Franco, ¿un fascista?

El debate acerca de la correcta caracterización de Franco y el franquismo en lo referente a sus relaciones con el fascismo y el nazismo, ha sido especialmente intenso en las últimas décadas. En concreto, precisar o aclarar la naturaleza del franquismo, su grado de compromiso con esas ideologías totalitarias, la franqueza de las declaraciones que hacía Franco o los falangistas sobre su adhesión a esos regímenes. Poco ha contribuido a ello el uso habitual de fascismo/fascista como dicterio o arma arrojadiza, de dudosa elegancia, en muchas discusiones. Basta ojear cualquier periódico digital que hable de este tema para encontrar los calificativos de dictador, asesino, genocida y, por supuesto, fascista, aplicado a Franco y su régimen. Veamos su valor descriptivo de lo que fue la dictadura franquista.Franquismo

Si hemos de creer a un falangista como Dionisio Ridruejo, ellos eran fascistas y se enorgullecían de serlo. Dice: “Se me ha preguntado más de una vez si los falangistas de 1936 éramos fascistas. Siempre he contestado afirmativamente. A otras personas, que también lo fueron, esa admisión les parece inaceptable, acaso porque no han sometido a un lavado crítico sus antiguas convicciones. Es cierto que José Antonio Primo de Rivera dio muestras de desear distanciarse de los modelos llamados totalitarios y que algunos de sus consejeros eran más maurrasianos que devotos de Mussolini o de Hitler. También es cierto que el falangismo era una ideología en formación y es posible que hubiera tenido una crisis si el resultado electoral del 36 hubiera sido otro. Este resultado electoral, sin embargo, llenó sus filas de masa netamente derechista que iba a Falange porque veía en ella el portavoz del fascismo español, de la acción minoritaria violenta para la conquista del Estado”. Cosa distinta es que Franco asumiera el ideario falangista.

Sería a partir de julio de 1936 cuando Falange, concebida como partido único adquiere un alto grado de imitación respecto a los modelos italiano y alemán. De lo que cabría concluir que el movimiento más propiamente fascista no fue el de la Falange originaria, sino el creado por Franco a partir del inicio de la guerra y, sobre todo, tras el Decreto de Unificación de 1937. Pero equiparar fascismo y franquismo resulta problemático porque los contextos ideológicos, políticos y sociales en los que surgieron tales regímenes fueron muy distintos. A diferencia de Alemania e Italia, la sociedad española hubo de enfrentarse a una guerra civil que no fue consecuencia de la dialéctica fascismo/antifascismo, sino de la de revolución/contrarrevolución. Salvo en España, no existió en la Europa occidental una izquierda tan radical y extrema como la anarquista y la comunista.

Este modo de proceder presenta el grave inconveniente de integrar en un mismo género político-ideológico al fascismo italiano y al nacional-socialismo alemán, con sus respectivas profesiones de fe pagana y atea, respectivamente, con el falangismo español y su apelación a una Revolución fundada en los más altos valores espirituales del cristianismo. Diferencia esencial entre unos y otros que, por cierto, a los falangistas precisamente no se les pasó y no les pareció secundaria o circunstancial. De ahí su resistencia, o ambigüedad, a la hora de asumir el término fascista como elemento de definición. La Falange no tuvo contacto con los partidos nazi y fascista. A José Antonio no le agradaba su carácter ateo/pagano; no sentía ninguna admiración por Mussolini del que decía que se había limitado a crear un mito. Pese a aceptar el carácter fascista de Falange pronto lo desmiente. Falange se separa de nazis y fascistas: es católica; equiparan su ideología a la política nacionalista de los Reyes Católicos; y la religión se hace más fuerte a medida que avanza la guerra.

En cuanto a Franco se puede afirmar que nunca fue fascista, en sentido estricto. Tenía una mentalidad estratégica que se adaptaba a cada situación. Los falangistas cometieron el error de pensar que Franco se identificaba con la ideología falangista. Pero Franco no creía en ninguna ideología, era un militar de academia formado en la lógica de la estrategia militar, que aplicó toda su vida al gobierno de España. No creía en los políticos ni en los intelectuales. Eran necesarios pero controlados desde un poder superior, que era el militar. A Franco no le tembló la mano a la hora de firmar condenas de muerte: en toda guerra, para ganar, tiene que haber bajas. Aprendida en la milicia es su división del campo en dos partes, la de los amigos y los enemigos, a los cuales hay que combatir hasta la muerte. La II República le había convencido de la inutilidad de los políticos y de las veleidades de los intelectuales. No creía en ellos. Los usaría pero con esa mentalidad militar: Falange, Acción Católica, ACNP, Opus Dei. Solo hay un grupo al que siempre tuvo a su lado, la jerarquía católica: esa será una de las permanentes críticas de la Falange dado que la Iglesia estaba alineada con la parte más reaccionaria y conservadora de la sociedad española. Franco siempre escondió su estrategia e hizo creer a todos que estaba con ellos, cuando en realidad no era así.

Franco impuso su estrategia de acercamiento a nazis y fascistas intentando convertir a España en una tercera potencia. Pero dejó de hacerlo cuando esto empezó a ser estratégicamente comprometido. Tal es la tesis que han defendido historiadores como Payne y que ha sido corroborada ampliamente por los testimonios procedentes del mismo Hitler. Tiene razón Ridruejo cuando niega el calificativo de fascista aplicado a Franco. Dice: “Franco no era fascista. Lo que a Franco le interesaba totalizar era únicamente el mando. Mando y obediencia habían de ser las relaciones recíprocas entre la jefatura y el Partido, el generalato, el Ejército, la presidencia y el Gobierno”. Todo estaba vinculado a su decisión suprema, pero él nunca estaría supeditado al Partido, como había ocurrido en alguna medida con Stalin y Hitler, y, de forma paradigmática, a Mussolini que fue forzado a dimitir por el Gran Consejo fascista (el Partido). Era una lección que Franco tenía aprendida. Sigue Ridruejo: “En las perspectivas de Franco tales vinculaciones resultaban inadmisibles. Él se organizó una figura trinitaria en la que la persona soberana era una –e incondicionada– y sus funciones tres: el Partido, las fuerzas armadas, el Gobierno, sin que estas funciones pudieran interferir las unas en las otras. El Gobierno no dependería jamás del Partido ni del Ejército. El Partido sería instrumental. El Ejército, un delicado aparato de obediencia automática, en el que residiría –latente– la última ratio”.

Si se entiende el fascismo sólo como la aspiración a establecer una nueva sociedad jerárquica y orgánica, con la que superar la anemia de la sociedad moderna, entonces, ciertamente, Falange sería un movimiento fascista (con el inconveniente de haberse devaluado la nación al ensancharse por su base).

Anuncios

228 pensamientos en “Franco, ¿un fascista?

  1. En este tema, como en tantos otros, se ha perdido el sentido de los matices y es muy difícil no asociar términos como fascista y nazi con simples insultos que no son descriptivos sino una simple forma de descalificación. Por eso es tan importante la correcta catalogación de los distintos regímenes políticos que, como en el caso del franquismo y el fascismo italiano, tenían tantas semejanzas.

  2. Que los tres eran regímenes dictatoriales es claro, como lo era la Rusia de Stalin o la Corea del Norte actual. A partir de ahí, las diferencias son abismales. En términos antiguos, unas son de derechas y otras de izquierdas, aunque al final uno no sabe muy bien qué significan esas categorías explicativas. Para mí, cuando un régimen se convierte en dictadura pierde muchos elementos de los que servirían para definirlo como de derechas / izquierdas. Todos acaban exaltando la Nación, aplastando al individuo, y metiendo dinero en paraísos fiscales.

  3. Magnífico artículo que intenta superar los tópicos y la facilidad con que se utilizan los términos “facha”, “fascista” o “nazi”. Incluso es curioso que se utilice como genérico el término los fascismos, cuando el régimen estrictamente fascista era el Italiano que en sus primeros años fue más “moderado” que el nazismo y bajo la influencia de éste se radicalizaría sobre todo a partir del 38 (por ejemplo en el tema del antisemitismo).

    Otra dimensión que creo que sería interesante analizar es la evolución del mismo franquismo desde un inicio filo-fascista hasta un régimen autoritario personalista y tecnocrático; en lo cual tiene una influencia decisiva la influencia americana.

    Un saludo.

  4. Yo creo que Franco fue el arquetipo del militar reaccionario y anticomunista, más que estrictamente fascista. Pero como la derecha española y europea se “fascistizaron” durante el período de entreguerras, Franco y su régimen también lo hicieron. En la década de los 30 parecía que la democracia liberal estaba lista para un museo y que lo “moderno” eran las nuevas formas políticas autoritarias orgánicas, corporativas, jerárquicas y caudillistas. Todas las derechas españolas durante la Segunda República (cedistas, monárquicos alfonsinos, carlistas y falangistas) eran antilberales y autoritarias y planeaban el derrocamiento del sistema democrático, bien fuera mediante un golpe de estado o bien mediante una táctica legalista de transformación de la democracia en un régimen autoritario, corporativo y confesional. Al final, fue el sector derechista-africanista del ejército el que tomó la iniciativa del golpe de Estado, subordinando a las derechas a su estrategia castrense. La espada militar liquidó la democracia de 1931 y a la vez disciplinó a las derechas españolas unificándolas en FET de las JONS. Y el jefe del Partido, del gobierno, del Estado y Caudillo de los ejércitos era Franco. El dictador fue el árbitro de la coalición reaccionaria que monopolizó el poder en España durante 40 años. En esa coalición (“las familias del régimen”) había fascistas, pero también otros derechistas que nada tenían que ver con el fascismo. Además, el componente fascista del régimen se fue diluyendo progresivamente con la derrota del eje y el fin de la era fascista en 1945. La España de la segunda mitad de los cuarenta y de los años cincuenta era nacionalcatólica, no fascista. Con el crecimiento económico de la década de los 60 el régimen pasó a ser una especie de dictadura de desarrollo desideologizada (“el crepúsculo de las ideologías”). Cuando Franco se muere el fascismo era ya residual en España y con la democracia la extrema derecha es la más marginal de toda Europa. Con Franco hubo fascismo, claro, pero progresivamente decreciente y subordinado al Estado, al Ejército y a la Iglesia católica, que eran los verdaderos amos. Un importante historiador del fascismo, el británico Roger Griffin, dice que “Franco utilizó las energías de Falange y también alusiones a la estética modernista para vestir un proyecto de la España tradicional modernizada, pero no transformada. No quiere un nuevo español producto de una revolución antropológica. Los fascistas italianos y alemanes querían un nuevo italiano o un nuevo alemán.” Franco sólo quería mandar.

  5. Como ya se dice en el artículo, el autor de obligada consulta en este tema es Payne y sus dos obras: Historia del fascismo español; Historia del fascismo. Lo que hace otra historiografía de izquierdas es puro sensacionalismo. Si el llamado fascismo español fue descafeinado; si el franquismo fue un régimen cambiante que se amoldó a las circunstancias y fue cada vez más aperturista hasta el punto de hacerse el harakiri y devenir en la democracia actual; si sobre todo, el fascismo exige un corpus ideológico elaborado del que es notorio que carecía el franquismo, resulta cuando menos sorprendente que se siga hablando en muchos libros de la naturaleza fascista del franquismo.

    • Vadorate, las tesis de Payne están bastante desacreditadas. Es demasiado tendencioso. Para ser serio, no hay que aislar una perla, hay que mostrar el panorama completo. Para el mundo civilizado y muchos de sus académicos, la democracia española era real. novicia e imperfecta, pero real. Lo que hizo el dictador fue posponer la vida democrática española casi medio siglo. Y aún es bastante imperfecta, lo que no justifica ningún tipo de dictadura. La democracia, como decía Churchill, es un sistema muy imperfecto. Pero no hay hay otro mejor. Defender la dictadura y a sus asesinos, por unos supuestos “logros” para los suyos es un hecho real en España, como aquí lo constatamos. Es detestable para el mundo civilizado y demócrata.

    • Vadorate, es la historiografía la que desacredita a Payne, y lo hace por su obvio sesgo conservador. Hay obras en ambos sentidos políticos. No se porqué hay que considerar a Payne como principal autoridad. Respecto a que las elecciones del 36 fueron fraudulentas, no lo pudo aceptar. Se necesitan pruebas reales, para anular toda la elección, una visita, un artículo por ahí y otro libro por allá no son prueba. Para eso existen las leyes. Demuéstrelo legalmente. En todo caso, usted parece decir que es preferible una dictadura. La democracia siempre levanta ampollas, especialmente en personas de corte conservador. Me parece irónico, que personas como usted, que defienden la dictadura hablen de legitimidad de origen de la democracia, cuando ésta en verdad no les interesa. Es solo un pretexto para imponer otra forma de absolutismo. Porque esa era la cuestión: democracia o dictadura. Hay que cuidarse de esas actitudes, porque en cualquier momento pueden decidir que la democracia no les gusta e imponer un dictador por décadas, y solo en España se considera bueno a un dictador asesino.

      • Payne es un buen historiador, pero también un reaccionario, y eso se nota, sobre todo en sus últimos libros, bastante intragables y sesgados. El norteamericano tiene tal obsesión contra la izquierda española en general, y contra Manuel Azaña en particular, que pierde pie en bastantes ocasiones, cayendo en el panfleto y el alegato. Se nota a leguas que se deja llevar por sus preferencias políticas y que no es nada neutral en sus análisis históricos. Claro que siempre mantiene las formas y sus trabajos tienen una apariencia de solidez académica que puede llamar a engaño. Pero para mí este autor ha perdido los papeles desde hace bastante tiempo. Su tesis favorita es que las izquierdas burguesa y obrera fueron por su radicalismo “jacobino o marxista” las grandes responsable de dinamitar la democracia republicana y que los rebeldes lo único que hicieron fue poner punto final a un régimen que ya no era democrático más que de nombre. Por supuesto, Payne es sumamente indulgente con las derechas, en especial con la CEDA, y de Franco llega a decir que fue más fiel a la República que Manuel Azaña (!!!). También dice de César Vidal, Pío Moa o Martín Rubio que son unos excelentes historiadores profesionales enfrentados a una fantasmagórica “corrección política” que según su parecer condiciona las investigaciones de los demás historiadores españoles. Payne llega a afirmar cosas como las siguientes: “A menudo se ha dicho que Franco y la insurrección de los nacionales de 1936 acabaron con la democracia en España, pero una perspectiva más honesta de la historia española revelará que el alzamiento que inició la Guerra Civil fue debido, más exactamente, al fracaso previo de la democracia (…) Un estudio objetivo mostrará que la revolución del 18 de julio no fue un mero rechazo de la república democrática, sino más bien una rebelión contra la falta de democracia y la ausencia de un gobierno constitucional, que se había convertido en norma (…) El Caudillo no destruyó la democracia republicana, porque apenas quedaba democracia que destruir.” Exactamente lo mismo pensaban los sublevados en 1936. Payne convierte la justificación ideológica franquista del golpe de Estado, de la Guerra Civil y de 40 años de dictadura en un argumento falazmente “científico.”

      • Sabino, por supuesto. Payne publicaba en los 60 en la editorial Ruedo Ibérico ensayos que cantaban las miserias del franquismo y las derechas reaccionarias que se alzaron contra la República. En la última década, en cambio, ha denunciado insistentemente el carácter radical de la legalidad republicana. Donde unos ven traición, él simplemente ve un mayor equilibrio a la hora de juzgar las causas de la guerra que desangró España. Pero es indudable que ha virado por completo.

  6. El Estado actual es una modificación, un enjalbegado, de aquel Estado golpista que se convirtió en el régimen político más abyecto que ha tenido la historia de España. Durante casi cuarenta años tuvimos que sufrir a un pueblo acobardado, viviendo de las migajas de unos gobernantes patanes, estultos y arrebujados entre sotanas y uniformes degradados, todo ello inmerso en unos portavoces bocazas, ignorantes y repugnantes. ¡Qué período tan negro en la historia de este sufrido pueblo!…No nos engañemos, no está totalmente fenecido, aún prosiguen los nostálgicos y las plañideras…

    • Osiris, España ya era fascista -aunque con otras denominaciones- mucho antes de Franco, Mussolini y del Führer; la República y otros intentos de liberalización fueron efímeros. El franquismo se tornó en “democracia” no por aperturista, sino por algo más vulgar: no había quien reemplazara a Paca la cachonda. Si se considera “liberal” ahora, no es más que por la inercia de los tiempos. Nadie duda en Europa que el país con mayor influencia del pensamiento religioso y absolutista es España. Si no, dadle más tiempo a los peperos para ver como nos hacen retroceder en el tiempo en contra de todas las leyes de la física…

  7. Franco fue un hombre providencial, que paró los pies a la revolución y tuvo un régimen popularísimo con una oposición residual que ni logró desalojarlo, ni tras las elecciones de 1977 y hasta hoy pasó de lo minoritario; providencial también para la (autodenominada) izquierda cuando esta, una vez que abandona el marxismo o el marco constitucional no le permite hacer políticas económicas de izquierda –que en realidad son las que cuentan–, sólo puede reivindicarse como izquierdista por lo accesorio, pongamos por caso reescribir la historia con sensacionalismo y maniqueísmo, cambiar la moral tradicional, o ser los más viscerales anti-franquistas del mundo mundial… con Franco muerto, que a moro muerto, gran lanzada, y tal y tal y tal. Si nuestra sociedad burguesa no fuese tan hipócrita, sólo por haber parado los pies a la revolución y al gobierno que se comportaba como testaferro de los revolucionarios, debía contar, como con sentido común contaba, con monumentos y calles dedicadas a él en cualquier población del país, hasta en las más pequeñas. Todo llegará cuando se apaguen pasiones y subvenciones.

    • Vanessa, ¿oposición residual? Mi padre (quinta del biberón) con 4 hijos y una mujer, teniendo en cuenta que la vida solo se vive una vez…tuvo 2 opciones oponerse a Franco con el riesgo de torturas persecución y muerte como fue a diario, o dedicarse a criar y amar a sus 4 hijos y esposa, y dedicarse a hablar de fútbol de toros y de mujeres durante 40 años , en definitiva sobrevivir, …¿tu que habría hecho?. A lo mejor habrías sido más valiente.

      • Diaskora, ningún régimen se sostiene 40 años sin un fuerte apoyo popular que lo considera legítimo. Si ese supuesto exilio interior al que aludes de tu padre pasase de lo residual en la sociedad española, la oposición, y me refiero al PCE que el PSOE histórico estuvo 40 años de vacaciones y el actual es un invento de la CIA y la socialdemocracia alemana, que no querían que en España se repitiese la experiencia comunista italiana, si la oposición al franquismo pasase de lo residual, digo, el régimen habría colapsado y en las elecciones de 1977 y siguientes el PCE no habría obtenido una representación minoritaria.

    • En la primavera de 1936 en España había tiros, ocupaciones de fincas en Extremadura y bastante anarquía, pero en absoluto estaba en marcha una revolución. Ningún historiador serio defiende hoy día lo de una revolución roja frenada en el último instante por el mesías Franco. Los únicos revolucionarios fueron los militares que se sublevaron en julio, desarticulando el Estado y sumergiendo al país en una Guerra Civil sin cuartel. Sin el fracaso del golpe de Estado en España no hay ni guerra ni revolución. Los franquistas no nos salvaron de nada y fueron los máximos responsables del conflicto.

      • “Ningún historiador serio defiende hoy día lo de una revolución roja frenada en el último instante por el mesías Franco”
        Si por revolución roja se entiende la situación rusa de 1917 y el programa de Lenin, no lo había ciertamente, por que el PCE al principio era residual. No obstante en el seno de PSOE se gesta abiertamente un sector cada vez más radical, que explícitamente rechaza la República Burguesa y defiende la “dictadura del proletariado” (como literalmente puedes leer en la hemeroteca en el “Claridad” del ala Caballerismo) y el Frente Unido con el PCE (no consideraba el frente popular con la izquierda “burguesa”). Ya se vió en el 34. Lo que pasa es que el Lenin español simpatizaba con el bolchevismo, pero no tenía la visión estratégica de este y por eso fue defenestrado por el PCE. Conjuntamente con el ambiente de pistolerismo entre milicias socialistas, anarquistas con falangistas.

        Después del golpe el ambiente de terror creado por los milicianos de todos los partidos, ponen en cuestión la legitimidad republicana, no en las formas, pero si en la REALIDAD de facto.

        Después es el PCE controlando PSUC, Juventudes Socialistas, gran parte de UGT y bajo órdenes de Stalin, instaura una semidictadura (por decirlo suavemente)con la protección de Negrín y de los miles de asesores soviéticos junto con sus siniestras checas.

        No digo que en la ,República hubiese genuinos demócratas y gente de gran valía (Martínez Barrio, Besteiro, Campoamor y si me apuras Azaña o Prieto y otros). Pero actuaron totalmente arrastrados primero por la calle y luego por el tandem PCE-Negrín-Stalin y así lo expusieron muchos en sus memorias. El golpe de estado de Casado intenta poner fin a la dictadura del PCE cuyos dirigentes huyen cómodamente en avión.

        No obstante, me encantan en general las posiciones de la mayoría de los contertulios, con ciertas discrepancias en los detalles pero bastante ecuánimes. No es ese el espíritu de la “Ley de Memoria Histórica” y similares.

        Saludos.

  8. Vanessa, lo de legitimo es cosecha tuya, como comprenderás de legitimo el franquismo no tuvo nunca nada, fue un golpe de estado puro y duro, al Sí legitimo gobierno de la república, a la gente joven podrás adoctrinarla y manipularla, a mí con 57 años como comprenderás no me la vas a colar, tú podrás decir e reinventar lo que quieras estás naturalmente en tu derecho, a pesar de los esfuerzos del gobierno actual del PP, lo de residual es otra cosecha tuya a menos que vivieras al margen de la sociedad en un cuartel de la guardia civil u o ejercito ,en España durante 40 años el ciudadano de a pie viendo la represión ejercida sobre su vecino , su familiar , su amigo, siempre tuvo 2 opciones o vivir voluntariamente “anestesiado” o dejar huérfanos y viudas, los demás datos son estadísticas interesadas según convenga.

  9. Pues quedan unos cuantos neonazis por ahí. Parece que un grupo de ellos de de Aguilar de Campoo (Palencia) llamados Tercios de Aguilar, herederos de los franquistas que lucharon en la localidad en la Guerra Civil, prevé homenajear “a los valientes voluntarios alemanes” de la Legión Condor “. Bonito ejemplo de enaltecimiento de la barbarie. Ya que Mariano está con la Merkel podrían venir juntos al acto.

    • Me hacen gracia patriotas como estos. Permiten que fuerzas armadas extranjeras violen el espacio aéreo español dejando que los alemanes bombardeen Gernika y los italianos Barcelona. Y luego acusan a la República de estar en connivencia con “potencias extranjeras”, en referencia a la ayuda de material bélico proporcionada por Rusia durante la guerra civil española. Pero no queda ahí la cosa. Franco habló con Eisenhower para instalar bases donde los militares estadounidenses podían hacer parada y transportar material nuclear sin necesidad de pedir permiso alguno al cuadillo. Otra cesión de soberanía más.

      • Los fascistas españoles rinden homenaje a los fascistas alemanes. Algunos españoles no son conscientes de que lo de Franco se trataba de fascismo, a ver si van despertando.

      • “Estos no son más zotes (fascistas) porque no nacieron un día antes”. Primero, Hitler se burlaba de Franco calificándolo de “cabo bajito y regordete”; y al séquito que le acompañaba lo adjetivaba con expresiones del tipo “canalla reaccionaria que lo rodea”. Este era el criterio que tenía sobre aquella cuadrilla. Apreciaciones muy acertadas, por cierto. Segundo, estimaba que el idealismo no estuvo nunca del lado de Franco sino de los rojos; y que mejor pertrechados otro gallo le habría cantado al “furriel”.

      • La colaboración entre el genocida alemán y el genocida español nos salió por un ojo de la cara a los españoles. La deuda de guerra la pagamos en materias primas: minerales (woframio, cinc, cobre, hierro, etc.) y alimentos (básicamente cereales: trigo, centeno, cebada, etc.) que salieron de España para compensar una deuda que estuvimos abonando incluso después de que cayera el Tercer Reich. Como si fueran animales de granja, nos pasó factura hasta por las tropas que cayeron en combate. Esas a las que ahora homenajean estos ignorantes. Los historiadores coinciden en que las privaciones brutales de la población española durante la posguerra vienen a ser el reverso del pago de la deuda contraída por los franquistas durante la guerra.

    • Lo más normal es que estos 20 fachas al margen de la realidad ni siquiera sepan llegar a Aguilar de Campo y si consiguen llegar NO creo que tengan la más mínima influencia en nuestra política nacional. Lo de la Merkel y Mariano está fuera de sitio y no es que los defienda.

      • Platybus, comprendo y defiendo la libertad de expresión, pero todo debe tener un límite; homenajear a quienes sembraron la muerte en localidades como Gernika, y además con ayuda oficial, me parece una aberración que sólo se puede dar en esta España nuestra. Que haya grupúsculos nazi-franco-fascistas campando por sus respetos ya “chirría” en una Europa democrática, pero que además se vean amparados desde arriba ya es de Juzgado de Guardia. Y la Unión Europea, tan defensora ella de la libertad, la democracia y los derechos humanos (?), mirando hacia Cuenca. Igual es que nos lo merecemos.

      • Entiendo los motivos que pueden llevar al revisionismo, pero esto ya cansa. Lo de los “elementos incontrolados” que ignoraron los designios de respeto a los DD.HH. que dictaron los buenos hombres del gobierno republicano ya me suena más a cuento infantil que a otra cosa. Está muy bien recordar las palabras de Mola y las soflamas de Queipo, pero parece excesivo que nadie se acuerde de las relaciones de Galarza con los chekistas o las de Prieto con los dinamiteros de Oviedo. Pretender que las matanzas de religiosos y la quema de iglesias, las diversas Brigadas del Amanecer, las matanzas de la Modelo, de Paracuellos, de Fuente de Cantos, de Almendralejo, de Granja de Torrehermosa, del túnel de Usera, del asalto a los buques prisión en Bilbao o en Cartagena, o a las prisiones de Guadalajara, Larrinaga, Ángeles Custodios, Ibiza, etc,. fueron todo errores y también actos puntuales de elementos descontrolados, no cuela. De hecho, nunca ha colado, y mira que hace años que se está intentando.

      • Vanessa, “entiendo los motivos que pueden llevar al revisionismo, pero esto ya cansa”.
        Suscribo esta frase, pero en sentido inverso a tu postura. Porque el “revisionismo histórico” por excelencia que ha dominado en este país ha sido el de la historiografía franquista, impuesta a sangre y fuego por la dictadura durante 40 años, y que repetía exactamente lo mismo que los conservadores españoles dicen ahora: que fue la República la que lo empezó todo, que el golpe franquista fue una reacción frente a las atrocidades y los crímenes de la República, que de no haber sido por Franco (con la ayuda de sus aliados Hitler y Mussolini, ¿o esto también es falso?) España hubiera caído presa del comunismo estaliniano, etc.. Toda la sarta de mitos y de mentiras de la historiografía franquista que ya han sido desmentidos contundentemente por Herbert Southworth en ‘El mito de la cruzada de Franco’.
        “Lo de los “elementos incontrolados” que ignoraron los designios de respeto a los DD.HH. que dictaron los buenos hombres del gobierno republicano ya me suena más a cuento infantil que a otra cosa.”
        Toda la historiografía científica y seria ha mostrado, con datos incontestables en la mano, que la calidad y la cantidad de la represión fue mucho mayor en el bando nacional que en el bando republicano. Y que, desde los desgraciados incidentes iniciales acaecidos en zona republicana y llevados a cabo por elementos y grupos descontrolados (tal como documentan perfectamente Ian Gibson, Paul Preston, Enrique Moradiellos y muchos otros) , el gobierno de la República incrementó sus esfuerzos para restaurar el orden en todos los territorios bajo su control y frenar los desmanes. Todo lo contrario de lo que hizo el bando nacional (y, repito, disponemos de las declaraciones, las órdenes y bandos emitidos por el Estado Mayor franquista llamando a sembrar el terror generalizado, mientras que nada parecido tuvo lugar en zona republicana).

      • Vanessa, por contestar como lo hizo antes Juanfran. “Las matanzas de religiosos y la quema de iglesias, las diversas Brigadas del Amanecer, las matanzas de la Modelo, de Paracuellos, de Fuente de Cantos, de Almendralejo, de Granja de Torrehermosa, del túnel de Usera, del asalto a los buques prisión en Bilbao o en Cartagena, o a las prisiones de Guadalajara, Larrinaga, Ángeles Custodios, Ibiza, etc, etc, etc…”
        Eso no fueron “errores”, sino desmanes de grupos incontrolados que no fueron en ningún caso ordenados por el gobierno de la República, y que se produjeron justamente en los primeros meses posteriores a la sublevación, cuando el triunfo de ésta en diversas zonas de España produjo la desarticulación y disolución de buena parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad de la República, que sólo poco a poco y con muchas dificultades pudo volver a reconstruir sus fuerzas y cuerpos garantes del orden y la legalidad constitucional. Esto es algo que cualquiera con dos dedos de frente puede entender. Y los datos históricos así lo confirman: a partir de enero de 1937, los esfuerzos del gobierno de la República redujeron drásticamente los desmanes y abusos cometidos por grupos de incontrolados y de milicias revolucionarias.
        “a) las exhumaciones empezaran justamente durante el gobierno de Aznar,”
        Eso es rotundamente falso. Las primeras exhumaciones tras la muerte de Franco se hicieron en 1977, en Cervera. Y las primeras búsquedas y aperturas sistemáticas de fosas comunes tuvieron lugar bajo la legislatura de Zapatero, en 2008, a raíz de la Ley de Memoria Histórica.
        El PSOE, durante las legislaturas de Felipe González, no quiso reabrir el tema por el temor de provocar una confrontación con los sectores de la derecha española. Sólo posteriormente el gobierno de Zapatero ensayaría un tímido avance en este terreno.

      • Juanfran, el gobierno republicano, suponiendo que no fuera cómplice (lo que es mucho suponer) miró para otro lado mientras se producían las sacas, los paseos y el terror religioso. No se trató de “hechos aislados” ni de “errores”, sino que fue la norma en todo el territorio dominado por la república. Los “hechos aislados” fueron casos como el de Melchor Rodríguez, que justamente tuvo que dimitir el 14 de noviembre de 1936 porque desde el gobierno recibía insoportables presiones, no apoyándole para evitar las sacas de presos, sino justamente instándole a que dejara de estorbarlas. Y no fue el gobierno republicano quien hizo que volviera a ocupar su puesto (y a impedir las sacas) el 4 de diciembre, sino las protestas del presidente del Tribunal Supremo y el cuerpo diplomático destacado en Madrid, horrorizados ante lo que el gobierno republicano estaba consintiendo. Y aún así, se las vio y se las deseó para enfrentarse nada menos que a la Junta de Defensa de Madrid.
        Así que, tú verás… Un gobierno que ni impide los crímenes ni persigue a los criminales, blanco y en botella.
        (El propio Rodríguez llegó a decir: “Tuve a menudo la posibilidad de huir de la zona republicana, pero no la aproveché, porque ¿quién se hubiese preocupado de los 12.000 presos que había en las cinco cárceles de Madrid, y de los 1.500 en la de Alcalá, de las 28 personas escondidas en mi casa y de muchas, muchas más? Solamente yo podía hacer esto. Ahora debo decir que estaba solo en este asunto.” Mira tú si eran de fiar los instintos humanitarios del gobierno republicano)

  10. No se puede negar lo evidente. Hasta el que fue JEFE DE PROPAGANDA DE QUEIPO, Antonio Bahamonde, un hombre de derechas de toda la vida, católico de comunión diaria, miembro de la oligarquía sevillana, llegó a escribir lo siguiente al no aguantar más tanta atrocidad y cobardía fascista: “En España, antes del nefasto 18 de julio, había un gobierno completamente moderado; por serlo en demasía, es por lo que pudo llegar a realizarse el levantamiento. Si el gobierno, seguramente, pues era del dominio público, no cortó radicalmente los manejos de los rebeldes, fue por impedírselo el EXCESO DE LEGALIDAD con que procedió; si no, Franco, Mola y todos sus comparsas, en vez de permanecer en el generalato, en sus puestos de mando, hubieran sido eliminados. El gobierno que había en España el 18 de julio y todos los que lo antecedieron, no tenía un ápice de comunista. ¿De dónde han sacado que la España gubernamental es comunista?
    A través de los relatos de los bárbaros crímenes cometidos por los “rojos” repetidos todos los días, para mí éstos eran tan criminales como los fascistas. No hay comparación posible.”
    El fascismo no perdona, y lo que es peor, el fascismo, para producir el terror, su principal arma, ataca ciegamente. Que no crean los que han permanecido al margen de la lucha sin inmiscuirse en nada, que si triunfa el fascismo nada tendrán que temer. Que no crean los católicos que por el hecho de serlo se liberarán de la persecución y de la muerte. No, sé de muchos casos de personas de derecha que permanecían al margen de la lucha y que han caído; sé, igualmente, de cientos de casos de católicos fervientes alejados de toda lucha, que han caído. La gente preguntará por qué. Por varias razones: La primera y principal, porque el FASCISMO ES ESTO, MUERTE Y DESTRUCCIÓN, Y PORQUE SI NO FUERA ASÍ, SI NO SEMBRARA EL TERROR EN SU MÁS ALTO GRADO, HUBIERA FRACASADO LA SUBLEVACIÓN, pues el pueblo en masa se habría puesto en pie contra sus verdugos.

  11. Ya que sale el tema de los trapos sucios de ambos bandos: según Paul Preston, la represión tras las líneas del frente fue mucho peor en el lado franquista que en el republicano. Los hombres a las órdenes de Franco dieron el paseo al doble de personas que los leales a la República. Y, según el autor, gran parte de la represión republicana fue ejecutada después de oír las salvajadas que contaba la gente que pudo huir de las garras de los fascistas llegando a territorio de la República y contando lo que habían visto. Que no es lo mismo que programar fríamente sobre una mesa el exterminio del enemigo, como hicieron los líderes del bando fascista. Lo digo para no olvidar el pasado y para tener un enfoque exacto de lo que ha sucedido en este país y que la derecha intenta ocultar.

  12. La dictadura franquista no fue una época fascista ya que el régimen de Francisco Franco se caracterizó por la ausencia de una ideología que no fuera la de perpetuarse en el poder. El franquismo no tuvo una base ideológica, sino aportaciones de muy distintas fuentes, a veces “recortadas” y a veces “estimadas” según las circunstancias.

    • Pues si, en esta etapa de la historia de España no hubo una ideología fuerte llena de verdades absolutas y que impregnara en la sociedad -como sí ocurrió en la Alemania de Hitler o la Italia de Mussolini- y fue esta ausencia de ideología la que facilitó la caída del régimen franquista, una vez desaparecido su creador. El franquismo sin Franco era una cáscara hueca.

      • Sin duda, Franco no tenía una ideología articulada que fuera más allá de los clásicos tópicos derechistas de “Religión, Familia, Orden, Trabajo y Propiedad.” En ese sentido, no era un fascista. Durante la Segunda República el general estaba suscrito a la revista monárquica de extrema derecha “Acción española”, pero votaba a la CEDA de Gil Robles. Además, como no estaba dominado por una ideología redentorista y mesiánica al estilo de Hitler o Mussolini, se pudo adaptar pragmáticamente a todas las situaciones. En 1940 tocaba darle un apretón de manos a Hitler, en 1959 abrazar a Eisenhower y en 1970 saludar al inefable Richard Nixon. Sin escrúpulos y sin sonrojarse: todo valía para Franco con tal de mantenerse en el mando. “Durar” era la única consigna sincera del franquismo. Y desde el comienzo. Según parece, al principio de la Guerra Civil Franco dijo en privado que “no pensaba ser un poder interino” y “que el fallo de Primo de Rivera fue abandonar el poder.” Él no cometería ese error, porque “de aquí al cementerio.” El Caudillo tenía las cosas muy claras y siempre actuó con un escepticismo absoluto para seguir reinando desde El Pardo. Pero que su tosco ideario reaccionario fuera ante todo un instrumento para sostenerse en el mando no significa que Franco no tuviera para España un proyecto político preciso y brutal: eliminar sin piedad a la izquierda, confesionalizar a la sociedad, imponer un nacionalismo castellanista absorbente y garantizar el predominio absoluto y sin sobresaltos de las clases dominantes. Una contrarrevolución en toda regla. Para conseguir que España funcionara “como un cuartel” había que matar y al Generalísimo africano no le tembló el pulso. Por eso me sorprende que se compare el implacable proyecto represivo cuasigenocida del franquismo con el terror rojo. La represión de masas franquista duró por lo menos desde 1936 hasta 1945 y se saldó con bastante más de 100 000 ejecuciones políticas. No fueron las únicas; es innegable que los revolucionarios asesinaron a unas 50 000-60 000 personas, pero la gran mayoría de estos crímenes se cometieron durante los primeros meses de la guerra y en un ambiente caótico de disolución total del Estado republicano y de sus instrumentos coactivos (policía, guardia civil, tribunales). Los responsables de estas matanzas no fueron las desarboladas e impotentes autoridades republicanas sino una serie de organismos revolucionarios paralegales (comités de salud pública, checas, tribunales revolucionarios, patrullas del amanecer) vinculados a partidos políticos izquierdistas y sindicatos; en el momento en que el gobierno legítimo logró reconstruir el Estado, se acabó con la represión indiscriminada en la retaguardia republicana. No se trata de edulcorar el terror rojo, desde luego, pero es absurdo compararlo con las matanzas en frío de los franquistas (por ejemplo: 50 000 ejecuciones después del 1 de abril de 1939).

  13. La asociación ultraderechista Tercios de Aguilar ha homenajeado este sábado a los “valientes voluntarios alemanes” de la Legión Cóndor, los mismos que redujeron a cenizas Gernika en 1937, en plena Guerra Civil, cobrándose las vidas de cientos de personas. Durante la mañana de este sábado la asociación ha celebrado en Aguilar de Campoo su “tradicional acto-homenaje” a quienes denomina “nuestros héroes, mártires y caídos nacionales durante la Guerra Civil española, y en el que no ha faltado tiempo para conmemorar la labor de quienes, junto con la Aviación Legionaria italiana, devastaron el pueblo vizcaíno”. Pero energúmenos haylos, sí…

  14. En este tema, a pesar de los años transcurridos, sigue habiendo pasión. A veces más que objetividad. Y a veces hay sólo pasión, con acusaciones sin sustento, sin aportar un sólo dato. Más que un foro de debate, parece un mítin político, donde vuelan los improperios y la insensatez. Sólo añado un comentario: hoy en día, hablar de “España” en lugar de “país” o “nación” y defender la españolidad del territorio provoca instantáneamente el rebuzno en el etiquetador de turno, llamándolo a uno “facha” y “fascista”. Tengo media familia francesa, y una hija casada con un austríaco. A ellos jamás se les ocurrirá llamar “Langue d’Oc” o “Germanischen” al francés o al alemán, como hacemos aquí con el español. No se sabe si sentimos vergüenza, miedo o asco de poner el título “español” en los libros de texto, como he visto en toda Hispanoamérica, donde allí no sienten repudio en decir que hablan “español”, no “castellano”. Y ni los franceses ni los austríacos pensarán que es un delito defender el nombre y la integridad de su país. Por ejemplo, que unos militares extranjeros planten una bandera de su país de origen en Córcega, o en Salzburgo y que las fuerzas de seguridad respectivas intervengan para quitar esa bandera y devolver a esos militares a su país jamás sería contestado por los nativos, ni considerado un “acto propio de un gobierno fascista”, como ocurrió con la “perejilada” en tiempos de Aznar. Hay mucho complejo de inferioridad, quizá porque ni se estudia ni se debate este tema en la escuela ni en el colegio. Y muchos saben de Franco, la Guerra Civil y la Dictadura lo que han oído en la calle o, como se dice coloquialmente, “han leído en el papel de los churros”. En mi opinión, más que diseñar la etiqueta de lo que fueron Franco y el franquismo, yo haría hincapié en que hubo tropelías, abusos y crímenes en la República, y durante la trágica contienda, hubo crímenes por ambas partes. Mientras no se admita eso, seguiremos oyendo y leyendo barbaridades como algunos comentarios aquí incluídos. También en mi opinión, había más clima de concordia e integración en la época de Suárez, Felipe, que después de la (en mi opinión, repito) absurda, innecesaria e inconveniente Ley de la Memoria Histórica, que no ha reparado nungún daño moral ni material, y ha vuelto despertar a la bestia dormida, sacando a la luz cuestiones que separan y desunen. Una ley inspirada por el odio revanchista, el mismo que pienso que debía sentir el dictador al firmar las penas de muerte.

    • Marpinbato, coincido con muchas de tus apreciaciones. Pero no en su origen: la apropiación de los símbolos (bandera, himno), lenguaje (día de la Raza, Hispanoamérica), de la iglesia, etc. por la maquinaria del franquismo. En esos somos completamente diferentes de los países que usted cita. Aquí ser español suele coincidir en muchos casos con ser facha, nostálgico de los buenos tiempos de don Paco, cuando no había tanta violencia y se podía ir por la calle sin problemas. Estoy exagerando, pero es por ahí donde se puede encontrar la explicación de formas de actuar tan diversas. Por supuesto que los muchachos de hoy en día saben poco o nada de la república, la guerra o la represión posterior, y entiendo que eso explica cierta visceralidad al expresar opiniones que salen no de la cabeza sino de los sentimientos. Por eso, y en contra d elo que dice, creo que ha sido el fallido renacimiento de la memoria histórica lo que ha podrido las cosas. Si se hubiera aplicado el bisturí histórico, sin complejos, sacando a los muertos de sus infames tumbas, habríamos aplicado el cauterio y estaríamos en camino de sanar la herida. Como todo ha resultado un fiasco, aquí seguimos con los mismos pedales de hace 30 años y sin salir de nuestro atasco. Saludos.

  15. Hay muchas teorías sobre la presunta hegemonía disputada entre católicos y falangistas, o sobre el diferente grado de protagonismo de los actores del acoso a la República y la fundación del Régimen. Pero el resultado de sus maniobras fue el que sabemos: fracasados en el golpe militar de julio, ganaron la guerra que habían elegido y consiguieron la tortuosa, pero eficaz, construcción de un Estado que, de algún modo, persiste, además de haber dejado alguna herencia indeseable en las actitudes de algunas élites políticas y en el cínico pragmatismo de algunas capas sociales.

  16. Para entender hasta dónde llegaba el fascismo como integrante del franquismo hay que conocer la confrontación de dos conocidos libros de 1949: España como problema, de Laín Entralgo, que recuperaba el discurso radical de 1898 para el nuevo Estado, y España, sin problema, un título que Rafael Calvo Serer modificó a última hora para entrar en la polémica, donde se postulaba una Restauración de la tradición que el otro parecía olvidar.

    • Vicente Navarro tiene en parte razón; es cierto que la distinción de Linz entre regímenes totalitarios (sobre todo comunistas) y autoritarios (dictaduras de derechas) se utilizó para quitar hierro a los sistemas despóticos conservadores en el clima de la Guerra Fría (los estudios de Linz son de principios de los años 60). De hecho, en España sus tesis fueron defendidas por gente como Fraga Iribarne porque entendieron que de alguna manera “absolvían” (como decía Tuñón de Lara) al régimen franquista. Pero yo no creo que Juan Linz, un liberal que vivió toda su vida en Yale, fuera una especie de agente del Departamento de Estado norteamericano o un falangista embozado, como parece insinuar Navarro. En general, todos alaban la talla humana e intelectual de este sociólogo, que tiene discípulos tanto a la derecha como a la izquierda. Por lo demás, una cosa es que un régimen sea o no totalitario y otra el grado de represión del mismo. El concepto “totalitario” fue acuñado a principios de los años veinte en Italia por los enemigos del fascismo de Mussolini (liberales o marxistas). Señalaban que las pretensiones de los fascistas no eran simplemente acabar con la izquierda y el régimen parlamentario, sino también controlar todas las instituciones sociales, políticas y culturales del país; en suma, adoctrinar en masa a la sociedad italiana. Como decía Angelo Tasca, la esfera del fascismo es más el poder que el beneficio. Los fascistas eran algo mucho más peligroso que la mera reacción contra el peligro “rojo”. Mussolini y su filósofo de cámara Giovanni Gentile aceptaron que eran totalitarios por sus pretensiones “éticas” de transformar la mentalidad de los italianos en un sentido guerrero, gregario etc. Pero en cuanto a represión, la Italia fascista no se puede comparar con la España franquista. Basta con dar un par de datos. Ejecutados por Mussolini entre 1922 y 1943: 25 personas; ejecutados por Franco entre 1939-1945: alrededor de 50 000. Fascista o no fascista, la dictadura de Franco fue brutal, y es eso lo que se debe destacar.

  17. Fascismo solamente hubo en Italia, el bando republicano no respetó las elecciones antes de lo que llaman alzamiento, ambos bandos mataron, no hubo buenos y malos, también hay símbolos y nombres republicanos, y anteriores a la democracia, tiremos todos los castillos hechos durante monarquías absolutistas, las pirámides de Egipto, qué tal si aparcamos la guerra civil de una vez?, muchos ni la vivimos, o a tantos en vez de con que venía el coco les amenazaban con que volvía Franco?

    • Fanny, la realidad histórica es que sí hubo buenos y malos. Por mucho que te duela, el gobierno legítimo era el republicano, y por muchos problemas que hubiese, que los había, eso jamás puede justificar lo que hicieron los golpistas. Te recuerdo que su plan, como los historiadores han demostrado con todo detalle, no era simplemente dar un golpe para cambiar el gobierno, sino acabar físicamente con todo el que hubiera tenido responsabilidad alguna en la república, incluyendo los concejales de los pueblos más humildes, y con todo el que se opusiera, es decir un genocidio. El gobierno legítimo siempre intentó contener la violencia incontrolada de anarquistas y comunistas, y esto también lo han demostrado los historiadores. Siento que la realidad le duela o no le guste, pero así es, hubo buenos y malos.

      • Llegó la guerra civil y la ganó quien la ganó. La derecha, aún extrema, tenía su propio pensamiento regeneracionista y de hecho desde Falange se proclamaba el deseo de -una España alegre y faldicorta-, pero como el caqui militar y el negro o morado clerical veían con sospecha tales desvaríos, y el famoso Movimiento Nacional en realidad no era más que un batiburrillo formado por los de siempre, y en el que la propia Falange era un cero casi a la izquierda que no sabía siquiera si era fascistas o qué -y eso, los más comprometidos-, aquello pronto quedó en el olvido.

  18. En la España franquista proliferaron más los curas que los fascistas así que el régimen era más bien clerical y reaccionario que propiamente fascista. Es interesante traer a colación las consideraciones que tres importantes personajes políticos de la época hicieron sobre la posibilidad de un fascismo español en la línea de Italia o Alemania. Pese a sus diferencias, los tres coinciden en que el fascismo español acabaría siendo subordinado y finalmente anulado por la derecha tradicional.

    Manuel Azaña: “Cuando se hablaba de fascismo en España, mi opinión era ésta: hay o puede haber en España todos los fascistas que se quiera. Pero un régimen fascista no lo habrá. Si triunfara un movimiento de fuerza contra la República, recaeríamos en una dictadura militar y eclesiástica de tipo tradicional. Por muchas consignas que se traduzcan y muchos motes que se pongan. Sables, casullas, desfile militares y homenajes a la Virgen del Pilar. Por ese lado, el país no da otra cosa. Ya lo están viendo. Tarde. Y con difícil compostura.”

    Luis Araquistáin: “En España no puede producirse un fascismo de tipo italiano o alemán. No existe un ejército desmovilizado, como en Italia; no existen cientos de miles de jóvenes universitarios sin futuro, ni millones de desempleados, como en Alemania. No existe un Mussolini, ni siquiera un Hitler; no existen ambiciones imperialistas, ni sentimientos de revancha, ni problemas de expansión, ni siquiera la cuestión judía. ¿A partir de qué ingredientes podría obtenerse el fascismo español? No puedo imaginar la receta.

    José Antonio Primo de Rivera: “Consideren los camaradas hasta qué punto es ofensivo para la Falange el que se la proponga tomar parte como comparsa en un movimiento que no va a conducir a la implantación del Estado nacionalsindicalista, al alborear de la inmensa tarea de reconstrucción patria bosquejada en nuestros 27 puntos, sino a reinstaurar una mediocridad burguesa conservadora (de la que España ha conocido tan largas muestras) orlada, para mayor escarnio, con el acompañamiento coreográfico de nuestras camisas azules.”

    • Si Azaña levantase la cabeza, viera como está España y diera su opinión seguro que muchos le llamarían “facha”. Y más de uno y más de dos de los reivindicados por la izquierda oficial.

  19. Discrepo con algunas de las opiniones arriba expuestas. Para mi, Franco tuvo una ideología fascista. Tenía la idea de que el país al que el llamaba patria le pertenecía, y de que había sido elegido para salvar a la patria. En fin todo coincide con la ideología fascista y nazi.
    El fascismo es una ideología política fundamentada en un proyecto de unidad monolítica denominado corporativismo, por ello exalta la idea de nación frente a la de individuo o clase; suprime la discrepancia política en beneficio de un partido único y los localismos en beneficio del centralismo; y propone como ideal la construcción de una utópica sociedad perfecta, denominada cuerpo social, formado por cuerpos intermedios y sus representantes unificados por el gobierno central, y que este designaba para representar a las sociedad.
    Para ello el fascismo inculcaba la obediencia de las masas (idealizadas como protagonistas del régimen) para formar una sola entidad u órgano socio-espiritual indivisible. El fascismo utiliza hábilmente los nuevos medios de comunicación y el carisma de un líder dictatorial en el que se concentra todo el poder con el propósito de conducir en unidad al denominado cuerpo social de la nación.
    El fascismo se caracteriza por su método de análisis o estrategia de difusión de juzgar sistemáticamente a la gente no por su responsabilidad personal sino por la pertenencia a un grupo. Aprovecha demagógicamente los sentimientos de miedo y frustración colectiva para exacerbarlos mediante la violencia, la represión y la propaganda, y los desplaza contra un enemigo común (real o imaginario, interior o exterior), que actúa de chivo expiatorio frente al que volcar toda la agresividad de manera irreflexiva, logrando la unidad y adhesión (voluntaria o por la fuerza) de la población. La desinformación, la manipulación del sistema educativo y un gran número de mecanismos de encuadramiento social, vician y desvirtúan la voluntad general hasta desarrollar materialmente una oclocracia que se constituye en una fuente esencial del carisma de liderazgo y en consecuencia, en una fuente principal de la legitimidad del caudillo. El fascismo es expansionista y militarista, utilizando los mecanismos movilizadores del irredentismo territorial y el imperialismo que ya habían sido experimentados por el nacionalismo del siglo XIX. De hecho, el fascismo es ante todo un nacionalismo exacerbado que identifica tierra, pueblo y estado con el partido y su líder.
    Al margen del saludo fascista al Caudillo, el cara al Sol y multitud de simbología fascista, fue un asesino sanguinario. Ya en sus años de joven suboficial en Marruecos era temido por ser un sanguinario y no con el enemigo precisamente. La de sentencias de muerte que firmó, además de las muertes que hizo con sus propias manos, no le temblaba el pulso cuando apretaba el gatillo y siempre contra ciudadanos de lo que el llamaba su patria, muchos si no la mayoría lo único que hicieron fue encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado, o sea en su casa, otros por despecho.

    • Si, Gabrielon, algo de fascista tenía y desde entonces tenemos la injusticia que nos trajeron con su victoria Franco y compañía, esa compañía (iglesia, banca, empresa, monarquía, fuerzas represivas, judicatura) que no acompaño al Dictador a su eterna morada en el Valle de los Caídos (levantado precisamente por los prisioneros derrotados en su inmensa mayoría) y a los que en aras de una “transición modélica” (los expertos dixit) sin “revanchas” (o sin justicia, mejor dicho) les dejamos jubilarse con pleno disfrute de sus privilegios logrados a costa del pueblo (ni un policía, comisario, censor o juez prevaricador juzgado por delitos durante la Dictadura) al mismo tiempo que otros vieron legitimados sus beneficios (gran parte a buen recaudo en Suiza) y posición económica (Botín, Entrecanales, Villar Mir, Koplovitz, March, Oriol, Carceller, Ybarra, etc) para seguir ganando a costa de la explotación de los demás (explotación acelerada gracias a los buenos acuerdos firmados por los sindicatos “democráticos” en aras de al competitividad y el “bien común”) todo ello “atado y bien atado” por un monarca designado directamente por Franco…..

  20. Horroriza pensar que despiadados y criminales dictadores al mando de una no menos criminal y despiadada dictadura puedan tener, aún a día de hoy, más partidarios y admiradores de lo que sería conveniente.La historia la escriben los vencedores y si a ello sumamos los cuarenta años de dictadura y aleccionamiento pro-régimen y que aquellos poderes oscuros nunca murieron, se entiende que pase lo que nos pasa en este país. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón.

  21. La España franquista tuvo un carácter abiertamente fascista hasta aproximadamente 1942, hasta ese momento la simbología del régimen, incluido el saludo oficial, era de dicho carácter. Cuando Franco es consciente de que el fascismo está acabado, y para asegurar la continuidad de su régimen, ya que las potencias fascistas europeas están perdiendo la II Guerra Mundial (después de la batalla de Stalingrado y de Kursk las tropas alemanas no hacen más que retroceder y los aliados están cruzando las playas de Anzio, en Italia), decide hacerle un “lavado de cara” a su régimen y le retira todo el apoyo que tenía a Hitler, hace volver a la División Azul en 1943, este proceso culminará cuando decide retirar el saludo fascista como saludo oficial.

  22. ¿El franquismo arroja alguna sombra aún? La más clara, la falta de espíritu cívico. Una dictadura marca el paso. Si te apartas de la fila recibes un golpe. El día en que te dejan de dar golpes te sales porque no hay valores interiorizados. Se nota en la actitud; mira esos debates de la televisión, gritan. No se sabe debatir. Siglos de educación en el dogma y en la exclusión del discrepante que se agravaron con los cuarenta años de franquismo (José Álvarez Junco)

  23. Dionisio Ridruejo fue falangista cuando nadie lo era, antes de la conversión de las masas juveniles derechistas tras la victoria del Frente Popular. Y lo fue tanto por adhesión humana y personal a José Antonio como por convicción de que aquello, que él veía sin dudas como fascismo, era la solución para una España azorada. Es siempre interesante leer contado por uno que lo vivió qué extraña combinación de iniciativas literarias y de medias lecturas y percepciones interiores y exteriores fue aquella. El Dionisio maduro cuyos textos se reunieron para crear estas “casi” memorias, tiene el atractivo de una prosa cuidada, de un a reflexión serena y ya distante, y de una sincera aceptación de qué fue aquello, con todas las que después se vieron como lacras y defectos pero que en su tiempo se sintieron como virtudes y atractivos.

    • Roberto, lo ejemplar de los grandes personajes es que pueden empezar su vida política atraídos por una idea en su inmadurez juvenil, como por la actualidad de una doctrina recién aparecida, de indudable atractivo frente a la desvirtuación de los sistemas imperantes, caso de la siempre recurrida democracia, frente al fascismo. Pero cuando su honradez intelectual les lleva a descubrir lo huero de una doctrina como esta última, siguen su camino de pensamiento en busca de mejores, más consistentes y más honradas ideas, incluso de nuevos sistemas posibles. Este fue el caso de José Antonio Primo de Rivera y de su camarada y amigo Ridruejo; que, por cierto, tanto admiraba a aquel.

    • No creo que Dionisio fuese nunca totalitario ni querido para nuestra Patria un Estado totalitario porque el fascismo español no era totalitario más que en la Justicia, en otra cosa no. El fin era el individuo (en España), a diferencia del fascismo italiano que el fin era el Estado. De ahí la diferencia entre un planteamiento falangista (distinto de fascista) Sindicalista en España (familia – Municipio – Sindicato), a un planteamiento fascista italiano capitalista (donde sólo cabía el Estado). Dionisio defendía la Justicia Social, Franco el Estado fascista italiano. De ahí el choque de trenes y el nulo entendimiento, por ser ideologías opuestas aunque nacidas desde unas directrices comunes (fuera separatismos, construcción de una Patria Grande).

      • Para mí Dionisio Ridruejo era un fascista puro y duro, como el resto de los falangistas “serranistas” que controlaron el aparato de prensa y propaganda del régimen hasta 1942. Tan fascistas eran, que deseaban incluso integrar los valores culturales de los vencidos (Antonio Machado, Lorca, Picasso, Altamira) en esa nueva España totalitaria con la que soñaban; los nacionalcatólicos lo que querían era mandar a la hoguera hasta el último vestigio de la cultura laica anterior a 1936; eran más intolerantes los de la sotana que los de la camisa azul, paradojas de la historia. Pero los derroteros de la Segunda Guerra Mundial no fueron por donde deseaban estos fascistas y el del bigote perdió la partida. A partir de ahí, Franco les dio la patada y se apoyó en los católicos tradicionalistas (monárquicos o cedistas) para capear el temporal post 1945. Y los fascistas españoles se quedaron compuestos y sin novia. Pero muchos de estos señores hasta bien entrados los años 50 seguían discurseando en clave azul, recordando la tragedia de la ejecución de Mussolini, la gallardía de Hitler en las ruinas de Berlín ante las hordas bolcheviques o el simpar gracejo y chulería de José Antonio. Tardaron en cambiar bastante, pero cuando lo hicieron se pasaron con armas y bagajes al otro bando.

      • Sabino, tengo para mi que muchos de estos falangistas reescribieron su historia, en función de lo que pasó después. El ejemplo paradigmático es Serrano Suñer que, de tanto modificar las sucesivas reediciones de sus memorias, las hizo irreconocibles. Por no mencionar al mentado Laín con sus “descargos de conciencia”, donde vete tú a saber qué es verdad y que no. Mucha confusión para mi gusto. Sabino, leo con gusto tus comentarios porque, aunque a veces discrepo de tus opiniones, siempre me parecen atinados y ponderados. Saludos.

  24. Inquietante noticia por lo que supone avance del fascismo francés: Le Pen ganaría en unas elecciones presidenciales anticipadas. En la cuna de las libertades, la Francia de la Liberté, la Fraternité y la Egalité. Vaya varapalo, y eso puede hacer crecerse a los cachorros del fascismo en España. Los datos sobre apoyo a la pena de muerte no hacen sino confirmar lo peor.

  25. Yo no quiero que Cataluña sea un estado independiente de España. Pero cuando veo a estos nazis con el brazo en alto, pienso que si finalmente se independiza, a lo mejor cambio mi residencia a ese nuevo Estado.

  26. Noticia de un interesante debate sobre la naturaleza del franquismo. Espero que os interese.
    Queridos colegas y amigos, desde el SIDIF tenemos el placer de haceros llegar esta edición especial de nuestro newsletter de carácter bimensual, con motivo de la publicación de una nueva contribución al debate que, desde hace unos meses, está teniendo lugar entre Ferran Gallego y Miguel Ángel del Arco, con nuestra web como escenario. Este aporte viene de la mano de Alejandro Andreassi, siendo el primero que ha decidido sumarse a las reflexiones suscitadas por los textos de Ferran y de Miguel Ángel.
    En este caso, Alejandro Andreassi se adentra en el debate no solo de la propia naturaleza y proceso constructivo del régimen franquista en España, sino que del mismo modo aborda la naturaleza del fenómeno y la ideología fascistas, a través de la aplicación de una serie de coordenadas transnacionales en su texto que remiten, necesariamente por otro lado, a las experiencias de los fascismos europeos, al tiempo que a sus dinámicas internas. La naturaleza y esencia del proyecto fascista, los procesos y espacios ideológicos generados en su camino al triunfo, o interesantes y esenciales referencias conceptuales son algunos de los puntos clave que aborda el texto de Alejandro, que podréis encontrar en el siguiente enlace: http://seminariofascismo.wordpress.com/2014/09/09/tercera-parte-del-debate-sobre-la-experiencia-fascista-la-naturaleza-del-franquismo-la-biopolitica-y-el-trabajo-en-el-fascismo-alejandro-andreassi-cieri-en-respuesta-a-ferran-gallego-y-miguel-angel/

    • Iosu, me parece muy conveniente este comentario que aportas aquí con la información que nos brindas, muy interesante. Creo que los materiales que se presentan en la web del SIdIF demuestran hasta qué punto la consideración fascista de un régimen depende de muchas más cosas de las señaladas por el autor de este blog, que ignora bastantes cuestiones de relieve y resbala en muchas otras de las que toca.

      Por ejemplo, no sé de dónde ha podido salir la idea de que Primo de Rivera no admiraba a Mussolini ni era seguidor de sus tesis, cuando lo cierto es que éste le regaló un retrato dedicado que él, devotamente, colocó en su despacho junto al retrato de su difunto padre. Por otro lado, el supuesto paganismo de los nazis, algo que no se da de ningún modo -salvo ciertos sectores muy concretos- en el caso de los fascistas italianos -primeras autoridades del estado italiano en firmar un concordato con la Santa Sede, qué cosas!-, no deja de ser una suerte de tópico extendido entre muchos fascistas españoles para destacar las diferencias del nacionalsindicalismo respecto al nacionalsocialismo y ganar así más legitimidad y simpatías para el proyecto, por su originalidad, se entiende. Dentro del partido nazi, sin ir más lejos, son muchos los matices y variedades de militancias con que nos encontramos, y entre otras cosas había un importante lobby de presión protestante entre cuyos principales representantes estaba Erich Koch, una figura de gran relevancia dentro de las estructuras de poder del III Reich, Comisario de la Ucrania ocupada y Gauleiter de Prusia oriental. Desgraciadamente, el autor no ha hecho sino seguir abundando en ciertos tópicos e ignorar buena parte de la profundidad del régimen, sus políticas, proyectos e implicaciones.

      • Saludos cordiales pelusica. Me permito hacer algunas reflexiones sobre tu comentario. La primera: ciertamente José Antonio Primo de Rivera era un admirador de Mussolini y de su dictadura fascista (también lo era su padre, el dictador don Miguel, que no era fascista ni tampoco su régimen). El detalle de la foto de Mussolini dedicada en el despacho de José Antonio es elocuente al respecto; es más, José Antonio en el prólogo que escribió al libro de Mussolini “El fascismo” decía del Duce que era el “héroe hecho padre” y que su relación con él era la “del discípulo con respecto al maestro.” Además, José Antonio recibió financiación de los fascistas italianos entre mediados de 1935 y enero de 1936, tras romper con los monárquicos. Efectivamente: entre los fascistas españoles y los fascistas italianos había bastantes afinidades; nada de extrañar, si tenemos en cuenta las profundos parecidos (culturales, religiosos, políticos) que existían y existen entre Italia y España. Los fascistas italianos alcanzaron una simbiosis evidente con los poderes tradicionales (Iglesia, ejército, capital, monarquía) y en absoluto cabe hablar de “revolución fascista” sino es en términos puramente políticos y quizá también culturales. En suma: fascistas italianos y falangistas españoles eran contrarrevolucionarios y sólo “revolucionarios” de boquilla. La segunda reflexión: discrepo de tu consideración de los nazis como “supuestos paganos.” ¿Supuestos paganos? Basta con ver “El triunfo de la voluntad” u “Olimpiada” de Leni Riefenstahl o cualquier película de la época sobre la ceremonia religiosa laica que se celebraba cada año en Munich conmemorando a los 16 nazis caídos el 9 de noviembre de 1923 durante el putsch de Hitler para apreciar la atmósfera litúrgica neopagana que envolvía a todo el movimiento nacional socialista. No podía ser de otra manera con una ideología que rendía culto a la raza “aria”, a las fuerzas telúricas de la patria alemana y que encima detestaba cualquier humanismo universalista, bien fuera de raíz judeocristiana o ilustrada. Es cierto que muchos nazis eran nominalmente cristianos y que dentro del nazismo existían muchas tendencias en lo referente al hecho religioso: Martin Bormann era ateo, Rosenberg y Himmler paganos y el criminal Erich Koch pastor evangélico (un “cristiano alemán”), pero el movimiento nazi, con todas sus ambivalencias, era básicamente hostil a la religión organizada y sobre todo a la iglesia católica “latina y no alemana.” Steigmann-Gall en su libro “El Reich sagrado” señala que a partir de 1937 la animadversión nazi hacia las iglesias fue en aumento, hasta el extremo practicado en el Warthegau, donde se limitaron al máximo las actividades religiosas. Quizá, como dice este autor, en la utopía nazi se admitiera la existencia de las iglesias, pero en una posición absolutamente subordinada y marginal. O no: a lo peor los nazis lo que pretendían era destruir el cristianismo (“arrancarlo de raíz” decía Hitler) en Europa central para afianzar de esta forma su revolución racista. Por último, me parece injusto tachar “al autor de este blog” como “ignorante” en base a un corto artículo en donde lógicamente no se puede tratar de todo y mucho menos con la profundidad exigida en un tema tan resbaladizo como es la caracterización del franquismo. Por mi parte, animo a Iosu a seguir con un blog que no para de dar alegrías a muchos, entre ellos a mí.

  27. Pingback: Resumen semanal de la blogosfera amiga | Liberalismo sin tregua

  28. Vergüenza nos debería dar ser el único estado europeo que no ha liquidado aún cuentas con el fascismo…Ahí los tenemos, tan campantes, gobernando y haciendo ofrendas florales en los símbolos que conmemoran su victoria sobre el pueblo..

    • Típico del PSOE cuando está en la oposición, lo mismo que con la financiación de la iglesia. Solo espero que algún día la izquierda (la de verdad) gobierne este país y establezca el delito de enaltecimiento del fascismo a todo aquel que no condene la dictadura franquista.

  29. Rocío López, del Partido Popular, ha señalado que realizar un censo de las 33.847 personas cuyos restos mortales se encuentran en el monumento sería contrario “al derecho a la intimidad y de protección al honor”. ¿Y nos puede decir cómo protegen la intimidad y el honor de los enterrados en cunetas que no dejan desenterrar?

    • Son los cachorros, que creen que la Dictadura todavía tiene cancha en España, no se han dado cuenta del cambio, aún con decenas de años. Franco debería ser enterrado en un lugar secreto, no por nada, sino porque debe ser escondido en lo más profundo, por el daño y tragedia que causó, no debe ser recordado más que para evitar un nuevo golpe contra la Constitución, como una cosa que no se debe hacer porque daña la dignidad y los principios, la traición a lo que has jurado defender, y Franco fue un traidor a los juramentos que había hecho como militar.

  30. El alzamiento del 18 de julio de 1936 no puede ser un fascismo (en el mas puro de sus sentidos) puesto que nace de una coalición de fuerzas militares y civiles que persiguen proyectos distintos: carlistas, falangistas, militares, monárquicos, católicos …

    • En opinión de Ledesma Ramos, Franco seria no un fascista (es decir, el que asume en su integridad ese ideario) sino un “fascistizado” (quien teniendo una procedencia ideológica distinta asume, toma y hace suyos parcialmente importantes aspectos de ese movimiento). El propio Ledesma tipificaba como los dos grandes ejemplos de “fascistizados” a José Antonio y a Calvo Sotelo, pues habían aceptado la necesidad de una revolución nacional tomando fuertes componentes fascistas, mas marcados en el primero que en el segundo.

      • El fascismo, es italiano, el nazismo, alemán, Franco era español, tradicionalista conservador, militar redentorista y providencialista, creyente en “los destinos gloriosos de la Patria” y en valores jerárquicos a ultranza: hasta que no vino Eisenhower a vernos, España era un corral de temor, terrores recientes sin nombre, venganzas, hambre y necesidades inhumanas y estremecedoras, alpargata roída y mentalidad de vencedores brutales sobre rojos y demás escoria. Entramos en el “mundo libre”, aprovechando que en la guerra fría éramos antimarxistas, y hasta hoy, un país mediterráneo de nivel medio-medio o medio alto, con elevadísima tasa de paro, con avances y retrocesos sociales tremebundos y estremecedores, con problemas contemporáneos europeos y todavía muy propios, con una democracia por hacer cada día, emigración de cerebros y jóvenes muy cualificados técnicamente hacia el extranjero del primer mundo nunca periférico, en pleno postmodernismo, deserción de los valores tradicionales y postcomunistas, en un estado dividido territorialmente y plural, en una sociedad bajo la hegemonía total del Imperio neocapitalista globalizado.

  31. Franco no era fascista, pero utilizó a los fascistas; no era fascista, pero ganó la Guerra Ciivil gracias a los fascistas; no era fascista, pero apostó por la victoria de los fascistas durante la guerra mundial; no era fascista, pero era el jefe nacional de un partido fascista; no era fascista, pero era tan nacionalista como los fascistas; no era fascista, pero detestaba el liberalismo y la democracia como los fascistas; no era fascista, pero se comía crudos a los izquierdistas, al igual que los fascistas; no era fascista, pero llegó a declarar que su “Cruzada” era una revolución nacional contra la Enciclopedia y el “maldito” siglo XIX; no era fascista, pero como militar reaccionario tenía los mismos valores de los fascistas: violencia sistemática, orden y disciplina. ¿Franco fascista? Fue fascista cuando le interesó; luego se negaría a eliminar del todo los rasgos fascistas de su dictadura. Franco es el ejemplo de lo difícil que es distinguir en los hechos, no en las teorías, a los fascistas de los reaccionarios. Como diría Felipe González en frase memorable: fascistas y reaccionarios son la misma mierda.

  32. Cada dos por tres, la cúpula militar resurge de sus cenizas y se despacha a gusto con un mensaje ultraconservador de esos que tan irresistible les resulta. En los últimos años, hasta han renegado de su padre el Rey Emérito, han amenazado con una intervención militar en Catalunya, han realizado afirmaciones más que curiosas sobre la guerra civil, han tachado de débil al gobierno central y, en fin, todo aquello que les ha venido en gana. Todo ello, lo han hecho al tiempo que acariciaban el lomo de los sumisos jurídicos militares y de una fiscalía militar que, salvo reír las gracias, nada ha hecho por sancionar dichas conductas.

  33. La barbarie, la incultura y el atraso español son algo crónico y habitual en nuestra historia. Un país donde la gente exhibe con orgullo su colosal ignorancia, y las principales diversiones son el fútbol y la telebasura. De los españoles no se puede esperar nada más que el aborregamiento generalizado. Su principal diversión es torturar animales o poner a la gente en la picota. No saben hacer otra cosa.

    • España es un Estado de derecho de los más avanzados del mundo, con una hiperdescentralización del poder político desconocida en el planeta Tierra. La más progresista legislación sobre derechos de los homosexuales, divorcio, aborto, protección a la mujer… Garantizadas las libertades ciudadanas, sindicales, políticas, de expresión… Las Leyes penales más civilizadas y humanitarias de todo el mundo. Aquí no existe la pena de muerte ni la cadena perpetua; el mayor de los criminales no puede estar en presión más de 30 años, ni pisarán la cárcel la mayoría de los delincuentes que superen los 70 de edad. La privación de libertad no tiene carácter punible, sino de reinserción del recluso. De los 193 países existentes, la mayor parte de ellos contemplan la cadena perpetua y más de 60 la pena de muerte.

  34. “Franco no fue un fascista ideológico ni tampoco una persona de extrema derecha; eso no quiere decir que no se radicalizara política e ideológicamente.” Palabras del periodista de derechas Jesús Palacios, autor con Stanley Payne (importante historiador en tiempos) de una biografía “objetiva” de Franco publicada hace unos meses. Que Franco fuera o no fascista es legítimo objeto de discusión; negar que ideológicamente perteneciera a la extrema derecha resulta sencillamente grotesco. Franco era antiliberal, antidemócata, antiizquierdista, enemigo jurado de judíos y masones, ultranacionalista y católico de la rama Torquemada. Yo no sé que más se necesita para ser de extrema derecha. Y tampoco es necesario ser fascista para ser de extrema derecha.

    • Es cierto, Sabino. Creo que debemos abandonar (o poner en segundo plano) la palabra fascista que ha perdido sentido, fuera del ámbito de la Europa de los 30 o los 40. Seguir con el pedal de si Franco era fascista, fascistizado, autoritario, de extrema derecha, creo que no añade mucho al análisis de la verdadera naturaleza del régimen militar que fue el franquismo ¿Tan distinto es el franquismo de las dictaduras militares de todo pelo que en el mundo han sido?

      • De acuerdo contigo cha. El propio Franco, en conversación con su primo y ayudante Francisco Franco Salgado-Araujo, negaba que él fuera un fascista (“ya sabes que yo nunca he sido fascista”). No hay razón para desmentir a Franco. En mi opinión, el dictador era demasiado reaccionario, demasiado de derechas, para ser propiamente un fascista. El ultraderechismo de Franco y su régimen no era una mística contrarrevolucionaria modernista y secular como en el caso de Hitler o Mussolini; era el conservadurismo autoritario español más tradicional y confesional, con todos los cambios que se quieran para adaptarse a casi medio siglo de tiranía. Un rancio, no un fascista.

  35. Esto demuestra la falta de cultura que hay en este país y los muchos que tienen al bajito todo el día en la boca y no tienen ni puñetera idea de la historia. De hecho Franco ni era falangista ni sentía un especial apego a la falange, mas bien la utilizó para su fin, pero nunca estuvo muy contento con ella ni ella con Franco. Franco era un monárquico convencido y lo fue hasta el fin de sus días, mientras la falange no.

    • La verdad es que Franco fue un manipulador astutísimo. Mientras utilizaba símbolos falangistas y coreografía encarcelaba a Hedilla, el sucesor de José Antonio que acabó muriendo enfermo y amargado.

  36. El fascismo europeo da palmas con las orejas viendo como trata la troika a la izquierda en Grecia. Y Esperanza Aguirre toma posiciones pidiendo la eliminación física de las calles de Madrid a los sin techo, a los pobres. Y el gobierno recibe al presidente golpista de Egipto. Algo vuelve a oler muy mal en Europa. Hasta el Papa lo tiene muy difícil para que cambien de actitud los políticos europeos.

  37. El fascismo, como todo lo malo, lo inventó la izquierda, mas concretamente el sociolista italiano Benito Mussolini. ¿Conoces la aberraciones que hicieron los alemanes a los judíos? Pues no inventaron ni una, absolutamente todas esa aberraciones y algunas mas ya las habían hecho la URSS.

    • Usnavi, me parece que debería tener más consideración y no intentar privar a algun@s de uno de los palabros preferidos en su ya de por sí escaso vocabulario. Déjelos pues acusar de fascista a todo lo que se menea, porque no pretenderá usted que le llamen individuo o macrobiótico. No importa que en su inmensa mayoría no tengan ni idea de lo que fue el Fascio, o la Falange, a pesar de que ambos estuvieran más próximos a sus ideas socialistas de lo que ellos se figuran.

  38. A España, le cabe el dudoso honor de haber sido el primer país del mundo en utilizar la guerra química contra la población civil, durante la guerra del Rif. Ese es uno de nuestros timbres de gloria en nuestra aventura africana.
    El otro es haber alimentado a la hiena sangrienta del ejército africano y la Legión, a Franco y a Millán Astray. Hay quien dice que, si Abd El Krim hubiese ganado la guerra, el golpe del 18 de julio no habría sucedido.

    • Entre 1921 y 1927 el ejército colonial español bombardeó con gas mostaza y otros mortíferos mejunjes a la población civil del Rif; fue la venganza por la estrepitosa derrota de Annual y los 10.000 o 12.000 españoles despedazados. Los gases se compraron directamente a Alemania y también se montaron varias fábricas en España y en el Protectorado con la ayuda de técnicos alemanes. Los teutones sabían un rato de gases porque fueron los primeros en utilizarlos durante la Primera Guerra Mundial. Todas las operaciones se mantuvieron en el más riguroso secreto y contaron con el apoyo entusiasta del monarca Alfonso XIII. No se sabe a ciencia cierta el número de marroquíes asesinados con los gases, pero seguramente fueron varios miles, sin contar los innumerables envenenados que se quedaron ciegos, desarrollaron cánceres etc. Una hazaña bélica gloriosa, muy propia de nuestras beneméritas fuerzas armadas. El militar republicano (y luego comunista) Diego Hidalgo de Cisneros recuerda en sus memorias cómo desde su avión se lanzaban las bombas de gas sobre los poblados moros. Si bien lo recuerda con pesar, también admite sinceramente que en aquel momento él y sus compañeros consideraban de lo más natural gasear a los rifeños. No eran conscientes del todo de la burrada que estaban haciendo y se burlaban de los moros que podían “hacer gárgaras” con los gases. Así era la mentalidad racista de los civilizados colonialistas blancos y cristianos. En África, en el fragor de la guerra colonial, se educaron esos militares africanistas que se creían una élite escogida por la providencia para regenerar a la decadente metrópoli. En julio de 1936 Franco, Varela, Yagüe, Goded o Mola tuvieron su oportunidad, que ciertamente no desaprovecharon. Y ahora los moros que había que meter en cintura eran campesinos andaluces y extremeños, obreros, intelectuales o “separatistas.”

  39. Como bien demuestra Ángel Viñas en su último libro, Franco era pronazi: tenía una gran debilidad por Hitler y el nacionalsocialismo. Esto se confirma en el periodo de paz europea que va desde marzo hasta agosto de 1939. ¿Cómo piensa Franco ahí, qué decía cuando estaba en ‘petit comité’? Hay muchos testimonios, pero el más importante es el del embajador portugués en Madrid, que era una persona de la máxima confianza que llevaba siete años en la capital. Se llamaba Antonio Pereira y era fascista, partidario acérrimo del dictador Salazar. El tipo no era idiota y le chocó la exuberancia del discurso de Franco en favor del Reich.

  40. No estoy de acuerdo con los que califican el régimen franquista de fascista, porque como acertadamente dijo Azaña, en España no habría fascismo, porque aquí lo único que hay son casullas y sables de militar, España no da más de sí.

    • El franquismo se tiñó hasta el final de la segunda guerra mundial de fascismo, pero en realidad fue siempre un régimen anticuado, de derecha reaccionaria, rancio, clerical, retrógrado en todos los órdenes, no en vano reivindicaba la Edad Media y el antiguo Imperio con toda la intolerancia religiosa, racial y la cerrada sociedad estamental, que consideraban el auténtico y puro ser español.

  41. No sé si fascista, pero quien le ayudó a sostenerse fue Occidente, en concreto Churchill. Acabada la IIGM se reunieron en Postdam los lideres vencedores Stalin, Truman y Churchill, este se negó a eliminar al régimen, para usarlo como gobierno títere y mantener Gibraltar e imponer la península como portaaviones estratégico de bases militares. A Franco solo lo castigaron eliminándolo del Plan Marshall. Las consecuencias están muy presentes para todos, incluidos republicanos, ya que los franquistas se han crecido y vendido la idea de estar respaldados, por los estados democráticos. La dura verdad es que llegaron al poder gracias de sus hermanados nazis fascistas, que nada más tomar la península como entrenamiento en el 39… de seguido invadieron el mundo para apoderarse de él.

    • Es evidente que Franco ganó la Guerra Civil gracias al auxilio de nazis y fascistas. Y esto desde los últimos días de julio de 1936, cuando Hitler y Mussolini le enviaron los aviones necesarios para montar un puente aéreo sobre el estrecho de Gibraltar y trasladar a la península al ejército colonial del protectorado de Marruecos. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, Franco fue claramente pro-eje. España tuvo un estatuto de no beligerancia (no de neutralidad pura) hasta 1943. Todavía a fines de 1942 Franco discurseaba disparates como “los aliados han planeado mal la guerra y la han perdido” o “un millón de bayonetas españolas acudirán a defender Berlín de la hidra bolchevique.” La postura pro nazi del franquismo fue indiscutible (División Azul, envío de materias primas a Alemania, facilidades al espionaje alemán, abastecimiento de buques y aviones alemanes en puertos y aeródromos españoles, postura abrumadoramente filonazi de los medios de comunicación españoles). Pero cuando se vino abajo la aventura fascista del bigotes y de sus socios menores (Mussolini, Horthy, Antonescu, Pavelic, Degrelle o Quisling) Franco supo con su astucia y pragmatismo característicos plegarse a los nuevos vientos. De todos los dirigentes fascistas o fascistizados fue el único que siguió en pie. A Franco le favoreció la Guerra Fría, la desunión del exilio republicano y su absoluto control de las fuerzas armadas. Y el amigo de los nazis se convirtió en el ridículo centinela de occidente, en el siervo fiel de la Iglesia católica y en el subordinado más pelota del amigo americano. Franco siguió siendo lo que fue siempre: antiliberal, antidemócrata y anticomunista; pero como estaba al frente de un país destrozado y pobre y no suponía ninguna amenaza excepto para los españoles, los vencedores le dejaron vegetar tranquilamente en su rincón ibérico. Y reinó como un sátrapa del imperio americano hasta 1975. Franco no era pro occidental en absoluto (y menos de un occidente liberal que detestaba y no comprendía); fueron los liberales occidentales pro franquistas por interés, aunque en el fondo despreciaran al dictador gallego. Esta actitud la pagaron los españoles con creces.

  42. Franco fue un dictador que venció a otros mucho más dictadores que él y que estaban llevando a España a una ruina total. Después de la desastrosa experiencia republicana, agravada al extremo por el Frente Popular, prácticamente no quedaban demócratas en España. No hubo demócratas en las cárceles de Franco. Ni siquiera al final de su régimen había apenas demócratas en todo el país y los pocos que había solo hacían oposición de boquilla, vivían muy bien, prosperaban y eran tolerados por un régimen que restringía las libertades políticas (no las anulaba, como hacían los comunistas, que tanto gustaban entonces a casi todos los antifranquistas, incluyendo muchos clérigos), y permitía una libertad personal en varios sentidos superior a la de ahora, cuando un estado desorbitado y omnipresente se mete a regular hasta la moral privada de la gente.

  43. El consulado de Italia en Madrid acoge un homenaje a los soldados fascistas que ayudaron a Franco. Las jornadas, del 1 al 5 de noviembre, están organizada por la Asociación Nacional de Combatientes italianos en España (ANCIS). La ARMH califica el homenaje como “lamentable”, como no puede ser menos. Eso es una provocación en toda regla, cuando aún yacen en las cunetas las victimas del genocidio nazi. Estoy seguro de que en su país no son capaces de hacer una conmemoración tan provocativa.

    • Puestos a recordar, pueden recordar también cómo corrieron como conejos en Guadalajara, donde el Ejército de la República les dio una paliza monumental. Poco les faltó para regresar nadando a Italia. Respecto a la actitud del des-gobierno de España, baste recordar cómo Trillo pretendía equiparar a las Brigadas Internacionales con los nazis de la Cóndor o los fascistas del CTV. De los peperros no puede esperarse otra cosa.

    • Aparte de juzgar al régimen fascista franquista como tal, a alguno de sus miembros vivos, a descendientes corruptos subidos a su cresta… debían pedir perdón Alemania, Italia y la complaciente Inglaterra [Churchill] con los golpistas asesinos. Y mira lo que pasa. Decía un familiar mío que lo que empieza con sangre, se acaba con sangre. Así que no nos vengan con el cuento de una reconciliación falsa e hipócrita que sólo favorece a los fascistas.

    • Rememoran que la República les zurró la badana… no hay duda. Eran fascistas, cobardes y colaboracionistas que ni los propios alemanes los querían al lado, así que el fascio hay que enterrarlo como sea.

  44. La convivencia es difícil, Franco era un dictador no un político, esto no ha quedado muy claro, era un militar y, como tal, su visión era muy limitada, su vida pretendidamente austera, sus costumbres, como buen militarote, amigo de Millán Astray, el de “muera la inteligencia”, pues que quieren con estos mimbres.

  45. Nadie eligió la guerra, pero al final la eligieron todos. Media España estaba a favor de Franco y media España no. La guerra surge cuando se pierde el entendimiento, cuando unos proclaman una república unilateralmente y otros proclaman a un territorio independiente, porque sí.
    Parecía que nunca se llegaría a una guerra, pero la avaricia desaforada de cierto sector político, el ánimo de cambiar algo que, aunque no se sabe bien qué, se supone que nos va a montar en la abundancia, lo va empujando. En fin que todos buscaron sus mejores cañones, sus mejores aliados, y mataron a unos y a otros, al final siempre vence la Guerra, no los hombres.
    Afortunadamente España ha derivado hacia la democracia, hacia la pluralidad de orientación política, todo está ya olvidado, por nuestro bien… disfrutemos de un país democrático y solucionemos los problemas del ciudadano, y no los creemos, ni hagamos más víctimas de las que ya perecieron y cuya memoria debe servirnos de lección.

  46. En España el PP y el PSOE siempre han utilizado la guerra civil para su beneficio propio. Y por eso nunca la han cerrado, para poder seguir explotándola, para poder disponer de un núcleo duro de votantes a oponer a los de la trinchera de enfrente. Manipulan a los Españoles con una facilidad desconcertante, y si no hay debate “rojos vs fachas” entonces dejamos que los Catalanes o los Vascos se agoten y luego nos presentamos como salvador de la unidad de España, verdad Mariano?

    • La derecha en este país siempre dice que la guerra es cuestión del pasado, pero en cuanto ha aparecido un partido de izquierdas les ha faltado tiempo para sacar la retórica añeja de checas y comunistas. Tenemos un problema muy parecido a Polonia en España: Una mentalidad guerracivilista GENERAL el “voto a estos porque si no ganan “los otros”, aunque se que estos me están robando”. No hay más que ver las discusiones en este foro, somos incapaces en general de hacer autocrítica de nuestro lado. Cualquier discusión sobre Cataluña saca el fantasma de Franco de paseo. Además, cada vez que gana un partido de izquierdas o derechas intenta cambiar el país de arriba abajo. Damos bandazos entre un país que quiere ser Católico, Apostólico, Romano y Conservador y un país que quiere ser Laico y progresista. Hacemos leyes de educación de derechas y las cambiamos cada cuatro u ocho años por leyes de izquierdas. Culpar a Podemos es corto de miras, el problema esta en el país.

    • No más revancha que la de la izquierda de España. En varias ocasiones he visto por la tele a periodistas de izquierda persiguiendo a ancianos con cámara y micro en mano, que habían cometido crímenes durante la guerra y la posguerra.

  47. No es lo mismo la anuencia que la planificación y ejecución. Es cierto que en el lado golpista había una conciencia clara de estar ejecutando una cruzada. En el lado republicano, además, hay que tener en cuenta el caos que supone el levantamiento, y que frenó la acción del gobierno legítimo durante meses. La historia del fusilamiento de José Antonio, por ejemplo, es una buena muestra. Pero yo me refiero más a las matanzas que se dieron en determinados pueblos provocadas por la explosión de rencillas antiguas, que quedaban fuera de control de cualquier lado.

  48. Me resulta curioso que los que hablan de dictaduras islamistas y dictadura en Venezuela tratándola de vincularlas a un partido, no digan nada sobre la amistad de la monarquía española con los sátrapas de Arabia Saudí o Marruecos. O sobre la amistad de Aznar con Gadafi. Por cierto que dictadura mas rara la de Venezuela donde hay elecciones y gana la oposición.

    • Tengo una empresa y como usted dice uno no mira si sus clientes son más o menos demócratas. El negocio es el negocio, pero lo que no haría es irme con un cliente que es un delincuente a cazar elefantes y de fiesta y le mostraría una amistad, como la monarquía española muestra con Arabia Saudí.

  49. Para los fascistas que llevan controlando este país, desde 1938, no han sido delitos asaltar el poder con las armas y asesinar a sus oponentes, reprimir y retrasar culturalmente a todo un país con su nefasta ideología en colaboración con la mafia católica, robar el dinero público, subir al poder con mentiras y estafas, convertir los servicios públicos en negocios privados, etc., el que roben un poco más es una bagatela. Lo raro es que estos peperos tragones con ideas medievales no hayan implantado el derecho de pernada.

    • El futuro Gobierno deberá condenar públicamente el régimen terrorista y genocida del franquismo de lo contrario debería ser culpado de apología, enaltecimiento y exaltación del terrorismo de Franco. Igualmente todo cargo público en Autonomías y Ayuntamiento deberá hacer una condena pública al criminal régimen franquista y a comprometerse a cumplir la Ley de la Memoria Histórica. Un país demócrata no puede permitir que aún estén en las cunetas 113.000 víctimas del franquismo y que 45.000 republicanos yazcan con su asesino en el campo de concentración/mausoleo del Valle de los Caídos. Estos hechos demuestran que en España aún no existe una democracia real pues trata de forma muy distinta a sus víctimas, como es el ejemplo de las víctimas de ETA.

    • España es bipolar y el remedio no es medicina, sino lectura. Las guerras civiles son lo peor que le puede pasar a un país, pero seguir años y años sin pasar página no es la solución. Estamos más manipulados ahora que los propios que vivieron el franquismo y siguieron con sus vidas sin mirar atrás. Pena me da…

  50. Las dos Españas las revivió el PP con su gobierno de nobles tartamudeantes y la ausencia de personas con formación en su gobierno. Si para gobernar vale solo la sangre noble, es normal que la mayoría de la población se rebele.

  51. En cuanto a la educación, los niveles educativos son muy dispares de unas comunidades a otras. Madrid, Castilla y León, Navarra o el País Vasco están por encima de la media de los países de la Unión Europea y la OCDE. Sin embargo, otras comunidades, como Andalucía, por ejemplo, tienen unos niveles educativos francamente mejorables. Y el nivel socio-económico no es pretexto para estas diferencias, pues, según los estudios internacionales, a CyL o La Rioja, por ejemplo, les correspondería presentar resultados educativos mucho peores en función de su nivel socio-económico y, sin embargo, obtienen magníficos resultados.

  52. Los fascistas en su línea. Y luego hay que soportar las “trabas administrativas” que supone la retirada de los monumentos, placas y nombres de calles de estos asesinos de la libertad y de la democracia, de esta pandilla satánica cuya religión de mal y violencia tanto daño hace a sus minúsculos y secos cerebros. Este país es una vergüenza para la libertad, el progresismo, la cultura y el avance social. Esta es la auténtica España negra, la involucionista patria de tanta basura fascista.

  53. Concentración fascista en Madrid contra Manuela Carmena y Rita Maestre. Hazte Oír, Falange, Manos Limpias y la Fundación Francisco Franco, entre otras asociaciones de matriz fascista, protestan frente al Palacio de Cibeles y montan un teatro de “los títeres de Carmena” con personajes como “la Güela Carmena” y “Barbie Rita Capillita”.

    • La convocatoria de esta manifestación fascista lleva consigo un grave mal implícito: demuestra que el franquismo todavía no está muerto, y que en consecuencia todavía no es posible hacerle la autopsia. Autopsia que sería necesaria para instruir a las nuevas generaciones de españoles e impedir así que otro horror como el del franquismo vuelva a producirse.

  54. La sola presencia en una manifestación de gente como falange, la fundación franco, la división azul, etc, constituye por sí misma una clara apología del fascismo, un insulto a los familiares de los asesinados por el franquismo, y un menosprecio a todo ciudadano que tenga convicciones demócratas. En este caso no hemos visto a ningún fiscal decir ni mu, lo que parece garantizar su connivencia y su agrado ante este tipo de apologías. Clama al cielo que sea esta gente la que venga a menear el tema de los titiriteros. Ya os llegará vuestra hora de comer toda la basura que habéis dado a los demás durante tantos años, todo lo que os ocurra es poco. Toda mi repulsa hacia las organizaciones fascistas y para todos sus seguidores.

    • Tiene bemoles que haya personas que aboguen por que organizaciones fascistas se acojan a la libertad de expresión. En Alemania está prohibido por ley que los fascistas se manifiesten o hagan publicidad de sus símbolos.
      Para vergüenza propia y ajena el que esto siga siendo “normal” en este sufrido país se debe a que en su día no se hizo una ruptura con la única dictadura fascista que sobrevivió en Europa tras la II Guerra Mundial.
      La libertad de expresión tiene o debiera tener sus límites… el que ésta sea utilizada por quienes se dicen demócratas es la clave del despropósito.

  55. En la transición cuando la izquierda dominaba la calle, la oligarquía franquista se invento FN como fuerza de choque contra los comunistas. Hitler en Alemania hizo lo mismo con los camisas pardas. Los tiempos pasan, pero el espíritu de la oligarquía española cambia poco. En España en cuanto vean amenazados sus intereses la terminaran liando, la diferencia de estos tiempos es que el fascismo español ya no tiene un Hitler y un Mussolini para que les saquen las castañas del fuego, podrían decir que tienen a los norteamericanos, pero los yanquis ya no son los de antes, están en franca retirada, ejemplo palpable es que en Cuba han tenido que dar marcha atrás.

    • Con la diferencia de que el partido nazi sacó en sucesivas elecciones en 1932 entre el 33- 37% de lo votos, convirtiéndose en el mayor movimiento político de Alemania, mientras que Fuerza Nueva sólo obtuvo un diputado en 1979: el propio Blas Piñar.

  56. Me complace informaros que se ha publicado ya el número 48 de la revista “Spagna Contemporanea”, en el cual se encuentra el dossier titulado “Traiettorie biografiche del fascismo spagnolo” coordinado por Xosé M. Núñez Seixas y Steven Forti.
    Está compuesto por 5 artículos dedicados a las biografías de Ramiro Ledesma Ramos (por Ferran Gallego), Dionisio Ridruejo (por Francisco Morente), Onésimo Redondo (por Matteo Tomasoni), Santiago Montero Díaz (por Xosé M. Núñez Seixas) y Óscar Pérez Solís (por Steven Forti).

  57. Fernández Díaz da el tercer plantón al Congreso y no explicará porqué ETA quiere un pacto PSOE-Podemos. La caverna … es muy caverna y mucho caverna. Con lo silencioso que está este hombre, podría dedicarse a robar panderetas.

    • Este gobierno cada vez se parece más al de Arias Navarro, el carnicero de Málaga. El del “españoles, Franco ha muerto”, en medio de un mar de lágrimas.

    • No es un gobierno en funciones, es un gobierno en rebeldía. Estos son los partidos proclamados “constitucionalistas” por el cinturón mediático del Régimen.
      De ellos sabemos que la mayor parte de la constitución la utilizan para humedecerse la entrepierna; por ejemplo, todo lo relativo a derechos sociales, o a la función social de la propiedad privada. Pero ahora parece que también se ha convertido en toallita higiénica, el art. 66 relativo a las Cortes.
      Me temo que se confirma el peor pronóstico, eso de partido “constitucionalista” se limita a su fanatismo españolista.

    • FD no va al Congreso porque simplemente carece de argumentos válidos. Una cosa es difamar desde las Coperadios Marcelo y Amén, y otra, es plantarse en la tribuna y soltar la trola. Debería aprender del Rajao que llevas años mintiendo al Parlamento y, ni se inmuta…

  58. ¡Eso se arregla denunciándolo ante la Audiencia Nacional y ante el Tribunal de Estrasburgo! ¡Qué explique este loco franquista y meapilas sus afirmaciones del “por qué ETA quiere un pacto Podemos-PSOE”!. ¡Tenemos un ministro que es un disminuido intelectual y funcional!.

  59. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz está investigando si el sindicato Manos Limpias y, sobre todo, la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) han incurrido en prácticas de extorsión al presentar querellas contra personas, empresas e instituciones y luego cobrar dinero por varias vías por retirar las acciones jurídicas emprendidas, según han confirmado fuentes judiciales y fiscales. Las fuentes explican que Ausbanc podría haber obtenido cuatro millones de euros con esta operativa. La banca había manifestado su malestar en varias ocasiones por las enormes cantidades de dinero que se veían “obligados” a destinar a la inserción de publicidad en revistas de Ausbanc, a la que denunció Credit Services.
    El caso se centra fundamentalmente en Ausbanc, dirigida por el ultraderechista Luis Pineda, y durante las pesquisas se ha descubierto la supuesta implicación de Manos Limpias, capitaneada por el ex dirigente de Fuerza Nueva y también ultraderechista Miguel Bernad. Pineda está siendo investigado por la Audiencia Nacional por haber recibido más de un millón de euros de Fórum y Afinsa, y luego presentarse como acusación popular en defensa de los asociados de las dos empresas filatélicas que quebraron a finales del año pasado.

    • Manos Limpias se autodefine como un sindicato de ultraderecha. Se dedica a poner denuncias y pleitos contra cualquier cosa que suene a izquierda o a independentismo. Es su única razón de ser. Ausbanc se supone que defiende al consumidor, cierto, pero una vez que estuve implicado en una denuncia (en el cierre de Air Madrid, 2006, fui cliente perjudicado), recibí sus revistas y me quedé asombrado al darme cuenta que era una entidad vinculada con el PP. No entendí nunca se donde salía el tema de que el PP estuviera relacionado con una entidad de defensa del consumidor pero así lo pude comprobar personalmente.

  60. “Detrás de esta izquerda hay muchos fascistas escondidos”, titula Rocío García una entrevista a Juan Carlos Pérez de la Fuente, director artístico del Teatro Español desde julio de 2014, tras su cese por los responsables del Ayuntamiento de Madrid hace 15 días. Perdón por la entrada anterior que contenía una mala comparación de la periodista con el título del artículo. Lo cual no quita para que exprese mi opinión sobre esta periodista de El País, que es de gatillo fácil para dar titulares escandalosos. Luego se descubre que hay una persona despechada que había ganado ese puesto sin oposición alguna. Este es el artículo de el País:
    http://cultura.elpais.com/cultura/2016/05/23/actualidad/1463954558_120615.html

    • Bueno, ya lo sabíamos pero está bien que alguien se atreva a decirlo. No hace falta recordar que Hitler llegó al poder con apoyo de periodistas. Los extremismos siempre son malos, entren por donde entren. Cualquiera con más de 40 años sabe que las cosas casi nunca son blancas o negras.

    • Es que el término fascismo tiene una aplicación muy concreta (Paxton, Arendt, Payne) que excluye a la izquierda. El equivalente antidemocrático, dictatorial y generalmente totalitario de la izquierda es el comunismo (Applelbaum, los citados,etc.). Lo que pasa es que estos se toleran y los otros no. Como el de la susodicha.

    • ¿”Fascista escondida”? No estoy de acuerdo ya que está bien a la vista. Comen como patos (a favor del nacionalismo españolista). Caminan como patos (férreo y dictatorial control interno de los medios). Graznan como patos (pesebrismo en El País). Aunque digan de sí mismos que son cisnes son “patos” y no están escondidos.

    • No tiene vergüenza, yo no daría una entrevista ni de broma sabiendo que fue elegida a dedo en una terna en la que quedé última. Yo no sé se a la gente se le va la pinza cuando se hacen famosos. Se atreve a criticar a Ahora Madrid cuando fue puesta a dedo por Ana Botella y nombrada por Aznar en su anterior cargo. Yo no lo entiendo, la gente ya no se pone colorada.

      • “Se atreve a criticar a Ahora Madrid.” Anda, acabáramos. Menuda nazi.

  61. Sabino, he modificado el comentario original que no tiene nada que ver con críticas a Ahora Madrid que me traen al pairo. Como ya lo explico esta periodista tiene la malsana costumbre de titular con frases de sus entrevistados que son sesgados y de malísima intención. Dicho esto. La elección de este señor fue absolutamente política, torticera e inmoral. El no ganó el concurso. Fue el tercero, con dos figuras antes que el, que le daban sopas con hondas. Con lo cual que no mienta y emplee argumentos inadecuados y falsarios. Que no engañe. Las cosas no son sólo ni blancas ni negras. Amo el teatro. Espero que el próximo director/a lo haga muy bien y no sea doctrinario/a.

  62. España fue el primer país que luchó contra el fascismo en Europa y la única que la perdió por la insolidaridad de las democracias occidentales. Tal vez este país esté maldito. Verdad, justicia y reparación para todos aquellos que dieron su vida y/o sufrimiento en defensa de la justicia y la libertad de su pueblo.

  63. Estos días estoy leyendo el libro de Payne “El camino al 18 de julio”, sobre las causas que llevaron al golpe militar y al desencadenamiento de la Guerra Civil. En el fondo, para Payne sólo existe una causa que lo explica todo: la maldad congénita de las izquierdas españolas de los años 30. En cambio, las derechas, por extremas que fueran, siempre encuentran el aplauso o la comprensión del viejo profesor de la Universidad de Madison-Wisconsin. La primavera “trágica” de 1936 fue de caos, violencia, insultos, gobernantes ineptos, fuga de capitales, ocupaciones de fincas y asaltos en plena carretera, al estilo de los bandoleros. Azaña era un desastre entregado a los rojos malhechores y Alcalá Zamora se equivocó al oponerse a los planes golpistas de Gil Robles, Calvo Sotelo y Franco en diciembre de 1935. Las tramas subversivas de las derechas para liquidar la República legalmente o a tiros eran según la interpretación de Payne un intento de preservar el orden dentro de la República. Para Payne (y Franco) España estaba dejando de “ser” por culpa de las izquierdas y esta tremenda realidad (?) hacía obligado y necesario el golpe. El discurso ideológico/teleológico de Payne es la vieja propaganda caudillesca reciclada con un aire falsamente científico y desapasionado. Lo cierto es que don Stanley se apasiona en cada párrafo que escribe y salpica su libro con afirmaciones descabelladas, desconcertantes en un historiador de su reputación. Por ejemplo: “La ampliación de la reforma agraria, que no iba dirigida a modernizar la economía y hacerla más próspera, sino que, siguiendo el típico estilo izquierdista (sic), su objetivo era redistribuir la pobreza.” A bocajarro, en un libro presuntamente académico y científico. Hay más afirmaciones de este tipo: al parecer, las opiniones de don Stanley son hechos históricos incontrovertibles. Por ejemplo, a Payne, de manera delirante, le parece poca cosa la represión por la Revolución de octubre; si él hubiera estado allí esos rojos sediciosos habrían caído como moscas. Porque el profesor Payne no es un blandito como don Niceto o Lerroux. Leyendo estas cosas se llega a la conclusión de que no es Moa un discípulo de Payne, sino al revés: es Payne el discípulo de Moa. Increíble pero cierto: pasen y vean. Menos mal que don Stanley sabe mucho y con sus libros siempre se aprende algo, pero lleva años en una línea reaccionaria insoportable. Será la edad o sabe Dios qué.

    • Ahora que llega el 18 de julio vamos a contar mentiras, tralará (bis). Ángel Viñas comienza su post disculpándose ante sus lectores. Un lunes coincidiendo con el 18 de julio, fecha convencional del estallido de la guerra civil hace hoy ochenta años, se da cuenta de un episodio representativo de cómo algunos escriben “historia” o, al menos, sobre el pasado. En este caso, el profesor Stanley G. Payne. El título del post recuerda, vagamente, a la primera línea de una canción infantil en la que las liebres corren por el mar y las sardinas por el monte.
      Sigue en… http://www.angelvinas.es/?p=748

  64. La ideología fascista, tiene como componentes básicos, el que la pobreza es un mal necesario para el desarrollo o que las minorías intelectual y socialmente privilegiadas deben por su status dirigir los destinos de las masas ignorantes. Desprecio por la democracia, desprecio por la concepción de la igualdad entre las personas y los derechos de las mismas. El franquismo era sin duda fascista. Casi cuatro décadas de terrorismo de Estado, y las fosas comunes no dejan dudas. Tampoco sobre quiénes ganaron y quiénes perdieron, unos pocos se forraron y muchísimos trabajaron décadas sin los derechos y prestaciones que eran moneda común en casi todos los países occidentales y que la dictadura les quitó. Por ejemplo la República discutía en 1936 una ley de Seguridad Social, Franco recién aprobó una en 1963, y todavía hay quienes aplauden por ello. En occidente nunca una dictadura comunista sustituyó un gobierno electo en las urnas, todas las dictaduras han sido de derechas.

    • La ideología fascista al igual que la comunista parten de un trasfondo social de igualdad y difieren en que mientras que una pretende llegar a la misma en la noción de nación la otra pretende llegar a la misma mediante la revolución y la internacional, el resto de sus elucubraciones son diatribas para justificar la profunda mediocridad con la que la ideología en la que usted sigue militando justifica su fracaso absoluto en la historia del siglo XX. El comunismo ha sido y será la mayor farsa del siglo XX. franco no era fascista ni lo fue nunca, Franco era un oportunista que se instaló en el poder como lo puede hacer Rajoy en otra línea hoy en dia, a saquear a un pueblo inculto tonto resentido y peleado y radicalizado. Tomó medidas pragmáticas, y tras 1990 podemos ver que en conjunto nos fue mejor con él que con los comunistas por mucho que estos insistan en que el frente popular era de centro. El 18 de julio fue una fecha a olvidar como lo fueron los cinco años anteriores.

  65. Mientras en otros países se decide demoler la casa de Hitler para no convertirla en lugar de culto, aquí seguimos con misas a dictadores, con su tumba en el Valle de los Caídos como lugar de peregrinación y con la familia Franco disfrutando de bienes robados al pueblo como el Pazo de Meirás. Menos mal que tuvimos una transición ejemplar y disfrutamos una democracia consolidada…

    • A estas alturas todos sabemos ya, quién era Franco, quien es Cañizares y a qué se dedica la Iglesia antes durante y después de la “contienda”. Es lógico que a Franco le dediquen misas y en los mejores templos, los que contengan más Dios, Franco era creyente y por sus muchos y grandes pecados, necesita las misas más que nadie y la Iglesia no puede negárselas, al fin y al cabo, han sido socios de “cruzada” y con los mismos objetivos.

    • Estos obispos y la Conferencia Episcopal Española lo que deben hacer es menos nostalgia de Franco y que empiecen a pagar el IBI por los miles de inmuebles de su Iglesia Católica sometidos a la continua especulación inmobiliaria, y que no pagan tampoco los demás impuestos que pagamos todas. Si esa organización riquísima y multimillonaria (la mayor inmobiliaria del país y empresa de la educación) a los que les gusta tanto hablar y entrometerse tanto en lo público, y lo civil (de todos) pagasen como todas y todos, los demás, pagaríamos menos, lo que tienen que hacer el pagar como pagamos todas y todos. Es ese hecho de pagar impuestos lo que nos da derecho a todas y todos a opinar de la política y de la gestión de nuestros impuestos, pero este personal católico no solo hablan continuamente sin pagar un euro, sino que son la organización privada con más privilegios de toda Europa y un lastre monumental para el pueblo español desde hace siglos. Porque estos privilegios a organizaciones privadas con historias de seres superiores, en Europa hace muchos años que no cuela.

    • Si tanto les gusta opinar de lo público a estos ultracatólicos, que faciliten un informe contable y financiero de toda su actividad económica al Estado, como hacen todos los demás organismos privados, o que devuelvan los 11.000 millones de € (el 1% del PIB español) y todo el dinero público que se han llevado de nuestros impuestos, en momentos de tanto sacrificio para la sociedad española (la Iglesia no ha padecido ninguna crisis estos años). Además con tanto mensaje xenófobo de tanto personajillo subvencionados y privilegiados como estos y de gratuita apología patriarcal, no hay manera de parar la violencia de género en España. Por algo será. Es hora de empezar a valorar las consecuencias de esos mensajes de tanto opinante ignorante con faldas como estos, sin medir sus exabruptos y su influencia en según qué tipo de personal receptor ¿Qué están diciendo a los jóvenes en sus púlpitos y escuelas concertadas financiadas con el dinero público este grupo de religiosos integristas? para que siga en aumento contínuo el asesinato de mujeres por hombres y el maltrato machista de género en España.

  66. El historiador Francisco Espinosa Maestre afirma que la Iglesia Católica “fue clave y parte fundamental del golpe militar contra la democracia española” del 18 de julio de 1936 que dio origen a la Guerra Civil española (1936-1939) y en cuya labor represiva subraya que tuvo una parte muy activa. Espinosa, quien junto con el investigador José María García Márquez publicaron el libro Por la religión y la patria. La Iglesia y el golpe militar de julio de 1936 (Crítica), señaló que, salvo excepciones, el conjunto del estamento religioso “no es que apoyara a los militares, es que estaba con los militares” e “intervino directamente” en la represión. En una entrevista con Efe, el historiador manifiesto que “se conoce muy bien, hasta el detalle, el daño sufrido por la Iglesia durante la Guerra Civil. Sin embargo, sabemos muy poco del daño causado por esa misma Iglesia a partir del 18 de julio de 1936”, esencialmente, argumenta -y así se expresa en el libro- porque la Iglesia no facilita el acceso a sus archivos para investigar.

  67. Digo yo que no se puede pasar por alto la peculiaridad de la fecha, el 18 de Julio. La cuestión no es que la misa sea por Franco, que entiendo por supuesto tiene “derecho” a que recen todas las misas que se pidan por otras personas, e imaginaría, que se paguen por él. Pero el asunto de la fecha no es inocente y Cañizares y todo el curerío español lo saben. El 20N es el aniversario de su muerte y hay que aceptar que, a pesar de su archi evidente exaltación al régimen, le corresponde en lo personal. Pero el 18 de Julio es manifiestamente una celebración del golpe y de la guerra civil que desató.

    • Para don Stanley George Payne en la España de la primavera de 1936 había revolución o no había revolución dependiendo de la página de su libelo “El camino al 18 de julio.” Ejemplo:

      “El desorden social y económico era extenso, se estaba produciendo una considerable violencia en algunas zonas y el Gobierno había dejado más claro que nunca su posición partidista y que no proporcionaría una administración constitucional e imparcial, ni obligaría a cumplir las leyes. Pero las izquierdas seguían desunidas y todavía no existía acción revolucionaria alguna dirigida directamente a apoderarse del gobierno.” Página 300. Cierto desmadre gubernamental y violencia política localizada en determinadas zonas de España, que no en todas. De revolución organizada para la toma del poder, nada.

      “Antes del 18 de julio, las izquierdas destruyeron la democracia en España por medio de un proceso revolucionario de erosión constante que duró cinco meses, pero, a su vez, la contrarrevolución creó un radicalismo de oposición igualmente violento, al menos en sus primeros años, y mantuvo un Gobierno autoritario durante cuatro décadas. El precio del proceso revolucionario fue, sin duda, elevado.” Página 404. Se pasa de un “no existía acción revolucionaria alguna” a “un proceso revolucionario de erosión constante” en el transcurso de 100 páginas. Verdadera radicalización acumulativa por parte de un destacado historiador conservador metido a propagandista de derechas. Al final, todo este discurso ideológico de Payne, falazmente académico, le lleva a justificar el golpe de Estado del 18 de julio y la dictadura franquista. De todo, hasta de los cuarenta años de dictadura franquista, tuvieron culpa las izquierdas. Inaudito.

    • Todos los partidarios del gobierno legal que cometieron crímenes fueron represaliados en la dictadura. Todos los criminales golpistas fueron premiados. El Estado es responsable de los crímenes no juzgados en virtud a Tratados Internacionales firmados por España antes de la guerra y después.

    • La actitud de los que quieren pasar página a los desaparecidos me recuerda a los batasunos que no quieren que se recuerden los crímenes de ETA. Mismas justificaciones y mismo argumento justificador de lo injustificable.

  68. Julián Casanova: “A algunos que se hacen llamar demócratas aún les escuece que les toques a Franco”. El historiador, catedrático de la Universidad de Zaragoza, reclama educación contra el olvido. Casanova analiza los porqués de la desmemoria en España y pone como modelo al ministro Fernández Díaz: “Es el ejemplo de demócrata que nunca ha tenido una educación en democracia”.

    • ¿Para ser un “verdadero” demócrata es necesario aceptar sin crítica los mitos y zarandajas de la izquierda? ¿No se puede ser demócrata y de derechas, o sea conservador? ¿Los conservadores españoles deben estar todo el día disculpándose por el franquismo, aunque muchos de ellos hayan nacido después de la muerte de Franco, o eran sencillamente niños durante la dictadura? Algunas almas puras e incontaminadas de la izquierda parecen no tener otra obsesión que buscar el cromosoma franquista en cualquiera que les replique o con el que mantengan alguna discrepancia política. Es una actitud inquisitiva que deriva fácilmente hacia lo inquisitorial. Una actitud maniquea y grotesca que borra todos los matices e impide comprender y aprender. En realidad, franquista será quien defienda y legitime la dictadura de Franco y que además proponga para España un régimen similar o parecido al franquista: autoritario, antiliberal, confesional. Por fortuna, en España franquistas de este tipo, franquistas reales, hay muy pocos: las cuatro momias que se manifiestan el 20 N en la Plaza de Oriente. Una cosa es ser demócrata; otra muy diferente ser de izquierdas o de derechas; y todavía más diferente ser franquista. La democracia es perfectamente compatible tanto con un modelo conservador como progresista de sociedad. Con lo que no es compatible la democracia es con un régimen autoritario o totalitario. La democracia tampoco es compatible con las palizas de Alsasua o con los energúmenos “libertarios” que mediante la violencia impiden una conferencia en una institución pública. Pero como estos personajes son de “izquierda” tienen por lo visto un plus de justificación. La mezcla de buena conciencia e ignorancia histórica convierte a la izquierda española en un santoral laico al margen de comportamientos y circunstancias reales. Porque en España la izquierda siempre es buena sin mezcla de mal y la derecha siempre mala sin mezcla de bien. En España se asocia a la derecha democrática con el franquismo para deslegitimarla, aunque gane todas las elecciones del mundo. El propósito es siempre el mismo y poco o nada democrático: expulsar fuera del redil de algo a lo que llaman “democracia” a la mitad o más de los españoles por el pecado de ser de “derechas.” Extraño pecado en una democracia.

  69. Lo que ocurre en Estados Unidos no debería sorprender, pues estamos viviendo como el fascismo está resurgiendo con fuerza y cada día tiene más presencia y respaldo por parte de la ciudadanía. En Europa, el fascismo tiene fuerte respaldo en Francia, Alemania, Reino Unido y gobierna en España desde 2011. La historia se repite, estamos reviviendo lo ocurrido en la década de los años veinte del siglo pasado y ya sabemos cómo acabará esto, en otra guerra. La cuestión es ¿cómo es que los trabajadores pueden seguir apoyando a quienes se sabe les va a perjudicar? No hemos avanzado nada.

  70. La ideología de la dictadura era una cuestión de quita y pon, se variaba según los cambios internacionales. La única ideología del franquismo que se mantuvo durante todo el tiempo fue el nacional catolicismo y el culto a la personalidad del Caudillo.

    • Girón de Velasco, que fue el creador de los sindicatos verticales, era falangista, el cuñado era falangista, las leyes generales del movimiento, (la constitución franquista) estaba basada en el ideario falangista, todo olía hasta su muerte a falangista. El hecho que en muchos de sus gobiernos, no hubiera falangistas, no significa que se valían de ella para sus leyes.

      • Ni mucho menos las ideas nacional sindicalistas fueron la fuente del franquismo. Otra cosa es que el régimen asumiera a la Falange, igual que lo hizo con el Carlismo. Hubo incluso una oposición falangista al franquismo a partir del Decreto de Unificación dictado en 1937 y tras la guerra también hubo falangistas clandestinos al comprobar que no se aplicaban sus ideales. La oposición más fuerte vino de parte del denominado Grupo de Burgos, liderado por el propio Dionisio Ridruejo.

  71. Más de 70 colectivos secundan la marcha de esta tarde en Pamplona contra el fascismo. A la manifestación, que parte del ayuntamiento, se han sumado 27 consistorios. Entre todos tenemos que conseguir que nuestros dirigentes se sientan apoyados por su pueblo para luchar contra el franquismo.

      • Contra el fascismo que, dirigido por Mola y Franco, segó la vida de 3.500 personas en Navarra por el simple hecho de pensar de otra manera. Por eso, durante la marcha se repartirán 3.500 claveles, uno por cada fusilado en Navarra tras el golpe de 1936. Y contra el fascismo que está convirtiendo este país en un remedo de Corea del Norte, por el recorte diario de libertades. Contra eso nos manifestamos, estás invitado a participar si quieres.

      • La mayor parte de los colectivos que no lo apoyan, son los que veían a Franco con buenos ojos, y más facha que Franco no ha habido.

  72. Gracias por la invitación, pero me queda un poco lejos. En Corea del Norte no creo que os dejaran manifestaros. Saludos.

  73. A los de Alsasua los están metiendo por terrorismo, en el mismo país en el que este tipo dice esto libremente. Su fundación subvencionada con pasta pública. Lo raro es que solo vascos y catalanes pidan la independencia.

    • “De las 36.000 condenas a muerte sólo se fusila a 23.000, y es una cifra, entre comillas y salvando las distancias, ridícula comparando con lo que pasó en Italia, Francia o cualquier país afín al eje.” Jaime Alonso García, vicepresidente de la Fundación Francisco Franco.

      Sin comentarios.

  74. ¿Alguien puede imaginarse a un señor defendiendo en un periódico que todos los muertos de Hitler estaba justificados? Franco estuvo apoyado por la aviación de Hitler y consintió el holocausto nazi, pese a algún embajador español en Hungría. Las tropas de Franco fusilaron a García Lorca, la justificación para el asesinato del poeta aún se está esperando. Existen cientos de miles de muertos sin justificación alguna de la guerra civil, sin hablar de la hambruna provocada en la población civil por una guerra especialmente larga a conveniencia del dictador, que prefirió eliminar a muchos de sus enemigos antes de declarar la paz. De Franco se podrán decir muchas cosas, pero la verdad es que fue un asesino especialmente cruel.

  75. En toda Europa sube la ultraderecha, cosa que en España no ocurre. Puede ser por dos razones: Porque la gente no les vota o porque está el el PP ¿qué creen que pasa?

    • Porque en España los mass media son satélites del régimen partitocrático en que derivó el fallido orden constitucional de 1978. Y esos mass media son transmisores fieles de unas consignas férreas y repetitivas, que han impedido durante muchas décadas un debate plural y democrático de verdad. No tenemos una cultura de la participación ciudadana activa y abierta como en otras naciones, no hay sociedad civil dispuesta a autoorganizarse al margen de los canales partitocráticos que todo lo invaden y asfixian.

    • Porque la memoria del fascismo (la extrema derecha) todavía está muy cercana entre la gente mayor de 50 que son los que, p. ej., en UK han votado Brexit. Por eso tiene, de momento, menos fuerza en Alemania que en Francia o UK, porque en Alemania ya saben que les destruyó el país.

      • El populismo de derechas que tanto éxito tiene fuera de España tampoco se debe identificar mecánicamente con los fascismos del período de entreguerras. Las sociedades de hace 80 o 90 años son muy diferentes a las actuales y existía además la gran amenaza del comunismo ruso como caldo de cultivo emocional de la contrarrevolución. Ahora los partidos ultras no tienen un proyecto político totalitario, con paramilitares uniformados y proyectos de expansión imperial. Y el coco comunista ni existe. Lo que pretenden estos fachas con sus apelaciones populistas es una rectificación autoritaria de la democracia representativa, más que su eliminación, cultivando el miedo al foráneo como mecanismo automático para conseguir votos. El populismo derechista es simple egoísmo colectivo, como pasa con todos los nacionalismos chovinistas. Siguen siendo muy peligrosos, pero no son los nazis de los años 30. La mejor manera de espantar a esta derecha populista es asumir los cambios sociales como inevitables y restablecer la idea de que una sociedad libre es también una sociedad del bienestar, con servicios públicos universales y de calidad. Estado de derecho, estado del bienestar, limpieza de la casta política, ciudadanía multicultural frente a nacionalismo étnico y entender que el mundo blanquito y homogéneo está pasando a la historia. Europa como proyecto universal y democrático frente a la demagogia etnocentrista de los ultras es creo yo el único camino. Lo contrario es un nacionalismo reaccionario repulsivo. Una cosa es el Estado entendido en términos de una administración eficiente y equitativa para todos y otra el cuento de la nación como entidad orgánica que se puede arruinar con la llegada de “los otros.” Los otros no pararán de llegar por mucho que chille Marine Le Pen. Lo que se debe hacer es mejorar los mecanismos de integración social y cultural en el marco de un Estado social y democrático de derecho. La tontería de “nunca se integrarán” es falsa y ha sido negada mil veces por la historia. La inmensa mayoría de la gente llega, vive y deja vivir. La sociedad civil es heterogénea por definición y es bueno que sea así. Conociéndose, la gente se tolera.

      • Tengo muchos amigos en Francia y viajo con frecuencia al país vecino y puedo expresar que lo que dice no es cierto. El problema para los españoles es que aquí no hay ningún partido de extrema derecha ni siquiera de derecha sin complejos y lo que vemos fuera nos parece todo derecha extrema. Como ejemplo le diré que como votante del PSOE ya me gustaría a mí que la opción de gobierno en España fuese la que fuese, defendiese con tanto furor y vehemencia al estado al país unido que en este caso es Francia. Aquí en cambio tenemos a un grupo corrupto el PP y su marca blanca C’s. En esta tesitura, cómo es posible que mucha gente moderada alrededor del centro echemos en falta la opción de defender un país justo y unido. Tomen ejemplo de lo que pasa en Francia.

      • En fin. El FN pienso que es de extrema derecha. Si lo prefiere nacionalista, reaccionario, euroescéptico con una versión católica ultraconservadora y retrógrada en temas de sociedad con Marion Le Pen y más social en su tía y candidata a las Presidenciales Marine Le Pen.
        En cuanto a Fillon, pienso que está claro que representa la derecha dura de Les Républicains.
        Francia se ha derechizado mucho y estas elecciones dan cuenta de ello. Los electores de centro y derecha desean estar representados por un candidato de derecha pura y dura; no por un centrista.

  76. François Fillon se impuso con claridad a Alain Juppé: dos de cada tres votos emitidos este domingo fueron para el candidato liberal-conservador, con un programa basado en las promesas de ley y orden, reducir el tamaño del sector público, bajar impuestos e impulsar la libertad económica. El señor Fillon es partidario de frenar la adopción de niños por parejas homosexuales, y está por ver cómo aplicará su visión conservadora a cuestiones como el aborto o la familia. Se enfrentará en las Presidenciales de abril-mayo de 2017 a Marine Le Pen, la candidata del Frente Nacional, al independiente Emmanuel Macron, y a un candidato socialista que aún está por elegirse.

  77. Hemos tenido el Brexit, el referéndum de Italia, asistimos al regreso generalizado de los nietos de Pétain, Horthy, Pilsudski, Mussolini y demás (los de Franco nunca se fueron del todo), pero en Bruselas hay una máquina con 30 años de inercia incapaz de cambiar de rumbo. Al final creo que lo máximo que serán capaces de proponer será la lepenización de Goldman-Sachs.

  78. Putin es fascista o neofascista. Trump, de momento, de derecha muy extrema, pero mientras no recorte libertades civiles y/o de un golpe constitucional y persiga a periodistas, pues quedará en un Berlusconi a la norteamericana, solo que más bocazas, más kitsch y más niño de papá. En fin, que como Berlusconi, pero sin ese toque de elegancia que tienen, sobre todo, los italianos del Norte y de la Toscana.

  79. La diferencia entre la ultraderecha europea y esta gentuza pepera, es que ellos dicen claramente lo que piensan, estos son cobardes, falsos e hipócritas, y asoman la patita sólo cuando creen que les van a jalear. Y la cagan, y muchos les jalean, pero piensan lo mismo todo el tiempo. Son clasistas, racistas e intolerantes en su mayoría (habrá excepciones), son de esos que practican la caridad en lugar de la solidaridad. La ultraderecha en Españistán está en el PP, no nos engañemos. Y este individuo, Percival Manglano, es además de racista un ignorante total.

    • La PPiara cristofascista PPeereril, se pasa por el fondillo del calzón la democracia, las normas emanadas de la ONU los estudios o recomendaciones de ACNUR, etc.. Cada día quedan mas con el culo al aire en temas de solidaridad y humanismo internacional, que no sea caridad meapilística. Bajo mi punto de vista, queda patente con su actitud y contantes incumplimientos de la Ley de la Memoria Histórica, que son el Caballo de Troya que el fascismo franquista utilizó, primero con AP y después PP para seguir machacando la democracia en el Parlamento y en las escuelas, incumpliendo sistemáticamente el artículo de la Constitución que habla de la aconfesionalidad del Estado.

    • A mi lo que más gracia me hace de estos payasos hipócritas del PP, y de la mayoría de quienes les votan, es que pretendan ofenderse cuando les llaman “fachas”: si piensas como un facha, hablas como un facha, escribes como un facha, blanco y en botella: eres un facha, asúmelo.

  80. Una verdadera pena lo que está pasando en Europa, EEUU… en el mundo, ilusamente estudié los fascismos como algo que había tenido su boom en la Segunda Guerra, que Europa había aprendido de ello y que se había superado…. hoy parece que retrocedemos a pasos de gigantes. Una forma de batallar con esto es revisar cómo se trata a los inmigrantes aquí en España, lamentablemente esto de “vienen a quitarnos trabajo y abusar de la seguridad social” es algo que he escuchado tantas veces…

  81. La mitad de mi familia es británica y me gustaría que en los medios extranjeros no identificaran al 52% que votó por salirse como un bloque homogéneo, xenófobo y retrógrado. Tres millones de votantes laboristas votaron por salirse (entre ellos mi abuela). Entre mis tíos, dos votaron por “leave” y otros dos por “remain”. Los que votaron por “leave” no son populistas de ultraderecha, sino todo lo contrario: ex-hippies de los 60, extremadamente liberales. Por otra parte, otra gente que conozco que votó “remain” es profundamente conservadora (tories super admiradores de Margaret Thatcher). Hay absolutamente de todo, y cada persona tiene sus propias opiniones y razonamientos. Muchos de los “brexiters” están también en “shock” y el debate entre leavers y remainers es más abierto, tolerante y fluido de lo que mucha gente cree. Tenemos mucho que aprender de UK sobre cuestiones como gentrificación, racismo o pluralismo religioso.

  82. José María Aznar lanza un ideario político para España. Increíble, todavía se atreve a dar consejos después de lo que hizo este sinvergüenza.

    • Hola, amigos. ¡Feliz año nuevo! España necesita menos cháchara barata, como la que sueltan todos los políticos, y más gente que trabaje, que piense, que estudie, que haga propuestas investigadas. España necesita menos fiesta y menos jolgorio y más descanso que rebaje la ansiedad, la violencia y la insensatez. España necesita menos religión y mucha más ética en su vida normal y en la convivencia de los ciudadanos. España necesita menos chulería y más gente que conozca los problemas y tenga soluciones viables. España necesita, sobre todo, en su política gente honesta, auténtica y trabajadora. Sobra gente corrupta por todos los lados, especialmente en la política. Lo demás solo sirve para dar que hablar a los medios.

    • Rajoy parte con ventaja. El carácter de Aznar es el de un solitario, adusto, antipático para la vida política. Estas características que deberían ser una virtud son desde hace décadas un defecto porque bordean el peligro en las relaciones diplomáticas y generan un odio visceral en parte de la sociedad. El carácter de Rajoy es el de diplomático en estado puro con una capacidad de aguante infinita: muy útil y beneficioso para la vida política. El problema no es tanto que Aznar debería cambiar de carácter (o limar sus asperezas) sino que la sociedad debería entender que las virtudes del antipático son mucho más beneficiosas en el fondo y a la larga.

      • Con Aznar las cosas se hacen tirando a bien y con un entusiasmo auténtico e ilimitado: con un andamiaje ideológico y cultural de fondo y esto es muy importante a la larga: la alegría por la riqueza cultural, tener un proyecto y unos principios más allá de la mera practicidad a secas de Rajoy. Con Rajoy las cosas se hacen bien sin mayor pena ni gloria: no sólo es triste sino muy peligrosa (por empobrecedora) la falta de interés por la cultura en Rajoy aunque a corto plazo paradójicamente pueda resultar beneficiosa y más ágil al no generar bandos ni enredarnos en disquisiciones complejas y embrolladas.

    • Supongo que en ese “ideario” ansar hablara de que el atentado terrorista del 11-M los cometieron aquellos de DESIERTOS LEJANOS y pedirá PERDÓN por MENTIR a España en 2004 …hablará del por qué en su 1ª legislatura, concedió más privilegios y concesiones a Cataluña y el País Vasco que el PSOE en 14 años de gobierno …hablará de sus negociaciones con ETA a escondidas de los españoles …hablara del acercamiento de presos etarras a las cárceles vascas que concedió mientras que en el tiempo que estuvo en la oposición NEGABA hacerlo …hablara de sus negociaciones y comisiones obtenidas el dictador Gadafi …hablará de la medalla que le concedió una universidad de EEUU previo pago de los fondos públicos de miles de € …hablara de la burbuja inmobiliaria que creó en 1999, gracias a la Ley del Suelo …hablará de la muerte de 62 compatriotas a los cuales desprecian y que JAMÁS pidió PERDÓN ¿Hablara de todo ello?

  83. Hay películas que no aguantan nada bien el paso de los años. El tiempo las hace un cutres. Aznar es eso, una película antigua que revisada nos dice que lo que en su momento aparentaba lustre y esplendor estaba llena de malos efectos especiales. Las privatizaciones de las grandes empresas prácticamente regaladas, sus amigos Blesa, el presidente de Telefónica, sus devaneos con Pujol en los momentos más álgidos de corrupción de esa familia, la nula lucha contra la corrupción socialista, Rato, Cascos, en fin un reguero de situaciones bastante oscuras. Lo único que acertó fue la lucha contra ETA. Y por añadidura, colocar a su mujer en la recta de salida para ser alcaldesa. Por eso tenemos ahora a Podemos en Madrid, y no lo están haciendo mal. En fin, que siga con sus negocios que seguro que el dinero no le falta.

    • Lo más ridículo es presentar como novedad e idea propia que hay que reducir gastos superfluos como diputaciones, senado, duplicidades etc etc. El torturado personaje siempre a la búsqueda de sí mismo, pero después de tantas torpezas, malas elecciones, frases huecas y gestos adustos de impostada gravedad lo que resulta es gafe.

  84. Este personaje a lo que únicamente podría aspirar es a desbancar VOX, siempre ha sido un ultraderechista camuflado. Su soberbia y chulería no le dejan ver que su tren ya pasó, su afán de protagonismo es ilimitado. A la mayoría de españoles nos patina su ideario, mejor seria que perdiera su tiempo en hacer lo propio de su edad, pasear, tomar el sol y jugar a dominó.

  85. Aznarín nos tenía que sorprender con un ensayo magistral donde redefine las claves del pensamiento político liberal-conservador para el siglo XXI y los que vengan. La soberbia del personaje, su ridiculez y su práctica expulsión del PP son cosas para pensar detenidamente. Aznarín y su fundación; Aznarín y sus consejos que van directamente a la papelera; Aznarín y Rato; Aznarín y sus armas de destrucción masiva; Aznarín y su amigo Geeeooorge Buz; Aznarín hablando catalán en la intimidad; Aznarín metiéndole un bolígrafo por el escote a Marta Nebot; Aznarín en las Azores (de Ozores); Aznarín y su yerno Agag; Aznarín en El Escorial; Aznarín y Botella; Aznarín hablando inglés en Jorgetaun; Aznarín mexicano en el rancho de Buz; Aznarín recibiendo la medalla del Congreso; Aznarín firmando libros malos escritos por otro; Aznarín negociando con el movimiento vasco de liberación; Aznarín con los pies encima de la mesa; Aznarín fumándose un puro con la vitola de España; Aznarín en praderas olvidadas y desiertos lejanos; Aznarín economista; Aznarín y sus ideas para salir de la crisis (risas); Aznarín haciendo la peineta al respetable; Aznarín en Oropesa; Aznarín en Quintanilla; Aznarín franquista en 1976; Aznarín atlantista ahora; Aznarín y Murdoch; Aznarín que no le da la mano a Mariano; Aznarín saliendo del mar luciendo abdominales como un Poseidón de Valladolid; Aznarín con melenilla; Aznarín con el pequeño Nicolás. Aznarín: imposible caer más bajo y ser más risible y cretino. Que le pongan un reality show ya.

  86. Se da cuenta la gente que la extrema derecha está en auge en casi toda Europa, menos en España. ¿Algunos se preguntarán porqué? Porque la extrema derecha ya está más que representada por el PP. Algo parecido ocurre en Baviera donde la extrema derecha no tiene nada que hacer porque la “CSU” (hermana bávara de la CDU de Merkel) los aglutina.

  87. Trump no sólo es peligroso por lo que hace sino por lo que significa. Con él, se normalizan la xenofobia y el odio. Con él, se legitima el fascismo. Le han votado, se dice, del mismo modo que los corruptos afirman que las urnas les absuelven de sus pecados. Para quienes confunden la democracia con los votos, las elecciones lo justifican todo, incluso la antidemocracia y el totalitarismo. Por eso, el triunfo de Trump es un espaldarazo que da alas a todos los fascistas que andaban en sus buitreras esperando alzar el vuelo.

    • Trump representa el populismo de derechas yanki para uso y disfrute de WASP venidos a menos. Toda la mierda blancuzca le vota para dar marcha atrás a la historia y volver a 1850, más o menos. A una sociedad que se imaginan limpia, libre y blanca por la gracia de Dios y las pistolas. Esta pulsión populista y aislacionista recorre toda la historia de los EEUU desde sus orígenes. Pero la paradoja es que EEUU es todo lo contrario del sueño reaccionario populista/ trumpista: un país multirracial y multicultural, que jamás ha conocido una dictadura, y unido por la idea ilustrada de la nación cívica que acoge a todos sin necesidad de presentar pasaporte genealógico. El mito/realidad de un conjunto de hombres libres que por encima de raza, cultura o credo constituyen una nación democrática es el núcleo simbólico de los EEUU y no el ghetto de blanquitos que propone demagógicamente Trump a sabiendas de que es imposible. Trump va en contra del propio ser de los EEUU como nación; en este sentido, tiene mucha razón Obama. Trump no va a poder cambiar nada porque la historia no la va a enmendar este impresentable. Trump es una fatalidad pasajera, un matón de verbena de Arkansas, una especie de senador McCarthy.

  88. El PNV ha exigido al Gobierno español que reconozca la responsabilidad del Estado en el bombardeo de Gernika, cometido el 26 de abril de 1937, y le ha emplazado a que pida disculpas “por todo el sufrimiento injustamente causado”, cuando se van a cumplir 80 años del ataque aéreo sobre la población civil del municipio.

    • ¿Y por qué el actual gobierno democrático español tiene que pedir perdón por un bombardeo ordenado por un gobierno faccioso en 1937 y ejecutado por la aviación nazi e italiana a su servicio? En 1937, el gobierno legítimo español era el republicano y nada tuvo que ver con el bombardeo de Gernika. Al contrario, el gobierno español encargó y pagó a Picasso un cuadro para conmemorar el horror del bombardeo. Y este cuadrito se expuso en el verano de 1937 durante la Exposición Universal de París en el pabellón de la República Española. El cuadro volvió a España en 1981. En 2017 la democracia española no tiene ninguna responsabilidad por el bombardeo de Gernika y sería ridículo que pidiera perdón. Por esa regla de tres, también debería el gobierno italiano “pedir perdón” por el incendio de Cartago. Es la melopea de siempre en el nacionalismo vasco, su asqueroso y sempiterno victimismo. Y por supuesto la distorsión interesada de la Guera Civil: los españoles “invadieron” Euskadi y “bombardearon” a los vascos. Así, sin matices, todo encaja en la falsa memoria histórica que promocionan los nacionalistas vascos. España mala siempre; vascos siempre víctimas de España. Mentirosos: los nacionalistas vascos no merecen otro nombre. Y además de mentirosos, los nacionalistas vascos son: traidores (Santoña, 1937: se rindieron por separado a los italianos sin saberlo los republicanos), cobardes (tras la guerra, los gudaris con el trasero pelado recuperaron sus negocios, le lamieron el culo al dictador y el PNV estuvo 25 años jubilado), racistas (en los años 50 volvió de nuevo el aranismo a la carga con la llegada de los “coreanos” y se fundó ETA) y finalmente terroristas (primer asesinato por la espalda en 1968). Que pidan perdón ellos por todo esto antes de catequizar a los demás.

  89. El presidente alemán apoya indemnizar a Grecia por los crímenes del nazismo: “No solo somos gente que vive en esta época, también somos descendientes de aquellos que dejaron tras de sí una senda de destrucción”, ha reconocido el jefe de Estado germano, que no ostenta poder de decisión real”
    http://www.publico.es/internacional/presidente-aleman-apoya-indemnizar-grecia.html

    ¿Por qué sucede esto en Alemania y un fascista español no lo entiende?

    Condecoración 2001 del PP a Melitón Manzanas (agente de la Gestapo NAZI).
    Homenaje en 2013 a Blau Division de Hitler por parte de PP y GC.
    Y en 2014 y en relación con la noticia el PP en Palencia permitió un homenaje a la Legión Condor que bombardeó Gernika.

    En Alemania se persigue la apología nazi, en España se hace oficialmente.

  90. Polonia o la democracia caníbal. El Gobierno del PiS, en su deriva autoritaria, ha maleado o ignorado la ley para concentrar el poder.
    En Polonia, pasará como en Hungría o Rusia, la oposición socialista y laica estará en manos de partidos fascistas, llámese ONR en Polonia, Jobbit en Hungría o Partido Comunista de la Federación Rusa. Socialismo nacionalista sin rastro de organizaciones masónicas mundialistas.

    • Los polacos han votado al partido más reaccionario, retrógrado y antieuropeo; no han hecho un Polexit porque la UE lleva, España incluida, inyectando miles de millones de euros en esa democracia polaca fallida en que la purga de todo aquel afín a un pensamiento, no ya progresista, sino distinto, lleva a la sociedad polaca a extremos de estado totalitario, en el que solo hacen negocio los amigos de los que gobiernan. No es que Tusk sea santo de mi devoción pero, en comparación con los Kaczyński y su Ley y Justicia, su Plataforma Cívica es una bocanada de aire fresco en medio del sofocante y denso olor a inmundicia que han traído de vuelta los mismos de antes.

  91. Rajoy ofrece a Trump ser interlocutor de EEUU en Europa y América Latina.
    Lo ultimo que necesita América Latina fuera de Trump, es un interlocutor servil a nombre de un decadente Imperio, de un partido franquista, fascista, clerical y monarquista vendido a los banqueros, transnacionales y eunuco de Washington que le ha colgado medallas a criminales de Lesa Humanidad como Videla y Pinochet.

    • Hay que ser arrastrado para ofrecer el trasero pudiendo ser líder e integrante de un área común como es Latino-américa. ¡Qué nulidad de político y qué deplorable hombre de estado!

    • Soy mexicano y puedo decir… NO GRACIAS, si Rajoy nos quiere ayudar en la comunicación con EEUU que primero mejore su comunicación con Cataluña y luego quiera venir acá a dar clases de comunicación política.

  92. Rajoy lacayo número uno del Imperio, vende patrias y subalterno de lujo, ha hablado con su jefe de turno, le ha pedido cosillas y le ha rendido pleitesía. El Emperador Trump, le ha dicho que se deje de tontadas y que aplique algunos miles de millones de dólares a la defensa de sus bases en Morón y Rota. Le ha dicho que si tiene que recortar las pensiones que lo haga, ellos en el Imperio no las tienen y son los amos; si tienen que recortar la sanidad y la enseñanza, no hay problema ellos no la tienen tan buena como aquí y son amos. Si tienes que recortar las pensiones no hay problema, la mayoría de norteamericanos no saben lo que es eso y son los amos. Eso sí ese dinero se debe emplear en pagar la deuda contraía por el Gobierno español, por tener bases aquí para evitar que el comunismo invada España. Rajoy a dicho a todo que sí, y ha jurado no volver hablar más con él hasta Navidad.

  93. La diplomacia del teléfono la inventó Gila hablado con el enemigo y ha encontrado en Trump a un seguidor fervoroso. Désele a este hombre una tarifa Delfín de Orange y controlará el mundo, pese a que con Twitter ya iba servido. El del flequillo ha reinventado la geo-política. La importancia de un país ya no se mide por su situación estratégica o sus recursos sino por la duración de sus llamadas. Si es muy importante, la charla será larga, de 45 minutos o más; si no hay charla o el magnate cuelga el teléfono abruptamente y manda al carajo al que está al otro lado es que está en el eje del mal; si es inferior denota que el Estado en cuestión es de medio pelo y juega en segunda división.

    • El escaso margen implicó todo un reto para Rajoy, que ya se sabe que a veces se lía y entre vecinos y alcaldes que eligen a los vecinos puede inducir al suicidio a un intérprete poco preparado. Aun así, según la nota de Moncloa, debió de estar a la altura del mejor Antonio Ozores porque ofreció a España como interlocutor de EEEUU en Europa, América Latina, Norte de África y Oriente Medio, que es como decir que aquí estamos para lo que se les ofrezca, y le dio tiempo a hablar del Brexit, de lo bien que crece la economía española, de la OTAN y las bases españolas y de la lucha contra el yihadismo, que era un tema obligado. Todo ello en menos de tres minutos porque es de suponer que Trump asintiera, pronunciara alguna interjección o se atreviera con alguna frase.

  94. El historiador Joan Maria Thomàs acaba de publicar “José Antonio. Realidad y mito” en Debate. Thomàs es uno de los grandes expertos españoles sobre el fascismo. Enrique Moradiellos firmaba ayer en “El País” un extenso comentario sobre este libro, calificándolo de muy positivo, aun no aportando ninguna novedad digna de mención. Además de narrar la breve vida del fundador del fascismo español, Thomàs dedica dos capítulos específicos a dilucidar la ideología falangista (fascismo edulcorado con catolicismo) y el culto pseudorreligioso que tras la Guerra Civil recibió un José Antonio convertido en “santo patrono secular del régimen franquista” (Payne). Sobre José Antonio existe otra buena biografía académica y objetiva, “José Antonio Primo de Rivera. Retrato de un visionario” (1996, varias reediciones), escrita por el profesor de la UNED Julio Gil Pecharromán.

  95. La Fiscal Madrigal no siguió por rechazar las presiones de Catalá. ¿Hablábamos de dictadura en Venezuela? No hay que ir tan lejos para conocer una (grande y libre).

    • En España eso de la división de poderes como que no ha ido mucho en nuestro bagaje. Nuestro currículo de país con monarquías con iglesia, señoritismo, latifundismo, dictaduras y demás lacras políticas hasta finales casi del siglo XX, (con breves intentos de modernización de tres intentos de república con Constitución truncados), explica mucho como son nuestros políticos e incluso nosotros mismos.

    • No sé si mucha gente se da cuenta de la gravedad de que ocurran cosas así. Esto es absolutamente intolerable. Pasar por alto estas cosas y, es más, seguir apoyando a esta gente sólo lleva al reconocimiento de la existencia de dos Españas separadas e irreconciliables: la corrupta y la decente. Implica que hay millones de personas que prefieren vivir en medio de esta podredumbre con tal de que no gobierne otro partido que no sea el PP. Si ese es el caso, es imposible buscar ninguna solución a este país… más que la separación en dos.

    • “Según el World Economic Forum, España ocupa el puesto 97 de 144 países en independencia judicial. Al nivel de Tanzania”. “La justicia es de todos. No dejes que se la repartan”.
      Plataforma Cívica por la Independencia Judicial.

  96. El futuro presidente de Nuevas Generaciones del PP atribuye la Guerra Civil a “confrontaciones sociales”. La ignorancia es muy atrevida.

    • El golpe fue un tema de militares golpistas de ideas fascistoides, apoyados como siempre por el capital, que nos llevaron cuarenta años al pasado más lúgubre. Dejémonos de chorradas, de inestabilidad, de curas, de asesinatos, etc. Eso fue como una película, pero la realidad es como es, cunetas y represión, y ahora seguimos con los herederos.

  97. Bruselas amenaza a Hungría con medidas legales por su deriva autoritaria. La Comisión Europea censura el veto a la universidad de Soros pero descarta medidas rotundas.

  98. La estrategia de los nuevos fascistas. La película británica ‘Negación’ lleva al cine el juicio que enfrentó al negacionista David Irving con la historiadora Deborah Lipstadt en 2000 y que destapa la estrategia de fascistas y neonazis. Incapaces de justificar los asesinatos de sus líderes, se dedican a negarlos.

    • ¿Y persiguen a los que niegan el holocausto? ¡qué atrasados están en Inglaterra! En España puedes negar el genocidio de más de 100.000 personas desaparecidas después del golpe de Estado de 1936 y no pasa nada. Aquí sí que hay libertad.

    • Es una historia muy interesante pero aún así tengo que defender el derecho de cualquiera a decir lo que quiera, incluso a los negacionistas del Holocausto, que mienten o se auto engañan en el mejor de los casos. Si negamos el debate sobre cualquier tema, entonces negamos el necesario escrutinio científico, la capacidad crítica y el libre debate.
      Además en el caso este está clarísimo que el problema radicaba en la ley inglesa que no garantiza la presunción de inocencia (y luego van de super-demócratas por la vida).

    • Esos mismos neonazis actuales, que se apoderan del término, para achacarselo a los que en su dia y actualmente, lo denunciaron y demuestran su existencia, son llamados por esos neo fascistas. ¡Que daño hizo y hace esas ideologías creadas para el freno de otras que pregonan la igualdad de individuos! Esas que se autodenominan izquierdas vendidas al capital, en vez de atacarlo con determinación, se dedicaron a atacar a las verdaderas ideologías de izquierdas. Partidos creados al albur de unos intereses capitalistas cuando se veían en desventaja, o no podían demostrar su buenismo, se crearon a base de compras de voluntades de servidores de falacias y entreguismo. Partidos que se basan en discursos para y por los trabajadores, cuando en realidad eran manipulados hacia la resignación en algunos casos, y la derrota en otros. Partidos que ahora ese capitalismo se vuelve a ver fuerte, ya no los necesita, pero saben que en un futuro no muy lejano, tendrá que volver a echar mano de ellos, para la creación del nuevo y futuro neofascismo.

  99. Está claro, en España desde hace tiempo existe un fenómeno de negacionismo sobre la represión y la dictadura franquista. Tuvo su primer “momento Pio Moa” durante el gobierno de Aznar y se está reeditando en la nueva legislatura de Rajoy. Sabemos que ira a mas con el paso del tiempo. El problema es que este 2º negacionismo, a diferencia del primero, está alimentando las expectativas políticas de un conjunto variado de asociaciones de extrema derecha que van desde el neofalangismo de Hogar Social hasta el ultracatolicismo de HazteOir.

  100. El fascismo es difícil de precisar como descripción y como teorización. Pero me parece que es de derechas en cuanto que simpatiza y se apoyó en los muy ricos (elite de junkers, grandes empresarios siderúrgicos, el conde Ciano mano derecha de B. Mussolini, el desprecio a colectivos chivo expiatorio).
    Lo que puede ser tanto de izquierda como de derechas es el totalitarismo, que incluso es anterior a esas posiciones. Cualquier despota de cualquier época obraba en totalitario. Que es horrible y comete injusticia, sí, pero tratemos de precisar las cosas, y ya digo que lo del fascismo es complicado de generalizar.

    • No, el fascismo no es de derechas ni de izquierdas, de hecho esa es una de sus señas de identidad: atacar tanto a la derecha como a la izquierda.

      • El fascismo tiene unos orígenes muy complejos. Sus raíces más lejanas están en la extrema derecha decimonónica enemiga de las revoluciones liberales. En el tradicionalismo ya aparecen una serie de elementos que luego serán característicos del totalitarismo de derechas: irracionalismo frente a racionalismo ilustrado; comunidad orgánica frente a sociedad liberal; oposición al parlamentarismo; defensa del orden, la fe, la jerarquía y la tradición; exaltación del campesino arraigado en la costumbre inmemorial y no mancillado por los vicios urbanos; elogio de la dictadura y del hombre fuerte; teorías de la conspiración (iluminados, jacobinos, masones, judíos); oposición radical a la izquierda internacionalista cuando ésta aparece a mediados del siglo. El pensador liberal británico Isaiah Berlin consideraba al tradicionalista francés Joseph de Maistre como el padre del fascismo debido a sus ideas antiliberales, antiintelecuales y fideístas. El jurista católico Carl Schmitt, compañero de viaje de los nazis, veneraba a Donoso Cortés y su discurso sobre la dictadura (1849). Todos los fascistas se oponían fanáticamente a las ideas de “1789”, año que el doctor Goebbels quería hacer desaparecer de la historia. Franco unificó manu militari a fascistas y tradicionalistas en su partido único. La oposición de los fascistas a la izquierda y al liberalismo democrático es total, así que lo lógico es que se los coloque en la extrema derecha. ¿Dónde si no? Pero naturalmente entre el tradicionalismo del siglo XIX y el fascismo del XX existen grandes diferencias: los fascistas son producto de la crisis intelectual de 1890-1914, de la Primera Guerra Mundial, del miedo burgués a las expansión del comunismo ruso, de la política de masas, del imperialismo, el antisemitismo y el racismo modernos. Los reaccionarios miraban hacia atrás, querían volver anacrónicamente al Antiguo Régimen, a una sociedad desparecida dirigida por élites tradicionales. Los fascistas miraban hacia delante; eran “futuristas” y planteaban un nuevo sistema político social-darwinista, laico y en cierto modo revolucionario. Los fascistas como ultranacionalistas seculares pueden ser considerados modernos, pese a su desprecio contra las ideas igualitarias, universalistas y democráticas propias de la izquierda.

    • La mejor manera de allanar el camino al fascismo, es seguir con las criminales y antisociales políticas que la gente a quien representa Macron sigan gobernando en Europa.
      La historia del fascismo la conocemos muy bien, y siempre viene de la mano de las oligarquías y la iglesia. Y es a la izquierda a quién le toca combatirla.
      La derecha, como nos dice la historia de España, apoyó mayoritariamente la llegada del fascismo y todavía no lo ha condenado. No hay imagen más contundente que ver a un ex-ministro, en un funeral, rodeado de fascistas cantando sus himnos.

      • Como en España la izquierda acusa de fascista a cualquiera el término fascismo pierde totalmente su sentido conceptual. Fascismo es aquello que en un determinado momento moleste a la izquierda políticamente correcta. Los acusados de “fascistas” pueden ser en algún caso fascistas de verdad, por supuesto, pero en general son individuos o colectivos que no tienen nada que ver con el fascismo. A esta arbitrariedad de tachar de fascista a cualquier discrepante se le une un llamativo desfase cronológico: en 2017 se aplican categorías de los años 30, como si los fascistas de entreguerras siguieran vivitos y coleando entre nosotros. Anacronismo e improperio son las dos palabras que resumen el singular “antifascismo” español. Realmente, España es el país de la UE donde menos fascistas hay, si por fascistas entendemos personas vinculadas a posiciones ideológicas de extrema derecha. En Francia hoy comprobaremos que existen entre un 35-40% de fascistas; en España los fascistas son extraparlamentarios. De hecho, los escasos fascistas españoles no merecen ni siquiera ese calificativo: el matón del Betis, por ejemplo, no es más que un psicópata y un delincuente profesional que ostenta simbología fascista como podría llevar encima un tatuaje de Charles Manson. En España, a día de hoy, no existe ni de lejos nada que se pueda considerar como una extrema derecha políticamente organizada y socialmente arraigada. Y como no existen fascistas, los izquierdistas se los inventan. Bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s