores” como él no hace falta que nadie la ataque, ella sola se hunde. En la católica España de 1931 no se puede ir a por la Iglesia a las primeras de cambio, se le vio el plumero muy pronto y ya le faltó la confianza de los sectores republicanos católicos

      • Azaña era consciente, lo dice en sus Memorias, de la que armaba con la nueva constitución y los artículos sobre laicidad del Estado. Pero no le importó, quizá pensó que la cosa no iría tan lejos (pero fue y bien lejos)

  4. La II República fue un intento fallido de evolución, no estábamos preparados, faltaba cultura y quizás fue demasiado radical para un pueblo analfabeto y con muchas necesidades básicas por cubrir.
    Ahora estamos ante una nueva oportunidad de cambio y ya no somos analfabetos y tenemos cubiertas las necesidades más básicas pero nos lastra un conservacionismo y una pasividad tremendas. Se hace necesario articular una participación ciudadana más efectiva y eficaz, pero aún hay muchas personas que prefieren no sólo no participar sino que además ofrecen resistencia a este sunami social que son los movimientos por la participación ciudadana.

    • A lo mejor esa alergia a participar viene de esos años de la dictadura, cuando el que abría la boca recibía un palo como regalo. La sociedad civil está, desde entonces, completamente desnortada, la participación ciudadana solo se ve através de hechos violentos. Ese fue uno de los “regalos” del franquismo

      • Estoy de acuerdo contigo Irene. La pasividad, la falta de conciencia ciudadana y el pensar que esto lo tienen que arreglar “los de arriba ” porque nosotros, el pueblo llano, no podemos hacer nada , es un claro síntoma de la cultura que hemos mamado todos y todas en nuestra educación franquista y post-franquista: pasividad, ausencia de información y falta de comunicación.
        ¿Que hará falta para que esto cambie? Supongo que una generación educada de manera integral teniendo en cuenta el aspecto cognitivo, emocional y social del ser humano, y unos cuantos años más de crisis y de pérdida de derechos para darnos cuenta de que las cosas no nos pertenecen eternamente, sino que hay que ganárselas continuamente para conservarlas.

      • Solamente la cultura y la educación nos sacará de años de in-opinión y dejadez politica, pensando que los de “arriba” saben más. SABEN MÁS BUSCAR SU PROPIO BENEFICIO

    • Verdaderamente es asombroso ver (al menos desde afuera) la pasividad con que el ciudadano espanol se deja mermar los derechos por los que tanto otros lucharon.
      Montreal

      • Los derechos nos los quitan día si, día también. Ya no me refiero a los políticos sino a los sociales, educativos, sanitarios. Este país fue una vez un lugar maravilloso para vivir, pero lo están convirtiendo en un estercolero donde los ricos lo son cada vez más y 6 millones de trabajadores no saben cómo explicar a sus hijos que no van a trabajar

  5. Hay un refrán que dice: “No hay mal que por bien no venga” Y yo creo que la dictadura de Franco obligó al pueblo español a no pensar en otra cosa que no fuera trabajar. Esas generaciones lo pasaron mal, pero permitieron a las generaciones que las sucedieron adquirir un bienestar y una cultura, que nos ha permitido lo que nunca fue posible en España, tener un régimen de garantías y derechos sin pasar por una Guerra Civil. Estas generaciones supimos perdonar y olvidar, sin duda porque ya había mucho que perder había unas clases medias con casa en propiedad, con coche y que hasta se iban de veraneo, muy distintas a los pobres de alpargatas de 40 años atrás. Esa modernización y cultura ha permitido que España haya alcanzado una democracia plena. Dudo que lo hubiéramos conseguido de otra forma.

    • Lucas, pones en el debe del franquismo la prosperidad de los 60 y eso es algo que los historiadores desmontaron ahce tiempo. España salió de la miseria por el tirón de Europa, es más, se discute si nuestra política económica (planes de desarrollo) no frenó aún más la marcha. Prosperidad importada y libertad reprimida

      • Creo que quieres decir que la he puesto en el haber, no en el debe, pero no has entendido lo fundamental de lo que he querido decir. En la II República había un caos espectacular: asesinatos diarios, violencia y todo era importante menos ponerse a levantar el pais. Yo no he dicho que la prosperidad económica fuera mérito o no de Franco, No he dicho yo eso, he dicho que se produjo. Que duda cabe que la situación de los paises de tu entorno sea buena, influye, pero tú puedes aprovecharla o no, y los españoles la aprovechamos y gracias también a los millones de emigrantes que enviaban divisas a España todos los meses. También tuvo que ver el plan Marshall que tuvieron los países europeos y no España. Sólo a partir de los sesenta, con el turismo, la inversión extranjera las remesas de emigrantes y las ayudas de EEUU permitieron entrar en esa etapa de desarrollo. Pero yo te pregunto ¿hubiera sido eso posible en una situación como la que se vivía en España antes de la Guerra Civil?

    • También las generaciones que soportaron a Stalin han permitido luego una Rusia más próspera que se codeó con los americanos durante décadas en la carrera espacial. Y a mí no me parece nada heroico ni imitable. Como la miseria que tragaron los españoles en la emigración para que el dictador pudiera disponer de dólares con que pagar el petróleo que se importaba

      • La comparación con la Rusia exsoviética deja en muy buen lugar a la España exfranquista. El “milagro español”, como se denominó al periodo de crecimiento económico de dos dígitos, durante los años sesenta, dio la vuelta al país y, como indica el anfitrión, es una de las causas que permitieron una Transición que, por mucho tiempo, fue tomada como modélica fuera de España. En las convulsiones de la Rusia postsoviética y en el hecho mismo de que Rusia diste hoy de ser una democracia homologable algo debe de tener que ver la penuria que sufría una población rusa, a pesar de su orgullosa participación en la carrera espacial.

  6. A Lucas, antes del 36 hubiera sido posible hacer muchas cosas si la derecha monárquica no hubiera desertado por completo de la tarea de gobierno y no se hubieran dedicado a conspirar en los cuarteles. El país se paró a partir de 1933 a pesar de la reforma educativa, judicial en marcha. Si crees que los españoles solo entendemos la ley del garrotazo que trajo Franco, tienes un pobre concepto de este país y de su gente

    • Gamela, estoy de acuerdo contigo pero no olvides la situación política y social de muchos países europeos tras la guerra. Mira Francia, por ejemplo, tuvo más gobiernos que años tiene el calendario y era la inestabilidad instalada en el poder. Con todo, fue capaz de crecer en niveles cercanos a los de Alemania. Eso sí, Francia sabe lo que son los partidos y el parlamento desde hace 200 años, cosa que nosotros no

    • Yo me he limitado a relatar unos hechos. Si esos hechos no te gustan no tengo yo la culpa. En España somos expertos en guerras civiles. Incluso hoy día hay muchos guerracivilistas en activo. ¿Quieres decir que los partidos de izquierda y el Frente Popular eran democráticos y garantizaban la seguridad de los españoles?

      • Si, en el frente popular estaban los partidos republicanos de Izquierda, y los socialistas, con el apoyo anarquista. Las Instituciones republicanas, salvo en las primeras semanas de la guerra en las que fueron desbordadas, garantizaron la seguridad de los españoles y protegieron en la medidad de sus posibilidades a todos los ciudadanos, lo que no fue el caso en el bando franquista, donde desde el primer día y hasta muchos años después de finalizada la guerra la orden fue el exterminio físico de todo aquel que era desafecto, si desafecto, al régimen.

    • A Lucas, la violencia que se vivió antes del estallido de la guerra se produjo por una parte, debido la indignación de los campesinos ante la negativa de los terratenientes a cumplir la legalidad de subirles los sueldos; estos oligarcas se pasaban las leyes de la república por el forro, las diputaciones no eran capaces de hacer cumplir la ley a esos señores feudales que se creían los dueños de la tierra. Por otra parte, los partidarios de esos señore feudales se encargaron de provocar a los revolucionarios de izquierdas, entre otros a los anarquistas, por medio de los falangistas, y así crear un estado de violencia que claramente se achacaba a la izquierda. Todo esto con el propósito de crear una sensación de inseguridad, desorden y violencia que ellos querían relacionar con la incapacidad de la república de conservar el orden.
      Yo a eso le llamo jugar sucio, que es lo que hizo la oligarquía terrateniente para cargarse un sistéma político basado en la justicia y la igualdad, a la que esta gente tenía alergia.

  7. Bla,bla,bla,bla. 8000 iglesias quemadas y comecuras a gogó…desmadre apelotante por doquier y el PCI levantando pasiones Africanas para llevar el ascua a su sardina,o sea, a “la dictadura del proletariado” para llevar a los curritos a ser tan libres como en el Gulag,ja,ja,ja, que risa tia felisa, y yo con estos pelos y todavía………hay quién los saluda…

    • Bla, bla. 200.000 muertos descerrajados por Franco con un tiro en la nuca … desmadre enriqueciéndose los jerarcas del franquismo durante los 20 años de la autarquía para llevar el ascua a su sardina, o sea “el nacional catolicismo” que convierte a la gente en borregos del clero, y todavía hasta quién llora en el Valle de los Caídos. Verlo para creerlo

    • Bla, bla, bla. 20000 forzados republicanos trabajando para levantar el Valle de los Caídos … desmadre de los empresarios franquistas que se llevaron a dedo las obras del santuario (Huarte, Dragados)

    • Ya se lo he hecho saber al administrador pero comentarios de este jaez rebajan el tono que tiene el blog y al que me he aficionado por ese motivo. Espero que próximas intervenciones como esa sean censuradas sin más, por bordes, incultas y groseras

  8. Amparo estoy de acuerdo contigo en cuanto al nivel de las respuestas, pero para mi es importante que cada cual pueda decir lo que quiera. Uno de mis lemas favoritos es “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.” Para mi es muy importante la libertad de expresión, si aceptamos cualquier tipo de veto estamos poniendo la base para que se pueda censurar lo que se quiera. Simplemente hay que hacerles ver que el decir las cosas bien casi importa más que el decirlas. Y si no cambian con ignorarlos es suficiente. Saludos

    • La libertad de expresión tiene sus límites también. Todo concepto debe ser razonado en su contenido y saber demostrarlo. Yo puedo opinar por mi libertad de expresión pero sin llegar a destrozar teorias que son buenas, todo por hundir ya que el oponente tiene mas razon que yo.
      La izquierda en este pais ha sido y será conflictiva por no tener unos principios de unidad nacional. Divide y vencerás.

  9. De todas maneras sigo pensando que la república fracasó por la falta de cultura y preparación del pueblo español, la falta de recursos de parte de la población, la falta de una clase media y por la radicalización de la vida cotidiana. Cuando esas cosas se solucionaron ya nos convertimos en aptos para esa travesía. Y lo que yo digo del régimen franquista es que mientras tanto no nos dejó movernos, sino hubiéraamos seguido matándonos, porque pocos pueblos hay tan cainitas como el español, y sin embargo tan quijotesco. Hoy día pienso que sería posible una república en España, pero quizás debería esperarse a la nuerte del actual monarca, que mantene unos lazos sentimentales con gran parter del pueblo español, ya sea o no monárquico.

    • Estoy seguro de que una correcta educación a los jóvenes sobre qué es y cómo funciona una monarquía y una república, conduciría a resultados pacíficos que no tienen nada que ver con la violencia de los años 30, en un contexto de dialéctica de puños y pistolas

      • De los jóvenes y de los mayores. Todavía hay mayores que piensan en algo malo y peligroso cuando hablas de república.

      • La propaganda franquista puso todo su empeño en presentar la república como la culminación de todos los horrores, solo comparable al Holocausto. Y a fe mía que lo han logrado en la mente de toda una generación. República = caos = persecuciones. Y no es así (o no debería)

      • Mucho antes de que la propaganda franquista contara maldades de la Segunda República. ésta había sido ya repudiada por sus más notables mentores: Don José Ortega y Gasset, Don Gregorio Marañón o Don Ramón Pérez de Ayala, al ver una deriva revolucionaria que ellos no deseaban. Y es que, aparte de lo mala que siempre fue la propaganda franquista, la violencia estuvo allí muy presente y no sólo en la derecha “fascista”, sino en los grupos mayoritarios de la izquierda, cuya adhesión a las reglas de eso que, despectivamente denominaban, democracia burguesa, era menos que liviana. No creo que haga falta traer hechos y declaraciones que corroboren esto. Es más, me gustaría que sara tuviera razón aunque, a veces, la falta de distanciamiento -especialmente en la izquierda- con relación a los violentos y poco democráticos de la época mencionada, me hace dudar.

  10. No le deis más vueltas, la II República no fracasó, se la llevó por delante un fracasado golpe de estado militar que degeneró en tres años de guerra civil en la que tuvieron que intervenir el nazismo alemán y el fascio italiano para poder doblegar a las Instituciones republicanas y al pueblo en armas que las apoyaba. Los españoles como todos los pueblos estaban preparados para la democracia y de no mediar golpe de estado o de no haber intervenido las potencias fascistas, la República hubiera durado hasta hoy día.

    • No fue una guerra del malvado ejército español y los malvados nazis y fascistas contra el pueblo español. Fue una parte del pueblo español contra otra parte, por eso se llama guerra “civil”. Mi familia era parte del pueblo y la tuve en los dos bandos desde un secretario de Azaña hasta un gobernador militar

      • S todas las guerras son odiosas, las civiles lo son más aún porque sacan los peores instintos de la persona, y hacen que comportamientos paranóicos sean la pauta en vez de la excepción

      • Si fue una guerra de parte del ejército (la que se sublevó), y los pocos falangistas que había, apoyados por compañías enteras de los ejércitos nazi alemán y fascista italiano contra el pueblo español y nunca mejor dicho porque para parar el golpe de estado tuvieron que salir a la calle y después participar en el guerra las milicias populares compuestas por ciudadanos y gente del pueblo. Has de saber que los regímenes fascistas alemán e italiano no solo dieron cobertura logística a Franco y bloquearon los puertos para que la República no recibiera ayuda sino que también enviaron parte de sus ejércitos a combatir en el campo de batalla habiendo bastantes batallas sonadas donde participaron con desigual suerte y siendo responsables entre otras del bombardeo de Guernica.

    • Totalmente de acuerdo contigo Ernesto. Franco tuvo una ayuda total con Alemania e Italia porque se saltaron a la torera el pacto de no intervención. Y hasta que Stalin no se decidió a saltárselo también ,en vistas de que ni Francia ni Inglaterra abrian la boca, pues pasaron algunos meses en los que los rebeldes con ayuda de las potencias del Eje tomaron una ventaja que no pudieron los republicanos superar.
      La realidad es que los rebeldes eran muchos mas porque contaban con los regulares de Marruecos, un ejército sanguinario, que por donde pasaba tenía permiso para cometer las mayores atrocidades con la población civil. Eso no lo hizo nunca la república. Prieto recordaba siempre a los milicianos que cuando un avión caía en zona republicana, el soldado estaba fuera de combate y como tal se le debía tratar, ya no pertenecía a un bando o a otro, era un herido de guerra y no se podían ensañar con él.
      La actitud y las razones de un bando eran muy diferentes a las del otro, y nos han hecho creer los revisionistas que en los dos bandos se cometieron atrocidades. Claro , era una guerra, pero en algún bando hubo más ensañamiento que en otro, porque esa guerra era considerada una “cruzada”, y en nombre de Dios en este país se ha podido matar siempre sin que queden remordimientos ni culpas.

      • “Eso no lo hizo nunca la república” La foto del miliciano cayendo, el famoso icono de la guerra civil debido al gran fotógrafo Capa, resultó ser un posado. Pero hay otras fotos célebres de la guerra civil; las del patio del Cuartel de la Montaña, tras la derrota de los subblevados, son impresionantes: aun en blanco y negro. estremece observar en ellas la clara marca del tiro de gracia que recibieron los defensores del cuartel tras su rendición. Hay muchos más episodios tan poco edificantes como éste -algunos incluso más crueles- que creo que son un desmentido sobrado de esa bucólica visión. A mí no se me ocurre ninguno más brutal que el asesinato de Andreu Nin, según lo que se conoce. No es que yo tenga ahora simpatía política por un tipo que, de haber podido, quizá hubiera sido tan cruel como fueron sus verdugos, pero estremece el relato de lo que le hicieron, de los cómplices que hubo en ello y de cómo el asunto se tapó y, todavía hoy sigue siendo un misterio dónde lo enterraron, sin que ninguna “memoria histórica” lo reivindique.

  11. “Esos dos primeros años fueron de confianza (…) mientras que la segunda fase (1934 y 1935) fue un periodo de retroceso y exasperación”

    Vale que es un resumen escueto de cinco años y pico muy intensos pero, vaya, en tan escueto resumen ya cabe bien el sesgo. Porque vamos, una Constitución, justamente calificada de doctrinaria, unas quemas de conventos condenadas por los republicanos sensatos, pero recibidas alborozo por sus socios menos sensatos y menos fervientes republicanos, no dibujan años “de confianza” para esa parte, amplia, de la población que fue intencionadamente excluida de la redacción de una Constitución que, no se recuerda suficientemente, nunca recibió el refrendo de la población. Al contrario, la primera ocasión de votar a Cortes sirvió para que los grupos excluidos de la redacción ganaran las elecciones. En fin, que poca confianza y que lo que mal empieza…

  12. En la entrada se apuntan varias respuestas a la pregunta pero yo tengo una muy clara: la república venía a romper una tradición de siglos de conservadurismo político y religioso, de tinte moárquico. Lo que se ha llamado nacional catolicismo, que es un fenómeno muy propio de España, y al que la experiencia republicana era ajeno por completo. Por mucho que lo intentaran los políticos de derechas o de centro (que muchos no lo intentaron) el país no estaba preparado para vivir una experiencia republicana sin traumas

  13. Hay otro aspecto que se toca poco: la república siempre se presenta con un tono de reivindicación y fuerza, que echa a muchos para atrás

    • Ser republicano en Francia es la norma, aquí es la excepción. Ellos son ciudadanos, nosotros somos súbditos de un rey. Ellos se quitaron de encima a los reyes hace 220 años, y nosotros los seguimos soportando estoicamente. Siempre lo republicano va a tener un aire de violencia, como lo tuvo la revolución francesa

      • Lo republicano no tiene que tener un aire de violencia, si fuera así quedaría deslegitimado. No puede usted comparar la situación actual de los “súbditos” como usted llama de hoy a los súbditos de finales del XVIII. Todo lo que entonces pedían está hoy conseguido y superado, entonces no son situaciones comparables. De hecho hay quien aboga por revisar y cambiar la letra de “La Marsellesa”.

      • Seis de los diez primeros países en el Índice de Desarrollo Humano, entre ellos los tres primeros clasificados, se definen como monarquías constitucionales. Entre estos diez primeros no figura Francia, que aparece en el puesto 14 en el IDH de 2010. En el segundo en la clasificación, Australia, se celebró un referéndum, sobre la forma de estado en 1999, ganado por la continuidad de la forma monárquica.

        Puede haber quien prefiera Francia y sus presidentes (Mitterrand y Giscard incluidos) a Nueva Zelanda, pero convendría un poco más de comedimiento en la calificación de quien no encuentra especial encanto a las experiencias republicanas en España: la primera esperpéntica y la segunda productora de una Constitución voluntariamente sectaria, que nunca fue sometida a Referéndum, por el fundado temor de que no hubiera sido aprobada.

      • Si usted califica de “referendum” a la farsa que tuvimos en este país en 1978, entonces es que hablamos de cosas distintas. Una consulta con las pistolas de los militares aún sobre la mesa, con los cargos judiciales, policiales y políticos copados por franquistas, lo que se presentó a país fue una píldora que tuvimos que tragar, sí o sí. Como ha contado Peces Barba, en el último momento tuvieron una visita” de un militar que les dictó el contenido del artículo sobre la unidad de España, que había estado en discusión. Así que referendum, no sé…

  14. Como hace ya tanto tiempo que lo leí, no recuerdo el lugar, podría ser en “CONSTITUCIONES Y PERIODOS CONSTITUYENTES EN ESPAÑA, 1808-1936” de SOLE TURA, JORDI y AJA, ELISEO. El asunto es que la actual Constitución presenta una diferencia sustancial en relación a las anteriores: ésta sí fue el resultado de una negociación, una transacción entre las diversas corrientes y no, como todos sus antecedentes, Constitución de la Segunda República incluida, un trágala para la mitad del país.

    Veo perfectamente capaz a don Gregorio de reescribir la historia para que su contenido cuadre con lo que la coyuntura mande, pero creo que ése no era el asunto propuesto, sino las razones del fracaso de la II República. El sectarismo, voluntariamente perseguido, de la Constitución de la II República, explica que no se sometiera a referéndum y esa ausencia de ratificación es la prueba de que no era una constitución inclusiva, sino excluyente de una parte, que se temía mayoritaria, de la población. Y ésa es una causa fundamental del fracaso de la Segunda Reública.

    • Gloria yo fui a votar en ese referendum y no recuerdo a nadie que me obligara, ni me intimidara para votar a favor de esa Constitución, cosa que no se puede decir en otras zonas de España donde si intimidaron, y no precisamente franquistas, para votar NO. Así que no se porque pone usted en duda la legitimidad de una constitución que ha hecho que España viva la época de mayor desarrollo de su historia y avances sociales y políticos en un clima de paz. Pero en fin alguno dirá que existes los perros verdes

      • Siempre a vueltas con el desarrollo económico, ya se ve en qué ha quedado después del tsunami del ladrillo. No es eso no lo que más me importa sino vivir bajo un régimen político que no he elegido porque fue impuesto por Franco. Y con una constitución que necesita remiendos por todas partes. La crispación que vive este país con tanto neo-franquista negando la aplicación de la ley de memoria histórica es otro hecho que avala el fracaso parcial de la constitución

    • Era inútil toda tentativa de hacer algo serio cuando en 1931 todos los monárquicos y elementos de derechas (excepto los posibilistas de la CEDA) se desvincularon de la suerte de la república. Crearon Acción Española y comenzaron a conspirar dentro y fuera de los cuarteles. Esa fue la “colaboración” de medio país al éxito del nuevo gobierno

      • También los intelectuales tuvieron su parte. Se creían que eso de la república era un juego y cuando vieron que los privilegios de los de siempre no salían ni con lija, sino que se armaban para atacar, se echaron atrás con el “No es esto, no es esto” de Ortega

      • Disculpe usted pero me parece que la CEDA se funda en marzo del 33 y se convierte en la fuerza con mayor representación en Cortes en noviembre de ese mismo año. Creo que le convendría revisar la cronología y la propia naturaleza de Acción Española (la revista que aglutinaba a intelectuales de la derecha) y de la CEDA, el partido de masas cuya entrada en el gobierno fue la excusa para el otro alzamiento, el de 1934.

        Pero vaya, viene bien para agregar otra causa al fracaso: el alzamiento del 34, con la excusa de la entrada de la CEDA en el gobierno, parece mostrar una izquierda -una parte grande y poderosa de ella- que no cree en una república burguesa, con sus aburridos juegos de mayorías y minorías y de alternancias en el poder. Y para que no hubiera fracasado la Segunda República hubiera sido necesaria, también, una izquierda que mayoritariamente aceptara una democracia en la que cabía la posibilidad de perder las elecciones y pasar a la oposición.

      • La parte de los intelectuales, que dice kino. Don José Ortega y Gasset, Don Gregorio Marañón y Don Ramón Pérez de Ayala, los conocidos creadores de La Agrupación al Servicio de la República, podían ser republicanos, antimonárquicos y ver la solución en algún real o utópico modelo europeo; pero no eran revolucionarios y la deriva revolucionaria los espantó. Ahí está otra respuesta al fracaso de la Segunda República: porque rapidamente se apartó de lo que sus mentores intelectuales creían que iba a ser, dirigiéndose a una deriva revolucionaria.

      • El problema es que la actitud de la derecha convirtió en potenciales revolucionarios a los que eran fervientes republicanos. Ese vaciado de contenido de la república hizo que los intelectuales fueran desertando poco a poco. Pero si el Ejército hubiera sido leal y no golpista, las cosas hubieran discurrido de otro modo

      • Así, kino, que usted cree que fue “la actitud de la derecha”. Supongo que para ello ha de obviar las múltiples aclaraciones que el indiscutible dirigente socialista y de la UGT, señor Largo Caballero, hizo sobre la relación de su partido y la legalidad, la democracia y la libertad. Hay muchas citas suyas colgadas en la red. En la wikiquote tienen una de 1932, que me parece muy clarificadora:
        “El Partido socialista no es un partido reformista (…) cuando ha habido necesidad de romper con la legalidad, sin ningún reparo y sin escrúpulo. El temperamento, la ideología, y la educación de nuestro partido no son para ir al reformismo”. Durante su discurso en el XIII Congreso del PSOE, celebrado en 1932, siendo Ministro de Trabajo.

    • ¿Todo lo que pedían entonces está conseguido hoy? y apunto de perderlo, diría yo. Y no siempre lo que está escrito en forma de ley se cumple….¿ Y las situaciones no son comparables? ¿El poder del mas fuerte frente al más débil? Eso no pasa de moda, es atemporal, y ya va siendo hora de que lo declaremos pasado de moda oficialmente adaptando las instituciones, las mentes y las políticas a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades.

  15. Como observo que muchos amigos del blog entráis en este texto, adjunto una información sobre el ciclo de conferencias que el profesor Ángel Viñas pronunciará del 11 al 15 de marzo sobre “La proyección como mecanismo explicativo de los mitos franquistas sobre la guerra civil”. Será en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid, de 11:30 a 13:30. El programa es:
    1ª La demonización de la experiencia republicana
    2ª: La ayuda fascista y la preparación de la sublevación
    3ª: El caso paradigmático de Guernica
    4ª: La presunta dominación soviética sobre la República y las ayudas exteriores
    5ª: Los mitos de la izquierda

    https://geografiaehistoria.ucm.es/data/cont/media/www/pag-10790/Conferencias%20Vi%C3%B1as%20UCM%20marzo%202013.pdf

    • Yo añadiría a la lista un libro que leí hace años y que tengo ganas de releer: “Guerra y vicisitudes de los españoles” de Julián Zugazagoitia. Es una mezcla excelente de crónica de guerra y de memoria personal muy bien escrita por un histórico del PSOE que intentó entender la guerra analizándola con pasión y verdad. El libro se publicó en 1940 en Buenos Aires y ese mismo año Zugazagoitia caía fusilado por los vencedores en el cementerio del este de Madrid. De lectura imprescindible.

      • Muy cierto, Sabino. Yo también lo leí pero no he conseguido averiguar dónde está. Me pareció una historia biográfica realmente sincera y muy esclarecedora de los sucesos de la GC. Sobre la lista de Gabrielón, me pasa como a tantos, que me suenan los libros pero he de reconocer que solo he leído un par de ellos

      • Esclerosis múltiple monárquica, gota y enriquecimiento excesivo. Es un buen momento para plantear un referéndum sobre la monarquía. Si lo hicieran, los Borbones ya pueden ir preparando las maletas.

    • Poncho, yo me quedo con otra versión, la de Unamuno en su artículo Justicia y bienestar, que publicó original en el diario madrileño Ahora: “Cada vez que oigo que hay que republicanizar algo me pongo a temblar esperando alguna estupidez inmensa. No injusticia, no, sino estupidez. Alguna estupidez auténtica, y esencial, y sustancial, y posterior al 14 de abril. Porque el 14 de abril no lo produjeron semejantes estupideces. Entonces los más de los que votaron la República ni sabían lo que es ella, ni sabían lo que iba a ser “esta” República. ¡Que si lo hubieran sabido…!” Lo reproduce ABC en su totalidad, aquí, http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1961/06/25/089.html y tengo el gusto de recomendarlo para quien no lo conozca, por si alguien aún cree de buena fe en aquella república como un mito.

    • Se está identificando siempre la República con un régimen de justicia social. Creo que es un error. Puede haber justicia social en un régimen republicano, en un régimen monárquico o en cualquier otro que se pueda inventar. La República consiste esencialmente en cambiar la forma de ejercer la Jefatura del Estado y su elección. La instauración de un régimen republicano debería realizarse con independencia de ideologías y ser una República integradora y de todos. En caso contrario estará abocada al fracaso.

      • Es curioso que los neoterroristas de EH Bildu reivindiquen la Segunda República española, un estado integral que únicamente reconoció el Estatuto catalán en 1932. De aquella el PNV hacía causa común con los reaccionarios carlistas de la Comunión Tradicionalista contra los rojos de Madrid. Querían su particular “Gibraltar vaticanista” (el fracasado estatuto de Estella) en Euskadi y Navarra. El estatuto vasco sólo se aprobó en octubre de 1936, ya en plena guerra civil, para comprometer al PNV, hasta ese momento reticente, en la lucha contra los golpistas. Luego, tras la caída de Bilbao, vino la inaudita traición del Pacto de Santoña, la rendición por separado del “Euzko Gudarostea” (los batallones peneuvistas del ejército vasco) al ejército italiano. Los republicanos españoles se quedaron estupefactos ante la traición nacionalista vasca. Naturalmente, Franco no aceptó pacto alguno y los valerosos gudaris acabaron presos, fusilados o incorporados al ejército “nacional.” Pues nada, haciendo abstracción de todo esto, los amigos de ETA nos informan de su republicanismo visceral, poniendo una banderita tricolor en el ayuntamiento donostiarra, cuando sus ancestros, como el ultranacionalista Elías Gallastegui “gudari” (“feniano de bolsillo” según Unamuno), se negaron a participar en una guerra “entre españoles.” Así se escribe la historia en Euskal Herria. O Euskal-mentira.

  16. Creo que el momento de la abdicación de Juan Carlos no es casualidad. Viendo el resultado de las Elecciones Europeas, si se trasladase al parlamento, el respaldo parlamentario sería dudoso o dividido. Así que en previsión de hipotéticos futuros parlamentos se abdica cuando hay respaldo por mayoría absoluta conservadora.

    • No nos podemos dejar marear. Si el rey ha abdicado sus motivos tendrá. No debería precipitarse un nombramiento de un nuevo rey sin que haya un debate nacional y precisamente me temo que ahorra es el momento en el que quieren evitar que lo haya con lo que se diría que se quieren colocar antes de que cambien las tornas dando todavía una más penosa imagen que se suma a la ya bastante penosa imagen que viene dando últimamente la institución. El rey se va pues adiós y a otra cosa. Hay muchas cosas muy importantes por hacer antes que nombrar a un nuevo rey que no sirve para nada. Analicemos los pros y los contras de una república y actuemos en consecuencia. También lo podemos dejar para las elecciones generales y que cada partido se posicione y lo incorpore o no a su programa y asuma los resultados. Nombrar deprisa y corriendo al príncipe va a ser el mayor error que cometa el PSOE desde que zapatero bajo las orejas ante las peticiones alemanas y cambió su política en vez de dimitir.

      • No entiendo muy bien, que se hable de esto como un cambio y que necesita que haya un debate nacional. ¿Se pide un debate nacional para cambiar el modelo de Estado si dimite el presidente del gobierno?. Los españoles tenemos una Constitución, refrendada por una gran mayoría en referéndum, donde se recoge que la forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. En el Título II, se regula todo lo relativo a la corona, incluida la sucesión. Luego si se quiere cambiar algo, refrendado por casi el 90% de los votantes, no hay que abrir un debate nacional y dejar en suspenso la proclamación del príncipe como rey. El que quiera cambiar algo, democráticamente, que es como se les llena la boca a los que están hablando de esto, lo que tiene que hacer es incluirlo en su programa electoral, hacer el debate nacional que quiera, sin paralizar ningún nombramiento, ganar las elecciones y cambiar la Constitución, cambiando la forma política del Estado, el cambio de horarios al sistema anglosajón, la prohibición de comer callos con garbanzos o hacer festivos los jueves.
        La seguridad en un Estado democrático la da la seguridad jurídica, la da el saber que se cumplen las Leyes y que se siguen los pasos adecuados para cambiarlas. No da seguridad que cualquier iluminado se arrogue del derecho mesiánico a salvar un país o a llevar a cabo sus ideas, saltándose los cauces que nos hemos dado.
        Nunca he creído en la monarquía. Siempre he pensado que lo único que se puede legar en herencia son las propiedades adquiridas con el trabajo de uno, y la época en que los monarcas eran propietarios de los países y de sus súbditos ha pasado.
        Dicho esto la reflexión que me hago es ¿Es el momento de “botar”, como dicen en Hispanoamérica, la monarquía española?
        A pesar de pienso que la monarquía no debería existir, tengo mis dudas que este sea el mejor momento para hacerlo y no sé si una república nos traería un país mejor. España vive los momentos más crispados de la democracia. Es el momento donde más se han radicalizado las posturas dónde más división hay entre los españoles.
        Por tanto no sé si es el mejor momento para restaurar la república, creo que nos haría perder estabilidad y nos conduciría hacia un horizonte más incierto. Y las experiencias republicanas que hemos vivido me reafirman más en el convencimiento de que no es el momento de la III República Española.
        Hay un refrán que dice: “en tiempos de tribulación no hacer mudanzas”. Yo, de momento, seguiría como estamos. La Monarquía española no tiene ningún tipo de poder, simplemente es un gran relaciones públicas y una institución que puede dotar al país de una mayor estabilidad.

    • Es tal el desprestigio del Rey en estos momentos que lo mejor que podía hacer es dejar el Trono. Si bien “Don” Felipe debe de estar feliz por haber llegado a ser Rey, la que debe estar gozando a más no poder es “Doña” Letizia que de la nada pronto será “Reinita”, y por supuesto también “Doña” Paloma que de antigua simpatizante de la República pronto será la Madre de la Reina. Quien diría, que Uno puede pasar de un día para otro de Republicano a Monárquico. Estoy deseando ver a la Gente de a pié doblando la rodilla ante Letizia (perdón Doña Letizia) y a los Periodistas tratando de Majestad a la Periodista !!

  17. Me parece a mi que la gente da excesiva importancia a un rey que no gobierna y a la forma de estado, si es monarquía o república. Lo verdaderamente importante y preocupante es quienes nos gobiernan y como nos gobiernan. Como se eligen y si la ley electoral representa verdaderamente la voluntad del pueblo o mediante artificios matemáticos (ley d’Hont, circunscripción provincial) se inflan los resultados de ciertos partidos, dándonos un parlamento que no refleja lo que han votado los ciudadanos. Y luego la mentalidad de esos políticos electos, que la mayoría creen que el voto es un cheque en blanco para hacer lo que les da la gana durante 4 años. Eso es lo importante, no si somos una monarquía o una república, en la que en ambos casos el jefe de estado no tiene poder ejecutivo, solo representativo.

    • Abdicar no es suficiente, no a un nuevo Rey, no a la Monarquía. Es socialmente necesario, higiénicamente necesario, que se consulte a la sociedad y se sepa si esta quiere un nuevo monarca. Aunque por respeto a Franco, nada de referéndum sobre monarquía o república. que siga todo atado y bien atado, no sea que la casta pierda privilegios.

  18. Es un momento histórico, por que la abdicación no sólo supone un cambio de rey, sino el comienzo de un gran debate (que era muy necesario en este país) sobre una nueva España más allá del 78. Creo que D.Juan Carlos lo sabía muy bien, que ya ha llegado el momento de un mínimo de madurez en esta jaula de grillos que es España: Gobierno, constitución, democracia, políticas, valores, todo debe estar entre dicho y todo necesita reformarse para superar de una vez la transición. Nuevamente se sacrifica por España y por los españoles.

    • ¿Se sacrifica por la democracia en España? ¿Como el 23F? Esa supuesta inestimable labor democrática: 1) es una falacia extendida en España porque en Europa no tienen ni idea de quién es y en Latinoamérica se cachondean 2) en cada de uno de esos fructíferos negocios se ha llevado comisión de los selectos empresarios que lo acompañaban en sus viajes (en plan “La Escopeta Nacional”) Es el “biempagao” de España

  19. En este país hay un exceso de impaciencia y falta de capacidad para reposar las noticias antes de salir a la palestra. Los unos ya están pidiendo la república y me sorprendo ahora con un Artur Mas poniéndose en el centro de la decisión, ¡faltaría más!. Voy a reflexionar sobre un asunto importante. República, ¿pero qué modelo? Podemos optar a una república presidencialista como la Americana donde el presidente lleva el poder político. O una república como la Italiana o Alemana donde el primer ministro tiene los poderes y el presidente es algo más que un florero. O el modelo francés, donde presidente y primer ministro tienen poderes y podemos llegar a un punto en el que uno boicotee al otro. ¿Nos imaginamos a un presidente como Aznar y un primer ministro como Zapatero? Podría ocurrir, no se me asusten, si optamos al modelo francés. Por el contrario, tenemos la monarquía donde se tiene a una familia a la que se la educa, se la entrena y se la mantiene para hacer de representante del pueblo español. Sí, tal vez sea muy caro, pero más caro es mantener a la casta banquera y empresarial española que hace menos.

    • Estoy de acuerdo con Arsenio. Una monarquía democrática no tiene por qué ser un sistema peor que una república. ¿De qué monarquías y de qué repúblicas estamos hablando? Mala es la monarquía absoluta y teocrática de Arabia Saudita; pero tan mala o peor es la república popular de Corea del Norte. Algunos de los países más desarrollados son monarquías (Japón, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, países escandinavos) y algunos de los más zarrapastrosos, repúblicas. Claro que los cráneos privilegiados que babean de placer oyendo hablar al finado Chávez o a su sucesor Maduro y que proponen el populismo sudamericano como modelo a seguir no entienden que una monarquía pueda ser mejor que una república. Pero esta gente no entiende nada de nada y habla por hablar. Además, como son “progresistas” ya está todo justificado: cualquier tropelía, cualquier gilipollez, cualquier mentira. Por cierto, y hablando de populismos, circula por you tube una conferencia del Pablo Iglesias en una herriko de Pamplona. Basta con escuchar los dos o tres primeros minutos para echar a correr sin mirar atrás. Y este tío es el “regenerador” de España para algunos.

      • Lo cierto es que en la práctica, lo mismo da una república no presidencialista que una monarquía constitucional que no interfiere en los asuntos públicos. Al margen de si es más caro o no, puede pesar la tradición y el apego de la gente a una forma de gobierno que, al menos en España, tiene siglos de vigencia. Mientras no den la lata demasiado, a mi no me produce urticaria que haya un rey o una reina, o un presidente/a de la república.

  20. De acuerdo contigo Vito. Si los Borbones se comportan correctamente y no roban es aceptable una monarquía democrática y constitucional. Además, tenemos el precedente de dos Repúblicas que acabaron como el rosario de la aurora.

    • Efectivamente, y si hay que cambiar la forma de Estado, se reforma la constitución en ese sentido, y que los españoles tranquilamente se lo piensen y voten en conciencia sopesando las ventajas e inconvenientes de las dos formas habituales: monarquía o república, que ambas tienen sus ventajas e inconvenientes. Y se reforma la Constitución, se vota y que salga lo que salga. Pero hacerlo tranquilamente, por supuesto exigiendo que se plantee, no que se aplace sine die, pero tampoco hacerlo ahora deprisa y corriendo, solo porque algunos partidos que han aumentado su voto en las europeas quieran aprovechar la crisis y el descontento para llevar el agua a su molino, y hacer un cambio radical que además en poco o en nada ayudaría a salir de la crisis y cambiar las cosas, porque la jefatura del estado no es mas que un puesto representativo, no tiene poder. Y que conste, que planteadas las cosas así, serenamente y en condiciones que permitan el voto con la cabeza y no visceral, yo con toda seguridad votaría república.

    • Decir que la II Republica fue un desastre es como decir que el Matrimonio es el máximo responsable del Divorcio. Fue un Monárquico quien decidió poner fin a la II República liándose a tiros con todo el que no pensaba como él. Los Republicanos no queremos acabar ahora con la monarquía matando a los monárquicos, sino de la manera más demócrate que existe en el mundo: VOTANDO

      • ¿Pero votando cuando? En las próximas generales todos los partidos que quieran, pueden llevar en su programa cambiar la forma política del Estado, los españoles elegiremos a nuestros representantes sabiendo lo que queremos y la postura de los partidos. Se escucha mucho el grito de “Los Borbones a las elecciones” y Pablo Iglesias, la nueva superstar del populismo acaba de declarar que si Felipe quiere ser Rey que gane unas elecciones. Sé que es doctor en Ciencias Políticas, pero él tiene que saber que las leyes son para cumplirlas y que las Leyes regulan como se produce la sucesión a la Corona. La Constitución fue refrendada por casi el 90% de los votantes. Si quiere cambiar eso, lo que tienen que hacer es ganar unas elecciones con PODEMOS, si es que puede. Si no puede, pues nada, a seguir aprovechando el tirón superstar televisivo, a seguir cobrando de una “democracia” como Venezuela y a seguir dirigiendo programas para una TV que los vende a las dictaduras árabes. Parece ser que no tiene problemas morales ni éticos para cobrar. Cuando se trata de cobrar uno, da igual quien ponga la pasta. Si se trata de lo que cobren otros somos más exigentes con la ética. Ya se sabe se ve antes la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

  21. Lo que no me explico es por qué se tiene la idea “equivocada” de que ser republicano es de izquierdas. De los 24 países que conforman la UE, 17 son repúblicas, como Italia, Francia o Alemania, y en éste actualmente gobierna la conservadora Merkel. Ser republicano sólo significa que el Jefe de Estado no debe ser de la realeza.

    • Buena pregunta. Yo conozco en mi entorno cercano a varias personas de centro-derecha que preferirían una república. Sin embargo, si hubiera un referendum, se lo pensarían antes de votar por esa opción. El miedo es que, como es la izquierda radical la que impulsa la moción y hace el más ruido (o todo el ruido), un voto en contra de la monarquía sería interpretado, especialmente por los que lo promueven, como un voto por la izquierda. Con eso, los republicanos de derecha se ven ante dos escenarios negativos: votar a favor de una monarquía que no desean, o votar en contra de ella y que su voto se vea identificado como a favor de una corriente ideológica que no comparten. Los partidos de izquierda que promueven la república bien harían en no mezclar ideología económica o social con el debate monarquía-república, pues perderán muchos votos (tal vez empezando por dejar de utilizar la tricolor, que está identificada con la izquierda). Saludos.

    • Los procesos electorales son caros muy caros . La polemica a mi me parece absurda, teniendo en cuenta nuestros sistema en que el rey no tiene competencias constitucionales, Si lo suprimimos eliminamos la figura del jefe de estado y nos concentramos en el presidente del gobierno y en su control Si hay que elegir entre monarquia y republlica pues nos quedamos como estamos, yo creo que es mas barato y menos lio .De todas maneras yo creo que esto es una excusa , lo que los ciudadanos están reclamando es una reforma constitucional.

  22. Yo la verdad es que no comprendo el interés de la gente por la dichosa república. ¿Qué es lo que aporta en realidad? Menos estabilidad, menos prestigio internacional y menos preparación de sus presidentes de gobierno. Hagamos un simple ejercicio de reflexión, ¿A quién pondríamos ahora como jefe del gobierno? ¿A Rajoy? ¿Rubalcaba? ¿Quizá Zapatero? ¿Pablo Iglesias? ¿Un jefe de los sindicatos? Vamos, que alguien me nombre una figura a la altura del príncipe Felipe, en preparación, prestigio e integridad. Vamos, no se acobarden. Porque antes de descartar un sistema, hay que tener clarísimo aquello que lo sustituirá.

    • Por tu corazón juzgas a lo ajeno. En cuanto a prestigio, no hay que ver el que tengan dentro, sino el que tienen fuera. No creo que un rey tenga mucho prestigio ante el 90% de la humanidad, que es republicana. Ni por supuesto, dar por válida la imagen que nos proyectan los medios de comunicación monárquicos, sobre como ven al rey desde fuera, eso es un lavado de cerebro total.

    • Es un problema de competencias. La institución corona en España es simbólica, no tiene competencias, el famoso reina pero no gobierna. En las repúblicas, la presidencia tiene una serie de competencias y capacidad intervencionista en el gobierno, lo que significa mayor democracia, ya que con mi voto tengo capacidad de intervenir en el mismo gobierno por dos vías diferentes. La corona española es superficial. Fíjate si lo es que en 39 años nadie ha legislado el desarrollo de sus competencias. No pasan de ser una imagen, un discurso navideño y un rubrica leyes estatales y títulos universitarios. No obstante, con la abdicación del Jefe del Estado español, creo que deberíamos ser conscientes de su importancia. Parece un hecho frugal. Y para una sociedad democrática, un hecho tan trascendental y accidental debería, bajo mi punto de vista, ser motivo de disolución de las cortes y pronunciamiento del pueblo soberano.

      • Yaiza, lo de superficial está solo en su mente. La corona hace de árbitro entre las diferentes facciones, y debe estar por encima de las rencillas peleas y rivalidades de los políticos. ¿Quiere una prueba de su eficacia? Pues se la doy: En estos 39 años, un día, solo un día de trabajo ya los merecieron. Un infausto día del año 81 en el cual, en una noche de pánico y nervios, con la población amedrentada y recogida en sus casas y la acorazada Brunete a punto de salir para Madrid. Un hombre, uno solo, nos evitó otra dictadura militar, posiblemente peor que la pasada y que tal vez hubiese durado estos 39 años. Y solo por ese día. Un solo día. Ya se ganó el Rey su derecho a reinar. De sus viajes al extranjero, sus contactos internacionales y el prestigio que aporta a nuestro país no me voy a molestar en hablarle. Pero lo que si le diré, es que ningún político vivo en este momento en el país, le llega a la suela de los zapatos. Y, por preservar la paz y haber protegido nuestra libertad: ¡Viva el Rey!

      • Quidam, el papel que atribuye al rey el 23F está más que discutido y no es porque me crea la versión Urbano al pié de la letra, sino por muchos otros testimonios. En cualquier caso, creo que debería desprenderse de ciertos prejuicios. No veo por qué es mejor atribuir la Jefatura del Estado a una familia en propiedad y que ésta se herede por su hijo/a primogénita, yo prefiero elegir al que quiero de que sea Jefe de Estado de mi país, no veo la bobería por ningún sitio, ambos sistemas funcionan bien, pero es cuestión, como todo o casi todo en la vida, de preferencias, y yo no prefiero la Monarquía, eso es todo, no emita juicios de valor, ni ponga etiquetas.

  23. Teóricamente, lo más democrático es escoger al jefe del estado. Que a la familia Borbón le corresponda en propiedad la jefatura de un estado y encima la puedan heredar de padres a hijos resulta escandaloso. La monarquía es una supervivencia del antiguo régimen, cuando los estados eran patrimoniales, que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días en contados países. También es verdad que en las monarquías democráticas el titular de la soberanía es la nación y el rey no es más que un símbolo de la identidad y la permanencia del estado. En España el rey ni reina ni gobierna. Dicen que es el fiel de la balanza en el conjunto de las relaciones institucionales del estado. Un árbitro, un moderador. Es posible. Y en el exterior parece que ejerce de relaciones públicas de algunos intereses empresariales relacionados con España y cobra muy bien por su labor de intermediario. En ese sentido, igual el rey es útil; pero yo no lo sé a ciencia cierta. Quizá no sea otra cosa que un parásito del que podemos prescindir. Ahora bien, la catadura en España de los defensores de la república da escalofríos. Defienden una forma de estado más, con sus pros y sus contras, de manera irracional y demagógica. Como si una república fuera la forma suprema de la perfección y la democracia. Encima se acompañan de banderas rojas comunistas. No sé qué coño tiene que ver la bandera tricolor de la democracia española entre 1931-1936 con la bandera roja de los genocidas de la coz y el martillazo. Por cierto, que el PCE consideró hasta 1935 a la república española como un “régimen burgués socialfascista.” Los comunistas y comunistoides que hoy defienden el republicanismo (?) hacen de él una religión intolerante de extrema izquierda. Todo lo que toca esta gente lo convierte en mierda; son como el rey Midas, pero al revés. Sectarios, reaccionarios e ignorantes, para ellos la Segunda República es como el paraíso perdido al que conviene volver. Su república es la de hace más de 70 años. Lo bueno queda atrás: he ahí la genial propuesta de los comunistas. Lo “bueno” que terminó en un golpe de estado, una guerra civil y 40 añitos a la sombra. Tiene mucha razón Gloria: con esa actitud espantan a muchos posibles republicanos moderados (no únicamente de derechas) que no entienden qué tiene que ver el comunismo (o toda la chatarra ideológica asimilable al comunismo) con una república democrática. Casi da la impresión de que no se trata de escoger entre dos formas diferentes de democracia (monarquía o república) sino entre comunismo o democracia. Yo me quedo con una monarquía democrática con todas sus insuficiencias. La bazofia comunista, fracasada y ensangrentada, que se la trague otro, por mucho que la intenten camuflar de “república.”

    • Yo llegué a España con la muerte de Franco. Y este era un agujero tercermundista y gris. Todos decidieron correr un velo, no solo los de derechas. Socialistas y comunistas, todos participaron de ello. Ese era el acuerdo, unos “olvidaban” y los otros permitían el progreso. Es duro no saber dónde están tus muertos, pero hay que tener un poco de sentido histórico, y valorar también que hubo que hacer sacrificios. Ahora sin duda es el momento de cerrar aquellas heridas, y dar respuestas, pero ¿porqué culpar a los que en aquel momento sacaron a este país de la miseria moral en la que llevaba metida siglos, y nos han dado más de 30 años de progreso y cierto atisbo de libertad, como nunca antes los ha vivido este país?

      • Juan, muy sencillo, porque la componenda .. tenia como ingrediente el regalo franquista que sigue vigente .. la monarquía,,, ya tendría que desaparecer .. su trayectoria ha sido vergonzosa y estéril.. promiscua y corrupta .. ellos han labrado la repulsa popular… y mientras mas permanezcan .. peor será ese repudio.

      • El 23F de 1981 desapareció todo peligro de involucionismo en España, que de todas formas jamás hubiera triunfado sin Franco, dado el contexto europeo. A partir de ese momento, el PSOE se dedicó a blindarse junto a una monarquía que, por muy parlamentaria que sea, siempre será un sistema antidemocrático en su propia esencia y basado en elementos emocionales, por no decir irracionales, cultivados a base de pura y simple publicidad que, encima, pagamos nosotros mismos. Este periodo ha terminado, y el tiempo que tarde el PSOE en entenderlo y cambiar radicalmente el discurso y las decisiones será proporcional al tamaño de su desastre, porque en este momento todos sus militantes, afiliados y simpatizantes saben que pueden ir a otros partidos en los que se van a encontrar mejor con su conciencia e igual de mal con su economía.

    • 100% de acuerdo. Hay una cosa por la que quizás en España, a pesar de que la Monarquía Hereditaria no hay por donde cogerla hoy día, es mejor una Monarquía Parlamentaria. En un país muy de blancos y negros, de extremismos, de divisiones, de guerracivilistas, de los que la historia nos ha dado numerosas muestras, quizás sea mejor que haya alguien ajeno a los partidos, que pueda servir de moderador en momentos difíciles

      • De acuerdo, ¿dónde está el problema de pedir la opinión de la ciudadanía por medio de un plebiscito, que lo gana seguro? Esta monarquía renacida bajo las alas de don Francisco va a arrastrar siempre ese pecado de origen, salvo que alguno de sus representantes tenga la valentía de preguntar a la gente. Y sobre lo de ser moderador en momentos difíciles, vaya papelón que hizo el Borbón el 23 F, si esa es la referencia, apaga y vámonos.

      • Hasta el mismo Pedro Jota se ha mostrado partidario de una reforma de la Constitución. Ha recordado que “no se trata de un código sagrado, ni un sancta santorum” y que el texto se puede cambiar “siempre que se aborde con la legalidad”. “Se trata de abordar una reforma constitucional para evitar la putrefacción del sistema”, ha añadido parafraseando a Alas Clarín. “Si queremos evitar una nueva desventura de la libertad impulsemos las reformas de nuestras instituciones, no sea que algún día nos tengamos que referir a la Constitución como a “ese libraco”. Completamente de acuerdo.

      • Sr. Pedro J., si al aprobarse la Constitución y durante todas estas décadas, se tenía muy claro que la meta era volver a los “nacionalismos”, da la impresión que dicha tardanza en conseguirlo es debida a: 1.- Enriquecimiento sin límites de miles de oportunistas con la “patita” en la política (…que lleva su tiempo), y 2.- Una vez forrados hasta decir basta, nos cargamos el Estado, España y a seguir viviendo en estos palacetes en los diversos pueblos de España (en pueblos donde antes pastaban las vacas, ahora aterrizan ultraligeros, o bajan de limusinas ejércitos de reyezuelos), ejerciendo de reyezuelos y tiranos del español trabajador. Conclusión, más de 40 años son muchos para un proceso autonómico, que no ha destruido a España, sino a todos los españoles honrados, con moral y trabajadores.

      • Una perla, en efecto. Supongo que después de llevar nueve años como presidente, y no poder llamar a su forma de estado república, por cuestiones meramente dialécticas, pues “república” o “republicano” representaba lo contrario al orden ilegalmente establecido después del golpe militar, fue lo que le llevo a Franco a plantear la forma del estado como Reino de España, pero curiosamente con un rey en el exilio -como mandan los cánones de las nuevas repúblicas-. La artimaña que utilizó Franco con Juan y con su hijo Juan Carlos no era nueva en España, habida cuenta de que ya la utilizó Napoleón con Carlos IV y Fernando VII. Conocedores de la desmedida ambición de los Borbones, ambos les ofrecen el reino a los hijos impostores, pero con la condición de que estos solo serán reyes cuando los dictadores lo estimen oportuno. Se llame como se llame, y se pinte como se pinte, desde 1933, y hasta la muerte del dictador, España continuó siendo una república, eso sí, con una ley de sucesión que, estoy seguro, Franco nunca se imagino que pudiera hacerse realidad.

      • ¿Y qué querías que dijera? Mirando Franco por detrás. ¿Te pongo las fotos de Felipe González, con camisa azul cantando el Cara al Sol? ¿O la cantidad de políticos de izquierda en la democracia que tuvieron puestos importantes en la dictadura? Te quedas en la superficie de las cosas, en la anécdota, como tantos

      • Lucas, no son casos comparables. Felipe o cualquier cantor del Cara al sol lo hicieron porque tocaba, era lo que había que hacer, pero pronto dejaron de hacer esas pavadas. Lo de Juan Carlos es otra cosa: acepta, contra la opinión expresa de su padre, el que Franco instaure una nueva monarquía, la franquista, de la que él es el primer representante. De ahí la razón por la que tantos pedimos un plebiscito. No se trata de la larga sucesión de reyes españoles, sino de un reinado engendrado durante una dictadura, y eso no es legítimo. Saludos

      • Gabrielon sólo te pido que la misma condescendencia que tienes con unos la tengas con los demás. Juan Carlos, desde el primer momento quiso guiar al país hacia la democracia nombrando a políticos reformistas que pudieran llevar a cabo el proceso democratizador. Luego que durante la vida de Franco le bailara el agua, no significa nada. Lo verdaderamente significativo fueron sus actos y la actitud que tomó después de la muerte de Franco. Podía haber hecho otra cosa, pero desmontó el Régimen desde dentro, para que se pudiera realizar un cambio paulatino y pacífico. Quien quiera obviar estos hechos y centrarse en unas anécdotas anteriores es libre de hacerlo, pero sólo se engaña a si mismo.

      • Lucas, no es condescendencia, al menos no era mi intención. Solo quiero poner el acento en el hecho de que la continuidad monárquica se rompe al aceptar Juan Carlos la corona contra la voluntad de su padre. Que luego haya actuado correctamente es cosa discutible. Que se lo pregunten al difunto Adolfo Suárez que tuvo que soportar el borboneo juancarlista y la falta de consideración con él y los que no se plegaban a sus deseos. Lo cuenta Urbano: aquí sobramos uno de los dos, y yo no pienso irme, le dijo a Suárez más de una vez

      • Es que a mi me da igual que se rompa o no la continuidad monárquica. Yo no creo en la monarquía. Yo simplemente analizo unos hechos y opino sobre la conveniencia o no de algo, pero lógicamente argumentando. A Adolfo Suárez, como bien dices, no lo podemos preguntar nada por su condición de difunto, y tampoco mucho antes por su enfermedad. Lo que cuenta Pilar Urbano no es demostrable, y para mi su palabra no es dogma de fe. No sé si esas cosas se las diría delante de ella o si se lo han contado y desconozco su veracidad. Lo que si sé es que fue Juan Carlos el que lo nombró Presidente del Gobierno, lo que supuso una sorpresa, y que sólo he visto muestras en público de cariño y admiración mutuas. En Adolfo Suárez, tienes otro ejemplo claro de porqué un pasado no tiene que deslegitimar el presente y el futuro. Esa persona que fue Vicesecretario General del Movimiento en época franquista entró en el primer gobierno tras la muerte de Franco y fue nombrado Ministro Secretario General del Movimiento, fue la que desmontó el Régimen y legalizó al Partido Comunista. Para mi no es necesario ningún plebiscito. Para mí lo que tienen que hacer los que quieran una república es ganar unas elecciones y cambiar la Constitución. Pero flaco favor hacemos a la República si salimos a la calle pidiendo un referéndum con banderas rojas con hoces y martillos. ¿Qué adhesiones puede tener, incluso de personas que puedan no querer una monarquía, con esas credenciales? ¿Queremos una República Española o sólo queremos una República del Frente Popular? ¿Aceptaríamos una República con un gobierno de otro signo o haríamos como el PSOE y los anarquistas en el 34?

  24. Es muy serio lo que se está jugando aquí. El régimen de la Segunda Restauración se cae a pedazos y el PSOE está decidiendo si se vincula definitivamente a él. Con la votación sobre la sucesión real el PSOE elige entre la mayoría de sus votantes o el ‘establishment’. Si se convierte en un partido dinástico, morirá con su dinastía, que tiene los días contados. Algunos no ha entendido que algo viejo ha muerto y algo nuevo ha nacido. Si no ha ocurrido ya, el PSOE dejará de ser la fuerza hegemónica de la izquierda. Está a una traición de ello.

    • ¿Acaso las socialdemocracias de Holanda, Bélgica, Noruega, Suecia y Dinamarca son secuestradores de la voluntad de sus afiliados y hacen el papel de mayordomos de la derecha? No sé si usted es o no afiliado al PSOE -cosa que a nadie nos interesa-, pero en su lugar no prometería, solemne o si solemnidad alguna, el abandono del barco máxime en circunstancias como las presentes donde es cuando objetivamente se aprecia y valora el sentimiento socialdemócrata de una persona que se dice integrada al PSOE, significándole que si en todos los partidos se concediese a sus integrantes la posibilidad de votar como desearan -restaurante y elección de platos del menú- el sistema democrático saltaría por los aires porque el parlamento en vez de ser el lugar donde se proponen, discuten y aprueban leyes se convertiría en una jaula de locas y grillos. El modelo de Estado pendular está bien para ciudadanos poco hechos a lo que es un Estado de derecho. En cualquier caso, yo si le digo que lo prefiero al que ofrecen los de partido único estilo castrismo y, actualmente chavismo y otras dictaduras comunistas o similares.

  25. Queda claro que los historiadores contemporáneos de Contemporánea son muy políticamente correctos. Ninguno de ellos alude a si es realmente muy monárquico -del género restaurado o instaurado, da igual- que el rey saliente se saltara el derecho a reinar de su padre, o que el rey entrante sea el hijo menor sólo porque es varón. Hechos consumados… Pero la política es el arte de lo posible y, si hay que tener un rey, prefiero al que llega, Felipe VI “el Preparado” (con nuestra guasa nacional. Tiene un perfil limpio, pulcramente esculpido durante años por su madre greco-germánica -eso se le nota mucho, y en su favor-, parece un hombre de orden, muy de su familia, le van las plebeyas, y no se sabe que le guste matar elefantes u otras especies. Todo eso suma. Si además acierta en la ya inminente lidia del tema catalán (habla la lengua y destaca que España “es diversa”), y en el impulso de unas reformas inteligentes de nuestra (démodée) Constitución, tendremos monarquía para (más) rato.España ha echado y traído a los Borbones varias veces, pero ahora ése no es el problema, ni debe serlo.

  26. Hay que preguntar a los ciudadanos qué forma de estado quieren y si no se hace así resulta que en España no existe democracia. Es un razonamiento tramposo similar al de los nacionalistas periféricos más radicales: como no se reconoce el derecho de autodeterminación, España es una dictadura encubierta. En Francia nunca se ha preguntado a los ciudadanos si querían una monarquía en vez de una república ni si querían 10 repúblicas en vez de “una e indivisible” y creo que nadie negará el carácter democrático de la república francesa. Sencillamente: las democracias también necesitan estabilidad y echar raíces en la sociedad, creando formas de adhesión ciudadana a las instituciones y estableciendo una cultura cívica que sustente y legitime al estado. La cultura cívica de la negociación en los temas de estado es la savia de cualquier democracia. Eso lo saben muy bien en Gran Bretaña, Francia o EEUU, que no sufren ninguna crisis de identidad nacional y por ello les va mucho mejor que a nosotros. Pero, claro, cuando el modelo a seguir para algunos es Maduro, el nacionalismo vasco radical o la extrema izquierda griega pasa lo que pasa. Cualquier modelo político institucionalizado, sometido al imperio de la ley, se convierte en el enemigo a batir en nombre del “pueblo.” La propuesta es la siguiente: en nombre de los que más chillan, liquidemos el estado de derecho. Coincido con beeble: el estado pendular es un desastre porque la inestabilidad política acaba incidiendo negativamente en la economía y la sociedad. Donde hay barullo no invierte ni Dios y donde no se pueden tomar acuerdos legalmente, por consenso, en las instituciones, emergen los poderes de hecho. Repito: entre la locura plebiscitaria que proponen algunos y el estado de derecho (aunque sea monárquico) yo me quedo con el último. En cuanto al PSOE (y yo me considero un socialdemócrata), ¡ay!, eso ya sería motivo de otro comentario. Lo del PSOE da entre pena y vergüenza ajena.

    • La Constitución actual, que estipula entre otras cosas sin importancia que España es un Reino y que el Jefe del Estado es rey y que la Corona es hereditaria, etc., fue votada muy mayoritariamente por unos españoles que no eran más idiotas ni tenían menos derechos que los que votaron en contra: eso sí, eran bastantes más ¿Que de eso hace muchos años? Más años tiene la constitución de los EE.UU. o más años hace que no tienen constitución pero sí Corona en el Reino Unido, países generalmente tenidos por democráticos. ¿Que podríamos decidir cambiar el régimen a una república? Podríamos, pero respetando las reglas y los procedimientos porque, si no se hiciera así, ¿con qué derecho se podría después exigir a quienes no quisieran tal república que la respetaran? El Rey es tan aceptado por los españoles como las Comunidades Autónomas, por citar otras instituciones que nuestra Constitución creó. Y si bien sería posible confirmar la actual monarquía con un referéndum, también es cierto que no hay ninguna obligación de convocarlo: ganen los republicanos el suficiente número de escaños y procedan después como más oportuno les parezca, pero dentro de la legalidad. A mí, por ejemplo, me da igual la Monarquía pero no me dan igual los privilegios vasco-navarros, que me parecen vestigios tan medievales como el derecho de pernada, pero me aguanto porque la Constitución los refrendó (por cierto, como el general Franco con los de Álava y Navarra, heroicas provincias que se sumaron a los facciosos desde el primer momento: no veo que nadie reniegue de esos Fueros porque sean comunes a la Constitución y al régimen franquista).

      • Efectivamente: de los conciertos económicos que se implantaron en Vascongadas en 1878 por Cánovas para compensar la abolición foral dos años antes y de la ley de amejoramiento foral que reforma la ley paccionada navarra de 1841 no reniega ni Dios. Claro, como garantizan privilegios administrativos y fiscales para los más ricos cualquiera dice ni mu. Cuando hay buena pasta de por medio todos gritan: “Viva España, coño.” Se trata de derechos “históricos” constitucionalizados que en cualquier otro país habrían arrojado al cuarto de los trastos viejos hace un siglo. Aquí no. Por este rincón del planeta seguimos tan tontos y tradicionales como siempre. Es curioso: en España son los privilegiados los que se sienten “oprimidos”. Muy triste.

  27. Esto de la abdicación está tomando tintes cómicos. Ayer, el torero Iván Fandiño se negó a dedicar un toro a Juan Carlos que presidía la corrida. Los comentarios han llenado la prensa, las tertulias radiofónicas y los mentideros taurinos ¿Por qué se negó? Mala educación, republicanismo, vete tú a saber … Este chico es de Orduña y su decisión diciendo: ” Si él no se lo merece hoy, tampoco para nadie”. Con qué bobadas nos enredamos los hispánicos.

  28. ¿Qué quieren los separatistas del nuevo rey? ¿Que Felipe les dé la independencia ya? Felipe VI es el rey de España. ¿Cómo quieren los sediciosos que les dé un trozo del Estado español? Felipe tiene que mostrar más fortaleza que su padre con los sediciosos, además de que los políticos tienen que reformar la Constitución para reforzar la unidad de nación y dar otro papel a las distintas regiones, limitando el gigantesco gasto que suponen para los españoles. La región catalana debe 20.000 millones de euros al Estado, que es la suma de la deuda de las demás regiones españolas.

  29. Todo esto de la abdicación sorpresiva y la entronización acelerada y sin testigos (no vendrá ningún Jefe de Estado a la toma de posesión de un especialista en ir a tomas de posesión) es muy raro. Hay algo que nos están ocultando y no puede ser sólo lo de Urdangarín.

    • A mi me parece muy bien, que digan el voto de pie y de propia voz, para ver si así sienten vergüenza torera y se les cae la cara de vergüenza a más de uno, que en los ideales y fundación de su partido figura claramente que es un partido republicano, aunque que se puede esperar de muchos de ellos, si solo saben mentir, como en el otro bando que jamás han admitido a la monarquía, pero lo único que impera en este país desde hace aproximadamente unos 25 años, es la corrupción, la mentira y sobre todo no dejar la poltrona.

      • Algunos se van a dar de baja médica ese día. No acudirán. Cosas de la ansiedad. Vivir tanto tiempo con la careta puesta y tener que quitársela ahora, es lo que tiene. Lo del PP tendrá su miga ( los hay republicanos) pero lo del PSOE y UPyD, va a ser de traca. Recomiendo a los reporteros gráficos que fotografíen las caras. Será un documento histórico, histriónico e histérico (por las carcajadas ajenas). También es verdad que no espero que se avergüencen. Tiene la cara muy dura.

  30. Me alegra saber que nuestro próximo Jefe de Estado respeta que este país es un estado aconfesional. Felipe, gracias por tu consideración con TODOS los ciudadanos de este país.

    • In God we trust…mal empezamos….con los traumas zapateriles de la alianza de civilizaciones…..con el miedo en el cuerpo….no vaya a ser…..cuidadín…vamos a borrar todo signo….puestos a borrar ¿por qué no borramos la Monarquía?

      • Está bien que tras la jura de Felipe VI no se celebre ninguna misa. La familia real es católica, pero el estado al que representan es constitucionalmente laico, sin religión oficial. Es una cuestión de coherencia con la ley no mezclar política y religión.

      • Lo único que han dejado el poder fáctico de este residuo franquista y sus asociados sospechosos de siempre y que se reparten el poder bajo la dirección perpetua del que recibe su tajada siempre… es un país arruinado, dividido, carca, analfabeto, corrompido y expoliado … no tiene nada de digno vivir del trabajo de los demás y además robarles con sello real… muy edificante !! ya vinieron los amigos del felpudo a defenderle a ver si sacan algún mendrugo de las asignaciones de los ciudadanos esclavos.. !

  31. Hasta que una manifestación republicana no comprenda gente de todo el espectro político, no habrá tercera. Este movimiento republicano está demasiado polarizado hacia la izquierda y la tricolor. La bandera de la I república fue roja y amarilla, y yo abogo por una roja, amarilla y sin la corona real. La tricolor fue institucionalizada por las izquierdas y creó división y conflicto desde el primer día. Hay que englobar a todos los republicanos sin discutir el partido al que votamos, solo así se creará un movimiento grande y plural. Abajo los sectarismos.

  32. En este tema, como en el asunto de la independencia catalana ocurre algo parecido: los que quieren cambiar el actual estatus no son mayoría (eso creo), pero son, sin duda alguna, los que más vociferan, creando en el resto una suerte de apocamiento, de temor a hablar para no ser tachados de herejes a la ortodoxia republicana o nacionalista, según el caso.

    • Exacto, jamesdean, esa es la mejor manera de finiquitar el debate y de ver la realidad, conocer la voluntad popular de primera mano, mediante un Referéndum con preguntas concretas, evitando la distorsión que implican los partidos. Democracia directa, se le llama a eso, pero no lo harán; se llenan la boca de la palabra democracia y la desvirtúan, pero no la practican.

      • Pero, a mi entender no hay que hacer un referéndum cada vez que a alguien se le ocurre que debe hacerse. Para hacer un referéndum deben proponerlos las Cortes. Luego los que quieren hacer un referéndum para decidir que forma política debe tener el Estado, lo que tienen que hacer es incluirlo en su programa electoral, presentarse a las elecciones y después de los resultados, si tienen mayoría suficiente para proceder a la reforma Constitucional que lo hagan. Es así de sencillo. En España nos dimos una Constitución que consagra el Imperio de la Ley, así que el que quiera cambiarla tiene que seguir los cauces legales y no lanzarse a la calle en manifestaciones con banderitas arrogándose el derecho a convocar un referéndum.
        Ganen primero las elecciones que es el primer paso. Si PSOE decide que quiere una república, Podemos, IU, etc. si entre todos ellos tienen mayoría en las Cortes que lo hagan y si no que nos dejen tranquilos. Lo que ocurre es que parece que el PSOE no está por esa labor, y los que quedan no se ven con fuerzas de obtener apoyos para ganar las elecciones y poder hacer lo que quieren, así que se dedican a formar alboroto que es lo que mejor saben hacer. Un consejo a los republicanos, si quieren que una mayoría de la población los apoyen, empiecen por eliminar los símbolos comunistas y banderas tricolores, porque muchos sin ser monárquicos, no nos sentiríamos a gusto en una república ideologizada desde su inicio y que parece que es más una reivindicación ideológica que un intento de que sea un sitio donde podamos caber todos.

      • Lucas, una encuesta diseñada para eliminar la posibilidad de consulta, en las encuestas de otros medios se viene a decir que un 62 % de los españoles quiere una consulta sobre el tema, ojo, no que ganará la república, y que en el PSOE sus militantes están a favor en su mayoría por la consulta. Pero supongo que después de intentar silenciar las protestas es la encuesta que toca, que si el sábado sólo había 2500 personas en Sol, cuando en las fotos se ve claramente muchas más…,la proclamación de la república no solventará ningún problema, de acuerdo, pero es un síntoma de que se quiere cambiar un sistema, que lleva 40 años, una especie de 2ª restauración, que ha demostrado su corrupción y su incompetencia. Es hora de cambiar el Estado.

  33. Parece que Elvira Lindo hace escuela, pero resulta que llevan 40 años tratando de hereje a todo aquel que se atreve a cuestionar el modelo heredado. Sí, heredado del régimen o de los antepasados , pero al fin y al cabo un modelo que tuvo su papel pero no votamos la mayoría de ciudadanos actuales. Todo vale para prevenirnos del Coco, ese que antaño fue la Democracia y hoy es la República. Hay en cierto modo y en ciertos aspectos un paralelismo entre los detractores de la Democracia hace cuarenta años y los detractores de todo lo que huele a República hoy. El mensaje siempre el mismo, “que no os engañen y seguir pensado que cualquier tiempo pasado fue mejor que el que pueda venir”. Antes como hoy también había temor a consultar a la gente sobre su opinión , los iluminados parecen saber siempre cual va a ser el resultado.

  34. Solo dos preguntas: Si la República es sinónimo, como nos están diciendo, de más democracia, qué es lo que pasa en China, Rusia, Cuba, las repúblicas africanas…Que alguien lo explique. Y otra: ¿qué tipo de República queremos implantar? Pues hay varias posibilidades: una de tipo presidencialista, tipo EEUU, otra de tipo meramente testimonial, tipo Alemania, otra de tipo ejecutivo, como Francia… Si algunos pretenden que votemos, deberían explicar qué es lo que piden exactamente, pues además se está pidiendo nada menos que un nuevo proceso constituyente.

  35. La reciente abdicación del Rey en su hijo, ha despertado al viejo fantasma republicano, que hoy tantos reclaman, como forma de Estado más lógica y racional, al desterrar el carácter vitalicio, hereditario e ilógico, de la institución monárquica, y para que el Jefe del Estado pueda ser elegido, y acredite en cada ocasión, su idoneidad y capacidad para el cargo, cada vez que se enfrente a una evaluación electoral de la ciudadanía. Hasta aquí de acuerdo, pero teniendo en cuenta, otras consideraciones más acuciantes, debo significar, que no es momento idóneo o adecuado, para plantear un cambio, que requiera reforma constitucional, y que podría degenerar sin duda,en un conflicto insuperable, entre el mundo separatista, y la demás población española; si hoy tuviéramos que plantearnos una nueva redacción de nuestra Carta Magna, es obvio, que los independentistas catalanes y vascos, nunca aceptarán una constitución, que no abra puerta a la segregación de estas regiones españolas, y por ende como resultado, se extendería a todas las demás.

  36. Y muy democrático también una abdicación “sorpresa” después de los resultados electorales seguida de la creación de una ley orgánica apresurada y sin consenso real, que no Real. Una chapuza muy rentable para el jefe del Estado y legal según los términos constitucionales,pero una chapuza al fin y al cabo. Que no, que ya no cuela más. Se ríen de nosotros a carcajada limpia y se encargan de que tengamos las manos atadas y bien atadas.

  37. Yo lo que veo en esa encuesta es una ruptura entre la gente de edad avanzada y la más joven. El fetichismo de la corona, con toda la publicidad que tiene detrás ha triunfado, pero bueno visto que en este país sectario, todo parece estar manipulado, no me extrañaría que esta encuesta fuera una burda mentira. Cuando la crisis haga pasar más hambre ya veremos… de momento en solo unos pocos años se ha puesto contra las cuerdas al Rey y sus cortijanos.

    • Resulta que tu comentario adolece del sectarismo que criticas. Dices: “cuando la crisis haga pasar más hambre ya veremos”. ¿Es que la república es una forma de gobierno que garantiza el bienestar de sus ciudadanos? Hay infinitamente más cortijanos en la clase política y sus alrededores que en el rededor del Rey. No soy monárquico, no me gusta la monarquía. Pero mi posición ideológica me permite opinar qué sistema político me parece más adecuado en cada momento. Y en este momento, él republicano, sobre todo el republicano que parece que preconizan los manifestantes y sus defensores en prensa y TV, no me parece el más adecuado ni el más oportuno. Y ni soy fetichista, ni sectario, ni estoy manipulado ni soy analfabeto.

      • Es que, Lucas, todo me parece una gran maniobra de marketing, desde la fabricación del Juan Carlos “bueno” salvador de la joven democracia española el 23F a la basura que se arroja sobre el propio nombre de república, asociado constantemente al 36, la guerra, vamos un seguro de caos para el porvenir. Todo menos preguntar a la gente qué quiere. Mira si es sencillo. Y lo más gracioso de todo es que con total seguridad ganaría la corona una consulta entre las dos opciones, y saldría fortalecida ¿Por qué no lo hace?

      • Aquí todo lo tratan de justificar con los argumentos más peregrinos. Total, como el Rey nos “salvo” el 23-F, como ha “hecho tanto” por la democracia, como ha abierto la cartera de los jeques y conseguido tantos contratos para nuestras queridas y amadas empresas, hay que blindarle y subirle a los altares. El pueblo no elige ni a los reyes, ni los papas, ni a los grandes magnates del capital (que son los que verdaderamente les quitan y les ponen) ni a sus organismos. Estos están por encima de eso, y sólo a dios y a sus accionistas deben rendirles cuentas. Y si no les elegimos, tampoco podemos pedirles cuentas por los “deslices” que cometan o hayan podido cometer. Así es la democracia y la justicia en esta podrida sociedad capitalista: “igual para todos”, si señor.

  38. Monarquía o república. Independencia o unionismo. El caso es tratar de dividir a la sociedad entre buenos y malos. En Catalunya, cualquiera que se pronuncie en contra de la independencia, es un traidor. En Madrid, un independentista es visto de la misma manera. Desde parte de la izquierda, un monárquico es un tipo antidemocrático que apoya un modelo feudal. Desde posiciones antagónicas, un republicano es un tipo que desea instaurar en este país una dictadura comunista. Es el lastre de este país, tan ensimismado en reforzar bandos irreconciliables, que se ha olvidado de hablar de lo que nos une. Me niego a que vuelvan las dos Españas con tal virulencia, aunque siempre hayan estado de alguna manera presentes. Así, no tenemos futuro.

    • Totalmente de acuerdo. Los que quieren instaurar la república, están adoleciendo de altura de miras, no parece que busquen un modelo que integre a todos los españoles, antes al contrario, parece que lo que pretenden que se instaure es la II República del Frente Popular, y por ese camino, mal vamos.

  39. Que sea razonable (para mí lo es) el aforamiento del actual rey, cuando deje de serlo, no quiere decir que no sea un privilegio. Señor Gallardón léase la definición de privilegio en el diccionario de la real academia: “Exención de una obligación o ventaja exclusiva o especial que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia”. El ser aforado es un privilegio en sí mismo, por definición. Negar la evidencia es el disparate verbal al que nos tienen acostumbrados determinados políticos, que parecen vivir en el limbo y que tienen pavor a poner el pie en la tierra y llamar a las cosas por su nombre. Parafraseando a Forest Gump, “mi madre dice que tonto es el que dice tonterías”.

  40. Efectivamente, no vemos por qué hay que meterse en ese berenjenal. El Rey no tiene ningún poder político efectivo. La mayoría de los Presidentes de repúblicas europeas, con la única excepción de Francia, tampoco. Es decir, se trata de cambiar un cero a la izquierda por una figura decorativa. Como actividad deportiva, no estaría mal… salvo que estamos metidos en una situación política explosiva (paro, recortes a los derechos ciudadanos, corrupción, independentismos varios) en la que casi milagrosamente aún no ha ocurrido nada grave. Este deporte que proponen que practiquemos es de riesgo, de riesgo extremo, y nunca he tenido afición a la cocina.

    • La gente está harta de la monarquía. Las encuestas mienten, sobre todo la de El País, el mismo medio que publicó que, según sus encuestas, el bipartidismo estaba repuntando e iba a dar la sorpresa en las europeas. Y la sorpresa la dio Podemos. Miren, no se puede hablar de lo que va a votar la gente si no hay una campaña antes donde los ciudadanos debatan a fondo las distintas opciones. Es como pretender adivinar el voto del 82 haciendo una encuesta en la España del 75. La encuesta diría que los españoles prefieren a Franco; la realidad es que votaron a González por mayoría absoluta. Respecto a lo de convencer a los de la rojigualda… pues mira, prefiero que los republicanos digamos qué queremos y más adelante, cuando toque negociar, se harán las concesiones que hagan falta. ¿Pero hacer concesiones de primeras, cuando nadie quiere negociar con nosotros? ¿Acaso pensarías mejor del príncipe si mañana propusiera la tricolor como bandera oficial? ¿Aceptaríais la monarquía sin más que cambiar la bandera? Pues tampoco ellos con la república.

      • Pero Fanny ¿Qué concesiones tienen que hacer los republicanos? Para conceder, primero hay tener y los republicanos ahora mismo no tienen nada. Debatir, ya se está debatiendo, en la calle, en las casas, en los periódicos, en las radios, en las televisiones… En cuanto a las banderas los republicanos que están reclamando la república en las calles, no sé si te encuentras entre ellos porque unas veces hablas en primera persona y otras en tercera, están reclamando una república con una ideología. Yo puedo querer una república, pero no puedo estar con los que la reclaman con la bandera roja con hoz y martillo, o la bandera de la república del Frente Popular. Para vosotros no os valen las encuestan porque no os son favorables, no os vale nada de lo que no os da la razón y si perdierais un referéndum pondríais pegas al resultado. En las elecciones europeas, que ´mucha gente no las tiene como importantes, han dado un voto de castigo a los 2 grandes partidos votando a partidos pintorescos como Podemos, o engrosando la abstención, pero no te quepa duda que estos resultados que ha obtenido Podemos no los repetirá en una elecciones generales. Aún así, los partidos que quieren una república llegan escasamente a un 25% de los votos en estas elecciones, pero ya sabemos que los de las ideologías radicales les gusta imponer sus ideas a la mayoría. Es muy sencillo. Si estos partidos que quieren una república, ganan unas elecciones o tienen una mayoría en el parlamento, que propongan el cambio constitucional, que se reforme la Constitución, que se apruebe un nuevo texto y que se refrende en un referéndum nacional, Todo lo demás es ganas de armar jaleo y tener protagonismo y minutos de gloria en beneficio individual.

      • Lucas, siento discrepar, pero debatir no se ha debatido. Confundes el charloteo de las tertulias radiofónicas, los pedaleos de la prensa, con una cosa muy distinta que es abrir el tema para que la gente se informe y vote (si es el caso). Y, como comprenderás, una sucesión express en quince días, sin opciones alternativas, récord mundial en rapidez, no puede ser llamada modélica precisamente. Por eso digo que los republicanos cedemos en esto y en muchas otras cosas, que se nos dan “atadas y bien atadas”. Saludos.

  41. Rajoy dice que mañana no se vota si monarquía o república y es verdad, mañana lo que se acuerda es que el hijo de un padre herede el puesto de trabajo que éste tiene, esta opción no la pueden tener los hijos de los demás españoles, estos solo pueden heredad de sus padre el puesto en la cola del paro y si tiene suerte el que su padre ocupe en una empresa, eso sí con una buena rebaja de sueldo.

    • Andoni, en Málaga, en la empresa de limpiezas, Limasa, los puestos de trabajo si se heredan. Una de las huelgas que hicieron hace poco, es porque no quieren perder ese derecho. Supongo que si yo conozco un caso cercano, habrá muchos más. Así que no es un caso único lo del Rey, aunque yo no esté de acuerdo con eso.

      • Lucas, ¿no pasaba algo parecido también en algunas empresas de la Corporación Mondragón, que hemos visto deshacerse como azucarillos? Compraban el puesto de trabajo con las acciones que debían suscribir, y a vivir, que son dos días. Cuando han apretado los chinos con sus low cost la cosa ha saltado por los aires y los cooperativistas andan ahora a la gresca con la dirección de MCC. En todas partes cuecen habas, sí.

  42. “Todo lo que empieza mal, termina mal”. El día 19 el PP y los partidos proclamarán rey a Felipe VI con la oposición social por ver que el procedimiento no es legal por los muchos defectos de forma. Uno de ellos que va a dividir al electorado de PP es la sucesión de Felipe VI en caso de fallecimiento y que debería asumir la “Herencia de Corona por matrimonio la reina Leticia”. Este punto tan sencillo en la mente de sectores del PP hacen que aún haya más desacuerdo en las forma en que se trata de llevar el día 19 a votación la sucesión en favor de Felipe VI. Al final el PP como el PSOE y otros perderán muchos votos en el 2015.

    • Sobre todo el PSOE, antowust. Incluso en las Cortes franquistas, cuando se votó la decisión de Franco de nombrar a Juan Carlos como heredero a título de Rey, con parlamentarios directamente nombrados a dedo por el dictador, hubo mas votantes “díscolos” que los que ha habido hoy en la bancada “socialista”. Y en aquella ocasión tambien se voto en voz alta, con la presencia directa de Franco ¿Que tiene que ver esta farsa con la democracia?.

    • Que yo sepa el PSOE nunca ha llevado lo de la república en su programa electoral desde 1978. El PSOE, en 40 años de democracia, nunca ha promovido un cambio en el modelo de estado para pasar de una monarquía parlamentaria a una república. El mismo Rubalcaba dijo ayer que la base de su ideario es republicano. Luego vota lo contario. Eso me parece muy raro ¿Será eso lo que él entiende por responsabilidad constitucional?

    • ¿Oposición social? ¿En que España vives tú? ¿Para ti la oposición social es unas manifestaciones escasas de apoyo convocadas por partidos minoritarios?¿O tienes un teléfono mágico y has hablado con todos los españoles? En todas las encuestas que se han hecho en los medios de información, en todas, ganan los que quieren que Felipe suceda a Juan Carlos. Parece que en España sobran salvapatrias y salvarepublicas.

      • Lucas, mírelo con un ejemplo de por qué es preferible un Presidente de República (de izquierdas o de derechas) y no un rey omnipotente, tocado por la mano de Dios e inviolable ante la Justicia.Christian Wulff, Presidente de la república más rica y próspera de Europa (Alemania), tuvo que dimitir por haber aceptado una rebaja de un concesionario en la compra de un coche. A nuestro rey, unos empresarios (sabe Dios con qué intenciones) le regalan un yate de 20 millones de euros y aquí no pasa nada. Y, además, lo tenemos que aguantar de por vida.

      • Antowust, el presidente de Alemania tuvo que dimitir por algo más que una rebaja, estaba relacionado con evasión de impuestos,…. en cualquier caso dime que presidente de la hipotética III República española ibas a proponer tú que fuera aceptado por, al menos, 2/3 del electorado, que es el respaldo que tiene el futuro Felipe VI.

      • Muy cierto, Lucas. La república fue un gobierno golpista, que tras una elecciones municipales dijeron que tenían el poder y dieron un ultimátum al rey. Es lo que hace ahora la izquierda, amenaza con sacar a gente a la calle para que cometa desordenes y barbaridades.

  43. Nocturnidad, alevosía, prisas excesivas, como dijo Posada “no vaya a ser que algunos quieran montar el follón”. Entienden por “follón” colar de hurtadillas una sucesión en la que no nos han pedido opinión, y encima nos amenazan con sanciones si hay follón. ¿Es follón rodear el Congreso para oponerse a esta actitud tan poco democrática? Ni Torcuato Fernández-Miranda en sus mejores tiempos sabía aprovechar los procedimientos de urgencia.

    • Osiris, en muchos países se vota cuando es necesario, hay un referéndum cuando se quiere cambiar un Estado o el rey, en el único país donde solo deciden los parlamentarios es en España, en los demás países habla el pueblo, ¿de verdad tú crees que esto hubiese pasado en Francia? Democracia es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes. En España se están haciendo muchas atrocidades en nombre de la democracia. Entre ellas, cambiar la constitución para dar el dinero de los pobres a los ricos (dinero público a los bancos), sin embargo no podemos elegir que queremos en España.

      • A mi sinceramente lo de menos es que sea una Monarquía o una República. Lo realmente importante es que los ciudadanos hagamos valer nuestros derechos y que se dictan en la misma Constitución, entre los mas importantes una vivienda y trabajo dignos. Tenemos que procurar una sociedad mucho mas justa de la que hay ahora mismo y ya sea con Monarquía o República es lo que debemos perseguir. Ya esta bien de tanta desigualdad entre los que nadan en la abundancia a base de quitárselo a los que apenas tienen para sobrevivir. Esa ha de ser la principal preocupación ahora mismo. Ya habrá tiempo para cambiar el modelo de Estado.

  44. No saben hasta que punto esta caterva de infames cortesanos nos está allanando la llegada de la 3ª República… Cuando se descubra como ha conseguido el Borbón su fortuna personal (a base de comisiones y otros negocios nada claros) la sociedad española dirá basta… y será ese dia cuando la sociedad civil empezará a ajustar cuentas judicialmente, por supuesto, con el Borbon y los que están promoviendo esta vergonzante ley

    • La norma fundamental positiva (la constitución española) no tiene sustento racional visto en ese enfoque del aforamiento. No existe el presupuesto que confiere validez a esa norma, ya que se trata de un artificio impuesto a base de temores y alguna ventaja en el momento fundacional (la muerte del dictador Franco) y estos pocos años la han ajado. No sirve, y la clase dirigente mantiene y se mantiene en los privilegios, la constitución de España requiere algo más. Es ocioso mencionar quienes la objetan, hay hasta intentos separatistas, lo que demuestra su inobservancia. Los privilegios de fueros personales, una vergüenza fuera de toda justicia y derecho.

    • El New York Times publicó en septiembre de 2012 que el patrimonio del Borbón podría superar los 1.680 millones de euros. La NBC sostiene que la cifra es aún mayor, y rondaría los 2.000 millones de euros… ¿Alguien ha leído algo sobre el tema en este periódico, por ejemplo? Cuánto silencio. Cuánta opacidad. Cuánta basura bajo las alfombras.

  45. La obsesión por blindar cualquier pasada y futura actividad del rey solo hace que levantar todas las sospechas. Me recuerda a Berlusconi, que estuvo años haciéndose leyes a medida para protegerse de cualquier proceso penal. Quien no tiene nada que ocultar no debería tener miedo a la ley. Pero no es el caso.

    • El Rey no puede ser intocable para actos no públicos, puesto que han sido refrendados por el presidente del gobierno o los ministros. El Rey puede tener responsabilidad por sus actos privados, y se debe poder exigir. Imaginen que se haya saltado o se salte un semáforo, o atropella a alguien borracho. No se entendería que la inviolabilidad se extendiera a esos actos, ya sean pasados o futuros.

  46. La legalidad no siempre es moral, no siempre es legítima. Hay quien, de hecho, la usa como escudo para impedir que sea el pueblo el que decida. Teniendo en cuenta que el PP tuvo poco más de un 30 % de los votos sobre el censo, que ha incumplido prácticamente todo su programa y que la ley electoral es injusta, su legitimad es más que discutible. La izquierda no tiene mayoría para convocar un referéndum, cierto, pero no eso no le va a impedir denunciar la apropiación de la soberanía por parte de los representantes, a menudo contra sus representados. Resulta poco democrático exigir a los ciudadanos que concentren toda su ideología en un voto cada 4 años; eso dará lugar a votaciones parlamentarias poco o nada representativas como la que ha apuntalado la monarquía esta semana, en la que más de un 80 % de los representantes ha votado lo que menos de un 50 % de los representados respalda. El sistema democrático debe reformarse para superar estas contradicciones. En todo caso, dado que nos retan a echarlos para cambiar las cosas y no hay otra manera de hacerlo, aceptamos el reto: nos vemos en las urnas.

    • La primera parte de tu comentario es razonable. Sólo que en el 78 la elección era “Dictadura” o “Democracia”. Entonces no me pareció que se debatiera el modelo de estado. Más bien se planteó la posibilidad de alejarse un poco de los tenebrosos 40 años precedentes y aprovechamos la ocasión. Pero no estaba previsto que la evolución del sistema se aproximase a cero. Por esto hay ahora quien plantea abrir un debate (no reabrir), esta vez sí sobre el modelo de estado. Justamente lo que en aquellos momentos no era posible. ¿Recuerda el 23F? ¿Recuerda la cafetería aquella de la Puerta del Sol? ¿Ha seguido las declaraciones de algunos generalitos, émulos voluntaristas de las teorías de los espadones del S.XIX? Piense a quien podría importar ahora este tipo de debate. Y considere quiénes son los oportunistas.

      • En 1978 no se debatía “Monarquía o República” sino “Dictadura o Democracia”. La buena gente (yo mismo, entre ellos) elegimos “Democracia”. La monarquía fue el envoltorio con el que “el sistema bien atado” se nos apareció como la opción más conveniente, la que abría la puerta al progreso político. Sí, esa opción que la realidad post-franquista se ha encargado de yugular, con la inestimable complicidad de la izquierda “amorrada al comedero”. Esa opción que los que la rechazaron entonces la blanden ahora como las tablas de la ley, inescrutables e inmutables. Esa opción que, sin duda ninguna, dentro cuatro días empujará la actual situación para apartarla del tablero de juego. Poco nos va a durar este reyecito. En su propia necesidad del consenso popular encontrará su termidor en 2016, a más tardar.

    • Era la “Transición”, había “miedo” (esa es la palabra) a realizar algún cambio que importunara en exceso al “bunker” y a los “franquistas inteligentes” que sabían que el Régimen no tenía solución de continuidad y aceptaban una “transición democrática” pero con condiciones… para mantener sus puestos y privilegios. Una condición fue la Monarquía. ¿36 años después estamos en la misma situación?

    • Nada es absoluto. Los representantes no se eligen sobre el censo, sino sobre los votos, porque no podemos arrogarnos legitimidad ninguna para decir la posición de los que se abstienen. ¿La ley electoral injusta?. Puede ser, pero eso ¿Quién lo decide? ¿Tú? ¿Tú eres el que tiene la medida de lo justo y lo injusto? Los representantes no han usurpado la soberanía , la representan por el voto depositado en la urna por los depositantes de esa soberanía. Ya sé que a las izquierdas no os gustan los resultados que no os favorecen, se comprobó en 1.934. ¿Cómo sabes qué respaldan los representados? ¿Tú le has preguntado a cada uno? Lo último es lo más sensato que has dicho. Que las urnas decidan

  47. No conocen lo que fue la República española. No la vivieron. Asombra que la pongan como modelo de libertad. Aquello fue una olla de grillos, un semillero de conflictos, una época de caos y enfrentamientos. No sé que tienen pero las dos Repúblicas acabaron en golpe militar. Nada que ver nuestro actual régimen de libertades con el de la II República. No tardó mucho uno de sus parteros, Ortega y Gasset en pronunciar su célebre frase: no es esto, no es esto. Por favor, no más experimentos con la República. Los experimentos con gaseosa.

    • Claro, a ti lo que te gusta es la dictadura, esos golpes militares que acabaron con la República, tu vives mejor así, es lo que tiene chupar del bote. No te gustan las libertades de los demás, solo la tuya. Muy democrático.

      • Entiendes lo que quieres entender, es decir no entiendes lo que lees. Nada de lo que has escrito tiene que ver con lo que ha escrito diaskora. Pones en su boca cosas que no ha dicho. Tergiversando no se llega a ningún lado

    • La III República española será más pronto que tarde, y será muy diferente de la II, y espero que ya no tenga que defenderse del asedio constante de las derechas que maquinaron conspiración tras conspiración contra aquella, pasara lo que pasara, hasta la catastrófica del 18 de Julio. La III República no tendrá en contra como la II no solo un fascismo generalizado y emergente en Alemania, Italia, Austria, etc. sino la enemiga más solapada de “democracias” como las de Inglaterra, Francia o EEUU que temían-con solemne ignorancia del tema español-que en la II República se gestara un germen como el bolchevique en Rusia; el gran temor, el gran fantasma que recorrió el mundo desde la toma del Palacio de Invierno a la guerra fría, durante la mayor parte del siglo XX. Pero ¡basta ya de hacer a las víctimas de un crimen responsables del mal que ellas padecen! La II República padeció en grado extremo el carácter feroz, estéril y frustrante de los dueños de todo y, al final, sucumbió ante la burguesía, el clero y la milicia africanista más negativa de occidente.

      • …y dos huevos duros. Parece el cuento de los tres cerditos y el lobo feroz. La revolución del 34 se hizo contra un gobierno de derechas de la república. ¿Esos eran los demócratas? En todas las manifestaciones que he visto en pro de la República la bandera predominante, aparte de la tricolor, era la roja con la hoz y el martillo. ¿Esos son los gestos que permiten creer en la creación de una república de concordia y para todos? No veo yo que sea ese el camino. No es que temieran que se gestara un germen bolchevique es que el germen ya había alumbrado esa planta.

  48. La constitución española no contempla la abdicación del Jefe del Estado, por lo tanto la linea sucesora queda en entredicho. Por eso se ha redactado una ley que permita abdicar al Borbón y que su reinado lo continúe otro Borbón. Una ley express aprobada sin dar explicación alguna al fondo del asunto.

    • Edurne, los países de nuestro entorno se matan de la risa del nivel de democracia que tenemos, si no dicen nada es porque no quieren interferir en asuntos estos que competen solo y únicamente a España. Pero piensan, y claro que lo piensan, que como no se consulta a un pueblo que tuvo como jefe del estado a un rey impuesto por el franquismo y ahora aprovechan la abdicación para seguir más de lo mismo y ni pedir opinión al pueblo. Pero no solo eso sino que hacen una atroz campaña de maquillaje para hacernos ver las bondades de una corona que está inmersa en un sin fin de escándalos. El día 19 será coronado el nuevo rey y un sector no minoritario de la población queremos gritar fuerte y claro que queremos que se nos consulte, pues bien también en un alarde de despotismo ilustrado tampoco se nos deja manifestarnos un derecho constitucional , mientras la alcaldesa despliega toda su batería para comer la cabeza a los madrileños para que saquen la bandera al balcón, y souvenirs y camisetas de acontecimiento en un verdadero circo un montaje una farsa como fue en el pasado.

      • Dices que un sector no minoritario queréis gritar fuerte. ¿No minoritario? Pues yo pienso que sí es minoritario, con la misma legitimidad que tú piensas lo contrario, pero creo que con más razones y objetividad. Pero no obstante, no te preocupes, si crees que los que piensan como tú sois mayoría en las próximas elecciones ganarán los partidos que representen esa opción y se podrá modificar la Constitución, y cambiar la forma de Estado. Se ve claramente el respeto que tienes por los demás y tu talante democrático. A los que no opinan como tú los tachas de integrantes de un circo y de una farsa. Yo te podría decir lo mismo de las manifestaciones que se han producido en favor de la República con souvenirs tricolores y rojos con hoces y martillos. ¿O esos no montan un circo? En la época franquista se hicieron 2 referéndums ¿por eso ya era democrático? Desde 1976 se han celebrado 4 referéndums en España. La Constitución Española, donde se especifica la forma de gobierno de España, fue ratificada en Referéndum, por si no te acordabas. Dices que en Europa se matan de la risa porque no hemos hecho un referéndum, a ver cuantos países con monarquías parlamentarias han efectuado un referéndum como el que tú dices. El papel lo aguanta todo

  49. Edurne ¿Quién ha dicho que la Constitución no contempla la abdicación, que la sucesión queda en entredicho y que se ha hecho una ley express? La Constitución contempla claramente la sucesión a la Corona en su Título II art.57., que en su apartado 5 dice “las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán con una ley orgánica. Así que de express nada, lo que se ha hecho ha sido totalmente de acuerdo con la letra y el espíritu de la Constitución.

    • Pues si, Lucas. La jefatura del estado se votó en referéndum cuando se votó la constitución. Para proponer cambios está el Parlamento, el actual o el próximo. Creo que la participación va aumentar y mucho más en relación con las últimas elecciones europeas y que, precisamente por eso, serán los diputados que resulten elegidos, los que tendrán que proponer y debatir los cambios que consideren necesarios. Si hay suficiente consenso, se introducirán las reformas. No veo la necesidad ni la oportunidad de deslegitimizar a nadie antes de tiempo.

      • Nich91, ¿cuándo se “voto” la constitución? La mayoría que “votaron” esa constitución ya no existen, la mayoría de los españoles de hoy con derecho a voto no votaron esa constitución. Los tiempos cambian ¿Lo sabías?

    • Osiris, no en 1978, sino en las ultimas elecciones generales que fueron en 2011, un 90% de los españoles votaron a partidos pro monarquía, que me está usted diciendo. Por eso poca gente en las cortes discute el sistema de gobierno o referéndum.

    • Lucas, las constituciones están para servir a la convivencia de los pueblos, no están grabadas en mármol, son algo transitorio, para unas décadas o para unos años, todo depende. En el caso español, es obvio que la del 78 se elaboró en condiciones no plenamente democráticas aunque ha cumplido su papel. Pero, en mi opinión, toca revisarla y someter un nuevo texto a la ciudadanía. Votar en democracia no es lo que pasó en 78, asustados todos por el fantasma del gallego y los carros de los militares.

  50. Estoy de acuerdo con Lucas. Algunos piensan que en los países de la UE cambian de forma de estado como el que cambia de chaqueta. Que un día se acuestan monárquicos y a la mañana siguiente se despiertan republicanos. Pues no. Estos países apuestan por la estabilidad institucional, verdadero factor de progreso y de afianzamiento de la democracia. Pero, claro, cuando los exhibicionistas de la hoz, el martillo y la bandera roja hablan de “más democracia” o de “república” en realidad lo que hacen es apostar por un populismo plebiscitario que a la postre siempre resulta autoritario. Que no quieran engañar. Para ellos, la democracia representativa, el sistema de partidos, es algo abstracto, formalista y vacío de contenido. Si pudieran, lo liquidarían sin dudarlo. Además, la democracia liberal se basa en la aceptación del adversario, el consenso y la transmisión pacífica del poder tras un proceso electoral regular. En realidad, la democracia no tiene absolutamente nada que ver con “asambleas espontáneas” o “democracias directas” donde, al final, un grupo reducido de individuos termina acumulando todo el poder gracias a la carencia de un sistema institucional y legal regulador. Eso sí, en nombre del “pueblo.” Cuando los infelices del 15 M gritaban “no nos representan”, yo me preguntaba: ¿y a quién coño representáis vosotros? ¿Quién os ha elegido? Históricamente, la primera experiencia de una democracia directa, roussoniana, fue durante la fase jacobina de la Revolución Francesa. Cualquier persona de cultura mediana sabe que en ese período, conocido como “el terror”, lo que realmente existió fue una dictadura ejercida por el comité de salud pública parisino. La tiranía de un puñado de hombres. Muchos consideran 1793-1794 como un ensayo de las “democracias totalitarias” del siglo XX. No hay régimen político, por tiránico que éste sea, que no se bautice como democracia. El franquismo era la “democracia orgánica.” Las dictaduras comunistas eran “democracias populares.” La verdad es que los perroflautas saben muy poquito de historia o de cualquier otra cosa; en cambio, los jetas mesiánicos que los manipulan saben algo más de todo. Y están ávidos de poder. Pero con algunos como Lucas o este servidor lo llevan claro. No les vamos a dejar pasar ni una.

    • Gracias Sabino. Aquí lo que ocurre con más frecuencia de la deseada es que todo lo que ocurre lo analizamos desde la perspectiva de nuestra ideología política, el mismo hecho se ve de una forma distinta depende de quien lo diga o haga, es como los hinchas de fútbol en una jugada unos ven penalti claro y los otros un actuación del delantero que se tira o se deja caer. Es lo que Francis Bacon describió genialmente en su teoría de los ídolos. Los prejuicios que tenemos nos dificultan, impiden o enturbian la adquisición de conocimientos o la comprensión de la realidad que nos rodea, y eso impide o dificulta el progreso de las sociedades.

      • Pues claro, los ojos de cada uno son distintos. Otra cosa sería uniformismo absurdo. Sobre el tema que tratamos, yo no quito méritos a quien haya que dárselos y agradezco las cosas buenas que el anterior monarca hizo por el bien de todos, pero considero que dichas actuaciones ejemplares se circunscriben a los años del 75 al 83 y para de contar. A partir de entonces considero que el anterior rey gobernó fundamentalmente para enriquecerse y para de contar. La influencia que el nuevo monarca tiene puede usarse para su propio enriquecimiento o el de todos los españoles. Sin ocultar mis sentimientos republicanos creo que Felipe VI puede ser un gran rey porque inteligencia y preparación no le faltan, pero hay que ver si esas cualidades y deseo de que España prospere son mayores que el afán de lucro, egoísmo y egocentrismo. Los próximos años responderán a estas preguntas. Yo por el momento concedo el beneficio de la duda y aún siendo republicano y pensando que lo justo y lógico sería que los españoles decidiesen si monarquía o república, espero que D. Felipe VI demuestre de sobra lo que muchos esperan de él.

      • Permíteme que te corrija algunas cosas, beltza: el anterior rey “no gobernó”, el rey en España no gobierna. Segundo: aquí hay que plantearse dos cosas por separado. La primera es si queremos monarquía o república. Y en el caso de que queramos, o simplemente aceptemos la primera, otra cosa es quien lo está ejerciendo y si lo ejerce bien o mal. Si lo ejerce mal habrá que pensar en cambiarle por otro, pero eso no descalifica el sistema. En todo caso, que la Constitución y las leyes prevean procedimientos mas estrictos para destituir u obligar a abdicar a un rey si se ve que no está compliendo como es debido y dar paso al sucesor, al cual lógicamente, hay que darle el beneficio de la duda. Pero si es responsable, todo eso se tiene que probar antes de aplicarlo.

    • Está claro que la monarquía es UNO de los asuntos que tenemos en este país, no el único ni el más importante, pero creo que hubiera sido esta una buena ocasión para preguntar a la gente qué pensaba. Cuando murió Franco, también muchos pensaron que no se podía hacer nada y que todo estaba atado y bien atado. Pero se hizo, y aunque ahora muchos quieran descalificarlo, los cambios fueron brutales y anteriormente parecían imposibles. Pero es porque hubo gente que no se escudaba ante el “no se puede hacer nada” o “lo tienen todo atado y bien atado”, y se pusieron manos a la obra para deshacer los nudos. Pues ahora es mucho mas fácil, porque no es tanto lo que hay que cambiar, hay que cambiar mas bien la mentalidad de la gente y la forma de entender la democracia que tienen algunos, que se agarran a la Constitución, pero en el fondo nunca la aceptaron del todo. Y la Constitución en su mayor parte, lo que tiene que hacerse es cumplirse de verdad, no burlarla, como hacen estos. Sin quitar que ciertas cosas haya que modificarlas y ajustarlas, como se hacen las revisiones de los coches pasados unos años de rodaje. Pero no poner todo de patas arriba de nuevo.

      • Usted, muy monárquico por lo visto, nos habla de “no poner todo de patas arriba de nuevo”. ¿Acaso no es una realidad que en este reino todos los ciudadanos NO son iguales ante la ley? ¿Acaso no es una realidad que la Constitución vigente tuvo que negociarse con la amenaza todavía caliente de la dictadura? ¿Acaso no es una realidad que los Borbones llegaron al poder gracias al uso de la violencia? La realidad que usted reclama, es que este sistema hereditario para la jefatura del Estado cuenta cada vez con menos apoyo… Y llegará el día en que los Borbones deberán dejar de disfrutar de su vida palaciega a costas del pueblo español.

      • Luismi, mire usted, yo para empezar no soy monárquico, habla solo utopías, ¿son iguales ante la ley en el país que usted quiera, pongamos los E.E.U.U., si usted es musulmán y piensa raro?, ¿puede pasarse unos cuantos años en Guantánamo?, ¿como llegaron los Borbones?, hace tantos años, que francamente, me importa un pimiento, ¿que esta forma de gobierno cuenta con menos apoyos?, ya se vera en las proximas elecciones, si el pueblo español cuando es convocado constitucionalmente se pronuncia mayoritariamente por partidos republicanos pues amén, mientras y por que lo quieran unos cuantos, NO y NO

  51. No entiendo la ausencia de Cayo Lara al acto de hoy. Soy de izquierdas desde antes de que me detuviera la policía franquista y no soporto los patinazos de IU. Existe algo imprescindible: respeto institucional. Hay una transición en la jefatura del estado, la institución más importante del país y lo lógico es asistir. Por no hablar de la cortesía institucional. Me irrita también el infantilismo del debate republicano y no puedo imaginar memez mayor que la leída el otro día en este mismo periódico a Cayo Lara: eso de que los españoles tienen que elegir entre monarquía y república, o sea, entre monarquía y democracia. Como todo el mundo sabe, la URSS era una república, por tanto una democracia. Y los sindicatos ingleses luchan denodadamente contra su monarquía, que no es una de las democracias mas antiguas del mundo. Y que decir de esa impostada e incomprensible nostalgia republicana… Cayo, hombre, que el PCE estuvo contra la república, que la izquierda se rebeló contra ella… Hay días en que me pregunto si es imprescindible ser infantil y superficial, por no decir algo peor, para ser de izquierdas.

    • A mi tampoco me gustan las faltas de elegancia pero todas las personas tenemos integridad y una personalidad desarrollada como para sacar una conclusión distinta para un mismo hecho. No obstante, como es un asunto que nos afecta a todos, se debería de hacer realizado una consulta a los directamente afectados, en este caso, a los españoles, el no hacerlo ha provocado que, muchos como yo, que nos gusta la figura del rey para España, nos sintamos despreciados una vez mas por un grupo de listos que deciden la suerte de nuestros días pensando en que es lo mejor para todos cuando miran en el fondo los intereses de unos pocos y se olvidan de cómo poner la maquinaria de un país al 100% para el beneficio de todos.

  52. Tenéis suerte los catalanes de que vuestro presidente no se comporte como un lacayo . Soy madrileña pero, ¿habéis leído que por manifestarse en contra de toda esta pantomima han detenido ya a gente? ¿Esto es libertad de expresión? Esto cada vez más va a una monarquía absolutista. Ni en tiempos del gallego.

    • Hay personas que se han manifestado pacíficamente, unas 400, en la plaza Tirso de Molina y no les ha pasado nada. A los 3 que han detenido sería por algo más que manifestarse. Es que este tipo de republicanos no les basta con expresar sus ideas, necesitan meterle el dedo en el ojo al que no piensa como ellos. Los regímenes más absolutistas que tenemos están más bien en el lugar de las repúblicas de ideología izquierdista, mucho más que en las monarquías constitucionales. No conozco ninguna Monarquía Constitucional en un país que no sea demócrata y si hay muchas repúblicas donde las libertades brillan por su ausencia

  53. Da pena confundir patriotismo con hacer la clac al Borbón en las calles de Madrid. El patriotismo que nos quieren vender, podrían haberlo tenido desinteresadamente, si estos mismos que lo piden hubieran hecho algo por los niños que pasan hambre, por las familias que ha desahuciado dejándolos en la calle, robando por vía de impuestos, para financiar a los bancos, que después se quedan con las viviendas de los que no les ha quedado ni trabajo ni dinero, patriotismo sólo se lo podéis pedir sólo a vuestros consejeros, a los que le habéis dado lo que habéis sustraído, sólo a esos le podéis pedir, patriotismo. Eso sí, no llegaban a dos mil los patriotas que aguantaron esta mañana la canícula madrileña.

    • Algunos confunden patriotismo con patrioterismo del malo. Frente al patriotismo esencialista y privatizador a conveniencia de las élites, patriotismo popular. De ese que como no pueden privatizar, lo llaman populista.

  54. Empieza un nuevo periodo en España que seguro va a ser muy bueno, y confío que volverá otra vez la alegría, el progreso y los derechos y libertades. Así como la monarquía se ha renovado, también se está renovando el PSOE y sus frutos serán la mejoría de España dentro de la legalidad, la solidaridad, la justicia, los derechos y las libertades. Socialismo siempre por siempre.

    • Un tiempo nuevo sí, Urbasos, pero de momento el dibujo no es muy convincente. Con unas instituciones dominadas por una casta de políticos apoltronados que hacen girar la política y la justicia en torno a sí mismos para mayor gloría de sus figuras y sus bolsillos, en ese entorno D. Felipe no hay posibilidad de una nueva vida. Lo creeré cuando vean mis ojos una justicia independiente, una renuncia a los aforamientos y un rebaja sustancial de privilegios. Lo creeré cuando vea una representación digna y directa de los ciudadanos, cuando desaparezcan los partidos verticales con líderes adorados por mediocres parásitos que viven del erario púbico sin más. Pero me da que necesitamos aún más años para que los ciudadanos despierten y utilicen de una vez la urna como ballesta para lanzar políticos al ostracismo. Todavía necesitamos más tiempo para darnos cuenta de que nos manipulan desde la caja tonta, desde el periódico afin o desde el abanderado de turno. Y también, D. Felipe, tal vez era necesario empezar incluso por dirimir en las urnas si los españoles queremos una monarquía. Y eso majestad, si seria un tiempo nuevo

  55. Ese pensamiento de muchos en favor de cierto orden que mezclaba régimen monárquico, conservadurismo social y religión, que se aduce como justificación de la sublevación militar, es en realidad el reconocimiento de la oposición contra la República que gran parte de la Iglesia española (jerarquía y laicos) adoptó desde el principio. Es un tópico de cierta historiografía el desorden público de aquellos años, olvidando que lo creaban tanto los extremistas de la izquierda como de la derecha, que abiertamente propagaban “la dialéctica de los puños y las pistolas” (José Antonio Primo de Rivera).

    • HMSEC, se hace evidente el hecho que, sin duda, contribuyó más que otro alguno a la crisis final del Régimen, naufragado en el piélago de la guerra civil: la negativa de la coalición izquierdista a asumir una actitud integradora que, sin renunciar a un programa de izquierda, permitiese convivir a la vieja y a la nueva España.

      • La primera manifestación hostil a la Iglesia se produjo en mayo, apenas transcurrido un mes de la proclamación de la República, cuando una reacción antimonárquica derivó en el ataque a las casas religiosas y la orgía crematoria desplegada en Madrid y en Andalucía. Todavía sigue en la oscuridad el origen de aquel impulso salvaje que desvaneció, para empezar, la posibilidad de que el Régimen ensanchara sus filas incorporándose una expectante masa social disconforme con la reciente experiencia monárquica y, sobre todo, con lo que supuso el paréntesis dictatorial; la masa social que Alcalá Zamora había logrado polarizar hacia la República en las elecciones del 12 de abril, prometiendo una República que mantendría el Senado y, en él, la representación de la Iglesia… «con el arzobispo de Valencia, y con el cardenal de Toledo a la cabeza».

  56. El Gobierno del Frente Popular estaba perfectamente al tanto del golpe de Estado que se estaba cocinando. Sabía cuándo iba a ser y quiénes estaban detrás de él. Y no hizo nada por evitarlo, porque ese golpe, según pensaban los gobernantes del Frente Popular, iba a favor de sus propósitos de implantar en España la dictadura del proletariado. Pero les salió el tiro por la culata, porque no contaban con que media España se iba a poner de parte de los golpistas.

    • También podría leer los discursos de Largo Caballero, de Prieto, de José Díaz, de Companys o de Dolores Ibárruri a lo largo de cinco años de república para entender qué era lo que se estaba fraguando. Si los lee, seguro que le ayudan a entender un poco mejor por qué ocurrió lo que ocurrió.

  57. El no reconocer la responsabilidad del bando nacional en la guerra civil es casi más cobarde de lo que ya fueron sus propios actos. La responsabilidad la tiene aquel que usurpa el poder democrático mediante un golpe de Estado y después perpetúa una dictadura de 40 años de represión y venganza. El Gobierno de la República era el legítimo gobierno y, en consecuencia, de él dependían las Fuerzas Armadas. Fueron un grupo de delincuentes traidores quienes usurparon la soberanía democrática del pueblo español.

    • A mi juicio de nada vale leer 80 años después y de manera interesada los discursos de los políticos de izquierda de la Segunda República con el propósito de organizar una nueva “Causa General contra la dominación roja en España.” Por supuesto que se pueden traer a colación discursos furibundos de Pasionaria, Prieto, José Díaz, Durruti, Largo Caballero o Margarita Nelken para intentar “demostrar”que la izquierda española era (y es, porque esto es en el fondo lo que se pretende) revolucionaria, totalitaria y antidemocrática. Pero si se recuerdan estas soflamas yo puedo recordar otras de Gil Robles, Goicoechea, Calvo Sotelo o José Antonio no menos agresivas y antidemocráticas, además de reaccionarias y fascistas. La encendida retórica política de los años 30 era hija de su tiempo y resulta un poco inútil fingir indignación por lo que se dijo hace tantos años por tal o cual porque hoy nuestros valores son, afortunadamente, otros. Se trata de entender por qué los españoles de ese tiempo decían y hacían aquellas cosas que ahora nos parecen de otro planeta. Intentemos comprender, más que censurar. Y en cuanto a las responsabilidades por el desencadenamiento de la guerra civil, tampoco hace falta remontarse al sitio de Numancia. En el verano de 1936 no había en España ninguna revolución roja en marcha. Esto está demostrado y es inútil seguir erre que erre; lo que había en ese momento era una subversión de militares ultras conchabados con la derecha y la extrema derecha para destruir la República. No para derribar al gobierno del Frente Popular, lo que ya sería gravísimo, sino para terminar con el sistema democrático de 1931. El golpe fracasó y se hundieron las instituciones republicanas, que fueron suplantadas por la revolución o la contrarrevolución. Si a esto se le suma la división geográfica de España, el odio existencial que se tenían ambos bandos y la intervención de las potencias extranjeras a favor de uno u otro ya tenemos desatada la guerra. Pero una cosa ha de quedar clara: sin golpe de Estado no había en la España de 1936 ninguna posibilidad de guerra civil. Entonces, ¿quiénes fueron los máximos responsables de la guerra? Bien claro está: los militares y civiles sediciosos, que con su sublevación arrojaron la chispa al barril de pólvora. Lo demás es querer emborronar los hechos para seguir justificando ¡80 años después! a los golpistas.

  58. El Museo Reina Sofía presenta la exposición “República”, que incluye una selección de obras del escultor vasco Juan Luis Moraza (Vitoria, 1960). Una muestra que no pretende ser una retrospectiva de su obra, aunque se incluyan trabajos desde 1974 a 2014, sino más bien un hipotético museo dentro del museo donde se reflexiona sobre el propio espacio expositivo y la materialización de las ideas.
    La muestra se articula alrededor de una noción expandida de república, entendida en sus dimensiones ética y estética más allá de su significado como forma de gobierno. Para el artista, la cuestión pública no es un asunto meramente político sino antropológico, social, subjetivo y corporal.
    La primera parte incluye obras en las que resulta especialmente relevante la cuestión de la representatividad –en todo el sentido político y monumental del término– a través de series como interpasividad, ornamento y ley, plebiscitos o anormatividad. La segunda parte se estructura en torno a la “represencialidad”. Este concepto alude a la presencia del sujeto a ambos lados de la representación: como autor y como espectador. En esta sección se incluyen series como repercusiones, software, individuos o alma.

  59. Porque era un NIDO de Vagos, Mangantes Vividores del Cuento y Delincuentes, y ya se sabe un País que todos son JEFES además de Burguses y todos MANDAN, pues asi paso que se llevaron todas las Hostias. Y el único que salio Ganando pero sin un Céntimo, fue el PUEBLO LLANO que se sacudió de encima a toda esa panda de GOLFOS. Y a los pobres Diablos que les habían seguido los dejaron aquí con una mano a delante y otra atrás para que dieran la Barba y PAGASEN los Vidrios Rotos que los Chorizos salieron de naja fuera de ESPAÑA a DISFRUTAR de sus buenas Cuentas CORRIENTES en BANCOS EXTRANJEROS, uno de ellos el GOLFO del NEGRIN.

  60. La foto de la alegría por las calles después de proclamarse la II República, es extraordinaria y muestra la belleza limpia y joven de las manifestantes. Era un clamor popular sano y esperanzador de que, por fin, gobernará el pueblo.
    Desgraciadamente, las fuerzas conservadoras, muy poderosas, comenzaron ese mismo día a combatir por todos los medios esa marea popular, hasta que llegaron al alzamiento contra el orden republicano. Los sublevados utilizaron las armas y las tropas que eran propiedad del gobierno y no de sus mandos rebeldes.
    Ahora, la unidad popular se hace imperativa para retomar las riendas del poder, como se ha efectuado en los principales ayuntamientos, en las últimas elecciones municipales.

    • Y la España negra con el apoyo de los monárquicos, la jerarquía católica, los nazis y fascistas del Duce y la indiferencia de las democracias occidentales, aplastó a la España luminosa.

  61. Las dos Repúblicas que ha habido en este país han sido un auténtico fracaso. Y aún hay gente que la defiende. Parecen olvidar que la II República ya era el caos antes del comienzo de la Guerra Civil. Supongo que después de tantos años la tienen mitificada. Y tampoco entiendo esa identificación de República con izquierdas, cuando en este país hubo gobiernos republicanos de derechas.

  62. Valencia fue capital de la II República entre noviembre de 1936 y octubre de 1937 pero de aquellos efervescentes 11 meses apenas quedan placas o indicaciones que lo recuerden. En 2016 se cumplen 80 años de aquella etapa y la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València ensaya una ruta para reivindicar la memoria histórica de la capital republicana.

  63. Afortunadamente, la investigación histórica rigurosa va derribando los mitos franquistas o neofranquistas o revisionistas “amables.” Y es que los datos empíricos derriban la falsedad de una república débil, condescendiente con los revolucionarios y que al final fue presa fácil de los mismos, justificando así la irrupción salvadora del “glorioso ejército nacional” y los siguientes 40 añitos a la sombra. Sobre el asunto de la violencia política durante este período, que la caterva derechista (Payne/Palacios, De la Cierva, Moa, Luis Romero, Ranzato) atribuye casi en exclusiva a a izquierda, se ha publicado un estudio monumental del profesor Eduardo González Calleja, uno de los mejores especialistas españoles en historia contemporánea. En “Cifras cruentas. Las víctimas mortales de la violencia sociopolítica en la segunda república española (1936-1939)” (Comares, 2015) se demuestra que el total aproximado de víctimas políticas durante la república ascienden a unas 2629, pero que de este total nada menos que 1550 son atribuibles a las fuerzas del Estado, que sufrieron a su vez 450 víctimas mortales. A la vista de estos datos, parece que la “revolucionaria” (sic) república no se andaba con bromas a la hora de mantener el orden público. El propio González Calleja señala en una entrevista, entre otras cosas, lo siguiente: “Los españoles de aquella época no eran como nosotros, tenían otros valores y prioridades políticas (por ejemplo, entender la democracia como un medio, no como un fin en sí misma) (…) fue una violencia multifacética, dispersa, localista (sobre todo en el ámbito rural), en ocasiones espontánea y no dirigida -salvo excepciones- al asalto al Estado (…) La Guardia Civil, la Guardia de Asalto, los Carabineros son, junto con el Ejército, los principales protagonistas de la violencia. Están implicados en cerca del 70% de las acciones luctuosas de aquella época (…) Hubo más bien un abuso de autoridad, más que una falta de ella. Tanto el pretendido ensañamiento gubernamental contra las derechas como la inminencia de una situación revolucionaria son una falacia. El golpe de Estado militar se venía gestando desde mucho tiempo atrás, y apenas se relaciona con la violencia política de aquella primavera.” Pues ya está: otro mito facha justificador del franquismo echado por tierra. Los revisionistas “científicos” revisados de arriba abajo por la fuerza inexorable de los datos comprobados.

  64. La ARMH denuncia que Defensa organiza una conferencia que culpa a la II República de la Guerra Civil. La asociación memorialista considera que la conferencia ‘El camino hacia el 18 de julio’, que impartirá el hispanista Stanley Payne, busca quitar la responsabilidad a los generales golpistas que optaron por el ejercicio de la violencia para la toma del poder. Ya veo que tantos años de propaganda franquista han calado muy hondo en algunos que no son capaces de sacudirse tanta mentira.

    • Pues claro, la culpa de la Guerra Civil, fue de la república, que si no se hubiera proclamado, no habría sido necesario destruirla.
      En el Ministerio de Educación existe un comité que se encarga de revisar los libros de texto y dicta instrucciones cómo debe contarse la Guerra Civil, y si no se cuenta como ellos quieren, vetan a la editorial.
      Y no, no vivimos en un Estado Totalitario, con un Ministerio de Adoctrinamiento en la Verdad Suprema, y quien diga lo contrario, es un incitador al odio, castigable por el Código Penal.
      Y quien quiera desenterrar de las cunetas a los 150.000 fusilados, son otros tantos totalitaristas bolivarianos que quieren volver al guerracivilismo y cambiar el sentido de la historia, pues jamás se fusiló a nadie, que Yagüe se dedicaba a regalar caramelos a los hijos de los pobres.

    • Payne, otro historiador revisionista como Pío Moa y algunos otros valedores del gobierno faccioso que asolo el país… la culpa del golpe.. la tuvieron las victimas del mismo…¡típico!.

    • El franquismo sigue instalado en una parte importante de los Ejércitos. ¿Las asociaciones de militares demócratas no piensan decir nada?

  65. Dinos, Payne, ¿condenas a los franquistas, el golpe criminal del 36 y el posterior genocidio que practicaron? ¿Exiges que este régimen actual considere la República española el orden legítimo y democrático y héroes a los que la defendieron y lucharon contra el franquismo?¿Condenas el robo de bienes de los demócratas republicanos por parte de los franquistas y exiges su restitución? ¿Exiges a este régimen que los franquistas sean enjuiciados por lo que hicieron y que autorice la extradición a Argentina de los criminales franquistas? ¿Exiges a este régimen actual actos oficiales de reconocimiento de los luchadores por la legalidad republicana que cayeron por defenderla como el general de la guardia civil Escobar fusilado al final de la guerra por mantenerse leal al gobierno legítimamente constituido?

  66. La conferencia será impartida por el hispanista Stanley Payne, que en los últimos años se ha caracterizado por alinearse en torno a las tesis revisionistas, que han justificado el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 responsabilizando del mismo a los desórdenes sociales de la Segunda República.
    También el historiador estadounidense niega la Memoria Histórica y en unas declaraciones dijo que el rechazo de la Transición por la izquierda actual, en el sentido de querer cambiar una situación de una sociedad sin vencedores ni vencidos parece propiciar otra vez una sociedad con vencedores en contra de los vencidos, lo que es una contradicción en los términos. O también declaró sobre su biografía de Franco que lo habían retratado con sus vicios y sus virtudes. Olé!!!!

  67. Manipula y miente que algo queda, la constitución del 31 fue el resultado de un proceso soberano popular mediante unas cortes constituyente convocadas sin límite legal previo por un gobierno provisional constituido al caer la monarquía, se aprobó la constitución en diciembre del 37 y no se refrendó porque no era la costumbre de la época, bastaba con una asamblea soberana constituyente, y ahora nos cuentan que tampoco votaron las mujeres y por eso no era democrática.
    En el 77 nunca hubo cortes constituyentes sino unas elecciones convocadas con las leyes franquistas por un rey puesto por Franco con todos los partidos republicanos ilegalizados, la ley franquista 1/77 contemplaba la posibilidad de una reforma constitucional de las leyes franquistas y eso fue lo que se hizo. Y Solé Tura, que en nombre del PCE llegó a presidir la comisión constitucional (aunque de comunista no tenía nada como luego demostró), reflejó en sus memorias como el artículo 2 fue redactado en los cuarteles e impuesto sin debate y sin posibilidad de elegir otra cosa, eso es lo que los neo-franquistas llaman democracia, lo que hay ahora.

    • Lo que se voto exactamente en 1978 fue si la gente se conformaba por las buenas con esta constitución, o prefería volver al franquismo por las bravas. Aun así, tres años después incluso volvieron a enseñarnos los sabIes por si se nos olvidaba de donde veníamos.
      ¿Qué consenso ni qué reconciliación? Aquello fue un secuestro, y hoy, casi 40 años después, parece como si el país entero siguiese teniendo síndrome de Estocolmo.

    • Señor Dragó: Confundir memoria con rencor es un problema semántico aún no resuelto en este país. Ejercer la memoria como tal prevendría ante errores anteriores, el uso del rencor invitaría a cometerlos de nuevo; es una cuestión pedagógica. ¿Habrá alguien que piense que sea necesaria una confrontación para conocer la diferencia?

      • “El horror que precedió al levantamiento del 18 de julio”, se atreve a escribir este cantamañanas. Primero: nada de “levantamiento.” Golpe de Estado contra un gobierno legítimo. La palabras no son inocentes. Segundo: el horror vino a partir del 18 de julio con el desencadenamiento de la guerra civil. Es lo de siempre en el discurso histórico-político de la derecha: se demoniza la Segunda República para justificar el golpe militar, la Guerra Civil que provocó y la dictadura franquista. Durante los agitados meses del Frente Popular (“la primavera trágica” según el franquista Don Ricardo de la Cierva) hubo exactamente 351 homicidios políticos, de los cuales buena parte fueron causados por las fuerzas de orden público (González Calleja). Lo verdaderamente trágico en 1936 no fue la primavera sino el verano.

  68. El libro “1936. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular”, escrito por Manuel Álvarez Tardío y Roberto Vila García, pone en duda la fiabilidad del resultado electoral de febrero de 1936. Desde luego, esta invesigacion es un torpedo en la línea de flotación de la historiografía de izquierdas: el golpe militar de 1936 fue contra un gobierno legitimado por las urnas, un gobierno perfectamente democrático. Pero según estos autores de derechas, apadrinados por Payne, el escrutinio electoral en febrero de 1936 no fue del todo limpio. Parece ser que a partir de la dimisión de Portela el 19 de febero de 1936 se dieron en varias provincias alteraciones en el recuento de votos que hicieron oscilar la mayoría parlamentaria hacia la izquierda. Al principio del recuento, esta mayoría frentepopulista no estaba tan clara. En estos días cruciales, con un gran vacío de poder y graves alteraciones del orden público, algunas autoridades frentepopulistas interinas perpetrarían fraude electoral. Lo que no queda nada claro es el alcance global de dichos fraudes. Dicen Villa y Álvarez Tardío: “En este caso hablamos de una falsificación postelectoral, sobre la documentación hecha sobre las mesas. Hay una fasificación electoral urdida la noche anterior a la reunión de la Junta Provincial en algunas provincias. Un fraude localizado.” “La segunda vuelta de las elecciones está muy condicionada por la falta de seguridad jurídica (…) no fue un fraude total, pero sí introduce elementos de fraude en algunas provincias. Son pequeñas diferencias de votos que afectaban al recuento de escaños. Es un fraude en determinados lugares que han hecho bailar escaños.” A nivel nacional, estos dos historiadores no son capaces de determinar cuántos votos fueron fraudulentos, aunque especulan con “quizá más de 150.000” sobre un total de 8 millones. También admiten que no hubo ninguna orden de Azaña para alterar el recuento. E insisten en que el fraude fue únicamente cosa de las izquierdas, que las derechas eran angélicas e irreprochables en esto de contar votos. Sospechoso, sospechoso. La polémica está servida.

  69. El parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández (Ezker Anitza-IU) ha denunciado la decisión del PP de impedir la colocación de la bandera republicana en el Parlamento vasco en la jornada del 14 de abril, 86º aniversario de la proclamación de la II República, por lo que ha acusado a los ‘populares’ de seguir actuando como “herederos de la dictadura”.
    Hernández había planteado instalar la bandera en respuesta a la petición de 9 asociaciones y colectivos republicanos de Euskadi, que habían pedido que la enseña republicana ondeara en algún lugar visible del Parlamento con motivo del aniversario.
    Cada uno es heredero político de quien demuestran sus hechos.

  70. El PCE llama a ondear banderas republicanas como acto de rebeldía democrática. La iniciativa republicana viene enmarcada en un contexto en el que varios ayuntamientos han sido denunciados por izar banderas tricolores. Los consistorios de Cádiz, Silla y Sagunto, entre otros, han sido protagonistas por colocar en sus balcones banderas republicanas.

    • Si lo que dice un político no es algo de lo que un ciudadano pueda fiarse, la bandera que ondee es aún menos una prueba fehaciente de algo, más bien de nada. El que lo hace, en el contexto actual de esta sociedad, demuestra o bien ignorancia, o bien insensibilidad, o bien falta de ética. En cualquier caso la colleja que se merecería de la sociedad puede ser la misma. Y no necesita saber la causa específica.

    • Ahora dice el PCE, lo que hace semanas vengo diciendo… “pon en tu ventana o balcón la bandera republicana, ahí no la pueden quitar”.

  71. Llamazares acierta en muchas cosas. Desde luego, el origen de la guerra civil está en un golpe de estado de un sector de los militares contra un gobierno legítimo que desencadenó un proceso revolucionario en la retaguardia republicana. La contrarrevolución preventiva contra una revolución izquierdista imaginaria desató una revolución de verdad. La contrarrevolución causó la revolución y la guerra civil. La paradoja en el origen. También es inatacable el carácter cuasifascista del franquismo, el apoyo que recibió de fascistas y nazis, su carácter ferozmente represivo mantenido hasta el final (fusilamientos de septiembre de 1975) etc. Nadie de buena fe discute eso. Pero, claro, Llamazares intenta colar también opiniones personales no verificadas y que pueden ser perfectamente discutidas o rechazadas. Por ejemplo: menciona unos absurdos 150.000 desaparecidos, “como en Corea” (?); da una imagen rosa y acrítica de la Segunda República como espejo en que debe mirarse la democracia actual e incluso una venidera Tercera República; intenta hacer pasar por demócratas a los revolucionarios de izquierdas que nunca lo fueron (puro anacronismo); en una palabra: quiere convertir en memoria histórica oficial lo que no es otra cosa que la versión izquierdista de la república, la guerra y el franquismo. Esta versión tiene aspectos razonables y otros que no lo son tanto y que son como poco debatibles. Debatir no es sinónimo de franquismo; más bien al contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s