La lista de Franco para el Holocausto

El régimen franquista ordenó en 1941 a los gobernadores civiles elaborar una lista de los judíos que vivían en España. El censo, que incluía los nombres, datos laborales, ideológicos y personales de 6.000 judíos, fue, presumiblemente, entregado a Heinrich Himmler. Los nazis lo manejaron en sus planes para la solución final. Cuando la caída de Hitler era ya un hecho, las autoridades franquistas intentaron borrar todos los indicios de su colaboración en el Holocausto. Poco quedó de este “regalo” de Franco a Hitler hasta la reciente aparición del documento que prueba la orden antisemita de Franco.Holocausto1

Al final de la II Guerra Mundial, el régimen de Franco intentó con relativo éxito confundir a la opinión pública mundial con la fábula de que había contribuido a la salvación de miles de judíos del afán exterminador nazi. No solo era falso lo que la propaganda franquista pretendía demostrar. En la España del dictador hubo la tentación de contribuir a acabar con el “problema judío” en Europa.

La paciente labor de un periodista judío, Jacobo Israel Garzón, ha conseguido que aflorara el único documento conocido sobre el asunto, conservado por casualidad en el Archivo Histórico Nacional, y proveniente del Gobierno Civil de Zaragoza. Lo publicó en la revista Raíces. A partir de esa indagación se ha reconstruido la historia  de la frustrada colaboración con el Holocausto. Quiénes fueron protagonistas y cómplices. Una historia que cambia la Historia.

El 13 de mayo de 1941, todos los gobernadores civiles españoles reciben una circular remitida el día 5 por la Dirección General de Seguridad. Se les ordena que envíen a la central informes individuales de “los israelitas nacionales y extranjeros afincados en esa provincia (…) indicando su filiación personal y político-social, medios de vida, actividades comerciales, situación actual, grado de peligrosidad, conceptuación policial”. La orden la firma José Finat Escrivá de Romaní, conde de Mayalde, el último día de su permanencia en el cargo, porque va a ser relevado por el coronel Galarza. De ese puesto va a saltar en pocos días al de embajador de la España de Franco en Berlín.

El conde es un personaje refinado y culto, y muy amigo de Ramón Serrano Suñer, el hombre fuerte del régimen [fue ministro de Interior y Asuntos Exteriores], que es quien le va dando los distintos cargos que ostenta. Ha prestado grandes servicios a Serrano y a Franco, como el de organizar a los policías que, en connivencia con el embajador Lequerica y la Gestapo, utilizando a un siniestro policía de apellido Urraca, consiguió traer a Companys y Zugazagoitia a España para sufrir una burla de juicio y ser fusilados.

José Finat hizo buenas migas con Himmler cuando este visitó España en octubre de 1940. Himmler pudo asistir a un espectáculo que le pareció cruel: una corrida de toros en Las Ventas. En esos días, ambos pusieron al día una vieja colaboración firmada por el general Severiano Martínez Anido en 1938. Gracias a ese acuerdo, la policía política alemana goza de status diplomático en España, y puede vigilar a los 30000 alemanes que viven aquí.

Dentro de poco más de un mes, Finat va a ocupar su cargo de embajador en Berlín. Allí podrá entregar en persona a Himmler sus listas de judíos. Si España entra en la guerra, serán un buen regalo para los nazis. Antes va a tener tiempo suficiente para dar una paliza y emplumar por homosexual a un cantante, Miguel de Molina. Le ayudará el falangista Sancho Dávila, primo del fundador del partido fascista.Holocausto2

El objetivo del Archivo Judaico no consiste en defender al régimen de la posible acción subversiva que puedan realizar los refugiados que pasan por España huyendo de la persecución nazi. Esos son conducidos directamente a Portugal para que se marchen a Estados Unidos, o internados en el campo de concentración de Miranda de Ebro hasta que se sepa qué hacer con ellos. De lo que se trata, sobre todo, es de tener controlados a los judíos españoles de origen sefardí:

“Las personas objeto de la medida que le encomiendo han de ser principalmente aquellas de origen español designadas con el nombre de sefardíes, puesto que por su adaptación al ambiente y similitud con nuestro temperamento poseen mayores garantías de ocultar su origen y hasta pasar desapercibidas sin posibilidad alguna de coartar el alcance de fáciles manejos perturbadores”.

El trabajo no va a ser fácil por esa capacidad de adaptación que tienen los judíos. Sobre todo en lugares que no sean como Barcelona, Baleares y Marruecos, donde había antes de la guerra “comunidades, sinagogas y colegios especiales”, y eso permite una mayor facilidad de localización.

La circular no oculta la urgencia de la acción. Hay que proteger al Nuevo Estado de la posible actuación de estos individuos, que son “peligrosos”. El coronel Valentín Galarza está poniendo patas arriba el ministerio que le ha dejado Serrano Suñer, infestado de falangistas revolucionarios. Pero no va a destrozar toda la obra de su antecesor. El Archivo Judaico se va a seguir completando con carácter de urgencia al principio y con metódica seriedad después.

¿No son acaso los judíos y los masones los enemigos fundamentales del Nuevo Estado?

Cuando haya pasado el tiempo, el Archivo Judaico será ocultado y sistemáticamente destruido, como toda la documentación comprometedora para el régimen franquista en relación con la persecución antisemita realizada en los años cuarenta. Cuando deje de ser urgente tener listas completas de israelitas y haya que justificar la patraña de que el régimen surgido del 18 de julio ayudó en todo lo posible para que se salvaran muchos judíos de la persecución nazi.

En mayo de 1941, cuando se envía la circular, resulta muy significativa la desaparición de las guardias de falangistas de la puerta del Ministerio de la Gobernación. Ya no se trata de que la represión la lleve la Falange por su cuenta, como si fuera un poder autónomo del Estado. Se trata de que el Nuevo Estado asume comportamientos que le identifican con los de la Alemania nazi, pero mediante las instituciones tradicionales, o sea, en este caso, la Policía y la Guardia Civil. Eso sí, “auxiliados por elementos de absoluta garantía”.

Esos elementos son falangistas entusiastas de la represión, que hay muchos. Porque continúa en funcionamiento la Delegación Nacional de Información e Investigación, con sedes en muchos municipios españoles. Hay más de tres mil agentes del partido repartidos por toda la geografía nacional, que elaboran sin descanso expedientes sobre sospechosos. En el año anterior han escrito más de ochocientos mil informes y han elaborado fichas sobre más de cinco millones de ciudadanos. Los miembros de las delegaciones hacen informes constantes sobre la situación política en cada lugar, sobre el estado de la opinión pública, y sobre los antecedentes políticos de cualquier ciudadano que aspira a un puesto de trabajo. Y tienen el privilegio de participar en interrogatorios policiales y torturas en comisarías o cuartelillos.

A veces, fuera de las dependencias judiciales. El ricino y las palizas callejeras están a la orden del día. Con el cambio de destino del conde de Mayalde, los falangistas dejan de ser los que encabezan este tipo de investigaciones, pero están. Siguen estando.

Los investigados para el Archivo Judaico no son gente de especial relevancia. Salvo en algún caso, como el del escritor Samuel Ros, amigo íntimo del revolucionario Dionisio Ridruejo, cuya condición de judío levantará las inquietudes de los funcionarios nazis instalados en España. Se da la circunstancia de que Ridruejo es también muy amigo del conde, con el que va a compartir muchas jornadas en Berlín durante su discontinua presencia en la División Azul, el contingente español que va a marchar a Rusia a luchar contra el comunismo a las órdenes del general Agustín Muñoz Grandes.

Los hombres de Himmler, a los que el conde de Mayalde ha dado el estatus oficial para que se muevan con soltura por el país, reclaman a la Policía española que les dé detalles sobre las actividades de Samuel Ros. Incluso se atreven a protestar porque se le permita escribir en medios oficiales como el diario falangista Arriba.

Otra de las circunstancias llamativas de la circular es que rompe con el antijudaísmo clásico de la católica España. Para la Iglesia, y por tanto para el régimen nacional católico amparado por los cardenales Pla i Deniel y Gomà, un judío deja de serlo si se convierte al catolicismo. Los nazis consideran que se trata de una raza, y el conde de Mayalde expresa claramente su concepción próxima a la de los seguidores de Hitler: los sefardíes, que por “su adaptación al ambiente y su similitud con nuestro temperamento poseen mayores garantías de ocultar su origen”. Hay un temperamento español y un origen judío.

La fecha en que se emite la circular tampoco es casual. En España se debate desde hace meses la posibilidad de que el país entre en guerra al lado de Alemania. Y los más furibundos partidarios de esta opción son los falangistas revolucionarios, los nacionalsindicalistas que admiran a Hitler y comprenden su política de liquidación del judaísmo.

En Francia, las autoridades de Vichy han puesto en marcha, sin necesidad de que los ocupantes alemanes se lo pidan, un Estatuto Judío que incluye un censo. Ya hay muchos miles de judíos franceses o apátridas recluidos en campos de concentración en la zona de Vichy y en la zona ocupada. En todos ellos la autoridad le corresponde a la policía francesa. De esos campos saldrán los trenes de la muerte que conducirán a casi todos los judíos franceses al exterminio en Auschwitz.

El más importante está al lado de París, en una localidad llamada Drancy, donde catorce sefardíes españoles han sido recluidos. Un diplomático llamado Bernardo Rolland de Miota, cónsul general en París, intenta, contra las órdenes del embajador Lequerica y del ministro Serrano Súñer, salvarles. No lo consigue, aunque sí puede actuar a favor de otros dos mil que reciben protección de su consulado. Serrano Suñer le hará pagar por su desobediencia destinándole a un oscuro puesto africano. Será declarado por la Fundación Wallenberg “justo entre las naciones”, un título al que se harán acreedores otros diplomáticos españoles, como Sebastián de Romero, Eduardo Propper, Julio Palencia, Ángel Sanz Briz o Carmen Schrader.

La reunión de Wannsee. A las afueras de Berlín hay un plácido barrio de casas residenciales donde muchos berlineses de posición económica acomodada pasan los fines de semana. Antes para alejarse del estruendo de la gran urbe. Ahora para eludir la incomodidad de las alarmas aéreas. El barrio se llama Wannsee, y está construido a las orillas del lago del mismo nombre.

Allí se solazan y descansan los responsables de la Seguridad del Estado hitleriano. Los jefes de los Eisantzgruppen, estresados, se recuperan del pesado trabajo de matar en masa a tantos judíos, a tantos partisanos y comisarios bolcheviques. Lo hacen en una casa adquirida por la Seguridad del Reich, que dirige un asesino en masa llamado Reinhardt Heydrich.

Heydrich, el virtuoso violinista que, a las órdenes de Himmler, desarrolla la matanza de los judíos, ha hecho balance, y este no es nada bueno. Con gran esfuerzo y un enorme gasto de munición y recursos, se ha conseguido matar solo a un millón de judíos en números redondos, de los más de once que se calcula que están en los territorios del Reich o en las zonas conquistadas. Y lo que no cabe ya, a la vista de la reacción del Ejército soviético, que ha detenido la ofensiva sobre Moscú y Leningrado, es pensar en expulsar a todos los hebreos hasta los montes Urales para que allí se extingan.

Hasta octubre de 1941, se ha conseguido que quinientos treinta y siete mil judíos se marcharan de los territorios del Reich. Unos quinientos mil, de Alemania y Austria; los treinta mil restantes, de Bohemia y Moravia. Pero esta política está realmente acabada, porque trae muchos problemas, en plena guerra, negociar transportes, destinos e itinerarios.

Mientras a los de las repúblicas bálticas se les mata en bosques o se les enrola por la fuerza en destacamentos de trabajo, en Varsovia sigue habiendo un gueto poblado por decenas de millares de judíos polacos que absorben recursos alimenticios, que obligan a dedicar numerosas tropas a controlarles. No es barato liquidar el problema judío. Los responsables de cada área ocupada se las ven y se las desean para cumplir con una orden muy vaga, la de que cada uno se las tiene que arreglar para matar a sus judíos. Pero eso no es fácil. Hans Frank, el gobernador general de Polonia, ha mostrado su desesperación hace pocas semanas: “No podemos fusilar a esos tres millones y medio de judíos, no podemos envenenarles, pero tenemos que ser capaces de dar pasos para encontrar una forma de llegar al éxito en el exterminio”.

Es 20 de enero y en el palacio de Wannsee, junto al lago de aguas cristalinas, Heydrich ha reunido a los quince mejores expertos en matanzas porque ha recibido la orden de poner de una vez en marcha la “solución final” de ese problema. Hay que tomarse en serio el asunto, y ordenar los métodos, convertir el empeño en un sistema industrial eficiente en resultados concretos y en términos de economía. Y la consigna debe carecer de elementos que permitan la duda. A partir de ahora está claro que lo que procede es matar a todos, absolutamente todos, los judíos que se encuentran en territorios del Reich o en zonas conquistadas. No solo en esas áreas, sino también en el resto de Europa. Porque quedan muchos judíos en países rendidos o aliados. En casi ninguno de ellos se va a encontrar ningún problema para aplicar la solución. Sí en Italia, que es un aliado dubitativo en este asunto, pero no hay quejas sobre la actitud de Francia.

Hitler ha hecho hincapié varias veces en su “profecía” de que, si se produjera una nueva guerra mundial, los judíos desaparecerían de la faz de la tierra. Ahora ya no puede haber vacilaciones. Ya hay una guerra mundial desde que Estados Unidos se han enrolado en ella. Dentro de diez días, en un sitio público, el Sportpalas de Berlín, el Führer va a insistir en ello: “Esta guerra no tendrá un final como imaginan los judíos, con el exterminio de los pueblos arios de Europa, sino que el resultado de esta guerra será la aniquilación de la judería. Por primera vez, la antigua ley judía será aplicada ahora: ojo por ojo y diente por diente”.

No hay constancia documental de que en Wannsee se hable de España. Se hace notar, simplemente, que allí hay seis mil judíos. Pero su destino está claro, para cuando se pueda atender la relación con este país. Lo seis mil están censados por algún organismo del Gobierno, que ha pasado nota a los representantes alemanes en la Embajada de Madrid. El censo que inició el 5 de mayo de 1941 José Finat, conde de Mayalde, ahora embajador en Berlín. Están todos localizados.

Una compleja serie de razones impedirá que España entre en la guerra al lado de Alemania. Eso evitará que los nombres incluidos en el Archivo Judaico pasen a formar parte de los listados de Auschwitz.

A finales de 1945, los archivos de los ministerios de Gobernación y de Asuntos Exteriores serán expurgados para que no quede nada que demuestre que la mayor actitud de piedad de Franco hacia los judíos fue dejar pasar a algunos, o soportar en ocasiones la acción individual de los pocos diplomáticos que se la jugaron por salvar vidas humanas.

El Archivo Judaico habría sido un hermoso regalo para Hitler. Su conservación, una repugnante prueba de lo que los falangistas de Ramón Serrano Suñer pretendían hacer con los judíos españoles.

El cinismo franquista llegó al extremo cuando tuvo que negociar con los aliados vencedores en la guerra la liquidación de las deudas con Alemania. La delegación española se atrevió, ante el escándalo de los representantes aliados, a pedir compensación por los daños patrimoniales causados por los nazis a los sefardíes de Tesalónica. El representante inglés McCombe tuvo que recordar en la reunión que España jamás había protestado por la persecución nazi contra sus compatriotas.

(El País, 20/VI/2010)

Anuncios

354 pensamientos en “La lista de Franco para el Holocausto

  1. El mito del Franco escondiendo judíos hace tiempo que fue desmontado por los historiadores, pero persiste la huella de intoxicación que el franquismo practicó durante 40 años y que mostró la imagen del Franco amigo de los judíos y de los musulmanes, frente a la brutalidad nazi o la condescendencia de los fascistas italianos.

  2. En Wannsee se manejaron las mismas cifras de judíos correspondientes al informe español. Claro está, en aquella conferencia se manejaron también las cifras de judíos residentes en otros países fuera de la jurisdicción alemana, por ejemplo, Gran Bretaña (330.000 judíos), Suecia (8.000), Suiza (18.000), etc. ¿Serían estos datos la prueba de que los gobiernos británico, sueco, suizo, etc., colaboraban con Himmler? Se podría pensar eso, dado que Londres no hizo nada reseñable para salvar a las víctimas del Holocausto, y un número de perseguidos fue rechazado cuando intentaba desesperadamente ponerse a salvo en Suiza, mientras que la España de Franco nunca les cerró la frontera.

    • Durante muchos años nos han contando esa mentira que usted expone y acabó calando entre los que, como usted, vivieron el franquismo. Sin embargo usted no vivió el franquismo que nació de la guerra civil, profundamente germanófilo, recordaba Juan Marsé (que estudió en un colegio de niños de familias del régimen) que solo el iba con los aliados, el régimen adoraba a Hitler. Claro que hacia el 44 la guerra estaba perdida, entonces Franco cambió como una serpiente astuta y se presentó como un anticomunista absolutista y católico, así fue el franquismo durante 30 años. Fíjese que aun hoy subsiste esa perruna admiración que la derecha tiene por Alemania.

  3. Un testimonio de gratitud del Congreso general judío:
    Del Embajador de España en Washington al Ministro de Asuntos Exteriores. Expedido 2 de octubre de 1944.
    “Con referencia a mi telegrama nº 1.161 Congreso judío mundial clausurado ayer aprobó conclusiones publicadas hoy esta Prensa entre las cuales se expresa agradece España protección dada judíos perseguidos especialmente Hungría. Verbalmente miembros importante mencionado Congreso me han expresado también este agradecimiento.”– CARDENAS.

  4. Franco trató de diferente manera a los judíos que estaban ya en España, a los judíos de los protectorados, a los sefardíes y a los askenazíes. Esgrimía argumentos como la semejanza fisionómica (que no parecieran “muy judíos”) o su interés de cara a las relaciones con Marruecos. Franco había creado este mito de la gran salvación de los judíos y en realidad habían sido los cónsules, los guardias civiles o algunas personas que se habían implicado a título individual.

    • Muy cierto, fue una lotería. Sucedía que, el mismo día que unos judíos atravesaban el Pirineo, unos eran devueltos y a otros se les permitía pasar. Dependía del guardia civil de turno. Dentro de un marco general relativamente ambiguo con la política de Franco, estaba la actitud de cada uno de tomar una postura activa a favor o en contra, o simplemente de no mirar.

  5. Después de que el que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, estuviera en Nueva York para hablar de la nacionalización de los sefardíes y de la deuda histórica de España con esta comunidad, en 1924, Primo de Rivera dio nacionalidad española a descendientes de españoles, principalmente sefardíes, y con ese papel esos judíos tuvieron más derechos que otros en la Segunda Guerra Mundial.

  6. Es increíble como con el paso de los años algunas personas reescriben la historia según propia conveniencia; una persona informada sin ninguna motivación política conoce los hechos objetivos, que son exactamente contrarios a los que se aducen. Durante el régimen franquista hubo decisiones y actos injustos y desacertadas; pero en el caso que nos ocupa, la posición de España (y por ende de F. Franco) respecto de los judíos de la Alemania nazi no pudo ser más clara: la de expedir miles de visados a los judíos que así lo solicitaban para su entrada a España y salvoconductos para viajar a América, entre otros lugares.

    • Cierto, siempre habrá matizaciones por parte de falsos y falseadores de la realidad histórica, pero el fondo está claro en lo que se refiere a los judíos, sobre todo los anglos y secuaces, enemigos acérrimos de España, malnacidos que nunca nos han perdonado ni ellos han dado gracias ni soportado que un régimen tan odiado por ellos, salvase a tantos judíos, como la parte referente a los salvapatrias de la izquierda y esta derecha traidora e inoperante que nos esta tocando sufrir.

  7. Ante una Constitución débil y ambigua, sólo cabe una alternativa o dos. Empezar de nuevo y hacerla debidamente bien desde el principio. Dos, que cada comunidad haga su propia Constitución y sea aprobada por la mayoría de sus conciudadanos. Y si no, lo peor sería una guerra civil que castigase a ladrones-corruptos-y-maleantes aunque esto esta muy lejos de hacerse realidad. Hay que ser muy obcecado.

    • “Con la guerra aumentan las propiedades de los hacendados, aumenta la miseria de los miserables, aumentan los discursos del general, y crece el silencio de los hombres” (Bertolt Brecht).

  8. El antisemitismo profundo que caracterizó el régimen de Franco significó que éste hizo poco o nada para proteger a los Judíos con pasaporte español, cuando fueron expulsados de Francia o de otros países ocupados por los nazis. Los estudios recientes de Bernd Rother, Isabelle Rohr y Danielle Rozenberg lo han demostrado claramente.

    • Es evidente que no existieron persecuciones en España, ya que casi no había ninguna judíos, pero la ideología antisemita fue una política central de Franco y de manera oportunista todo ello fue cancelado en la posguerra para obtener el consentimiento y el apoyo de las grandes potencias y para sobrevivir en Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Pero no hubo arrepentimiento porque Franco fingió que nunca había procedido de este modo.

      • La derecha antiliberal española de los años 30 era antisemita, aunque no en el grado de los movimientos fascistas centroeuropeos o de la derecha francesa. El odio contra los judíos en España era el propio del antijudaísmo tradicional religioso más que del antisemitismo moderno racista. Además, en España había y hay muy pocos judíos. Pero si no los había se inventaban. Una de las cosas más curiosas de la propaganda antisemita española durante la Segunda República y la Guerra Civil era que atacaba con los clásicos prejuicios antisemitas a personas que no eran judías en absoluto. Uno de los políticos republicanos más odiados por las derechas era el ministro e intelectual socialista Fernando de los Ríos, liberal, hombre de la ILE y amigo y protector de Lorca. A este señor se le insultaba constantemente en la prensa reaccionaria como judío cuando no tenía ni una gota de sangre judía. Aunque la tuviera, por supuesto. Resulta que don Fernando era “relamido”, “cursi”, “con un relente semita”, “filosefardita”, “judaizante”, “de raza judía” etc etc. Todavía a principios de los 90 un historiador aficionado de derechas y diplomático, José Antonio Vaca de Osma, calificaba sin ninguna prueba a Fernando de los Ríos de judío en un libro contra los masones. No sé si sería por su rasgos físicos, porque este hombre reivindicaba la herencia sefardí en nuestra cultura o por la obsesión antisemita del momento, pero resulta delirante (todavía más) este antisemitismo dirigido contra gentiles.

      • Sabino, el de Fernando de los Ríos es una expresión popular, no menos execrable, de un entorno antisemita español que pervivió durante siglos desde la expulsión de los judíos en 1492. Pero aquel antisemitismo popular es independiente de la ideología de un partido político, o el postureo más o menos sincero de los políticos que critican, o no, al Estado de Israel u otros aspectos candentes del mundo judío. Aquel antisemitismo “popular” es un fósil obsoleto que está desapareciendo a medida que el mundo se globaliza y la diversidad social española se asienta.

    • Si, ardessa, el libro de I. Rohr (La derecha española y los judíos, 1898-1945: antisemitismo y oportunismo) es un referente obligado. Analiza las actitudes de la derecha española hacia los judíos desde finales del siglo XIX, con especial atención al antijudaísmo tradicional de raíz cristiana y a sus conexiones con el antisemitismo contemporáneo. Se destaca la utilización política de la «cuestión judía» al servicio de la expansión colonial en el norte de África y, posteriormente, en el contexto cambiante de la Guerra Civil y de la Segunda Guerra Mundial. Combina un análisis lúcido de los orígenes históricos del antisemitismo español con una disección reveladora de los motivos ideológicos y estratégicos (e incluso cínicos) que se escondían tras las políticas contradictorias adoptadas por el régimen de Franco desde 1943.

  9. Es interesante entender el ambiente de 1936, cuando estalla la Guerra Civil. Por aquel entonces, sectores conservadores de la derecha española nunca abandonaron el antisemitismo popular arraigado en la sociedad española, particularmente por influencia de la iglesia. Pero el tono antisemita de la derecha tuvo un giro algo oscuro. A medida que el bando rebelde se alineaba con las fuerzas del Eje, vieron en los judíos un enemigo contra la integridad de España. Eso tuvo un fundamento en la realidad que veían: aproximadamente el 70% de los equipos médicos de las brigadas internacionales eran judíos. Los judíos de Polonia, Alemania, Italia, Francia, Gran Bretaña, América y Palestina formaron gran parte de los brigadistas que lucharon contra el fascismo español y a favor de la libertad en España. Incluso se formó la Companía Naftali Botwin, dentro del batallón de Palafox, con su periódico en Yiddish.

    • Sin duda que la presencia desproporcionada de judíos en los movimientos revolucionarios de izquierdas contribuyó a alimentar la paranoia de que detrás del marxismo estaba el judaísmo. Es un hecho demostrado que Béla Kun, Trotski, Zinoviev, Kamenev, Radek, Eisner o Rosa Luxemburgo eran judíos; pero eran judíos no practicantes que no sentían demasiada solidaridad con sus hermanos de raza/religión aunque hubieran heredado un ímpetu mesiánico secularizado que derivaba de creencias religiosas ancestrales. Lo mismo sucedió con los primeros etarras salidos del seminario y atiborrados de ideas redentoristas sin necesidad de ser judíos. El idealismo de raíz religiosa de los izquierdistas judíos se volcaba en una causa secular: la revolución socialista mundial. No tenía nada qué ver con el sionismo o la religión tradicional judía. Por lo demás, muchos otros revolucionarios no eran judíos y algunos, como Stalin, pueden ser calificados incluso de antisemitas. De hecho, el dictador georgiano se cargó a la plana mayor de los bolcheviques de ascendencia judía durante los procesos de Moscú; no quedó prácticamente ni uno con vida. Stalin desconfiaba de los judíos porque los consideraba sionistas, capitalistas o apátridas demasiado apegados a los gustos burgueses. También creía que los médicos judíos atentaban contra su preciosa vida. En los últimos años del stalinismo se organizaron ruidosos procesos con cargos como “sionismo”, “titismo” o “cosmopolitismo.” Se dice incluso que Stalin coqueteó en sus últimos años con la idea de deportar a todos los judíos a Siberia. El caso de los masones es paralelo al de los judíos. Para los derechistas los masones eran los responsables de la subversión revolucionaria desde el siglo de las luces. Sin embargo, durante la Revolución Francesa cientos de masones acabaron en la guillotina y las logias francesas resultaron prácticamente aniquiladas. Fueron reconstruidas por Napoleón. Y los regímenes comunistas se apresuraron a proscribir la masonería, cerrando las logias y confiscando sus bienes. Los comunistas consideraban con razón a los masones como unos burgueses moderados aficionados a la filantropía, el ocultismo y la magia e incompatibles con la lucha de clases. El mito del contubernio judeo-masónico-comunista resulta cómico a la luz de los hechos.

  10. La Guardia Civil hace lo que los políticos dicen. Y el ministro de Interior parece que está por la labor de los neo-nazis. De hecho se permiten sus concentraciones y manifestaciones mientras se prohíben manifestaciones pacifistas. Tenéis lo que habéis votado. Y no culpéis a otros: son los políticos los que lo permiten.

    • La condescendencia y tolerancia con los extremistas de derechas y nazis es una muestra mas de qué lado está la Justicia española.

    • Lo típico: “Devuélvanme mi lanzagranadas y tal”. No sé ni porque esto es noticia; estamos hablando de un Nazi asesino, que esté en libertad ya es una broma de mal gusto pero que exista la posibilidad de devolverle todas sus armas ya me parece insultante.

  11. Todos los totalitarismos de la historia, con la única excepción del comunismo (e, incluso entre ellos, había excepciones), han tenido un enorme apoyo de alguna religión. Es que no hace falta ni siquiera irnos lejos. En nuestro propio país tenemos el claro ejemplo del Franquismo, una dictadura basada en el nacional catolicismo que la Iglesia apoyó, fomentó y a la que ayudó a oprimir a la sociedad.

  12. Que original, los que no comulgan con la santa madre iglesia nacionalista, ya se sabe, españolistas y de derechas. Lo que es bien de izquierdas y anticapitalista es apoyar un programa calcado de la Liga Norte. O de los fascistas del Vlaams Belang o Degrelle.
    ¿Por cierto, no era usted el que utilizaba la expresión “odio africano”? A ver si vamos ser un pelín racista.

  13. Vaya por delante que que no tengo ningún sentimiento en contra ni a favor con Franco, en mi familia no ocurrió nada a pesar de que eran de Esquerra Republicana. Pero en el caso del judaísmo si que se debe hacer justicia porque es cierto que Franco salvó a muchos judíos. En el Hotel Bristol, edificio al lado mismo del famoso Cottet Av. Puerta del Ángel de Barcelona, yo había visitado siendo yo todavía una niña, a algunas familias de las muchas judías que allí se refugiaban, recuerdo muy bien a todos cuantos conocí. Y no solamente en este Hotel, también viviendo en varios pisos de la ciudad. ¿Recuerdan la famosa compañía teatral Luces de Viena? con Herta Frankel y su perrita Marilin, Arthur Caps etc…pues todos eran refugiados hebreos. En Canarias cuando Franco falleció, las Sinagogas hicieron oraciones por él por el mismo motivo y de agradecimiento. Conozco perfectamente el hecho… Supongo que igual habrían otros tantos repartidos por otras latitudes españolas.

    • No sé, Kurono, pero durante su “cruzada” contra la República, los sublevados identificaron a la comunidad hebrea como uno de sus principales enemigos a derrotar, junto a masones y comunistas. Tras la victoria y recién iniciada la Segunda Guerra Mundial, Franco reafirmó su posición ideológica. Los discursos de los miembros del régimen y los artículos que publicaba la prensa franquista aplaudían las medidas discriminatorias y de exterminio que los alemanes aplicaban a los judíos.

  14. Por supuesto, es conocido que Franco no facilitó la huida de los judíos desde Francia. El criterio de las autoridades fue muy variable. Hubo momentos en que la frontera permaneció cerrada y otros en que la concesión de visados se agilizó. En términos generales, Franco permitió el paso de aquellos refugiados, judíos y no judíos, que dispusieran de un visado de entrada en Portugal. No hablamos, por tanto, de una política de acogida sino de permisos de tránsito, solo posibles gracias a la disposición portuguesa de facilitar el acceso a su territorio. De esta forma se calcula que lograron escapar del genocidio entre 30.000 y 50.000 judíos. Todos ellos pasaron por España fugazmente para después dirigirse hacia otros países. No es posible saber cuántos miles acabaron en las garras de los nazis al impedírseles franquear nuestra frontera por carecer del visado portugués o de otros requisitos que, ocasionalmente, les fueron exigidos por las autoridades españolas.

  15. Franco cesó a varios diplomáticos españoles por ayudar a los judíos. Los dos mejores ejemplos son Eduardo Propper de Callejón y Miguel Ángel de Muguiro. Propper de Callejón, desde el Consulado en Burdeos, expidió miles de visados de tránsito para judíos que deseaban huir de Francia. Lo hizo sin el consentimiento de Serrano Suñer. El todopoderoso ministro le hizo pagar su osadía destituyéndole y destinándole a Marruecos. Por su parte, el encargado de negocios de la Embajada de España en Budapest, Miguel Ángel de Muguiro, informó continuamente a Madrid sobre la discriminación, las amenazas y los crímenes que se perpetraban contra la comunidad hebrea de Hungría. Ante el silencio y la pasividad de su Gobierno, el diplomático emprendió por su cuenta y riesgo una serie de actuaciones encaminadas a proteger a grupos de adultos y especialmente de niños judíos. Su actuación indignó a las autoridades húngaras que protestaron formalmente ante el Ejecutivo español. Franco le destituyó fulminantemente.

  16. Bernd Rother y Gonzalo Álvarez Chillida en su libro “Franco y el Holocausto” (2005) establecen este equilibrado balance sobre la actitud del franquismo hacia los judíos perseguidos por los nazis: “No se le puede atribuir a la dictadura de Franco que haya apoyado la persecución judía llevada a cabo por el nacionalsocialismo. Este gobierno estaba tan ligado a los valores católicos tradicionales que no pudo compartir las terribles consecuencias que los nacionalsocialistas extrajeron de su ideología racista desde el principio de la segunda guerra mundial. Sin embargo, la dictadura tampoco fue un refugio para los judíos perseguidos. Esta última afirmación puede parecer obvia porque, durante la guerra -pese a alguna que otra manifestación de neutralidad-, España fue considerada una estrecha aliada de la Alemania de Hitler. Esta observación cobra importancia porque solamente después de 1945 fue negada por las propias declaraciones del régimen. Acorde con el arraigo del régimen en un catolicismo tradicionalista, las posiciones antijudías eran considerables, aun cuando no se puedan equiparar con el antisemitismo nacionalsocialista (…) el objetivo prioritario del gobierno de España era limitar al máximo la cantidad de judíos que residiera permanentemente en el país. Pero sin poner obstáculos a los refugiados judíos, para los que se preveía una rápida salida del país (…) Ningún español sería detenido en su propia patria por ser judío, pero sí, con toda seguridad, por ser comunista o socialista (…) Nuestra conclusión es que, a través de la España franquista, de la que apenas nadie esperaba que ayudase a los judíos, se pudieron salvar no pocos perseguidos. Pero que, de haberlo querido, el gobierno de Madrid podría haber salvado a muchos más.”

  17. Lo más inexplicable de los campos de exterminio y del régimen nazi es que no se conozca ningún caso de desobediencia ni rebeldía entre tantos guardianes y gente que fue consciente de aquello, en un pueblo tan culto y civilizado como el alemán. ¿Qué les sucedió para pasivizarse de esa manera?

    • Felicity, una característica de los alemanes, para lo bueno y para lo malo, es que son muy disciplinados. Aceptan las reglas y la ley. Los españoles somos más indisciplinados y no aceptamos las normas y la ley. Los españoles somos ingobernables y si nos piden ir por un camino, nos negamos. En España un gobernante lo tiene muy difícil. En Alemania lo tiene más fácil. Para lo bueno y para lo malo.

  18. Alguien podría decirme que diferencias de mentalidad existía entre el nazismo y el imperialismo Victoriano Británico, o el Grandeur de la France. o América para los Americanos (los blancos del norte…por supuesto). Todas ellas vigentes y coetáneas durante la segunda guerra mundial. ¿Por qué continuamente centramos nuestro interés en el mismo monstruo? ¿Tiene esta recurrente conciencia critica frente al nazismo alguna relación con la vía dura que aplica Israel para garantizar su supervivencia en Oriente Medio? ¿Alguien paga por que sesudos periodistas centren su trabajo en estos temas o es tan solo una forma de rellenar espacios en blanco?

  19. Conocí relatos de testigos, de verdugos de esas matanzas. Basándome en ellos reconocí que muchos verdugos eran sencillamente insensibles al horror y a la injusticia que cometían. Creo que -no ignorando las diferencias de mentalidad que las diferentes culturas puedan haber creado- se debieran conocer y comparar también los relatos de las masacres de Indonesia y Ruanda para apreciar facetas invariables de la maldad humana, tanto de la individual como de la colectiva. Así como las de los casos aislados de bondad infinita.

    • Por desgracia, los genocidios, entendidos como matanzas masivas llevadas a cabo por instancias estatales o paraestatales, son acontecimientos comunes en la Historia desde la Antigüedad. Ya los asirios se jactaban del número de sus enemigos muertos y llevaban una macabra contabilidad de las cabezas cortadas etc. Julio César, en sus “Comentarios”, escribía que había dado muerte o vendido como esclavos a un millón de galos. Y qué decir de las matanzas de minorías religiosas durante la Edad Media, o de la aniquilación de las civilizaciones precolombinas a partir del descubrimiento y colonización de América por las potencias europeas. La Historia es en buena medida la historia de las matanzas por doquier. Es triste, pero es así. El siglo XX se abre con la destrucción de los armenios a manos de los jóvenes turcos. En este caso, el exterminio fue una fase en la construcción de un Estado étnicamente homogéneo y políticamente seguro. Era el precio a pagar para conseguir una Turquía “moderna”; los jóvenes turcos que organizaron el genocidio no eran musulmanes anacrónicos sino modernizadores republicanos y laicos. La pauta turca fue seguida por muchos otros constructores de naciones partidarios de eliminar por completo cualquier disidencia interior y consolidar así un nuevo orden estatal. Los nazis se cargaron a los judíos europeos porque los creían propagadores de la subversión moderna (democracia, marxismo, capitalismo, masonería, parlamentarismo, arte moderno). Desde la perspectiva criminal de los nazis los judíos eran parásitos, y para su eliminación utilizaron los medios industriales más avanzados: había que matarlos en masa, quirúrgicamente y manteniendo en lo posible el secreto. Al igual que se fumigaba un campo de insectos se fumigaría Europa y el mundo de judíos. Los nazis también exterminaron a millones de eslavos, gitanos y minusválidos; pero de estos genocidios se habla menos porque el recuerdo de sus víctimas no cuenta con un aparato de propaganda y va poco a poco desvaneciéndose. El Holocausto es la memoria exclusivista judía e ideológicamente despide un tufillo sionista bastante intenso. En realidad, es puro espectáculo de Hollywood, banalizador, manipulador y falso. Un producto comercial de masas, no una elaboración historiográfica solvente. Resulta obvio que también los aliados perpetraron barbaridades, aunque sin llegar al nivel nazi: desde el asesinato en masa de los oficiales polacos en Katyn por la GPU stalinista hasta las violaciones de mujeres alemanas a manos de soldados de Ejercito Rojo; por no hablar de las bombas atómicas sobre Hiroshima o Nagasaki o de la destrucción absoluta de las ciudades alemanas y japonesas a base de bombardeos convencionales. Y en cuantos a los perpetradores de estas atrocidades hay de todo. Por referirnos sólo a los nazis, entre los exterminadores de Hitler había: asesinos de despacho, burócratas insignificantes sin imaginación ni conciencia (Eichmann); psicópatas carentes de empatía pero que convirtieron la ideología nazi en una fe personal absoluta e indiscutible (Rudolf Höss, el comandante de Auschwitz); demagogos sin inteligencia con un odio patológico contra los judíos (Julius Streicher); simples sádicos; oportunistas; ideólogos obsesionados con hacer de sus fantasías una realidad (Alfred Rosenberg); o los típicos mandados que hacían lo que les decían sin ninguna reflexión, automáticamente (La inmensa mayoría). La obediencia debida a los superiores y la solidaridad grupal suelen ser las justificaciones más comunes entre los perpetradores de genocidios.

  20. Ada Colau, Kichi y su compañera Tere Rodríguez no quieren celebrar la fiesta nacional del 12 de octubre porque a su juicio no se puede conmemorar el “genocidio” que acompañó a la colonización americana. El alcalde gaditano escribe en twitter: “Nunca descubrimos América, masacramos y sometimos etc etc.” Parece que se está refiriendo a los españoles de ahora, que no parece que sean responsables de las tropelías de los conquistadores; pero, en fin, la progresía española es así: idiota perdida. Todavía más batallador se muestra el siempre fino Willy Toledo. Esta perla de la cinematografía patria se “caga” en la fiesta nacional, la Virgen del Pilar y la monarquía. El comunista Willy es lo que se entiende por un intelectual crítico enemigo de mitos nacionales. Y amigo de cualquier tiranía siempre que sea “progresista.” Claro que ninguno de estos sabios habla de las consecuencias del descubrimiento, conquista y colonización de América: la aparición de las naciones latinoamericanas y de un nuevo mundo que nada tiene que ver con el precolombino. Pero estos izquierdistas desplumados se declaran indigenistas, una variedad del resentimiento histórico especialmente repelente e irracional que apuesta por poner a cero el contador de la Historia para que, esta vez, ganen los buenos. ¿Y quiénes eran los buenos? Pues los aztecas, por ejemplo, un imperio teocrático y militarista basado en la explotación despiadada de sus pueblos vasallos y en la práctica de una religión politeísta que incluía miles de sacrificios humanos al año, la tortura y la antropofagia ritual. Los aztecas no conocían ni la rueda ni el uso de los metales. Este es el ejemplo a seguir para estos payasos.

    • El problema no es el día de la hispanidad en sí. El problema está en la fecha escogida. España tiene una historia bastante vieja, con muchas fechas para elegir… y no se les ocurrió mejor aniversario que cuando empezó lo que acabó siendo una conquista y un genocidio brutal. Se pudo celebrar el día de alguna batalla decisiva contra los musulmanes, o cuando se echaron a los franceses… yo que sé… pero ¿hoy? Es una broma de mal gusto, una fecha que parece escogida a propósito para fomentar el antiespañolismo.

    • España es un país de segunda y es normal que la gente no se sienta orgullosa. Pero vaya, que no es algo nuevo, la literatura española en casi todo su conjunto es una crítica al país, a los ladrones, al caciquismo, al puterio, a la incultura, la prepotencia nacionalista y la inutilidad de los que siempre han gobernado, a las guerras en nombre de la inutilidad, al sistema inquisitorial que nunca nos quitamos, a la falta de ilustración, a la falta de industrialización, a la falta de revolución, a divertirse maltratando animales, a la envidia, al egoísmo… etc. Literatura desde el siglo de oro, hasta la actualidad, pasando por el mejor momento de esplendor en la generación del 98 y del 27.

    • Alucino con los nacionalistas españoles que se emocionan con el 12-O y sacuden a Colau por decir verdades. ¿Que no se puede mirar con la mentalidad de ahora los hechos de hace 400 años? Ah vale, entonces justificamos genocidios, saqueos, asesinatos, robos, esclavitud a mansalva, tierra quemada, etc, etc. porque claro, como fue hace 400 años, suponemos que aquellos eran bárbaros. Pues no, no eran bárbaros. Eran conquistadores y asesinos. Y la moral ya se tenía, de hecho iban con los curas detrás. Hoy en día cuando se habla de esto, todos los españoles me dicen, “joer macho, ¿yo qué culpa tengo de aquello que ocurrió? Ninguna, por supuesto. Pero no celebres algo que produce rechazo y dolor aún hoy en toda América. Además eso del descubrimiento es un cuento. Antes que Colón ya estuvieron los vikingos y aún antes los polinesios. Si llegan a tu casa y te la quitan y violan a tu mujer y a tus hijos y luego te esclavizan por el resto de tu vida, ya me dirás si te gusta.

      • No se trata de emoción patriótica ni de nada por el estilo: se trata de la verdad. Sencillamente, no es de recibo echar mierda sobre España porque sí, como hacéis los izquierdistas con o sin coleta, los separatistas varios y los justificadores del terrorismo. En este sentido, vuestras denuncias sobre la violación de los derechos humanos hace 500 años son pura hipocresía, por no decir otra cosa. Más condenar ahora la persecución del vecino y menos indignación retrospectiva, siempre barata y superficial. ¿Que la crueldad de la colonización americana por parte de España fue terrible? Pues sí, no hay duda; y las aventuras coloniales de ingleses, franceses, holandeses, portugueses o rusos, también; quizá incluso más crueles, porque en España hubo una interesante autocrítica intelectual sobre la licitud, los justos títulos, de la presencia castellana en el Nuevo Mundo. Quizá no te suene Francisco de Vitoria o la polémica de Valladolid en 1550 entre Bartolomé de Las Casas (apóstol de los indios y denunciador airado de los crímenes de los colonizadores) y Juan Ginés de Sepúlveda (filósofo aristotélico racista y partidario de esclavizar a los indios). En fin: yo no tengo la culpa de las lagunas culturales de los demás. En cuanto a los vikingos, estuvieron media hora y no pasaron de Terranova; y los polinesios son probablemente unos ancestros de los amerindios, aunque existen teorías para todos los gustos. Nadie considera santos a Hernán Cortés, Pizarro o Lope de Aguirre (vasco, como no pocos conquistadores): eran tipos duros, en una época implacable y en unas condiciones extremas. No se les puede juzgar con los criterios de Kichi o Tere. Y tampoco, naturalmente, a Moctezuma, Atahualpa o Caupolicán. Decir esto no supone justificar nada. Por lo demás, claro que existe una inclinación sentimental perfectamente explicable hacia los vencidos, pero sin necesidad de canonizarlos ni de hacer demagogia. Entendámonos, respetémonos, no justifiquemos ninguna barbaridad, ni de ayer ni de hoy, y no mezclemos una fiesta nacional como tienen todas las naciones con una apropiación selectiva y parcial de la historia de España. Porque se os ve el plumero (el de Moctezuma y otros) a distancia: España es una mierda, su fiesta nacional también lo es y su Historia no digamos. Puro patriomasoquismo o sencillo odio a España.

    • Sabino, te recomiendo que te pases por las cabeceras de los principales diarios de América Latina de ayer y percibas la fragancia tan española que destilan. Es así de simple, son ellos los que lo sufrieron y son ellos los que tienen todo el derecho a que no montemos los españolitos nuestro numerito militar y buen rollista con gente que lo único que recuerda de nuestro paso por allí son las matanzas y la destrucción de la cultura indígena. Que hicieran lo mismo ingleses y franceses no añade ni quita nada al argumento.

      • “Son ellos los que lo sufrieron.” Pero, por favor, “ellos” no son los pueblos indígenas destruidos por los conquistadores. Ellos, los latinoamericanos actuales, son producto, quiéranlo o no, de esa destrucción y del posterior proceso de aculturación. Y nosotros, los españoles, no vamos por ahí esclavizando a indios. Ha pasado ya demasiado tiempo y el resentimiento resulta a estas alturas obsceno. ¿Un argentino, por ejemplo, descendiente de italianos, españoles o judíos, y sin una gota de sangre india, puede acusar en serio a España de nada? ¿O un rubio chileno con antepasados alemanes o croatas? ¿O un López, Pérez o Fernández de cualquier rincón latinoamericano? ¿Es que no son ellos, los latinoamericanos, descendientes de los españoles y por lo tanto de los “genocidas”? ¿No son nietos de colonizadores que se aprovecharon de las condiciones creadas por el Imperio Español o Portugués para emigrar al Nuevo Mundo? Por esta regla de tres, los verdaderos responsables del “genocidio” serían los propios latinoamericanos más que los españoles. Además, y sin negar ninguna crueldad, el mal llamado genocidio americano fue en verdad una tremenda hecatombe bacteriológica, porque los pueblos amerindios no estaban inmunizados frente a las enfermedades que trajeron los europeos. Las pandemias de gripe o viruela diezmaron a la población indígena mucho más que las atrocidades directas de conquistadores y encomenderos, siendo éstas terribles. Y hay otra cuestión: el mestizaje hispánico. Una buena parte de los latinoamericanos son descendientes de españoles e indígenas y en ellos pervive tanto una herencia como otra. Las dos sangres. En ese sentido, pertenecen a los dos mundos: al viejo, en cierta medida, y sobre todo al nuevo. Basta con ver la población de México y de otros muchos países para darse cuenta de que el racismo no era precisamente cosa de los españoles. Allí desde el principio La Malinche se acostó con Hernán Cortés. España destruyó, de acuerdo; pero también creó un mundo nuevo, una cultura, una lengua. Una civilización, en definitiva. Por lo demás, países que llevan 200 años siendo independientes es absurdo que acusen a los “colonizadores” de ser los responsables de sus desdichas. Si tienen graves problemas, y los tienen, que los afronten como hacen los demás Y dejémonos de leyendas negras o rosas.

  21. Yo leo las razones de los que se manifiestan con el hastag nadaquecelebrar y me da absoluta pena el nivel de “catetismo ilustrado” al que han llegado algunos. La simpleza del argumento es tal que produce sonrojo. Salir en tres carabelas y navegar a través de un océano con los medios de entonces y con el precepto de que si la tierra era redonda terminarían encontrando una nueva ruta comercial a las indias parecerá pecata minuta pero en su momento no lo fue. Por otro lado, hablar de genocidio quedará bien pero los nativos americanos sí que llevaron a la practica con extrema eficiencia el genocidio de los pueblos a los que sometieron. ¿O como creéis que se establecieron los imperios azteca inca o maya? ¿con asambleas populares? ¿O eso no cuenta? ¿Tampoco cuentan los sacrificios humanos o la esclavitud? Parece que los españoles irrumpieron en el paraíso y lo destruyeron y eso no fue así.

    • No era el paraíso. En algunos casos podía ser hasta el infierno. Para los adictos indigenistas al mito del buen salvaje y demás bobadas románticas es muy recomendable la lectura del reportaje de hoy en “El País”: “Inmolados por la ira de los dioses.” Comienza así: “El paso de los siglos no ha podido borrar las huellas del horror.”

  22. Sólo a última hora, a mediados de 1944, cuando estuvo convencido de que Hitler sería derrotado en la guerra, Franco realizó gestiones para salvar a pequeños grupos de judíos y dio la orden a sus embajadores para tratar de repatriar a aquellos judíos de “indudable nacionalidad española”. El historiador alemán, Bernd Rother, lo describe así: “España solo a regañadientes y de una manera dubitativa protegió a los judíos y limitó la protección a los judíos españoles”.

    • A partir de octubre de 1944 Himmler ordenó frenar el exterminio masivo de los judíos porque intentaba ponerse en contacto con los aliados occidentales para firmar con ellos la paz. Creía que en la Europa de la postguerra le correspondería un papel importante al servicio de los norteamericanos. En su intento desesperado por reescribir la historia, Himmler llegó a reunirse con el doctor Norbert Masur, representante del Congreso Judío Mundial. La entrevista fue organizada por Walter Schellenberg, jefe del servicio de seguridad de las SS y amante de Coco Chanel. Al parecer, Himmler se presentó ante Masur como un defensor de los judíos, exigiéndole que la prensa mundial (que él creía en manos judías) dejara de atacarle tan injustamente. Las imágenes dantescas de los campos de concentración y exterminio recién descubiertos eran manipulaciones, según Himmler, que aseguraba que aquellos campos habían sido construidos precisamente para proteger a los judíos de los antisemitas locales (!!!). Además, continuaba el jefe nazi, gracias a su reagrupamiento en los campos, había nacido entre los judíos europeos un sentimiento de solidaridad nacional que antes no tenían. En fin, que Himmler era el gran amigo y benefactor del judaísmo. El señor Masur se mostró algo escéptico con el discurso de Himmler, limitándose a exigir de los nazis un trato humano para con los presos que todavía custodiaban. Cuando Hitler se enteró de estos tejemanejes del “fiel Heinrich” lo destituyó como Reichsführer, lo expulsó del partido y ordenó que fuera ejecutado. Toda tragedia tiene su aspecto cómico.

      • En efecto. A partir de febrero de 1945, un delegado sueco en el Congreso Mundial Judío, Storch, y, más adelante, en abril, otro miembro del mismo organismo, Masur (quien logró entrevistarse personalmente con Himmler), consiguieron un éxito milagroso: que el Reichsführer SS se negará a transmitir la orden del Führer de ejecutar a los presos políticos y de volar los campos de concentración y sus ocupantes a medida que avanzaran las tropas aliadas. Se estiman en 800.000 las vidas humanas que así fueron salvadas. Según mis datos, este encuentro entre Himmler y Masur, representante del Congreso Mundial Judío (que llegó de Suecia acompañado de Felix Kersten), se celebró el 21 de abril en Gut Hartzwalde, cerca de Berlín. El único dato adicional que tengo es que a raíz de esa reunión, se concedió la libertad a 100 mujeres judías internadas en el campo de concentración de Ravensbrück.

  23. España no sólo no tuvo una política oficial clara de ayuda a los judíos españoles perseguidos por los nazis, sino que ante la pasividad española los propios alemanes se sintieron obligados a recordar a Franco sus intenciones genocidas. De hecho, España, a pesar de que admitió que muchos judíos habían apoyado de una forma u otra el alzamiento militar franquista, consideró peligrosos a los judíos españoles al dar por supuesta su simpatía con los aliados frente al Eje y así se lo hizo saber a Alemania.

  24. En 1943 España dijo oficialmente a Alemania que tenía que pensar qué hacer con los españoles que vivían en territorios ocupados, incluso sabiendo, como prueba el telegrama del embajador Duque de Alba, que ”las medidas en vigor contra los judíos” que mencionó Alab.

  25. Hay infinidad de documentos desclasificados que confirman que la presión de las comunidades judías propició que España permitiera el paso de cierto número de judíos y la repatriación de otros. Pese a esta presión, los gobiernos de Franco superaron los plazos dados por los nazis con las subsiguientes deportaciones y hasta dudaron si reclamar o no los bienes de los judíos españoles confinados en los campos de exterminio. La política franquista chocó con los movimientos de algunos diplomáticos españoles.

  26. Según acertada frase del conocido intelectual español Francisco Umbral los masones fueron los “judíos” de Franco. Si bien la rebelión militar contra la República Española del 18 de julio de 1936 acabó con todas las libertades democráticas para instaurar una férrea dictadura, sus efectos sobre los diferentes estamentos sociales y políticos de España fueron notablemente diferentes en función de las obsesiones particulares del que acabo siendo su jefe, el dictador General Franco.

    • Franco representa todo el simplismo de la derecha más reaccionaria. Si uno lee el libro de su primo y ayudante Pacón verá que Franco siempre repite una y otra vez el mismo tópico: el liberalismo (masones) no está hecho para los españoles porque da libertad a los agentes subversivos de Moscú y conduce al comunismo. Con la aceptación del liberalismo todo el mundo está equivocado menos España, que tiene una democracia orgánica intachable. Este esquema lo aplica a la historia de España: reinado de Alfonso XIII liberal, república liberal y masónica, revolución comunista. Liberalismo=democracia=comunismo. Menos mal, añade, que a España la salvó in extremis la “Cruzada.” Franco era incapaz de pensar de otra manera.

  27. A Hitler le hubiese interesado más una España más combativa entrando en guerra, pero salíamos de la Guerra Civil, era una España de botijo, burro y alpargata, con problemas de hambre, con una represión interna muy fuerte. Pero le dio todo el apoyo que quiso y necesitó.

  28. Desde el comienzo de la persecución nazi hasta finales de 1941, las crueles leyes antisemitas fomentarían el éxodo masivo de los judíos de Europa. A partir del año 1942 pesaría sobre ellos una condena a muerte en las cámaras de gas. En el primer periodo la política oficial española fue permitir el tránsito de refugiados. Unos 35.000 refugiados judíos huyeron de la Europa nazi a través de España, la mayoría de ellos entre 1939 y 1942, y de ellos unos 15.000 cruzaron la frontera franco-española de forma ilegal, sin la documentación o autorización necesaria.

  29. Cuando, tras un error político grandioso se produjo un ultimátum aliado contra Franco, éste, asustado por la amenaza, intercedió ante sus camaradas alemanes para que le entregaran 360 judíos de Salónica que estaban encerrados en el campo de Bergen Belsen y vivos gracias a la actividad heroica del diplomático español Sebastián Romero, Justo entre las Naciones desde 2014. Los nazis aceptaron la propuesta para evitar (sic) ser “acusados de crueldad” y entonces el gobierno español pidió que los entregaran de 15 en 15, de tal suerte que cuando llegaran los 15 primeros, los siguientes 15 judíos ya se hubieran marchado del territorio peninsular español. La petición fue considerada absurda hasta por los nazis. Finalmente estos judíos procedentes de Bergen Belsen llegaron a Barcelona en dos trenes y sus ocupantes creyeron que le debían la vida a Franco. Y así, con medias verdades y falsedades, se construyó una leyenda de Franco salvador de judíos que paradójicamente se compaginó con el tedioso mensaje acerca de su contubernio judeo-masónico-comunista sin que nadie se hiciera nunca preguntas sobre qué sucedió en realidad.

  30. Franco como buen superviviente se limitó a ayudar a los nazis cuando ganaban y dejar de colaborar mirando para otro lado cuando el signo de la guerra cambió, nunca hubo una política sincera de ayuda a los judíos, ni siquiera a los sefardíes de Crimea, Grecia, Polonia o Francia, más allá de 4 diplomáticos de motu propio y particulares. Los israelitas lo saben bien, hubo países que sí les acogieron… pero como iban a venir a España judíos si Franco se abrazaba a Hitler, hacía el saludo Nazi y ayudaba con tropas voluntarias y materias primas al esfuerzo bélico del eje. Franco no se apiadó de los españoles presos en los campos de exterminio nazis, ni cuando la guerra se acababa.

  31. Qué triste intento de limpiar la cara de un deleznable dictador fascista. En todos los libros de Historia del mundo se compara a Hitler con Franco. Pero qué raro que en España sea el único país que no condene lo ocurrido en el franquismo. Qué lejos estamos de que se condene el franquismo y se ponga a la altura del nazismo o el terrorismo, en vez de darle nombres de calles a asesinos y celebrar por todo lo alto el 20N. Cómo se ve quien sigue dirigiendo el cotarro y quien sigue debajo de la bota.

  32. Netanyahu sabe muy bien que eso de los palestinos alentando el genocidio es incierto, de hecho más de 6.000 arabes palestinos se unieron a los 26 mil Judíos que apoyaron a las tropas británicas, cierto es tambien que 20 mil musulmanes bosnios combatieron en las Waffen SS al lado de los alemanes. Que el Mufti de Jerusalén declarara la yihad contra los aliados y que a punto estuviera de ser juzgado en el proceso de Nuremberg por colaborar con Adolf Eichmann, fue por su creencia de que si el EJE salía vencedor, les devolvería las tierras que consideraban suyas y que en ese momento estaban en posesión de judíos e ingleses. Nada más.
    Hitler de hecho,tenia practicamente la misma consideracion sobre arabes,que sobre judios.

    • Además de históricamente falso es absurdo. Hitler, sus SS y la Gestapo no necesitaron de una bobada como la entrevista con el Muftí para preparar la Shoah o Holocausto judío; antes de la Conferencia de Wannsee ya odiaban y querían exterminar a todos los judíos de Europa y del mundo. El antisemitismo y el racismo ario violento es la base del Mein kampf de Hitler y del programa político del NSDAP. Cabe recordar además que antes de 1941 los nazis ya se había cepillado a más de 1 millón y medio de ellos en Alemania, Polonia, Checoslovaquia,…además de matar a miles de gitanos, comunistas alemanes blancos, eslavos, homosexuales o hacerle la eutanasia activa a centenares de deficientes mentales y físicos germanos.

  33. El nazismo tuvo desde el principio en su propio epicentro la voluntad de exterminar a todos los judíos y empezó a llevar a cabo las matanzas desde el mismo momento en que tuvo la oportunidad -con la invasión de Polonia y la URSS-. Negarlo es negar la historia y, por lo tanto, la propia Shoah.

    • De los seis millones de muertos que produjo el Holocausto, la mitad más o menos fueron asesinados en campos de exterminio como Auschwitz o Treblinka, en cámaras de gas o forzados a trabajar hasta morir, pero la otra mitad fueron aniquilados por grupos especiales de las SS, los Einsatzgruppen. Estos escuadrones de la muerte empezaron a actuar en Polonia en 1939 y luego se extendieron por toda Europa del Este, especialmente por la URSS.

      • El gran mufti de Jerusalén Haj Amin al-Husany fue efectivamente un activista pro nazi durante la Segunda Guerra Mundial, llegando a entrevistarse con Hitler y Himmler. También promovió una división musulmana de las SS integrada por bosnios y albaneses y célebre por su crueldad. El dictador nazi consideraba al dirigente religioso palestino como un hombre extremadamente inteligente. Al-Husany y Hitler coincidían en el antisemitismo y en la oposición al colonialismo británico y francés. El pagano Hitler admiraba la religión musulmana, política y guerrera, frente a las timideces celestiales del odiado cristianismo. Había, pues, bastantes puntos de contacto y una estrecha colaboración entre el moro y el nazi. Pero hacer de Al-Husany el hombre que convenció a Hitler para exterminar a los judíos, el promotor del Holocausto como dice Netanyahu, es un absurdo. Hitler odiaba a muerte a los judíos desde antes de la Primera Guerra Mundial. Su antisemitismo no era religioso sino racista. El primer documento político escrito que se conserva de Hitler es una carta enviada en 1919 a un tal Adolf Gemlich. En ella, el futuro führer describe a los judíos como la “tuberculosis racial” de los pueblos y aboga por su completa eliminación de la sociedad alemana. Más tarde, en 1923, le decía al periodista catalán Eugeni Xammar que “si queremos que Alemania viva, debemos eliminar a los judíos.” Por si las cosas no estaban lo suficientemente claras, en “Mi Lucha” Hitler propone exponer a los “hebreos corruptores del pueblo” al gas letal. A partir de 1933 los judíos fueron progresivamente expulsados de la sociedad alemana hasta quedar reducidos a la condición de parias. En enero de 1939, en un discurso ante el Reichstag, Hitler amenazó públicamente a la judería europea con la “aniquilación” si estallaba una nueva guerra mundial. Con la invasión de la URSS en el verano de 1941 comenzó el exterminio sistemático del pueblo judío, luego conocido como “Solución Final” u “Holocausto.” En todo este proceso de radicalización acumulativa que llevó a las cámaras de gas los musulmanes no tuvieron ninguna responsabilidad. Las decisiones fueron tomadas por la cúpula nazi en cada circunstancia, pero siempre persiguiendo el mismo objetivo: los judíos deben desaparecer de Europa. Primero se irían en forma de emigración; luego como cenizas al viento. Decir otra cosa es mentir.

      • Al-Husayni fue considerado por la historiografía judía, al menos desde el punto de vista ideológico, como uno de los “arquitectos del Holocausto”. De hecho, durante su estancia en Europa Al-Husayni abogó para que el régimen nazi procediera al genocidio de judíos en la mayor cantidad posible, e inclusive solicitó a los jerarcas nazis que fueran asesinados 400.000 judíos que los alemanes pensaban deportar a Palestina, demanda que al parecer tuvo éxito.

  34. Franco fue creando este mito de la gran salvación de los judíos y en realidad habían sido los cónsules, los guardias civiles o algunas personas que se habían implicado a título individual.

  35. En Wannsee no se decidió nada. Ya estaba decidido de antemano. Se trataba de una mera reunión para delimitar las competencias de los distintos departamentos ministeriales Y donde Heydrich simplemente pretendía un reconocimiento formal de lo que ya estaba en acto desde mucho antes: que la solución final estaba en manos exclusivas de las SS, sin intervención del Gobierno General de Polonia ni de los Gauleiter de las zonas ocupadas. Siempre nos gusta fijar hitos y fechas pero asumámoslo, la realidad es un poco más complicada…

    • Es cierto que la eliminación de los judíos empezó antes de la entrevista del muftí palestino con los jerifaltes nazis (no sólo se entrevistó con Hitler), pero la reunión secreta del Wannsee en la que se tomó la decisión de la Solución Final sí que es posterior a los contactos con al Huseini. Y también es verdad que este preparó con Ribbentrop una “solución” en forma de holocausto en el caso de que las tropas alemanas hubieran roto el dique egipcio y llegado a Palestina. Eso no ocurrió porque los británicos (ayudados por brigadas de élite judías) derrotaron a Rommel en la batalla de El Alameni. Pero si Rommel hubiera vencido, al Huseini se habría presentado en Palestina con el cuchillo entre los dientes para degollar a todos los judíos. Así que lo afirmado por Netanyahu no está muy alejado de la realidad.

  36. Bueno, el primer acercamiento a los nazis ya lo hicieron los Judíos de palestina mismos. Stern admiraba los regímenes totalitarios, incluído el nazi. Llegó a proponer una colaboración con el Reich para fomentar la lucha contra los ingleses en aras del establecimiento de los Judíos del Reich en un futuro estado Judío de perfil totalitario (sobra decir que no-antisemita, claro). Para los Alemanes -que llegaron a sopesar la idea- tratar con los Judíos era “repugnante”, siendo ellos nazis y al final primaron las consideraciones económicas (es decir, el beneficio que se podía sacar de que los Judíos pagasen su propia aniquilación en el este).. amén de que nunca los Alemanes conquistarían Palestina. La posición radical de Stern era minoritaria en el ámbito de la resistencia judía anti-inglesa y pronto esa posición de “sionismo fascistófilo” (a la que llegó a pertenecer Itzak Shamir, deslizándose luego de ella) quedó apartada del movimiento de resistencia judío (pero ya había caído el Reich)

    • Una vez más, los intereses políticos del presente alteran los acontecimientos del pasado. Es lo que se llama memoria histórica. Ante la oleada de terrorismo palestino sobre civiles inocentes israelíes, los judíos responden, como siempre, con una violencia muy superior (de momento, van 10 ciudadanos israelíes muertos frente a 43 palestinos). En las calles de las ciudades israelíes han tenido lugar linchamientos y hasta asesinatos por error. Suma y sigue, porque la ministra israelí de Justicia, una fascista que se llama Ayelet Shaked, promueve una ley que permita encarcelar a niños de 12 años -¡de 12 años!- implicados en “actos de terrorismo.” Lógicamente, Israel tiene en contra a la opinión pública de todo el mundo. Pues bien, acto seguido, como un resorte, salta el tema del Holocausto con la acusación de Netanyahu contra Al-Husayni. El mensaje del primer ministro derechista es nítido: ellos, los palestinos, nuestros enemigos, nos querían exterminar con ayuda nazi; por lo tanto, los israelíes actuamos en legítima defensa contra nuestros verdugos de ayer y hoy. Debemos ser duros para evitar un nuevo “Holocausto.” De esta manera, se enloda a una importante figura de la historia palestina como fue Al-Husayni; se justifican las violencias judías del presente con el recuerdo distorsionado del exterminio nazi; y los agresores y militaristas israelíes pueden presentarse ante el mundo como las “víctimas.” Porque, al parecer, los judíos son “siempre” víctimas. El problema que tienen los israelíes es que sus patéticos intentos por hacerse pasar por blancas palomas cuando son halcones ensangrentados ya no convencen a nadie.

  37. No puede negarse que Hitler y sus secuaces habían diseñado ya su estrategia de exterminio de la población judía a lo largo y ancho de Europa, incluyendo Holanda, Polonia, Rusia, Hungría, Rumanía (por cierto, en estos dos últimos contaron con la colaboración de las autoridades nacionales). El desarrollo del holocausto fue parejo a los avatares del conflicto bélico en el Este y el Oeste de Europa. Otra cosa es que, en la amplísima escenografía del gran conflicto bélico, se hayan producido situaciones que son auténticas joyas para los historiadores. Como ésta que se narra del clérigo palestino “asesorando” al Führer sobre qué hacer con los judíos. Pero rápidamente, aquellos que jamás ven indicios de antisemitismo en la intelectualidad europeo de finales del pasado siglo y lo que llevamos de éste, ven negacionismo en tratar de analizar este hecho puntual que ahora surge a la palestra. Siempre igual. Los mismos que ven siempre mal la acción hebrea en el conflicto con Palestina, se apresuran a negar cualquier contacto entre nazis y palestinos. Que casualidad.

    • De lo que se trata es de culpabilizar al pueblo palestino como autor intelectual del holocausto porque un dirigente habló con Hitler para convencerle de que hiciera algo que ya estaba haciendo. ¿Saben cuántos nazis contrataron los EE.UU después de la guerra? ¿Y cuántos militares nazis fueron “desnazificados” para que pudieran trabajar para la OTAN? Miles y miles.

  38. La cuestión del antisemitismo de Franco ha sido, como tantas cuestiones relacionadas con su persona, uno de los campos de disputa de partidarios y adversarios. Para autores que rayan la apología de Franco como Luis Suárez o Ricardo de la Cierva, no sólo no fue un antisemita sino que además se distinguió en la salvación de judíos durante el Holocausto. Para autores contrarios, Franco habría sido un antisemita a escasa distancia -si es que la hubo- de los mismos nazis.

    • Franco compartía una visión negativa en general de los judíos y no dudó hasta el final de sus días en ligarlos a la conspiración masónica internacional. Esa circunstancia y el hecho de haber recibido una ayuda temprana y decisiva de Hitler en julio de 1936 no eran, desde luego, el mejor contexto para escapar de un antisemitismo cultural de siglos.

    • Hasta 1943 las autoridades franquistas no dudaran en devolver a la Gestapo a bastantes de los judíos que llegaron hasta territorio español lo que explica, por ejemplo, el suicidio de Walter Benjamin en la frontera española, temeroso de que la policía franquista lo entregara a los nazis. La misma Falange -el sector más descaradamente fascista del bando vencedor- elaboró listas de judíos con vista a posibles deportaciones.

      • El antisemitismo tiene sus grados. Y se debe diferenciar entre el antijudaísmo tradicional religioso y el nuevo antisemitismo racista. Naturalmente, a menudo ambos prejuicios estaban mezclados. No era raro que un antisemita odiara a los judíos como “asesinos de Cristo” y a la vez como corruptores de la raza “aria.” Los antisemitas racistas más fanáticos, los nazis, también manejaban cuando les interesaba el viejo odio religioso contra los judíos. En general, la derecha autoritaria de los años 30 era más o menos antisemita porque vinculaba el comunismo ruso con los judíos. Detrás de la URSS estaban los Sabios de Sión. Los judíos eran subversivos, los enemigos de un orden social tradicional, orgánico y jerárquico. En una palabra: los judíos eran el símbolo viviente del desarraigo y de las inseguridades engendradas por la modernidad. Liberalismo, capitalismo, partidos políticos, sindicatos, arte moderno, psicoanálisis, marxismo, feminismo: todo se vinculaba a una artera conspiración judía. En este discurso racista/reaccionario hasta las ciudades (verdaderas babilonias corrompidas, mestizas, donde se rompían todos los lazos tradicionales) eran “judías.” El mundo campesino, en cambio, con su quietud, sus tradiciones inmemoriales y sus habitantes enraizados en la sangre y el suelo, era la representación de un mundo tradicional todavía no hollado por los judíos. En el discurso nazi la ciudad era el “asfalto” y el campo la entraña de la verdadera Alemania. El discurso ruralista, que hunde sus raíces en el rechazo romántico de la ilustración, es típico de todos los fascismos. En este esquema antimoderno los judíos salían muy mal parados. Es interesante señalar que de los tres líderes más importantes del fascismo español únicamente Onésimo Redondo, el más reaccionario de todos, tenía un odio intenso contra los judíos. En su periódico “Libertad” de Valladolid se publicaron los “Protocolos.” Que se sepa, ni José Antonio ni Ledesma Ramos eran especialmente antisemitas para la época, aunque no simpatizaran con los judíos.

  39. No debería sorprender que la España de Franco se negara a reconocer al estado de Israel -un hecho en el que la culpa estuvo bastante repartida entre ambos países- y que todavía a inicios de los setenta, la Amistad judeo-cristiana, en la que participaban católicos como el P. Vicente Serrano o el judío Samuel Toledano, denunciara la existencia de multitud de textos de enseñanza plagados de prejuicios antisemitas. Sin embargo, equiparar a Franco con Hitler no pasa de ser una grosera identificación que, no por repetida, deja de ser disparatada.

  40. Franco se refirió a un abstracto peligro judío (masónico y comunista, también) como el mayor enemigo de la España construida tras su victoria en la guerra civil de 1936-1939. Obsesionado con esta idea hasta el fin de sus días, el Caudillo se refirió una vez más a los judíos en su último discurso de 1 de octubre de 1975, poco antes de morir. Tan insistente fue Franco con su ofuscación acerca de un “contubernio judeo-masónico” que todo lo destruía, que la frase quedó impresa en la mente de los españoles como un latiguillo chusco de la retórica obsesiva del Generalísimo a la que incluso muchos franquistas no prestaban atención.

  41. Siempre supe que Hitler era un dictador, malo y un asesino e incluso le dí hasta la oportunidad de pensar que un hombre así, está enfermo, pero no, era un asesino, que buscaba una raza aria, cuando él, era, moreno y un enano, mató a tanta pobre gente, y de tan sucia manera, que cuando oigo hablar de él y toda su camarilla me pongo enferma, pero ahora lo de Franco, ya me ha dejado sin sangre en las venas, yo sabía que dejó bombardear Guernica, porque no nos podíamos permitir entrar en una guerra mundial, recién terminada nuestra guerra civil, y Hitler le pidió a Franco que necesitaba probar unas bombas, y Franco le ofreció el pueblo de Guernica, que ya fue un desgraciado, pero esto de los campos de concentración me quedo con la boca abierta, pero que se puede esperar de otro dictador, que ni se sabe cuantos rojos murieron para construir la cruz de los caídos, para que fuera enterrado allí Franquito. Así está más sola. Pero qué gente más macabra exterminar a la gente porque sí, y en el caso de los españoles, qué motivo había, eran muchas personas, puso el dedo y dijo estos, o qué le habían hecho

  42. Sí. Las SS tenían muy estudiado el proceso de deshumanización al que sometían a sus prisioneros. Les quitaban todas sus pertenencias, su ropa, su pelo y su nombre. Unos pocos minutos después de llegar al campo, ya solo eran parte de un rebaño a rayas, humillado y sometido.

    • 9.328 españoles pasaron por los campos de concentración nazis, entre ellos 300 mujeres. Cerca de 5.500 sólo pudieron escapar convertidos en humo y cenizas, a través de la chimenea del crematorio. Solo uno de cada tres deportados españoles llegó con vida al día de la liberación.

      • La mayoría de esos 5000 españoles fueron asesinados en Mauthausen. En ese campo, uno de los peores, un prisionero español llamado Francisco Boix consiguió sacar varias fotos de jerarcas nazis que estaban de visita. Escondió los negativos fuera del campo gracias a la resistencia austriaca. Boix sobrevivió a Mauthausen, recuperó las fotos y fue testigo de la acusación durante el proceso de Nuremberg. Gracias a sus fotos terminó en la horca el doctor Ernst Kaltenbrunner, sucesor de Heydrich al frente de la RSHA. Este canalla negaba obcecadamente sus visitas al campo, pero las fotos de Boix eran un testimonio irrefutable.

  43. Cuando perdió la guerra el fascismo europeo derrotado por el ejército rojo con la colaboración de los aliados, Hitler se tuvo que pegar un tiro y sus colaboradores más próximos fueron juzgados, pero como nada más morir Franklin Delano Roosevelt cogió el poder en EEUU Henry Truman, pues entre Truman y Churchill que era otro derechista crearon la guerra fría dando cobertura a todos los cuadros medios del Nacional Socialismo alemán, colocándolos en puestos de importancia. Esa filosofía de la derecha europea de dar cobertura y apoyo a la ultraderecha, sigue existiendo en nuestros días.

  44. Gusta mucho engordar las cifras. La de 6 millones de judíos muertos es más simbólica que real. Solo en Auschwitz ha sido afirmado que aproximadamente 4 millones de personas murieron “a manos de los asesinatos nazis.” Hoy esa cifra se ha reducido a aproximadamente 1 millón, e incluye las muertes por todas las causas. A pesar de la reducción de aproximadamente 3 millones de Judíos de la cifra oficial de muertos de Auschwitz, sin embargo, la cifra de 6 millones nunca se ha ajustado en consecuencia, tampoco se ha ajustado para tener en cuenta cualquier elemento que demuestren claramente que es una burda inexactitud.

    • De ninguna manera han muerto, como nos han explicado hasta la saciedad, seis millones de judíos. De hecho la cifra de 1 millón bajará aún mucho, mucho más, si no cómo explicar que, después de la II Guerra Mundial, dos millones de judíos de Europa Central (presuntamente exterminados) hayan ido a poblar el nuevo estado de Israel.

      • El primer estudio científico sobre el tema fue el libro de Gerald Reitlinger “La solución final. Intento de exterminio de los judíos europeos”(1953). Reitlinger calculó en unos cuatro millones el total de judíos europeos exterminados por los nazis. En su monumental “La destrucción de los judíos europeos” (1961) Raul Hilberg estableció que los judíos aniquilados ascenderían a algo más de 5 millones. El libro de Hilberg (el trabajo de toda una vida) es un análisis minucioso del laberíntico entramado administrativo nazi. Sean 4, 5 o 6 millones hay que admitir que nunca antes el aparato burocrático de un Estado moderno había asesinado con tanta eficacia a un volumen semejante de personas y durante un período tan corto de tiempo.

  45. Gracias, Sabino, por la información. Ya conocía el libro y coincido contigo en la esterilidad de una guerra de cifras que, a la postre, me parece no conduce a nada. Que fueron varios millones parece bien asentado y eso me parece suficiente.

  46. El PIS, la formación nacionalista-conservadora es la ganadora de las elecciones generales celebradas en Polonia, al darle los sondeos una amplia victoria que le permitirá gobernar en solitario y desbancar a los liberales tras ocho años. La derecha gana terreno empujada por la crisis de refugiados.

    • El exterminio nazi, muy fuerte en Polonia, ha servido de ejemplo la derecha radical vuelve a tomar el poder con mayoría absoluta. A pesar de los bajos sueldos y la emigración trabajadora, esperemos que no surja otro Adolfo.

    • Su líder, Beata Szydlo, nació en Oswiecim, una ciudad que es más conocida por su nombre en alemán, Auschwitz. Se trata de uno de los santuarios de la Polonia conservadora, donde Szydlo, cuyo hijo se prepara para ser sacerdote en un seminario de Cracovia, se formó en los valores que defiende en política: familia, atención a las clases más desfavorecidas y respeto a la iglesia Católica como referente para la sociedad. Szydlo y su esposo Eduard, profesor, mantienen su domicilio en un pueblo cercano a Auschwitz, cerca de los padres de ella, y sus vecinos la describen como una persona humilde, que no se avergüenza de sus raíces y a la que no se le ha subido el éxito a la cabeza.

      • Pues a Beata le ha salido un competidor en Guatemala donde el cómico ganador de las elecciones Jimmy Morales ha declarado que su verdadero credo es “Dios, Familia y Honor”. Tras su fachada amable, el vencedor en Guatemala es un conservador patriotero y religioso.

      • Morales. Cómico, teólogo y economista. Es verdad es que los teólogos y los economistas dan mucha risa, hablan de lo que no tienen ni idea.

      • A Polonia se la denominaba la católica Polonia, la ultracatólica, un país reaccionario sin paliativos, cuya anomalía fue tener un gobierno comunista después de la II Guerra Mundial, impuesto por la dinámica de que la URSS aplastara al fascismo Europeo, a excepción de España. En cuanto se derrumbó la URSS, Polonia no tardó en volver a sus andadas ultraderechistas, emanadas de su clero reaccionario.

  47. Las nuevas generaciones de españoles no deben de ignorar los crímenes y el genocidio tan atroz que el franquismo y la falange nazi cometieron en nuestro País. Aún quedan, por sacar a la luz, decenas de miles de fosas en España.

  48. Luis Guillermo Perinat y Escrivá de Romaní, III marqués de Perinat, conde de Casal. Casó con Mónica de Oriol e Icaza, con quién tuvo solamente hijas. Es presidenta del Círculo de Empresarios. De su padre o abuelo se habla más arriba. Buena pieza, como ella.

  49. De hecho el régimen de Franco se manifestó propicio a colaborar con los nazis en el Holocausto. El 13 de mayo de 1941 se cursó a todos los gobernadores civiles una orden de la Dirección General de Seguridad ordenando que informaran sobre “los israelitas nacionales y extranjeros afincados en esa provincia”. Dicha orden estaba firmada por José Finat Escrivá de Romaní, conde de Mayalde, quien poco después sería enviado a Berlín como embajador de España y más adelante fue nombrado por Franco alcalde de Madrid. Este nefasto personaje entregó a Himmler una lista de 6.000 judíos españoles. Pero a este hecho concreto hay que añadir la diligente colaboración de Franco para tales propósitos criminales, así como la pasividad, los silencios y las ocultaciones a la opinión pública española, por parte de las autoridades franquistas, del desarrollo del Holocausto a lo largo de 1942, 1943, 1944 y 1945.

    • Un detalle interesante sobre el archivo judaico recopilado por los franquistas: entre los judíos fichados se encontraba el escritor falangista (camisa vieja) Samuel Ros, íntimo de José Antonio. Ros escribió en la dedicatoria de unos de sus libros: “A la raza judía que nunca aceptará un suelo limitado, porque en cada nación ella es y será sal y pimienta.” Ros hubiera terminado en una cámara de gas con camisa azul y todo.

  50. La interpretación del genocidio nazi se ha enmarcado en unas coordenadas historiográficas internacionales, si bien ha sido objeto de interés tanto para un amplio grupo de historiadores alemanes como israelíes. En cambio, la transición española ha sido un tema prioritariamente nacional, aunque tampoco han faltado los estudios que la han emplazado en una perspectiva comparativa, en relación con la llamada “tercera ola” que incluiría las transiciones portuguesa y griega, los procesos de democratización en América Latina o los vividos en Europa oriental tras 1989.

    • Es lo que se conoce como la querella de los historiadores, iniciada en 1986 por Ernst Nolte. La clave del asunto pivotaba entonces en discutir el estatus de Auschwitz (¿mal incomparable o espécimen de genocidio?), y plantear su incidencia en la actualidad (¿un hecho de tal relieve que no puede elaborarse ni normalizarse historiográficamente, provocando que la nación alemana quede marcada para siempre?, ¿o un episodio que debe relativizarse, al situarse en un panorama más amplio de violencia, tal y como argüía Nolte?)

      • Nolte incluyó los crímenes nazis en el contexto más general del período 1914-1945. El nacionalsocialismo sería la réplica contrarrevolucionaria a la amenaza representada por el comunismo ruso. De acuerdo con esta interpretación, el exterminio biológico nazi fue la respuesta al anterior genocidio de clase soviético. Los nazis temían el expansionismo soviético, pero a la vez imitaban a los comunistas rusos en sus políticas genocidas. El nacionalsocialismo sería a la vez enemigo y discípulo del bolchevismo. Estas teorías las expuso Nolte en su libro “La guerra civil europea 1917-1945. Nacionalsocialismo y bolchevismo” (1987). Durante la polémica de los historiadores, en la que también participaron Jürgen Habermas, Werner Maser, Andreas Hillgruber etc, a Nolte se le acusó con razón de intentar relativizar y minusvalorar el genocidio nazi. De alguna manera, el historiador alemán parecía dar por buena la propaganda nazi sobre el “judeobolchevismo” que amenazaba occidente y su necesidad de combatirlo a sangre y fuego. También negaba autonomía al fenómeno nazi, considerándolo un simple respuesta, hasta cierto punto obligada, frente al comunismo ruso. Pero obviamente fue Hitler quien invadió la URSS y no al revés, además de que en el discurso pangermanista, heredado por los nazis y muy anterior a 1917, el este de Europa debía ser colonizado por los alemanes en una nueva marcha hacia el este. Nolte estaba obsesionado por el anticomunismo y no consideraba al carácter ofensivo e imperialista, y no meramente defensivo, del nacionalismo pangermanista y luego del nazismo. Hoy sus teorías están desprestigiadas por completo.

  51. Foto: neonazis ucranianos exhibiendo una bandera de la OTAN (fondo izquierda). Unos 500 mercenarios de “Academi” (anteriormente “Blackwater”) dieron asistencia militar al gobierno de Kiev, surgido del golpe de estado en el que los grupos neonazis ucranianos desempeñaron un papel decisivo. La participación de las CMP (empresas de seguridad privada y compañías militares privadas) en conflictos como los de Ucrania, Irak y Siria, hoy en día constituye un hecho probado.

  52. Es muy posible que la identificación judaísmo=marxismo la hubiera establecido Hitler ya antes de la Primera Guerra Mundial, durante su desamparada juventud en Viena. En “Mi Lucha” recuerda que “me fui apoderando de todos los libelos Social-Democráticos que caían al alcance de mi mano, y busqué el nombre de sus autores; nada más que judíos. Estudié el nombre de casi todos los dirigentes, la mayoría de los cuales pertenecían igualmente al “pueblo escogido”; así se tratase de miembros del Reichsrat, de secretarios de sindicatos, de presidentes de organizaciones o de agitadores callejeros, por doquier se ofrecía el mismo cuadro siniestro. Los nombres de Austerlitz, David, Adler, Ellenbogen etc, vivirán por siempre en mi memoria. Una cosa comprendí entonces con claridad: la dirección del Partido, con cuyos defensores secundarios había yo disputado agriamente por espacio de meses, se hallaba casi por entero en manos de una raza extranjera; pues, para mi satisfacción íntima, conocí finalmente que el judío no era alemán. Sólo entonces llegué a comprender al corruptor de nuestra nación.”

  53. Dan un poco de grima las declaraciones de Luis Suárez Fernández en la presentación de su nuevo libro sobre Franco y el III Reich. “Ahora admira más a Franco”. Alguien vendrá que bueno te hará. Somos un pueblo cada dia mas cobarde, pero los refranes siguen igual de vigentes. Esto cada dia se parece mas a 1934… A ver quien lo arregla.

    • Según la ONU, el régimen franquistas dejo 119.000 desaparecidos en España, lo que nos sitúa al nivel de Camboya en cuanto a barbarie y matanzas. Admirar a su promotor es un ejemplo claro de el grado de corrupción moral de este país.

    • La opinión que de Franco tenía Hitler que expresa el entrevistado coincide con la versión que da Antony Beevor en su libro de la II Guerra Mundial. Este mismo autor mete la Guerra Civil dentro de la II Guerra Mundial, a la que considera una guerra no entre países sino entre ideologías. Aparte de esto, sentir admiración por Franco me parece muy fuerte, y no lo denominaría algo políticamente incorrecto sino cuando menos una falta de respeto hacia muchas personas y no saber apreciar muchas de las cosas que tenemos ahora, aunque se estén reduciendo, por eso muchos colocan al PP y su gente cerca de Franco, aunque les pese, en muchas cosas se parecen demasiado. Evidentemente, si en 40 años no hubiera hecho nada bueno es que ni haciéndolo aposta.

    • Es curioso que actualmente todos los fascistas dicen no tener ideología y ser neutrales. Defender a un golpista que implantó una dictadura, perdón un régimen autoritario, que fomentó diariamente el odio entre españoles, es simplemente impresentable. Además, es falso que otros historiadores puedan consultar libremente los archivos que (solo) él consulta. Yo acudí a una conferencia que este señor impartió sobre la Inquisición y de la que dijo, sin inmutarse, “que solo juzgaba casos espirituales”. De vergüenza.

  54. Franco asesinó a miles de españoles, y eso nunca se nos debe olvidar. Y el argumento de que si él no lo hubiera hecho lo hubieran hecho los otros no me vale, porque la realidad y la historia es la que es. Pero en España como tenemos que ser diferentes en todo, revisionistas, franquistas de a pie de calle, y justificadores del Régimen varios, sacan la lengua a pacer cada dos por tres, y pretenden que comulguemos con ruedas de molino los españoles de bien de izquierdas y de derechas, que por encima de cualquier ideología son demócratas. Con las dictaduras no hay ni medias tintas ni matices. Los asesinatos y el sometimiento de la población no se justifica con nada.

    • Fascismo, corriente política que se caracteriza por su ausencia de ideología política, ultra nacionalismo y ultra militarismo. El Nacional Catolicismo, estaba adherido a esta corriente hasta que a Franco por intereses espurios, se desmarcó después de la caída del Eje. En cuanto a la subida al poder de Franco mediante un golpe de estado. Nadie con dos dedos de frente lo puede negar, ya que lo que posteriormente se denominó cruzada y revolución, en el ampuloso lenguaje filofascista, fue un golpe de estado en toda regla. Estoy hasta el rodete de los paños calientes, y de intentar que veamos lo blanco negro

    • Este revisionismo que de unos años a esta parte parece estar en boga provoca vergüenza ajena. Franco era un dictador. Su dictadura duró 36 años. Durante ese periodo no hubo elecciones democráticas en España. No había libertad de reunión, de manifestación. Partidos políticos prohibidos, excepto FE. Ni libertad de prensa, ni de credo. Y ahora nos intentan vender lo maravilloso que era todo, el progreso que trajo y lo bien que se vivía entonces… Es muy, muy lamentable.

  55. Un revisionista de la caverna franquista de los que van quedando pocos. Franco tenía hasta un retrato de Hitler en su despacho como se puede ver en una fotografía en las memorias de Gil Robles. Entregó una lista de judíos sefardíes a los nazis de cara a la Solución final, envió a miles de divisionarios a luchar con los nazis en la II Guerra Mundial, que como consta en sus memorias vieron con desprecio a los judíos a su paso y callaron ante las persecuciones que ya estaban dando.Escribió consignas antisemitas bajo su seudónimo de Jakim Boor, dió asilo a algunos de los peores criminales nazis a los que se negó siempre a extraditar y se negó a repatriar a miles de republicanos pese al ofrecimiento de los nazis que terminaron muriendo en campos de exterminio.

    • Franco tuvo la foto de Hitler encima de su mesa de despacho hasta 1943. Luego la quitó por motivos obvios.

  56. A mi me gustaría que se hiciera lo que en tantos otros sitios, lo que se hizo en Alemania, lo que la ONU intenta exigir a España… nada más. En su momento, apoyé (y lo volvería a hacer si las circunstancias fuesen las mismas) la transición tal como se hizo. Pero ya ha pasado tiempo, se han callado los sables, y se puede dar dignidad a las personas y a la historia. Yo sólo he vivido (y cerca) la sangre de ETA, pero mis padres han vivido otras, la denuncia del vecino con envidia de esto o aquello, las vejaciones del alcalde (pero como digas algo, al trullo), etc. Mi padre era niño cuando lo echaron del pueblo, con mi abuela, después de ver fusilar (era obligatorio) a muchos otros en el pueblo por rojos. Tuvo suerte. A muchos otros los fusilaron. Por denuncias de vecinos. Proclamar ahora que eso era injusto, que fueron unos criminales, no es venganza, es justicia.

  57. Hitler eliminó a 6 millones de judíos, además de comunistas, gitanos y otros que consideraba hombres inferiores. En cuanto a Franco, lo de los 150.000 desaparecidos y los historiadores que lo dicen no me consta. Todos los que mató Franco fueron siempre con publicidad, consejo de guerra sumarísimo y ejecución, sería injusto y atroz pero en todo caso público, no desaparecidos. Una cosa fue lo que se hizo en la guerra, donde los republicanos también las hicieron gordas -pregunte al PSOE por las checas, la de Fomento por ejemplo y al PCE por lo de Paracuellos-, y otra cosa el gobierno de Franco tras la guerra.

    • Al margen de tantas tragedias particulares, siempre lamentables, resulta falso establecer parecidos entre el terror nazi y la represión franquista, por brutal que ésta última haya sido. El balance de la represión franquista es claro: Franco mandó fusilar a decenas de miles de españoles durante y tras la Guerra Civil; cientos de miles pasaron por cárceles y campos de concentración; alrededor de 400.000 españoles se exiliaron, muchos para siempre. Pero nunca existió un plan franquista para eliminar en masa a la mitad de los españoles. La franquista fue una represión general organizada, que destruyó todas las organizaciones de la izquierda española, persiguiendo duramente a sus militantes, hubieran o no cometido delitos. Fue una represión durísima y sistemática, pero no un genocidio. Un genocidio implica exterminar en masa a un colectivo con el objetivo de hacerlo desaparecer por completo. Franco no exterminó, ni tuvo la intención, a los 4 millones y medio de votantes del Frente Popular. Persiguió implacablemente, eso sí, a sus dirigentes, militantes y simpatizantes más comprometidos. En principio, la represión franquista fue extralegal; luego se erigió todo un sistema administrativo y legal represivo. Pero de ninguna manera en la España franquista se exterminó a seis millones de personas por sus características raciales. Tampoco se asesinó a los retrasados mentales. Y la represión en Cataluña y Euskadi fue sensiblemente más tibia que en otros lugares de España. La represión franquista no aplicó categorías raciales o étnicas sino ideológicas, políticas y de clase. Su objetivo era el escarmiento más que el exterminio. La dictadura franquista fue en sus primeros años brutal, vengativa y extremadamente represiva, pero no era la URSS stalinista ni la Alemania nazi.

  58. Hitler utilizó la misma técnica de comunicación política que utilizan algunos partidos hoy. Se trata de crear esperanzas en una sociedad desengañada con sus dirigentes. Mensajes cortos y repetitivos bien estudiados. Crear sensación de grupo unido contra el sistema. Símbolos de identificación. Discursos emocionales. Y … todo un rebaño de seguidores babeando a tus pies.

    • El huevo o la gallina; qué fue antes. Leyendo las memorias de su único amigo de la juventud se constata una personalidad singular, individualista, artística, austera, obsesiva, iracundo pero antibélico, anticapitalista, republicano y totalmente identificado con todo lo germano. Podría perfectamente ser cierto que el antisemitismo le vino o lo adoptó después. Pero antisemitas eran igualmente el resto de los europeos; no olvidemos los pogromos soviéticos contra los judíos en esos mismos años.

    • El nazismo se desarrolló exactamente igual que se está desarrollando el populismo en España: crack financiero en 1929, paro masivo, hordas clamando contra los especuladores internacionales, hordas clamando contra la banca, violencia en las calles, ataques a la clase política, patriotismo exacerbado, búsqueda de enemigos europeos y establecimiento de alianzas en el sur de Europa para luchar contra el norte.

    • Durante los años 1919 y 1920, Hitler se percató de que podría triunfar en la política si se apoya e incita el antisemitismo, que no se convierte en un elemento de primera línea del discurso de Hitler hasta al menos 1930. Basándose en los primeros discursos públicos de Hitler y en material de los diarios de su ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, se puede afirmar que incluso sus políticas racistas, que culminaron con el Holocausto y la muerte de al menos 6 millones de judíos, fueron tomadas en gran parte basándose en el oportunismo político.

      • Si bien un fenómeno de la importancia del ascenso de Hitler al poder obedece a una multiplicidad de causas, es indudable que sin estas tres los nazis no hubieran pasado de ser una pequeña secta de maniáticos de extrema derecha: primero, el resentimiento nacional generado en Alemania después de 1918 por el Tratado de Versalles. Los aliados vencedores mutilaron territorialmente Alemania y agravaron su delicada situación económica con el pago de las indemnizaciones de guerra; segundo, la ausencia de una cultura política liberal que fuera el fundamento de la República democrática de Weimar. Las élites rectoras alemanas en lo cultural, religioso, administrativo y militar seguían vinculadas espiritualmente al imperio guillermino y su tradición nacionalista-autoritaria. Estos sectores antidemocráticos no eran exactamente nazis, pero vieron bien la disciplina social impuesta por Hitler en el interior, con la destrucción de la débil democracia de Weimar, y su política revisionista y expansionista en el exterior. No abrieron los ojos hasta el intento de atentado de julio de 1944. Tercero, la crisis económica de 1929 que golpeó duramente a una sociedad alemana que había sufrido todo tipo de traumas desde la derrota de 1918 (las revoluciones/contrarrevoluciones de los años siguientes, la hiperinflación etc). A partir de 1930 los sectores de clase media se vieron empujados hacia los nazis como consecuencia de la desintegración de los partidos conservadores y liberales. Así pues, el NSDAP ocupó prácticamente todo el espacio político desde el centro hasta la extrema derecha. Pero no se puede culpar a “todo el pueblo alemán” del asalto al poder por parte de Hitler. Los nazis obtuvieron sus mejores resultados en las elecciones legislativas de julio de 1932, cuando sacaron el 37,4 de los votos y 230 escaños. Las elecciones se repitieron en noviembre de ese mismo año. En esta ocasión los nazis bajaron al 33%, perdiendo 2 millones de votos. A comienzos de 1933 muchos consideraban a Hitler un cadáver político. Lo que luego sucedió tiene un nombre: sucesión de intrigas políticas entre las élites derechistas tradicionales que acabaron con Hitler empuñando la batuta. El ex canciller católico señor Von Papen convenció al anciano presidente de la República de Weimar mariscal Paul von Hindenburg para que nombrara canciller a Hitler (un monárquico reaccionario como Hindenburg al frente de una democracia parlamentaria no era precisamente la mejor garantía para su supervivencia). Papen suponía que con él como vicecanciller en un gabinete presidido por Hitler y con mayoría de ministros no nazis la situación estaría bajo control. Pero las cosas no sucedieron exactamente así: al poco tiempo Papen fue expulsado del poder, enviado como embajador a Ankara y Hitler y sus muchachos dominaban toda Alemania. Fue la derecha conservadora la máxima responsable de la llegada de Hitler al poder. Querían liquidar lo que quedaba de democracia alemana (desde 1930 la actividad parlamentaria estaba paralizada en Alemania a causa del ascenso de comunistas y nazis. Únicamente se podía gobernar gracias a los decretos emanados del presidente del Reich) y pensaron que Hitler era el agente ideal para esta misión. Soñaban con un Hitler dócil, una especie de Mussolini germánico. Se equivocaron para desgracia de Alemania y de toda Europa.

    • Franco creó el mito de ‘el hombre que se le paró a Hitler. La verdad es que tuvo más fortuna geopolítica que otra cosa. Si Hitler le hubiera dado lo que pedía [aspiraciones territoriales en África, sobre todo], Franco hubiera entrado en la Guerra Mundial. Pero Hitler prefirió a la Francia de Vichy como aliada.

  59. Los fascistas del capitalismo se han reinventado por obra y gracia del capitalismo neoliberal cual les dejó en la legalidad después de llevarnos a dos guerras mundiales para justificar la tercera… una irracionalidad suma tener a estos idearios y sus creencias religiosas en la legalidad democrática… por ello esta es una falsedad.

    • Este energúmeno imita a los yihadistas: quería crear células terroristas a través de internet con el sano propósito de destruir al “sistema” (el sistema era como llamaban los nazis a la República de Weimar). Una vez más, los extremos se tocan.

  60. Estimados amigos, tengo el placer de anunciar que acaba de publicarse “La guerra continúa. Voluntarios españoles al servicio de la Francia libre. 1940-1945”. Se trata de una obra dedicada a la historia de aquellos españoles, hombres y mujeres, que tras refugiarse en Francia o en los territorios que esta controlaba en el norte de África en 1939, decidieron continuar en Europa el combate que contra el fascismo iniciaran en España en 1936, esta vez poniendo al servicio de los ejércitos de la Francia libre que comandaba De Gaulle. Espero que sea de vuestro interés.

  61. José Finat y Escrivá de Romaní es otro de los franquistas reconocidos en la capital. Fue director General de Seguridad en la época más siniestra del franquismo para más tarde ser nombrado alcalde Madrid. El Conde de Mayalde fue quien dirigió la represión. Era germanófilo y jugó un papel siniestro, ya que fue el responsable de las represiones a los republicanos, las torturas y los paseos-traslados de los presos hasta las afueras de las ciudades para ejecutarlos.

    • Este conde fue también responsable de la creación del Archivo Judaico, un archivo elaborado por los Gobiernos Civiles y a través de cuya documentación se controlaba los judíos que residían en España a través de las instrucciones del gobierno de Hitler.

      • Este personaje fue uno de los tres héroes que apalearon al cantante de copla Miguel de Molina recién terminada la guerra civil. El delito del coplero era haber actuado para el ejército republicano y ser homosexual. Años más tarde, en una entrevista, Molina acusó al también jerarca falangista Sancho Dávila de ser el segundo agresor. ¿Quién sería el tercero? Se admiten apuestas. La entraña de los vencedores de 1939 queda al descubierto con estas anécdotas trágicas.

    • Mira, con lo del Conde de Mayalde ya tiene la embajada de Israel algo de lo que ocuparse, ahora que parece que lo de Zapata ya no les da más de sí.

  62. Marta Rivera está ahora en el foco de la polémica por unos tuits escritos en junio de 2014 sobre el Holocausto. “Los judíos lo pasaron fatal en los campos de concentración, pero el holocausto tiene una explicación política”, escribió el 30 de junio de 2014. La dirección del partido está este jueves estudiando el caso y tomará una decisión al respecto. Le están montando una historia a esta mujer. Toda una sarta de mentiras. No es hitleriana ni nada por el estilo.

    • Es impresentable que se ataque a esta señora por este motivo. Está contestando a Iglesias sobre un comentario que si que es despreciable por parte del dirigente de Podemos, acerca de justificar a ETA por sus motivos políticos. Ella comenta que el nazismo también lo tenía con su ideología fascista (que es la misma que la de ETA) y que porque ambas la tengan, no se justifica en ningún caso. Si alguien no está de acuerdo en ésto, y se le quiere dar la vuelta por motivos electoralistas, allá ellos, pero que no nos traten de tomar el pelo volviendo a Marta como la mala de la película. Impresentables el resto de partidos y los medios que no ofrecen a sus lectores editoriales o artículos de opinión que defiendan ambas posiciones.

      • ¿No lo entiende usted? La decisión de exterminar a los judíos fue llevada a cabo meticulosamente desde las más altas esferas de poder nazis, que eran quienes controlaban el gobierno alemán de entonces. No fue una ocurrencia descabellada y espontánea de un grupo de extremistas ajeno al poder o a la política, pues ¿Te suenan las leyes racistas de Nuremberg de 1935? Pues hasta la conferencia de Wansee, en 1942, el camino fue progresivo. Sin guerra no habría habido genocidio. Y sin Hitler no habría habido guerra. Y Hitler era un político.

    • En un país donde el antisemitismo es de lo más común, “pensamientos” de tal calado hasta pueden pasar por tomas de posición valerosas en algo siempre espinoso como es la cuestión judía (y por detrás, Israel). Evidentemente, la polémica está traída por los pelos para denigrar al contrincante y sacar réditos electorales. Ahora bien, la señora esta ha dado muestras de que su pensamiento en más bien tirando a “débil”, pero débil mental. Si esto es el exponente de la propuesta cultural de C’s, pues ¿qué quieren que les diga? …que los judíos lo pasaron pero que muy mal y que la inteligencia de la señora no va muy lejos.

  63. Más perlas de la señora Rivera. Lo del contrato es para reventar de la risa. “El contrato único no existe en ningún país europeo. No me parece buena idea probarlo en un país sumido en una crisis de empleo”. “Es fácil protestar por el copago sanitario pero,…y si el sistema se colapsa? No es mejor empezar a pagar ahora 1 € por ir al médico?”. ” Y si el sistema revienta por falta de recursos? Y si, por no asumir ahora un copago mínimo, un día sólo hay médicos privados?

  64. Lo que mas me flipa es eso de “los judíos lo pasaron fatal”, no señora no lo pasaron fatal, fue mucho peor , los despojaron de su condición de personas, los humillaron , los ultrajaron, fueron despojados de sus bienes, sus mujeres violadas, los asesinaron con una crueldad horrenda, otros se murieron de hambre y otros de agotamiento, y los que no en las terribles cámaras de gas, decir de todo esto que “lo pasaron fatal”, es quedarse muy corta, supongo que no quería minimizarlo intencionadamente.

    • Seis millones de muertos con ensañamiento de niños de todas las edades, etc. nunca pueden tener una explicación, ni política, ni coherente. Es la obra de la barbarie de unos monstruos, sin más.

      • Pues sí, Marta Rivera de la Cruz tiene razón: los judíos lo pasaron fatal en los campos de concentración; tampoco lo pasaron mejor en los ghettos; y por las zanjas de la retaguardia soviética y los campos de exterminio polacos los judíos pasaron tan rápido que duraron “el tiempo de un suspiro”, por decirlo con una conocida expresión. Tampoco es un error decir que su muerte se debió a causas políticas, porque fueron los dirigentes políticos de Alemania, empezando por el jefe del Estado, quienes decidieron el exterminio, tras cancelar la opción de la emigración forzosa. Otra cosa es cuando se intentan justificar barbaridades con el singular argumento de que si sus autores obedecían a un designio político a lo mejor es que tenían alguna razón. Cosas así se escucharon mucho en este país cuando los crímenes de ETA. “Las acciones de ETA -nunca atentados, eufemismos siempre, como solución final- son la expresión de un conflicto político no resuelto entre el pueblo vasco y el Estado español.” Y el ufano portavoz abertzale que hacía esta declaración se quedaba tan satisfecho, porque la lectura que hacía su parroquia de miserables era: los culpables de estas acciones son los españoles por no sentarse a negociar con la organización una salida política al conflicto. Pero, obviamente, que criminales políticos como los etarras o los nazis desplieguen todo tipo de artimañas ideológicas para justificarse no les da ninguna razón. En realidad, resultan todavía más asquerosos. Decía don Pío Baroja que la crueldad, como la estupidez, cuanto más adornada más repulsiva.

    • Decía Rosa Sala Rose en su Diccionario de mitos y símbolos del nazismo que Hitler se ha acabado por convertir en el secularizado mundo occidental en el equivalente funcional del demonio. El dictador alemán representa el “mal absoluto” para la imaginación popular, dejando de ser un personaje histórico dentro de unas circunstancias concretas para acceder a la condición de símbolo. Curiosamente, Hitler era casi un Dios para los nazis más exaltados; ahora es prácticamente un demonio. Y todo los objetos que tengan que ver con el demonio son fetiches dotados de un aura de maldad sobrenatural; son instrumentos maléficos que te pueden “poseer” al menor descuido. Es lo que sucede con Mein Kampf: como es el libro escrito por el malo por excelencia su posesión (ya no su lectura, porque nadie lo lee) puede acarrear graves desgracias; la más grave, que uno se convierta en “nazi.” La verdad es que todo este tabú irracional acerca de Mein Kampf es de un ridículo supino. Mein Kampf es la autobiografía del personaje histórico que más impacto ha tenido en el siglo XX. Además, Hitler no sólo cuenta su vida (con muchas manipulaciones) sino que también expone su detestable ideología y sus proyectos políticos con gran franqueza. Por estas dos razones, cualquier aficionado a la historia debe leer Mein Kampf, pese a que es un librejo farragoso, bastante aburrido e intelectualmente ínfimo. Pero para rechazar primero hay que entender.

  65. Un informe médico de Hitler revela que sólo tenía un testículo. La obra ‘Hitler como prisionero en Landsberg am Lech, 1923/24’, del historiador Peter Fleischmann, recoge el acta firmada por el doctor Josef Brinsteiner en la prisión de Baviera que señala que el dictador padecía “criptorquidia del lado derecho”. Tremendo testimonio.

  66. El Gobierno alemán ve positivo leer críticamente ‘Mi lucha’ en la escuela. Adolf Hitler expuso su ideario nazi en el libro cuyos derechos de autor han caducado este año. Aunque lean Mein Kampf ” críticamente” no hay garantías de que los estudiantes alemanes, al salir de la escuela no vayan directamente a invadir Polonia.

    • Yo he leído el libro y no me ha pasado nada. Leí El Estado y la Revolución y tampoco. Creo que eso me ha ayudado a responder ciertas preguntas interesantes que cualquiera debería plantearse. El que es imbécil lo va a ser, lea o no Mein Kampf, y de hecho, prohibiendo el libro lo que se hace es fomentar que los imbéciles sin capacidad crítica lo busquen por su cuenta para dar rienda suelta a su vena “rebelde”. Mein Kampf sin un Hitler no es peligroso, y los neonazis si no hubieran tenido al alcance este libro, se dedicarían a dar palizas a inocentes por cualquier otro motivo. Leer Mein Kampf sabiendo quien lo escribió, y en que derivó su “proyecto”, creo que puede hacer en los jóvenes más bien que mal. En conclusión, que quien es un tipejo, (por decirlo suavemente), no va a dejar de serlo porque prohíban el libro, y quien tiene altura de miras aprenderá mucho con una lectura crítica. Y hago un apunte más personal: Me cuesta pensar que alguien se pueda ver influenciado por la lectura de “Mein Kampf”, puesto que el libro es un coñazo. Hitler como orador era brillante, como escritor… no tanto.

    • Leer tu historia siempre es enriquecedor, aunque sea como la nuestra de terror, pero aprendes cómo determinados iluminados con sus ideas pueden ser catastróficos para la convivencia y la paz, el horror nazi surge por la injusticia por la ambición y la explotación de los seres humanos, el paro el frío y el hambre hacen posible el nacimiento de un partido nacional socialista, acogido por toda Europa como solución.

    • Pues no estaría mal que en los colegios españoles se analizase la figura de Franco a través de la película “Raza” , un delirante ejemplo de nacional-catolicismo que aplicó a los españoles mediante su aliada incondicional la iglesia católica.

      • ¿Y por qué no se van a poder leer los textos de los teóricos nazis al igual que se leen los libros de pensadores liberales, conservadores, anarquistas o marxistas? Quien lea “Dios y el estado” de Bakunin, por ejemplo, no tiene por qué terminar ácrata perdido y deseoso de lanzar una bomba de clavos contra una procesión religiosa. Sencillamente, tendrá acceso al pensamiento de un importante revolucionario y teórico social decimonónico. Y lo mismo sucede con otros autores, aunque muchas de sus ideas sean discutibles o no coincidan con la sensibilidad de hoy día. El francés Cèline escribió uno de las novelas más brillantes, feroces y críticas del siglo XX: Viaje al fin de la noche. Un libro capital, comparable a la obra de Proust, Joyce o Kafka. Pues bien, el rebelde Cèline era un ultraderechista convencido y un antisemita rabioso admirador de los nazis; que se sepa, no cometió ningún delito, aunque sus ideas eran lamentables. Cèline era un fascista, pero también bastante mejor escritor que Almudena Grandes o Dulce Chacón. En el otro extremo, otro gran escritor y memorialista: el soviético de origen judío Ilyá Ehrenburg, secuaz de Stalin y autor al final de la Segunda Guerra Mundial de horrendos y vengativos panfletos destinados al ejército rojo en donde exigía pasar a cuchillo a los alemanes y violar a las alemanas. Pero este hombre también escribió libros notables (algunos de tema español, como “España. República de trabajadores”) y ayudó a bastantes a escapar de las iras de Stalin. ¿Lo prohibimos también? Creo que la lectura no engendra por lo general ninguna violencia; la gente que anda con un libro debajo del brazo suele ser bastante más reflexiva y pacífica que la media. En general, son los aficionados a controlar las lecturas ajenas los peligrosos y fanáticos. Además, intentar establecer un canon políticamente correcto de libros “admisibles” puede llevar al resultado de que muchos grandes autores clásicos deberían ser prohibidos: Platón y Aristóteles por defender la esclavitud; Shakespeare por machista; Calderón por contrarreformista; Baroja por antisemita; la Biblia y el Corán por sexismo e incitación a la violencia. Sería una situación absurda. Los libros salidos de la pluma de nazis y fascistas tienen que estar en el mercado con toda normalidad, al margen de que su contenido sea repugnante para una conciencia tolerante y democrática. ¿Que puede haber algún loco que tras leer Mi Lucha decida pasar a la acción? Podría ser, aunque lo considero una posibilidad remota; pero también el Corán inspira a miles de terroristas y nadie piensa en prohibirlo. Por no hablar de una subcultura audiovisual que en muchas ocasiones no es más que apología del sexo, la violencia y la incultura más atroz. ¿La prohibimos también? Repito: nadie se convertirá en nazi por leer a Hitler o Rosenberg; nadie se enfundará la camisa negra o azul por comprar libros de Gentile, Mussolini o Ledesma Ramos. ¿Un señor que tenga en su biblioteca el Capital de Marx tiene que ser por fuerza marxista? Es posible (no es delito; ser un fascista, tampoco), pero lo más seguro es que sea economista, historiador o sociólogo. Los libros contienen ideas, pero quienes deciden son las personas. En mi opinión, los libros “fascistas” se deberían poder adquirir sin problema.

  67. Horror! Polonia se propone controlar el Tribunal Constitucional y los medios de comunicación. Nada que no haya hecho el PP en Madrid durante los últimos 4 años, con bastante efectividad, por cierto. Que yo sepa la UE no ha amonestado a España por eso!. Está muy bien que nos preocupemos, con razón, de Polonia y Hungría, pero bastante trabajo tenemos en España, dónde se ha hecho lo mismo, y dónde desde Madrid emiten más medios ultras que desde ninguna otra ciudad europea.

    • Me sorprende que la UE vaya de gallito pero después las pase todas. Este partido sigue los pasos de Viktor Orbán pero con aún más apoyo social. Ni mentí ni exageré cuando publiqué que Polonia llevaba un rumbo autoritario peligroso y que arrastraría más países… ¿No han aprendido del Holocausto que tanto les hizo sufrir?

    • La Unión Europea destruye Europa. Europa debe construirse contra la Unión Europea. ¿Con qué autoridad puede la UE criticar a gobiernos autoritarios como el de Hungría o Polonia cuando un órgano que nadie ha elegido revisa y enmienda los presupuestos de cada país, y cuando la emisión de moneda está encomendada a un BCE que no responde ante nadie? ¡Cuánta razón tiene Varoufakis!

  68. Diego Gaspar, doctor en Historia, se sumergió durante dos años en los archivos franceses para trazar el perfil de los “españoles franceses libres”, soldados que combatieron durante la IIGM por la liberación de Francia. De esa investigación surge ‘La guerra continúa. Voluntarios españoles al servicio de la Francia libre (1940-1945)’ (Marcial Pons). En este libro, Gaspar sigue de forma exhaustiva los pasos de unos 1.150 hombres que dedicaron toda su juventud a combatir y que, al final del conflicto, tuvieron que lidiar con la frustración de no ver a Franco desalojado del poder.
    http://www.eldiario.es/aragon/cultura/soldados-espanoles-combatiendo-Francia-Libre_0_475952544.html

  69. Para que una panda de degenerados acceda al poder total, con todo lo que eso conlleva, hace falta una mirada de complicidad, un guiño complaciente del grueso de la población, las cosas no se dan por generación espontánea simplemente. No es la primera vez que el pueblo alemán culpaba de todo lo malo al conglomerado judío y trataban de establecer pogroms en consecuencia, sólo que no habían tenido una oportunidad igual. Y bien que la tomaron.

    • Anna. Pues claro que hacen falta apoyos. Pero recuerde que cuando Hitler consiguió el poder absoluto, lo primero que hizo fue liquidar a la oposición; comunistas, socialistas y resto de partidos. Es como si Vd. dijese que la culpa del franquismo la tuvieron los españoles, y en este caso, ¿Qué pasa con los republicanos, monárquicos, socialistas y otros? Podemos decir que la culpa la tuvo una parte del pueblo alemán, los nazis, pero no todo el pueblo. Y es cierto que el antisemitismo estaba muy extendido, no solo en Alemania, sino en otros países de Europa, pero claro, una cosa es el antisemitismo, y otra transportar millones de personas en trenes de ganado a las cámaras de gas e incinerarlos. Incluso los nazis no sabían que iba a ocurrir lo que ocurrió, porque en principio pensaban deportar a los judíos a Madagascar. Lo del Holocausto no estaba planificado. Surgió sobre la marcha después de la invasión de Rusia. La “brillante” idea de los que asistieron a la conferencia de Wannsee el 20 de Enero de 1942.

      • ¿Qué hacían los españoles en tiempos de Franco para impedir los fusilamientos? ¿Qué hicieron los argentinos en la dictadura de Videla para impedir los vuelos de la muerte? ¿Qué hicieron los camboyanos para impedir las matanzas de Pol Pot, o los rusos para impedir las purgas de Stalin? Pues ninguno de estos casos se compara con la dictadura nazi. Ninguno. Levanta la voz, y al día siguiente se encontraba en el campo de exterminio acompañado de su familia. Y a pesar de eso, Hitler sufrió más de 15 atentados. En el último mataron a más de 40 altos oficiales y cientos de civiles, colgándolos de un alambre. Sin olvidar a los estudiantes de la Rosa Blanca que fueron decapitados. Tal como ocurrió en España, en la cual algunos eran franquistas pero la mayoría no, también sucedió en Alemania. Una cosa fue ser nazi, y otra no tener otro remedio que soportar la dictadura. Culpar a todo el pueblo en general, está fuera de lugar.

  70. ¡Ojalá no se vuelva a repetir un genocidio tan abrumador como el que llevaron a cabo los nazis con los judíos, los jemeres rojos, Ruanda, etc, etc! Lo que me hace reflexionar es dónde está la frontera entre colaborar voluntariamente y colaborar amenazado. En esos casos tan terribles, el soldado que no cumple órdenes es fusilado sin contemplaciones, si deserta es fusilado. ¿Quién sabe, por ejemplo, si el que habría la llave del gas era un prisionero judío obligado? Es difícil valorar si alguien participa en esos crímenes obligado por temor a perder su vida o voluntariamente para medrar o como sadismo. Ojalá nunca nos veamos en esa tesitura. Y no hay que olvidar que para que el mal triunfe, basta con que los buenos no hagan nada.

  71. Existe otra teoría distinta a la que sostienen que fuese Chamberlain quien inspirase el racismo contra los judíos en Alemania. Esta otra versión sostiene que la noción de “Conspiración judeo-masónica” a la que había que combatir, encuentra sus raíces lejanas en el “Protocolo de los Sabios de Sion”, que es un escrito de origen ruso, si mi memoria es buena.

    • El premier británico, Lord Salisbury, explicó esta idea en un discurso de 1898, año clave del triunfo de su país y de desastres para otras naciones europeas en el ámbito colonial. La Revolución Industrial y sus aplicaciones tecnológicas y militares habían producido una división entre los países del mundo. Por un lado, estarían las naciones vivas, que se irían fortaleciendo cada vez más y, por otro, las moribundas, cada día más débiles.

  72. La lección del Holocausto. Las dos últimas leyes de Educación incluyen el estudio obligatorio del mayor crimen nazi, pero su enseñanza depende del ritmo de clase y las preferencias del profesor. Ningún estudiante de Educación básica debería terminar sus estudios sin conocer las causas y consecuencias de la guerra civil española.

  73. El Tema del Holocausto es un tema tan sensible que debería ser tratado con mucho cuidado. Es una página de la Historia a tener presente, muchas páginas de la Historia son de tratamiento tan sensible y tan dramáticas como el Holocausto y deberían estudiarse desde el simple punto de vista de conocer la Historia y sacar conclusiones de lo que no debería repetirse, como por ejemplo, la Inquisición en España. Bien está que las nuevas generaciones conozcan toda la Historia y sería de esperar que la razón y la nobleza del ser humano ayudarán por sí mismas a entender lo que estuvo bien y lo que estuvo mal. Es difícil tratar en unas aulas de determinados hechos sin caer en el análisis superficial que podría desembocar o bien en adoctrinar ideológicamente o bien en la polémica que ya nada resuelve y sobre todo en inculcar ideas a quienes su juventud presenta terreno abonado para cualquier ideología.

  74. El Holocausto o Shoah no se refiere a los muertos por la dictadura nazi en general, sino sólo y específicamente a las víctimas judías por fusilamientos en la campaña del este y en los campos de exterminio. El Holocausto es específicamente judío y afecta sustancialmente a los países que lo implementaron (Alemania, Croacia, Hungría) y a los ciudadanos de los países que lo sufrieron (alemanes, croatas, húngaros, soviéticos, entre otros. En ese sentido es un fenómeno perfectamente ajeno a la historia de España. Para entender y denostar el racismo sin referencias a nuestra historia, si de eso se trata, es más útil analizar la tremenda lucha sobre los derechos civiles de los negros en la democrática Estados Unidos en los años sesenta, y en concreto, sobre la abolición de la segregación racial en los centros educativos del sur o sobre la supresión de la prohibición en ese país del matrimonio entre blancos y negros, indios, asiaticos, etc… que en los años treinta existía en 30 estados de la Unión.

  75. Mucha y buena razón. Sin embargo creo que en España aún faltan algunos años para que la gente comprenda que lo que pasó con la guerra civil no fue “culpa” de una ideología concreta y que se debería de enseñar desde un punto neutral, aportando datos tanto por un lado como de lo que pasó en el otro y que cada uno entonces saque sus conclusiones sobre quien es quien. En mi caso, no hay razón ni motivo que justifique lo que pasó. Pero para gustos colores como se dice. Saludos

  76. Un importante historiador norteamericano, Arno J. Mayer, decía que más que Holocausto habría que hablar de holocaustos, porque los nazis organizaron al menos 4 grandes exterminios premeditados y en masa; a saber: la masacre de al menos 5 millones de judíos europeos entre 1941 y 1945 conocida luego como Holocausto o Shoah; la matanza de más de tres millones de prisioneros de guerra soviéticos (casi el 60% del total) sobre todo en 1941 y 1942; el asesinato de entre 250.000 y medio millón de gitanos europeos; y el exterminio medicalizado e industrializado (sirvió de ensayo para el Holocausto) de unos 100.000 enfermos y retrasados mentales en el plan de eutanasia perpetrado en secreto entre 1939 y 1941. Hay autores (Götz Aly, por ejemplo) que elevan esta última cifra a 275.000. Bien, estos son los diferentes “holocaustos” nazis; y eso sin contar los varios millones de eslavos (polacos, rusos, ucranianos, bielorrusos, yugoslavos) aniquilados por las hordas de Hitler o por sus secuaces colaboracionistas no alemanes. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Holocausto? ¿Sólo de la memoria exclusivista sionista? Menos propaganda y más rigor es lo que se necesita.

  77. Ordenan el secuestro de ‘Mein Kampf’ en Brasil. La Fiscalía de Río de Janeiro ha solicitado a los tribunales brasileños que impidan la publicación del libro de Adolf Hitler a dos editoriales
    Los derechos de autor de Mein Kampf (Mi lucha) han vencido este enero, coincidiendo con los 70 años de la muerte del líder nazi. ¡Bien hecho! No es un libro recomendable precisamente, a menos que se tenga un bagaje cultural algo más que “de andar por casa”. En Francolandia seguro que los que no lo tengan se lo rifarán.

    • Ahí le has dado, hay que tener suficiente bagaje cultural para interpretar bien lo que se lee, aunque no se aplica a lo que se pone en la televisión y en el cine. En cuanto a “Mi lucha” lo intenté leer por curiosidad y, sin ser alemán, eso es un libro aburrido hasta el tedio. Realmente no pude entender la pasión que levantó en Alemania, a principios del siglo pasado, porque me resulta un tanto incomprensible que levante pasiones fuera de ese contexto, porque es verdaderamente tedioso. Esto todo es producto del morbo. Si está prohibido… Y luego, los que lo consigan lo arrinconarán en lo más profundo de su estanterías cuando hayan comprobado que es incomible y que tenerlo no es políticamente correcto, según las películas y la televisión, claro está.

  78. Todos conocemos la malsana obsesión por la pureza de la sangre y de la raza que tenían Hitler y el nacionalsocialismo.
    La barbarie cometida con el asesinato masivo de judíos, gitanos, personas con taras físicas y deformidades, personas con enfermedades mentales… fue llevada a cabo de forma meticulosa y eficaz. Pero esto sólo era una parte del plan del nazismo para conseguir la supremacía de la raza aria. El programa Lebensborn era la otra parte necesaria para conseguirlo.
    Antes de entrar más a fondo en el tema debemos comprender un concepto clave: la eugenesia.

    http://traslanubedeoort.com/lebensborn-punta-de-lanza-nazi/

  79. La historiadora Marlis Steinert define muy bien la naturaleza del nazismo: “Tiene sus orígenes en el mismo terreno socioeconómico y cultural que el fascismo italiano y otros movimientos europeos semejantes; su totalitarismo se inspira, en parte, en el de Italia, pero lo supera de lejos y se aproxima más bien al estalinismo. Lleva además un sello específicamente alemán, especialmente el de su jefe. La misma observación se aplica a la definición del concepto de revolución. Se trata de una forma alemana de revolución que pretende anular las de 1789 y 1917 (por lo tanto una contrarrevolución), no con un propósito de reacción y de regreso al pasado, sino con uno alternativo en el ámbito sociopolítico. Es sui géneris, pues su visión del hombre nuevo es biológica, basada en teorías socialdarwinianas tendientes a la eliminación de todo lo que es considerado débil, indigno de vivir, y apuntando a la creación, por la crianza o por experimentaciones médicas y genéticas, de mejores representantes de la raza humana.”

  80. La deriva ultra de Polonia alcanza a los historiadores que denuncian los crímenes contra judíos. Varios historiadores polacos denuncian el intento del Gobierno de retirar una condecoración a Jan Tomasz Gross por afirmar que muchos polacos fueron cómplices en las matanzas de judíos.

    • Los soviético se cargaron 15000 militares y funcionarios polacos en Katyn, los nazis arrasaron el país, pero la población judía polaca fue denunciada por el resto de la población. Igual que Frankito que dejó que los nazis se cargaran en los campos a todos los exiliados republicanos que pudieran. Gentuza por todas partes (no les pregunten a los judíos de Israel sobre qué hacen con los palestinos, claro).
      Conclusión: no hemos aprendido nada del periodo de los fascismos europeos y de la Segunda Guerra Mundial. Repetiremos asignatura.

    • El polaco medio de la época era igual de antisemita que el alemán medio de la época. Y tras la invasión fue en general colaborador con las persecuciones de judios.
      Que Polonia fuera invadida y el pueblo polaco fuera victima de otras potencias, no borra dichos hechos.

    • En Polonia la ocupación nazi fue tan brutal que no existió prácticamente colaboracionismo alguno con los invasores. Se decía: los judíos mueren por nada, los polacos por casi nada. De los aproximadamente 6 millones de muertos que sufrió Polonia entre 1939-1945, la mitad fueron judíos y el resto polacos “arios.” Es cierto que el antisemitismo polaco era muy intenso. Antes incluso de la guerra se habían aprobado en la República Polaca ciertas leyes discriminatorias contra los judíos estableciendo cuotas en la administración, la educación o las profesiones liberales. Hay que entender que la Polonia de entreguerras era un régimen autoritario, militarista (ahí estaba el ejemplo del mariscal Pilsudski, muerto en 1935 y considerado el padre de la patria) y con ciertos rasgos fascistoides. Pero también era una sociedad multicultural (al lado de la mayoría polaca existían grandes minorías de judíos, húngaros, checos, ucranianos o alemanes), regida por leyes y no por la arbitrariedad. Todo este complejo sistema de un Estado autoritario, plurinacional y nacionalista, tan antialemán como anticomunista, se vino abajo con la invasión nazi-soviética de septiembre de 1939. A partir de ahí, un espanto que engulló al 20% de la población. Los nazis se cargaron a los judíos polacos sin necesidad de ayuda polaca, aunque en ocasiones estimularon los odios antisemitas más primitivos del campesinado o de la plebe urbana. Y el resultado fueron pogroms (sobre esto existe un libro de Jan T. Gross muy interesante: “Vecinos”). Más aún, se dieron matanzas de judíos polacos años después del final de la guerra. De los tres millones de judíos polacos censados antes de 1939 (Varsovia o Cracovia tenían un 30% de población judía) no quedaron más que unos pocos miles.

  81. Estamos en una especie de 3ª guerra mundial con dos frentes principales;
    -uno euroasiático, con una línea que va precisamente desde Polonia hasta el Golfo Pérsico
    -y otro en el Pacífico, con una línea que divide Corea y marca los límites del mar de China.
    Echad un vistazo a un mapa y lo veréis con claridad.
    Polonia, en su rechazo visceral a Rusia, se ha echado en brazos de un diablo todavía peor.
    Parece que Occidente lleva las de perder; es evidente que Rusia, China, Irán, son las potencias que están ganando terreno.

  82. Seguramente no sólo el PP se tendría que disolver sino el Poder Judicial casi al completo. A un gobierno de cambio le espera un hueso duro de roer con la justicia franquista, que está incólume y que se manifiesta no sólo en sentencias como la de los titiriteros, sino en la no corrección por parte del propio poder judicial de esa sentencia insostenible y que tengan que ser las organizaciones populares las que acusen al juez y a la fiscal de prevaricadores. ¡Queremos otro Poder Judicial ya!

    • Lo de este economista es escandaloso. Está bien que denuncie el subdesarrollo social de España, pero no que ejerza de historiador-inquisidor a tiempo parcial porque no tiene ni idea de lo que habla. Decir que “Dalí y Josep Pla fueron grandes responsables de la represión fascista” es un absurdo sin pies ni cabeza. Pedir que sus nombres sean eliminados del callejero español un dislate digno de Torquemada. De hecho, Dalí permaneció fuera de España durante toda la guerra. Sencillamente, Pla y Dalí eran de derechas y colaboraron con el bando franquista porque con él se sentían identificados, al igual que otros intelectuales apoyaron a la España republicana. En ningún caso hay nada que reprocharles ni a unos ni a otros. Es inaudito el sectarismo, el guerracivilismo y el revanchismo de algunos. Estas son las consecuencias de la llamada memoria histórica: intentar borrar de la historia aquellos personajes y episodios que no nos gustan, desde nuestra olímpico sentimiento de superioridad moral. Muy fuerte. Cuando se inauguran plazas con el nombre de un atracador de bancos como Puig Antich y se intentan quitar las dedicadas a Dalí o Pla con el argumento de que eran de derechas es que algo podrido existe en la entraña de este país.

    • Tienen motivos los dirigentes europeos, sembradores de viento, de temer al populismo; no así el pueblo europeo. El populismo es la única opción que existe de salvar al continente de su naufragio final. He vivido en varios países europeos, ahora estoy asentado en Francia. Solo tengo una cosa clara. Si en un futuro cercano hay una guerra civil a nivel europeo, esta no la habrán provocado los “populistas”. Es mas, los populistas no tienen necesidad de recurrir a la violencia, ni siquiera a la propaganda política para conquistar el poder. Su inhibición es su mas eficiente arma política. Deben dejar que Europa siga gobernada por los tenderos de Bruselas y esperar a recoger los frutos de los sembradores de viento.

    • Entre la ultraderecha, cada día mas en auge y el neo-liberalismo triunfante en Europa, el viejo continente esta cada día mas desahuciado. Estamos viéndolo estos días con la decisión sobre esos miles y miles de refugiados que son devueltos a una muerte infame (si no han muerto antes).

  83. El problema no son los populismos, que aparecen carroñeros cuando las cosas pintan mal, sino los políticos que tenemos actualmente y que vienen de la vieja escuela. Esa escuela que les hizo creer que militar en un partido votado les garantiza la buena vida por unos años, sin tener que resolver ni un problema pues para eso está la burocracia, que les libra de ello. Esa escuela que les aseguraba privilegios e impunidades siempre que no se metan en problemas ni se hagan ver demasiado… Pero ha llegado un día en el que todos tienen que mojarse con la que han liado y… no saben que hacer. Están paralizados. Tienen tanto miedo a las críticas que les hagan (y poner su chollo en peligro), digan lo que digan, que prefieren hacer el ridículo antes que tomar una decisión. Son la mediocridad con corbata, ellos, que se creían en la élite de la política, y lo único que saben hacer es temblar de puro ignorantes.

    • Para entender el golpe militar en la Argentina de 1976 y sus políticas represivas del enemigo “subversivo” es muy interesante el libro de Marina Franco “Un enemigo para la nación. Orden interno, violencia y subversión, 1973-1976.” De acuerdo con esta historiadora, la violencia de Estado masiva desencadenada por la junta militar a partir de 1976 se gestó en la confluencia entre el progresivo deterioro de las instituciones democráticas argentinas y el terrorismo revolucionario de grupos de ultraizquierda. El terrorismo de Estado antes de 1976, la participación del ejército en tareas antisubversivas y la violencia provocadora de los grupos armados de la izquierda revolucionaria crearon en el país un ambiente de ansiedad, miedo, inseguridad y deseo de revancha que se trasladó al discurso público. Así se fue formando la idea de un enemigo interior que pretendía desintegrar la nación y al que era imperativo destruir mediante una acción quirúrgica de corte militar. Las fuerzas armadas destruirían a ese enemigo agazapado en las entrañas de la nación mediante una guerra sucia sin ley. Además, el concepto de “subversivo” era tan amplio que podía incluir a cualquiera que tuviera ideas izquierdistas.

  84. La Policía belga permitió que vagones repletos de ultras de fútbol partieran rumbo a la Plaza de la Bolsa. Los más de 400 ultras de equipos de fútbol belgas que actuaron violentamente contra las personas que guardaban duelo por los atentados de Bruselas, habían sido convocados en Vilvoorde, una localidad cercana. La Policía presente en la estación recibió la orden de permitir a los neonazis que partieran hacia su destino. Cierta complicidad parece evidente…

    • El mismo método que el capital usó en los años 30 dejando a las S.A. las tropas de asalto de camisa parda de Roëhm el lugarteniente de Hitler para empezar a tomar el poder y dirigida contra el movimiento pujante del Partido Comunista Alemán con la colaboración traidora de la socialdemocracia alemana para acabar con el “peligro rojo de una extensión de la Revolución Bolchevique en Rusia”.
      Luego ya sabemos cómo continuó la Historia, terminó, ¿ terminó o vuelve a empezar como en un bucle?

    • Los neonazis están creciendo y los medios de comunicación tienen mucha culpa de ello, además de los políticos que viven de ellos. Incentivan el miedo de la población ahora con los islamistas (antes los comunistas) incentivado casi a diario, es caldo de cultivo para estos locos, que una vez ya nos llevaron a una guerra. Aquí no valen izquierdas o derechas, ¡todos a una contra ellos!

      • Parece ser que el ministro de interior belga pertenece a un partido de la derecha no muy alejado de estas organizaciones ultras… Vamos, al que pertenece el pío Fernández Díaz.

      • Alguien tiene que hacer el trabajo sucio y para eso tienen a los fascistas. No es nada nuevo y aquí de eso sabemos mucho. A veces los organizan como partido político, caso del PP.

  85. Las tensiones nacionalistas reaparecen en Bélgica tras la exhibición ultra de Bruselas. El alcalde de Bruselas estalla: “Flandes ha venido a ensuciar Bruselas con el desfile de 400 energúmenos fascistas”. El Gobierno de Charles Michel pende de un hilo en un país dividido entre flamencos y francófonos y acostumbrado a caminar sobre un fino alambre.
    541 días con un Ejecutivo en funciones… Aquí nos alarmamos por nada.

  86. El que da un asco insoportable es Azúa, que confunde a cuatro imbéciles con los nazis, que son un grupo bastante más peligroso, con lo cual demuestra no tener ni zorra idea de historia, además de no tener educación.

    • Algunos sedicentes intelectuales españoles ¿no se cansan de banalizar el régimen nazi? Yo el sacar el nazismo cada dos por tres lo veo muy de gente insolvente, me parecen gente de una inconsistencia preocupante. Si éste es académico y tiene tribuna en un medio es que este país está realmente jodido, porque es un páramo.

      • Cierto, Peru. Se ha trivializado la utilización del término “nazi”. Tengo la impresión de que lo que ha sucedido es que algunos de los esquemas que gente como Azúa utilizaron para enmarcar la lucha contra ETA, que a mí me pareció muy valiente por su parte, los han trasladado al proceso catalán, con el problema de que no encaja bien, puesto que en Catalunya no hay violencia, sino que este anhelo independentista se ha manifestado hasta el momento de una forma más bien cívica. En cambio ellos están constantemente apelando a una supuesta opresión en la que ellos hacen las veces de resistentes en los países ocupados por la Alemania nazi, defendiendo valores liberales frente a los opresores, es algo muy manido.

      • Es que llaman intelectual a cualquier cosa. Ya lo decía Forres Gump, es intelectual el que además de tener intelecto, lo usa. Por eso es tan elevado el nivel de estupidez entre licenciados, futbolistas, politólogos, doctores, zarigüeyas, científicos, filósofos, foreros y toreros.

  87. Los franquistas están de acuerdo con las dictaduras porque apoyaron una y otros están de acuerdo con las dictaduras porque apoyan la dictadura del proletariado o como la llamen ahora. La república era democrática, aunque la izquierda no aceptaba que gobernasen los que mas votos habían sacado y cuando esto ocurría empezaban con las huelgas y los desmanes. Carrillo cuenta en sus memorias que la revolución de Asturias se realizó para que no avanzase el fascismo… y como excusa, no cuela.

  88. Las cloacas del estado. Un activista denuncia que dos miembros de la “seguridad del Estado” intentaron captarle como confidente. Dos individuos ofrecieron a Quim Gimeno una remuneración económica y ayudarle en el proceso que tiene pendiente en la Audiencia Nacional a cambio de información. Ya vendrá el ángel de la guarda y nos protegerá. Fíate de la virgen y no corras.

    • Las mismas cloacas que se inventaron un documento acusando a Más… las misma cloacas que tienen en “nómina” a un individuo que tiene un historial llenos de condenas por actuaciones mafiosas y con condena… las mismas cloacas que torpedean en cualquier país las intenciones de una independencia….

    • Eh, Montoro, que les ha ofrecido pagar ‘en mano’ ! Un fijo más variables según productividad y evidentemente en negro.

  89. Dos heridos en una batalla campal entre neonazis y antifascistas en la Universidad Autónoma de Barcelona. Los grupos se enfrentaron después de que los Nazis de Sabadell acudieran a la universidad a repartir propaganda contra un centro okupado de Sabadell. Los heridos son un mosso d’esquadra y un agente de seguridad privada. Dios los cría y ellos se juntan. Tal para cuál.

    • La basu(r)illa franquista de SCC (el anterior presidente y amigo de Rivera de Ciudadanos, Josep Ramón Bosch, tuvo que dimitir al ser acusado de amenazas e injurias proferidas contra numerosas personalidades catalanas mediante un perfil falso de Facebook), ha hecho este montaje para promocionarse ya que de otra manera no los conoce ni el tato… Por eso llamaron a sus esbirros, para alterar el ambiente… viaje al pasado.

    • Las leyes represoras no están hechas para estos, al revés los llevan custodiados para que no les pase nada. La Europa derechosa que tenemos, les está dando cancha a todos estos filonazis, ahí tenemos a Noruega dándole todo lo que pide al genocida de las juventudes socialistas. Así empezó Hitler en la década de los 30 con sus camisas pardas, le iban consintiendo todo los estropicios que hacía a los judíos y gentes de izquierdas, hasta que llegó al poder.

  90. Intentar impedir un congreso ultra, como en Alemania, solo da más munición y relevancia a esos ultras. ¿Se soluciona algo impidiendo esos congresos? …o es que la libertad de expresión no es para todos? Esos actos no son el campo de batalla de la izquierda.

    • Contra el auge de pensamientos xenófobos y violentos de raíz, se actúa en consecuencia y sin demora: Con su misma medicina por un lado, contundencia, y con manifestaciones de denuncia pacífica. Si no, cuando no te das cuenta y quieres protestar, acabas prendido por “la policía del pensamiento” y en una fosa común sin que nadie tenga valor a levantar la voz para denunciarlo por terror.

      • Pero si la mayoría de centros de inmigrantes quemados en Alemania han sido quemados por los propios “refugiados” porque quieren que los trasladen a lugares de más lujo o para culpar a la “extrema-derecha” y que la opinión pública se ponga de parte de los “pobrecitos refugiados”.

  91. Franco mató la inteligencia española, el espíritu crítico, consiguió dotarnos de una mentalidad de cuartel y sacristía, como denunció Unamuno. De esa mentalidad es muy difícil librarse… El canon de la posguerra lo marcó Cela: una vuelta al casticismo más rancio, en contraste con Chaves Nogales, al que ahora se redescubre. ¡A Lorca lo asesinaron con 38 años! Para mi es el símbolo de cómo se mató a esa España que había renacido desde Rubén.

    • Franco mató muchos ideales y a mucha gente, pero muchos de los que sobrevivieron siguieron luchando y combatiendo como pudieron : ¿vamos a seguir ignorando el mérito de estos españoles de a pie? ¡ Vale ya de compararnos !. Hemos recorrido un largo camino y en ello seguimos, conocedores del precio de la libertad y cansados de tener que arrastrar tantos tópicos.

    • Creo que fijar a Franco como hito que determina el fin del espíritu crítico español es dar al dictador una capacidad que ni él ni su régimen de paniaguados tuvo en ningún momento. Coincido en que el espíritu crítico, entendido como una capacidad comparada con otras naciones europeas para entrar en la modernidad, se perdió en algún momento mucho antes, con aquella España manejada como si fuera una finca por los Austrias. Ese espíritu crítico andaba un poco justo ya antes, posiblemente entre aquellos iberos que cuando no guerreaban se sentaban porque cualquier otra cosa les parecía una tontería. Y si seguimos así es porque nuestras élites han decidido que es bueno para sus intereses. Y que puestos a pastorear naciones, la nuestra es bastante llevadera. Quizás si no nos gustaran tanto los bares…

    • Franco ese hombre al que le echan la culpa de toda mediocridad. Hay mediocres porque España es un país de mediocres, pero, hay algo muy cierto de entre tanta mediocridad, aparecen personas especiales a las que el resto de mediocres españoles se empeñan en hundir en la mediocridad. Es fácil decir que los franceses son culpables de nuestra cultura, ¿y no son mas ignorantes y absurdos los ingleses? Y justamente es la cultura británica la que está más presente en nuestros días. Al final no son los alguienes los que nos convocan a la ignorancia y el anonimato, somos nosotros.

  92. Francisco Franco murió en el campo de concentración de Mauthausen. Hoy se conmemora el 71º aniversario de la liberación del “campo de los españoles”, adonde llevaron en 1941, por orden del dictador español, a un republicano llamado Francisco Franco. Allí coincidió con otros 5.000 compatriotas que vistieron, como él, el pijama rayado.

  93. La historia de la colaboración del régimen de Franco con el III Reich no interesa contarla, eso es “guerracivilismo” y “la guerra del abuelo”, pecata minuta, lo que de verdad importa es que haya un partido “financiado” por Venezuela e Irán, que quiere convertirnos en Grecia y acabar con la democracia, y esos malditos rompespañas y sus jodidos idiomas raros.

    • Es imprescindible conocer la historia para evitar que se repita, ante episodios tan crueles e inhumanos como los que vivieron muchos compatriotas en los campos de concentración nazis. Y es imprescindible que se reconozcan esos episodios y que se reconozcan a esas personas que allí perdieron su vida, por luchar contra el terror, contra el fascismo y contra la crueldad demostrada por un ese par de dictadores que tanto sufrimiento infligieron a tanta gente. Mientras eso no se consiga, en este país seguirá habiendo una deuda pendiente con esas personas y con sus familiares, porque hay cosas que no se pueden ni se deben olvidar, sobre todo para eso… para evitar que se repitan.

  94. Lo que realmente nos salió caro, y todavía lo estamos pagando, es el golpe de estado del Generalísimo. Que ayudado por los homólogos de su época (Hitler y Mussolini), culminaron con hacerse con el país entero y regresarlo a una edad media de la que todavía quedan vestigios. Así nos va.

  95. La oposición de Polonia protagoniza la mayor manifestación desde 1989. Bajo el lema “Somos y seguiremos siendo Europa” partidos de centro-derecha e izquierdas, organizaciones no gubernamentales, activistas y ciudadanos protestaron en Varsovia contra el Ejecutivo de Ley y Justicia (PiS), un partido ultraconservador que gobierna con mayoría absoluta desde el pasado septiembre.

    • La oposición democrática en Polonia debe tener el UN CARÁCTER ANTIFASCISTA bien DEFINIDO y tiene la obligación moral y política de organizarse desde las bases para resistir e impedir por todos los medios incluyendo la calle y la protesta, la embestida revisionista-clerical colaboracionista hitleriana que destruyó al país y asesinó a millones de polacos estableciendo en su territorio horrorosos campos de concentración y exterminio, los más grandes de toda Eurasia. Los pueblos europeos tienen la obligación MORAL y HUMANISTA, la tarea de salud mental-social de acabar con el rebrote del terror que la derecha, con la soterrada coalición de los socialdemócratas protege e ignora siendo que esta es una terrible amenaza a la democracia que se cierne sobre sus ciudadanos y estado de derecho, tropezando con la misma piedra por segunda vez.

  96. Es netamente negativo para los intereses de Polonia el comportamiento del actual gobierno del PIS. Muchos están afectados por la actual política del gobierno polaco, su brutal proteccionismo, cerrando las puertas a las empresas extranjeras (incluyendo a las de la UE), limitando la venta de suelo, limitando el negocio de las grandes superficies, aumentando el sentimiento nacionalista (que ya de por sí es exclusivo), y en lugar de reducir la gigantesca burocracia del país, la utilizan como arma proteccionista contra empresas foráneas. En los meses que llevan en el gobierno, no he conseguido ver nada positivo de la política del PIS. Ahora los que los han votado tendrán que sentirse responsables, sabíamos lo que venía.

    • La gente ha votado, ahora que asuman las consecuencias. A diferencia de otros casos, el partido polaco PIS está llevando a cabo su programa político, del cual leí sus principales propuestas y no estoy de acuerdo con la inmensa mayoría de ellas. Además, han tomado revancha del partido anterior, por ejemplo con las elecciones de jueces del tribunal constitucional. Muy mal, si hacemos lo que criticamos del otro. Las manifestaciones contra el partido PIS, empezaron dos días después de formarse el gobierno polaco. No hacían falta ni cambiar leyes, ni excusas, son manifestaciones claramente contra el partido político PIS y contra su presidente Kaczynski. Da igual lo que hagan o dejen de hacer, las manifestaciones estaban ya planificadas y aseguradas. El lobby que Tusk y otros euro-parlamentarios y ex consejeros de la UE, están haciendo contra el actual gobierno de Polonia es brutal y no es de recibo hacer política local desde puestos en la UE.

    • Hay un componente religioso que explica mucho de lo que está pasando en Polonia, sobre todo entre los votantes con una edad, hay miedo a abrirse a cambios que puedan modificar las profundas tradiciones que aún subsisten y la respuesta a ese miedo es el nacionalismo. Parece que este país ha entrado en la UE sólo para protegerse de la influencia del oso ruso, su sombra del pasado, y para acceder a las ayudas para su modernización. Pero no van introduciendo aún el euro como moneda, como ha hecho Hungría, siguen quemando carbón barato altamente contaminante fuera de las normas de la UE y han dado otra vuelta de tuerca a los derechos y libertades. El miedo a lo que viene de fuera, lógico tras una historia de invasiones, cambiará en unos años cuando pasen a mejor vida quienes soportaron la bota del comunismo y acceda al poder una nueva generación sin complejos ni losas mentales del pasado.

    • El PIS en conservador, pero yo no lo definiría de derechas ni de izquierdas, es simplemente muy conservador. Su campaña política se basó en políticas populistas y otras más bien de izquierdas: reducir la edad de jubilación, dar cheque bebé, subir salario mínimo, fuerte proteccionismo de las empresas polacas, impuestos adicionales a bancos y centros comerciales… Para mí ninguna de estas medidas son de derechas. Recordar que los Kaczynski eran sindicalistas. En mi opinión es negativo que hayan llegado al poder, además con mayoría absoluta y ganado también las presidenciales. Son muy conservadores, ultra-católicos, y yo diría que también machistas (algunas de sus políticas van en esta dirección implícitamente). Es negativo para una sociedad tan dinámica como la polaca de hoy en día.

      • El PIS es facha hasta el tuétano: populismo, ultranacionalismo y catolicismo modelo Wojtyla son su receta. Esperemos que la sociedad civil polaca siga reaccionando contra el modelo autoritario que estos reaccionarios (que tienen el 37% de los votos) tratan de imponer por las bravas (acusan de antipolaco a cualquiera que les haga frente). Por el momento, ya existe contra ellos un gran movimiento social ideológicamente heterogéneo (desde liberales hasta gente de la desarbolada y casi extinta izquierda polaca). Pero todos están de acuerdo en una cosa: libertad, democracia y respeto a los diferentes frente a la neodictadura del PIS (orina rancia, cierto). Putin, Erdogan, Trump o los nacionalcatólicos del PIS, con todas sus diferencias, representan los nuevos populismos autoritarios de derechas que amenazan con asfixiar las libertades propias de una sociedad democrática. Teóricamente, no van contra la democracia de frente, pero la vacían de contenido. Queda el tinglado democrático, pero la farsa es un caudillismo populista que poco o nada tiene de democrático. Y no sólo amenazan: en la atormentada Rusia existe una dictadura camuflada de democracia multipartidista y Turquía, si Alá no lo remedia, va camino de lo mismo. Lo del fin de las ideologías fue una humorada de Daniel Bell, porque las ideologías están más vivas que nunca, sobre todo las reaccionarias.

      • Con la restricción a los derechos y libertades en Polonia el actual gobierno no hace sino reproducir las mismas restricciones contra las que lucharon tantos polacos y que tanto sufrimiento provocaron en el pasado. Si desamarrarse de 40 años de comunismo para cambiarlo 30 años después por una nacionalismo religioso reaccionario en el que son poco menos que delito la libertad de prensa, el aborto o la homosexualidad, no me parece un buen negocio. Ahora bien, si el Sr. Kaczynski piensa en la economía del país y en el futuro de la juventud polaca y por eso ha entrado en la UE, en hacerlo atractivo para el turismo y la inversión extranjera, tampoco parece que sus medidas ultra reaccionarias sean la mejor receta. Fuera de esta manifestación de protesta, la pregunta del millón entonces sería porqué tiene mayoría absoluta.

  97. En Suecia, como en todas partes, los neo-nazis, tienen su historial de violencia. Si algo de bueno tiene la noticia, es el valor que le ha echado esta chica. Que se sigan permitiendo manifestaciones neo-nazis incluso en Suecia, indica la calidad de democracia que existe en el mundo entero.

  98. La planificación del exterminio la realizó Heydrich entre Julio y Noviembre de 1941 por orden escrita de Göring. La conferencia de Wannsee fue solo una reunión secreta de hora y media donde se entregó una copia del plan a cada uno de los responsables de ejecutarlo.

    • El recuerdo de estas barbaridades, es también para los descendientes de los que los cometieron. Y de la misma manera que funciona el espíritu de venganza en los que pretenden curar heridas perpetuando el recuerdo, funciona aun más fuerte el sentimiento de venganza de los descendientes de los acusados. Estos descendientes tienen otro sentimiento sobre cómo y porqué sus padres, abuelos, bisabuelos, han perpetrado aquellos actos y acaban hartos de que les muestren cuánto asesinos y bárbaros han sido sus antepasados. Y es una guerra sucia interminable entre eternos frustrados, donde incluso la Historia se deforma y se inventa para exacerbar el odio.

  99. La gran paradoja del mundo occidental, es que para salvar su modo de vida necesito del sacrificio de miles de ciudadanos rusos y del resto de la URSS, (no lo digo yo, lo dicen algunos de los más prestigiosos historiadores de la II Guerra Mundial), dicho esto, es obvio que la URSS de aquella época era una dictadura y de las más represivas de la historia, pero no hay que olvidar, que el pueblo ruso se lanzó al sacrificio cuando Stalin invoco a los símbolos heroicos tradicionales rusos. por otro lado ni simpatizo con el sistema soviético ni tampoco busco revanchismo intentando menospreciar el sacrificio hecho por tantos rusos, creo que se debería pensar más como lo hace Vasili Grossman en “Vida y Destino” donde compara a ambas dictaduras (Nazis y Comunistas) como los polos opuestos de un imán que al final acaban tocándose.

  100. El pueblo que declaró ‘grato’ a Rajoy proyecta sobre su castillo imágenes de Franco y Hitler. Durante las IX Jornadas Visigodas de Guadamur (Toledo) se realizó un espectáculo de luz que incluyó a las figuras del dictador español, de Adolf Hitler y también del ex comandante nazi Heinrich Himmler. La Diputación de Toledo ha suspendido temporalmente el convenio con este Ayuntamiento. Tanto Izquierda Unida como Juventudes Socialistas han condenado esta acción. El Ayuntamiento se disculpa por la inclusión “no acertada” de las imágenes y el PP achaca la responsabilidad a la empresa organizadora y a los historiadores, los paganos de siempre.

    • Todo muy democrático, según el criterio del Sr. Fernández Díaz. Que no se quede esto en aguas de borrajas… Estos organizadores sí tienen que ir a juicio por apología del fascismo.

    • Si fuera algo que remotamente hablase de ETA, la alcaldesa estaría a esta hora entre rejas. Pero con el franquismo hay barra libre. Parece mentira que a estas alturas tengan que recordárnoslo: el enaltecimiento del franquismo no es delito. Repito: el enaltecimiento del franquismo no es delito. Una vez más, repitan conmigo, en voz alta: el enaltecimiento del franquismo no es delito. No existe tal cosa en nuestro Código Penal, porque el PP se ha opuesto sistemáticamente.

    • En Alemania levantas el brazo en la calle, aunque sea por hacer la gracia y te vas derechito a comisaría por apología del fascismo. Aquí proyectamos la cara de Franco, de Hitler y Himmler por que tenemos “pericia”. Les faltó Mussolini para bordarlo! Echemos a esta carroña de nuestro gobierno ya, por favor!!

  101. El mito de la neutralidad franquista, que no fue tal, a imitación de la Italia fascista, Franco se declaró “no beligerante”, que no tiene en derecho internacional la misma significación ni consecuencias que la neutralidad. En cuanto a lo de Hendaya, pese a los intentos de ocultar lo que pasó en el vagón, documentos capturados a los alemanes muestran que Franco no entró en la guerra porque Hitler no quiso de ninguna manera entregarle todo Marruecos, parte de Argelia y otros trozos del imperio francés.
    Otros documentos muestran cómo Franco ordenó hacer, y se hicieron, planes de agresión contra Gibraltar, Francia, el Marruecos francés y Portugal. El historiador Ros Agudo y otros hace tiempo que dejaron al descubierto esta mentira que el PP sigue difundiendo.

    • Vadorate, mejor no se puede describir. Sobre todo la diferencia entre no beligerante y neutral. No beligerante quiere decir, “no tengo mierda en las tripas, pero si me tengo que decantar lo hago por Hitler”. Que bien¡¡ cuánta pericia meternos en ese embrollo sin obtener nada a cambio. Qué inteligencia más suprema la de Franco.
      Los Nazis camparon a sus anchas en España, y sin dar nada a cambio. Hay un episodio buenísimo de cómo los Nazis usaron a Vascos y Navarros de pueblos fronterizos con Francia para cazar palomas. Es zona de migración de éstas aves. y las querían para alimentar al ejército en el frente nórdico. Franco ni se enteró. Había (y hay) casas que la entrada estaba en Francia y el patio en España….

      • Algunos ideólogos nazis estaban fascinados por la etnia vasca, que presuntamente se había mantenido pura e incontaminada en sus montañas, como Heidi. Incluso se especulaba con crear un estado vasco independiente que formara parte de una Europa de los pueblos tutelada por los nacionalsocialistas. Era también una manera de debilitar a la odiada Francia. El dirigente nazi más interesado por los asuntos vascos era el herr doktor Werner Best, de las SS y plenipotenciario del Reich, que encargó un informe sobre la fiabilidad de la sociedad vasca en un futuro imperio nazi. Por lo visto, los vascos pasaron el examen con nota: totalmente fiables, bastaba con quitarle al lauburu su forma redondeada, haciéndola más germánica y rectilínea, y todos amigos. Best también se preocupó de realizar un documental etnográfico sobre el País Vasco titulado “En la tierra de los vascos.” Dirigida por Herbert Brieger en 1944, la película daba una imagen intemporal, romántica y bucólica de Euskal Herria, típica de todos los nacionalismos: vacas, prados y paletos. Pese a su enemistad política, ideológicamente existían bastantes afinidades entre el nacionalsocialismo alemán y el nacionalismo étnico vasco, empezando por el racismo. La peli está disponible en you tube y en PDF se puede encontrar el estudio “El País Vasco visto por el cine nazi” de Santiago de Pablo y Teresa Sandoval. De hecho, el interés alemán por los vascos se remonta a principios del siglo XIX, con los estudios de Humboldt. La pregunta del millón era siempre: ¿de dónde vienen los vascos? Y las respuestas ofrecían todas las posibilidades: vienen de África, de Armenia, del Cáucaso, de la Atlántida, de Mongolia, de Albacete etc etc.

  102. Los que arman el ruido que arman por pijadas como la de Zapata están haciendo un flaco favor a la sociedad, porque instrumentalizan cosas como el Holocausto, sacándolo de un contexto no político y de colegueo, como fue el caso de Zapata, y haciendo un titular que habla de un político antisemita, ¡Nada más y nada menos! ¡Y le torpedean cuando en realidad él lo condena! Dio la cara en público. Se disculpó por un chiste de mal gusto y ¿Qué pasó?, No lo aceptaron. Tampoco aceptan la honestidad, les da igual. Siguieron a por él, por el terrible daño y dolor que causó a las víctimas del Holocausto. Menos mal que no tenemos pena de muerte, porque son capaces de pedirla, éstos, los defensores de los derechos humanos.
    Pues bien, esos defensores son los que han visto con buenos ojos la marcha neonazi en Madrid. Lo de estos marchantes no es broma. No paseaban por la calle haciendo gala de un humor negro que hable de negros, judíos, rumanos, panchitos o maricones, para luego decir “¡que nooooo!, que es broma gente de Madrid, inocenteeeees, ¡aaahh jajaaaa!” ¡No es humor negro! Lo piensan y lo piensan de verdad. Se sienten orgullosos de su Holocausto.
    Y no se les procesa, ni siquiera se les obliga a pedir perdón.
    ¿Pero estamos locos?

    • Lo más impresentable es que haya políticos auto denominados “serios” que usen las demandas de esta gentuza como munición de guerra para atacar a quienes piensan distinto, sabiendo que no se sostienen, sean de Podemos, sean independentistas. Es la costumbre de la derecha parásita de este país, tanto la vieja como la nueva: criminalizar al otro, porque saben que el nivel del personal es tan bajo que “el manipula, que algo queda” siempre funciona. No aprendemos.

      • Dejando de lado manifestaciones detestables de nazis, que afortunadamente no tienen ni el menor apoyo entre la sociedad española, el tema Venezuela-Podemos-independentistas es una cuestión diferente. Y es que la izquierda radical española siempre se ha inspirado en los peores ejemplos de fuera, empezando por la Cuba castrista y terminando con la inefable Venezuela chavista. Claro, cuando los países que se toman como modelo (Cuba, Grecia, Venezuela) se vienen abajo o entran por el aro, empiezan los sudores fríos, las contradicciones y las acusaciones disparatadas: la derecha manipula, los españoles no se enteran de nada, “Pablo” y “Arnaldo” aciertan siempre. Pues no, amiguitos: la derecha hace muy bien poniendo a estos señores podemitas ante el espejo roto en el que se miraban y del que recibían pasta y consejos. Este era vuestro modelo utópico: autoritarismo, populismo, indigencia y violencia. Y también presos políticos. A joderse tocan, camaradas, porque se os ve el plumero.

  103. Me parece, Sabino, que el del espejo roto es Rivera. Estirar una colaboración de consultora de hace tiempo, para convertirle en EL argumento político de la campaña electoral, es, perdóname, patético. No tiene ningún sentido asimilar lo que es la Venezuela actual con las propuestas de Podemos que, por cierto, jamás ha recogido otra cosa que las propuestas que haría cualquier partido socialdemócrata europeo (por supuesto, no el PSOE, que no lo es). Tanto jugar a los espejitos los amigos Rivera y Rajoy que da ahora la nacionalidad a todo venezolano que se le precio, les va a saltar a la cara. Los españoles no son tontos y saben (basta ver las reacciones en las noticias sobre Venezuela) que Rivera está haciendo el actor y el tonto en Caracas. Pide allí (referéndum) lo que niega aquí. Clama ante medidas que van en su programa de gobierno aquí. En fin, síndrome bipolar que tendría que tratar un psiquiatra.

  104. Aunque hay diferencias importantes, no dejan de ser espeluznantes algunas correspondencias que pueden observarse entre la Europa actual y la Alemania de los años 30 del siglo XX. La depauperación de las clases populares combinada con una ideología que señala como el origen de todos los males a los que “vienen de fuera” -ocultando los verdaderos culpables de la crisis-, es lo que lleva al auge de los populismos fascistas. Así se convirtió Hitler en un líder de masas.

    • ¿Y los pueblos? Quién se atrevería a pedir responsabilidades a los pueblos. Lo fácil, lo normal, en lo que todos estamos de acuerdo es en culpar a los políticos, culparlos de oportunismo, de estar ahí solo para llevárselo, de posponer los sentimientos humanos a las razones económicas y de no atreverse a indisponerse con el pueblo. No se indisponen con el pueblo por razones del voto, tienen dudas o miedo y lo que más les importa es el voto. Ocurre que saben o intuyen que el pueblo no quiere a los inmigrantes.
      El pueblo en principio, no odia los inmigrantes, son seres humanos. Pero esos seres humanos necesitan ayuda que cuesta dinero, que en cierto modo se detraerá de sus rentas. Ahora ya sí les odiamos, egoísmo, comprensible, en cierto modo. No nos engañemos, buena parte de los pueblos presiona contra los inmigrantes. ¿El pueblo (es decir nosotros) siempre es puro e inocente, no es responsable de nada? Nos gusta mucho encontrar culpables: “los políticos”. ¿El pueblo no tiene ninguna responsabilidad en esa deriva nazi? A Hitler no le votaron un puñado. En los cincuenta muchos miraron a los millones de entusiastas alemanes iban a la guerra a machacar al mundo. Pronto se decidió que no se podía responsabilizar a una buena parte entusiasta de aquel pueblo, mejor fijarnos solo en dos o tres mil. Se pueden sustituir los líderes, no se puede sustituir un pueblo
      El pueblo, siempre irresponsable.

  105. En realidad, en 1939 sí recordaban 1914. De hecho, lo recordaban muy bien, el problema era que recordaban algo distinto de lo que había pasado realmente. De ahí el soporte popular al nazismo, que defendía abiertamente que la derrota en la Gran Guerra se debía a “la puñalada en la espalda”.

  106. Titular de El País de hoy: “Las fuerzas que dividieron a Europa en el pasado vuelven a renacer”, by Hollande & M€rk€l. En referencia al nazismo.
    Y esto lo dicen los dos estadistas que han hecho todo lo posible para dividir a Europa en norte y sur. Los mismos que con el austericidio propiciado por el gobierno alemán y seguido dócilmente por Hollande están propiciando el crecimiento de la extrema derecha en Grecia, Francia y la misma Alemania. Los mismos que han convertido la UE en un teatro de guerra económica de todos contra todos en el que todos compiten para ser los mejores alumnos de las doctrinas neoliberales. Socialismo para ricos y capitalismo para pobres.

    • Los tecnócratas que gobernaban en Alemania antes de Hitler eran muy parecidos a Merkel. También sacados de la escuela austriaca, la mayor desgracia del siglo XX. Peores que Hitler, Stalin y Genghis Khan juntos. Por donde pasan ellos, no vuelve a crecer la hierba.

  107. Hitler no consiguió el poder gracias al pueblo ni a la democracia. Eso es simplificar los hechos, aparte de mentir para sembrar dudas sobre la “sensatez” de la gente, pero la realidad es menos sensacionalista. En 1932 varios industriales y hombres de negocios germanos dirigieron una carta al presidente Hindenburg para que nombrara a Hitler jefe de gobierno. Al año siguiente lo consiguió, después de dos elecciones parlamentarias fracasadas.

    • No señor. Hitler ganó dos elecciones generales en 1932: las de julio y las de noviembre. En 1932/1933 era sin duda el líder más popular de Alemania, al frente de un movimiento de masas revolucionario y totalitario de extrema derecha que sacaba tantos votos como los socialdemócratas y los comunistas juntos. El NSDAP se configuró como una especie de “socialdemocracia de derecha radical” (Joan Antón) con un mensaje populista, ultranacionalista y regeneracionista. Se trataba de construir una nueva Alemania, superando el trauma de Versalles y recogiendo toda la herencia del nacionalismo pangermanista. Una Alemania moderna y tradicional a la vez: el proyecto típico de todos los fascismos. Uno de cada tres alemanes dijeron sí en las urnas a este plan totalitario, ultranacionalista e integrador. La otra cara de la aventura nazi era el exterminio/expulsión de los “no alemanes”: judíos, marxistas, liberales, izquierdistas en general, reaccionarios. Obviamente, como los nazis eran antimarxistas, la élite económica apoyó y facilitó el acceso de Hitler al poder. Pero el verdadero empuje a los nazis salió de millones de alemanes comunes y corrientes de todas las clases sociales, no de potentados de monóculo y casco prusiano con pincho, como piensan todavía algunos. Hitler fue un producto de la política plebeya, de la era de las masas, y en este sentido fue plenamente moderno. Y a su manera “democrático.”

  108. Polonia, el penúltimo bochorno de la UE. Como en otros países del ex bloque soviético, los polacos han pasado de la fe comunista al miedo al otro, y del brillo cegador del mercado libre a la búsqueda de un patriotismo que les ampare.

    • En Polonia existe mucha preocupación por el recorte de libertades que el Gobierno conservador del PiS aplica como un rodillo sin que nada ni nadie le haga oposición. Ni siquiera el Tribunal Constitucional. Cada sentencia sobre la vulneración de libertades de las nuevas leyes es calificada de opinión para descalificar las decisiones del tribunal. A fin de cuentas, dicen en el Gobierno, ¿quiénes son unos jueces para cuestionar una ley que emana del Parlamento. Su objetivo final es crear salas de justicia popular, como hizo Hitler en Alemania.

      • Cracovia es una de las ciudades más bonitas de Europa y del mundo. Pero sus habitantes son en general fachas y nacionalcatólicos fervorosos. Polonia es demasiado derechista porque el catolicismo sigue siendo el rasgo más intenso de la identidad nacional polaca. Es el modelo NC franquista: el buen polaco ha de ser un buen católico. El liberal o el izquierdista queda fuera del corralito de los “verdaderos polacos.” Hasta la presidenta del gobierno se llama Beata. Y encima está el resentimiento y el afán de venganza por los casi 40 años de dictadura comunista, que sienten muchos polacos, y que el gobierno manipula astutamente: quienes les critican, son comunistas. Polonia está dejando de ser un Estado liberal para convertirse en un régimen autoritario de derechas. Supongo que la UE deberá de tomar cartas en el asunto. En Polonia la gente de mentalidad moderna ya se está movilizando contra estos inquisidores. No es únicamente una cuestión ideológica: en el movimiento social anti PIS van de la mano desde izquierdistas (especie en extinción en Polonia) hasta simples liberales y gente harta de la opresión de la rancia Beata, su amo el enano Kaczynski y demás mafia NC.

      • Al margen de esta mierda de gobierno que se ha instaurado recientemente, la gran mayoría de la población no quiere inmigrantes en Polonia. Les invito a que te vean el “debate” (por decirlo de algún modo, más bien ha sido un monólogo) entre Farage y Donald Tusk, sí, ya sé que Tusk es considerado un traidor y todo eso, pero Farage tiene mucha razón en sus palabras. ¿O sea que Polonia no quiere inmigrantes en su país, pero los polacos sí pueden ir al Reino Unido a trabajar, (se cuentan por decenas de miles), ocupar el segundo puesto en cuanto a población reclusa se refiere y encima quejarse porque los habitantes de otro país buscan asilo pues están escapando de una guerra? Algunos polacos son unos hipócritas (que no todos).

      • Yo no estoy en favor de PIS, no me gusta su discurso político. Pero la lucha del gobierno anterior por permanecer en el poder y de toda la red que se ha creado a su alrededor, poderes financieros y políticos de EU que estoy viendo en Polonia me asombran y cabrean mucho. En Polonia, existe un problema muy similar al que veo en España. Aquí todavía no se han hecho las paces (o las cuentas) en cuanto a la guerra civil. En Polonia no han hecho las cuentas en cuando a los 40 años del sufrimiento por la opresión comunista. Hoy estamos sufriendo las consecuencias de ese error. Así resumió la situación actual un historiador polaco L. Zebrowski: “La tercera generación de AK (Armia Krajowa, la resistencia polaca en la segunda guerra) está luchando con la tercera generación de SB (Sluzba Bezpieczenstwa = Stazi polaca)”.

  109. El fanatismo religioso y fascista traerá serios peligros a la UE. Este país siendo de tradición ultra católica no puede seguir formando parte de una Europa libre y laica, una parte pequeña de ciudadanos desea la libertad de culto y prensa que el gobierno les niega, hay demasiados problemas en esta Europa de muchas velocidades, y demasiada derecha ultra en las instituciones, creo posible otra gran confrontación de los pueblos y retroceso en libertades, los países del Este europeo nunca fueron libres y se nota su oposición a la libertad.

    • Polonia no es fascista. De hecho, fue el país que más sufrió el fascismo nazi durante la Segunda Guerra Mundial: el 20% de los polacos, unos seis millones (la mitad judíos), fueron exterminados por los ocupantes alemanes. Y luego llegaron los camaradas de Moscú y más dictadura. El sentimiento nacional polaco se refugió en la identidad católica y en la oposición a un comunismo sin raíces sociales en el país e impuesto a punta de pistola por el ejército rojo conquistador. El régimen comunista polaco tampoco fue especialmente represivo (Gomulka decía: quienes no estén contra nosotros están con nosotros) y llegó a un modus vivendi con la todopoderosa iglesia católica. De la matriz católica salieron todos los movimientos de resistencia a la opresión comunista: recordemos el famoso sindicato Solidaridad, que era nacionalista, católico y anticomunista. Estas historias dejaron huella en la sociedad polaca. Sencillamente, Polonia es demasiado nacionalista, conservadora y católica para la media europea. Sin ninguna duda, Polonia es un bastión del conservadurismo autoritario en una Europa marcada por el buenrollismo, la corrección política y un liberalismo “light.” En Polonia la derecha dura enseña los dientes porque sabe que es predominante en la sociedad. El PIS es más derechista que el FN de Marine Le Pen. Nos guste o no nos guste, es lo que hay.

  110. La canciller de Alemania, Angela Merkel, conmemoró junto a supervivientes del Holocausto el setenta aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz (Polonia), un lugar que, dijo, sigue llenando de vergüenza a los alemanes: “no tenemos derecho a olvidar”, manifestó. “Lo que ocurrió en Auschwitz es algo que a los alemanes nos llena de vergüenza, fueron alemanes los que cometieron los crímenes que representaron una quiebra de la civilización”, dijo Merkel en un acto organizado en Berlín por el Comité Internacional de Auschwitz. El fascismo español utilizó también todo el catálogo de crímenes contra la humanidad. No es sólo contabilizar el número de caídos en los paredones, que pudieron ser 40.000 en la posguerra, sino que hay que hablar de 300.000 presos en 1940; 507.000 detenidos emplazados en 188 campos de concentración; 90.000 integrantes de batallones de trabajadores; al menos 400.000 obligados a partir hacia el exilio, etc. Todos estos países con pasado fascista han ejecutado la revisión crítica de ese pasado y España todavía no.

    • En realidad, no se pueden comparar las atrocidades franquistas con las nazis. En España la represión franquista fue durísima, qué duda cabe, pero no existieron ni cámaras de gas, ni hornos crematorios, ni eutanasia, ni plan alguno para subyugar Europa y eventualmente el mundo. Los franquistas se refugiaron en una retórica imperialoide y patriotera esperpéntica sin mayores consecuencias para nuestros vecinos. A lo más que llegó Franco fue a cerrar la verja con Gibraltar. No parece que esta medida fuera un programa nazi de expansionismo imperial y exterminio racial. Franco fue un dictador y su régimen autoritario muy desagradable, reaccionario y represivo sobre todo durante sus primeros años pero resulta exagerado compararlo con nada menos que una “quiebra de la civilización”. De colapso de la civilización con Franco, nada de nada; el franquismo fue una dictadura más de derechas, con un cierto atrezzo fascista al principio y un predominio real del tradicionalismo católico. Al final, ni tan siquiera fascismo: bastaba con la españolísima guardia civil y los consejos de guerra no menos españolísimos para mantener a raya al personal. Y si nos ponemos serios y rechazamos la demagogia impresentable de la memoria histórica (propaganda de extrema izquierda que se pretende hacer pasar por historia) también habría que considerar crímenes contra la humanidad ciertos episodios del terror revolucionario de 1936-1939: el asesinato de casi 7000 curas e innumerables activistas católicos, la destrucción del patrimonio artístico-monumental religioso, los episodios de Paracuellos, las checas, los tribunales revolucionarios, las brigadillas del amanecer, los asaltos a cárceles y fusilamientos masivos de presos como represalia o la desaparición de Andrés Nin a manos de los agentes soviéticos que tutelaban ciertos aspectos represivos en la “democrática” república. En fin, cuantos menos tópicos sobre estos asuntos, mejor que mejor.

  111. El Valencia CF se suma a la lucha contra el odio en el fútbol y se enfrenta a los ultras de Yomus. Durante décadas el Valencia CF ha consentido todo a su afición ultra liderada por los Yomus, como coacciones, amenazas, insultos racistas o banderas y saludos nazis. El nuevo propietario del club Peter Lim ha dicho basta, y junto a su equipo ha puesto en marcha una operación para apartar a los indeseables que lidera un ex presidiario.

    • A estos retrasados mentales ya los tiene adjudicados el fútbol… controlarlos y dejarlos ahí metidos para que sigan con su vida pendiente de una pelota como buenos limitados mentales… Si acaso les prohibís lo de las banderas y tal, pero el paquete de los indeseables os lo coméis con patatas que para eso os sacáis buena pasta…

  112. Benjamin Murmelstein vuelve a estar de actualidad. Se estrenó hace 2 años en los cines un documental sobre su figura, El último de los injustos. Su director, Claude Lanzmann, retoma el material que grabó con Murmesltein en Roma en 1975. Aquella entrevista estaba destinada a la gran obra de Lanzmann, Shoah, una serie documental de casi 10 horas de duración en la que se cuenta el Holocausto desde la narración directa de víctimas y testigos de la infamia. Ni una sola imagen de archivo, solo palabras, gestos y miradas que que te golpean fuerte en el estómago.
    http://www.miguelgarciavega.com/benjamin-murmelstein-el-ultimo-de-los-injustos/

  113. Iglesias responde a Margallo tras decir que “hay veces que los votantes se equivocan. Don Adolfo Hitler llegó a ser canciller del Reich” abordando la posibilidad de que En Comú Podem se sitúe como la fuerza más votada en Cataluña. Tras Irán, Venezuela, ahora Hitler, alucinante.

  114. Capítulo final para la librería Europa, centro de la difusión del nazismo en Barcelona. Se anuncia la clausura definitiva del establecimiento, propiedad del neonazi Pedro Varela, tras una operación decretada por el fiscal especial para delitos de odio. Durante sus más de dos décadas de vida, la librería ha generado un fuerte rechazo ciudadano y ha sido el epicentro de varias operaciones policiales.

    • ¿A quién se le ocurre abrir una librería para nazis? Los nazis quemaban los libros, no los leían. No engañemos a nadie, este tío ha tenido que chapar la librería por falta de clientela. Hubiera ido más acorde con su “ideología”, si hubiera montado un crematorio.

  115. A veces se olvida que hubo un embajador en Budapest Ángel Briz que salvó a muchos judíos sefardíes y a los que no lo eran, el estado de Israel se lo reconoció, a ver si el árbol no deja ver el bosque. Franco era un dictador fascista y así funcionaba.

    • En la mayoría de críticas que reciben los judíos, no se manifiestan como críticas a una raza o religión, sino que se habla directamente del Gobierno de Israel, que no es lo mismo. Sólo aquellos que tienen ideología nazi o de extrema derecha critican a los judíos, como raza a la que desprecian, pero también desprecian a los comunistas, homosexuales, gitanos, inmigrantes y otras etnias y pensamientos. Lo que se combate por parte de muchos, entre los que me encuentro, es el sionismo, que es una forma extrema de ser judío, como también estoy contra los ultra, pero no pasa nada, son cuestiones ideológicas que cada uno defiende. Pero hay una cosa que está por encima de las ideologías, es la honestidad y los principios humanos. Son los que deben regir todo.

      • El problema es que en muchas ocasiones el antisionismo legítimo deriva peligrosamente hacia los tópicos antisemitas más nauseabundos: judíos ricos, conspiradores, manipuladores, dueños de las finanzas y los medios de comunicación etc. En Gijón hace un par de años los comunistas montaron un boicot presuntamente antisionista pero que en verdad recordaba el antisemtismo clásico: unos chekistas se plantaron delante del teatro Jovellanos, donde actuaba el grupo israelí Sheketak, y trataron violentamente de impedir el acceso al mismo de los espectadores con gritos como “asesinos sionistas” (sic). Finalmente, la policía cargó contra estos izquierdistas, cuya actitud chulesca e intimidatoria era clavada a la de los camisas pardas durante el boicot nazi de abril de 1933. Pero como esta gente no sabe historia ni entiende de nada es inútil intentar explicarles las cosas. Por cierto, que en Gijón la izquierda ha impuesto una grotesca declaración municipal declarando a la villa asturiana como “ciudad libre del apartheid israelí”, lo que implica discriminaciones hacia empresas israelíes. Con toda la razón, la fiscalía de Gijón considera esta medida como vulneratoria del derecho fundamental a la igualdad y no discriminación “por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones.” Lo más patético es que la derecha gijonesa (la alcaldesa Carmen Moriyón es de Foro Cascos) cede ante estas actitudes infumables de la izquierda.

    • Horrible el bombardeo de Gernika pero nada comparable con la masacre de la DESBANDÁ a cargo de la marina golpista y la aviación italiana. Causaron miles de muertos a la columna de personal civil que por carretera abandonaban Málaga dirección Almería. Se considera el primer exterminio que sufre la población civil a nivel mundial en los últimos siglos. Fue tan terrible que ambas partes lo ocultaron, los golpistas por temor a la Sociedad de Naciones, y la República para ocultar el daño que les habían hecho y no minar a los defensores de la democracia.

      • La primera ciudad europea en sufrir un bombardeo masivo y sistemático a cargo de la aviación fue Madrid en noviembre de 1936. En esos momentos se luchaba en las afueras de la ciudad con una violencia terrible y Franco dio el visto bueno para que determinados barrios de la ciudad fueran pulverizados por la aviación nazi al servicio de su bando. Se trataba de romper la moral de la retaguardia pero se consiguió lo contrario: afianzar la resistencia de los madrileños y galvanizar a los soldados republicanos en las trincheras de la Ciudad Universitaria, el Parque del Oeste o el Puente de los Franceses. Y Madrid resistió, convirtiéndose en símbolo del antifascismo mundial. “Madrid es el corazón”, escribió el gran Pablo Neruda. El maestro chileno también recordaba su casa del barrio de Argüelles, la Casa de las Flores, que las bombas fascistas habían destruido, añadiendo: “Venid a ver la sangre por las calles.” Mucha sangre corrió ese mes por las calles madrileñas, porque sólo a causa de los bombardeos de la aviación franquista murieron unos 2000 madrileños. Barrios enteros de la ciudad quedaron devastados: casas desventradas, calles llenas de escombros, personas reventadas casi irreconocibles, hospitales bombardeados. Los madrileños fueron los primeros en correr despavoridos a las bocas de metro para refugiarse de los obuses que caían del cielo. Otros dos grandes poetas, Antonio Machado y León Felipe, escribieron sobre un Madrid donde “la tierra se desgarra y el cielo truena” y que “sonreía con plomo en las entrañas” o en la que buscando a un amigo en una noche de bombardeo se podían contar en la morgue “300 niños muertos.” Gernika y Durango sufrieron; Barcelona también; y naturalmente Málaga-Almería (“calvario de infinitas cruces”, escribió Zugazagoitia); pero la primera de todas fue Madrid.

  116. Cuando en Alemania coincides con un defensor de lo que hicieron sus gobernantes allá por los años 30 del siglo pasado, tienes claro que no estás ante un demócrata, tienes claro que es un violento que busca alzar el espantajo de la xenofobia y el racismo para imponer no sé qué alucinación de orden… Pero lo gracioso es cuando en España te plantas ante un defensor de su dictador de aquellos años 30. Resulta ser un tipo que afirma defender la constitucionalidad y la democracia (sui generis), un tipo que agita el espantajo del estalinismo y la xenofobia para defender no sé qué idea de orden… Evito los dos tipos de defensores de aquella mierda!

    • Luego nos explica en qué se parecen ambos regímenes. Si Ud. no conoce la historia y sólo conoce una serie de consignas, es cosa suya. Yo creo en el pensamiento crítico. No me habrá leído defendiendo el nazismo, ni lo haré jamás. Sólo cabe condenarlo. Pero Hitler no aparece de la nada. No es un ente que toma el poder ungido por un poder suprahumano. El nazismo aparece por una serie de razones históricas evidentes, de la misma manera aparece la Guerra Civil. Y el intentar entender las causas de ambos hechos no es defenderlos, es buscar las causas de las cosas. El maniqueísmo es mala doctrina para entender la historia, reflexione sobre ello.

      • Algunas personas de izquierda no se conforman con una condena clara y rotunda de la dictadura franquista o de las demás manifestaciones derechistas autoritarias o totalitarias. Yo personalmente condeno el despotismo derechista no tanto por su carácter conservador, que en sí mismo es perfectamente respetable, sino por su índole represiva, esto es, liberticida y antidemócratica. Pero también se pueden encontrar en las izquierdas personajes, ideologías o regímenes políticos no muy recomendables. En realidad, es la moderación la principal característica de un demócrata, y moderados se pueden encontrar tanto en la derecha como en la izquierda. Sin embargo, para la biempensante izquierda española se debe descalificar globalmente la historia de todas las derechas españolas desde el principio, por decreto, sin atender a distinciones, matices y circunstancias históricas cambiantes. Más que de una serie de corrientes ideológicas, cuando hablan de las derechas parece que se están refiriendo a una enfermedad incurable que infecta a España, apartándola de cosas tan abstractas y etéreas como la “paz”, la “igualdad” o la “libertad.” Como si estas bonitas palabras fueran patrimonio exclusivo de alguien en particular y no tópicos que todos utilizan por conveniencia, asesinos incluidos. Al final, toda la discusión termina derivando hacia una especie de sermón moralizante (laico, por supuesto) en el cual de antemano se sabe dónde están los buenos (izquierdas) y los malos (derechas). En esta soflama todo vale, se hacen todos los juicios de intenciones posibles y no es preciso demostrar nada: Franco y los sublevados del 36 no tenían el apoyo de media España; la dictadura franquista fue más represiva que la Alemania nazi; en España hay más desaparecidos que en Camboya; los revolucionarios de 1936 no mataron a nadie (y si mataron únicamente fue a opresores); los republicanos eran unos demócratas impolutos que no cometieron errores; la transición significó la supervivencia de los franquistas por otros medios; en España realmente no existe democracia; el callejero español es franquista; la iglesia católica nunca tiene razón o razones, jamás; la gente religiosa es tonta; Otegui era un preso político; los votantes del PP son todos corruptos, rancios y casposos; Fernández Díaz y Marcelo quieren destruir la libertad; Anguita es un ejemplo moral universal; Pablo es un genio que inventó la democracia en su despacho de la Complutense; Alberto Garzón es sagaz e inteligente; el heteropatriacado: he ahí el verdadero responsable de nuestros males; ETA no fue tan mala porque peores fueron los franquistas (por esa regla de tres, tampoco los franquistas serían tan malos porque peores fueron los nazis o los comunistas rusos; y así se podría seguir); la culpa del terrorismo musulmán no la tienen los musulmanes radicalizados sino todos los demás; para vivir bien y con tranquilidad: Venezuela; las personas de derechas están engañadas; las de izquierdas aciertan siempre. Las afirmaciones más descabelladas, falsas, absurdas o sencillamente cretinas se pueden hacer cuando alguien se cree imbuido a priori de una superioridad moral sobre los demás. El análisis racional queda cancelado.

    • El padre era un verdadero salvaje inmisericorde al que asustaba la sangre pero no dudó en ordenar que otros asesinaran. Su hija ha heredado parte de los peores rasgos al defender a asesinos para que se libren de sus penas. Una “joya”de familia, lastima que no pueda juzgar a la hija por su papel de cómplice de ocultación.

  117. Hoy en día el movimiento fascista se encuentra bien escondido entre opciones políticas aparentemente democràticas. En España podemos constatar que el fascismo no está presente en ningún movimiento único (Vox) que tenga fuerza real pero si nos damos cuenta esto es así porque su refugio esta en partidos como el PP en donde actúan de una manera impune imponiendo sus postulados antisociales, sus leyes represivas, sus recortes económicos y lo peor de todo, su descarada corrupción.
    No dudarán estos ideólogos infiltrados fascistas incluso en manipular la justicia o las elecciones (de hecho hay serias sospechas en las últimas de junio) ya que es una de sus bases de garantía para perpetuarse en el poder y diluir sus robos. Si queremos un buen ejemplo nada más tenemos que encender la TV para comprobar hasta qué punto pueden llegar manejando incluso la información.

  118. Comienza la excavación en busca del tren del tesoro nazi. Un grupo de exploradores inicia las excavaciones en Polonia para encontrar el tren con oro y joyas supuestamente enterrado durante la Segunda Guerra Mundial.

    • Se supone que desde la vía principal habrían hecho un desvío hasta los túneles donde esconder el tren, para luego desmontar toda la vía usada allanando el terreno.-
      Tendrán que buscar alguna señal del desvío realizado en la vía principal y desde allí deducir por dónde discurre la vía secundaria.-
      Después de 70 años el terreno habrá quedado totalmente oculto, pero con técnicas modernas no habrá problema para encontrar el tren.-
      Lo curioso es que para hacer algo así tienen que haber intervenido mucha gente, aparte de los prisioneros esclavos, por lo que es extraño que nadie hoy día sepa nada del asunto.-

    • Pienso que no se puede comparar este hipotético tren con el dinero que quedó en los bancos suizos. En este caso, es un tesoro perdido y el que lo encuentre, lo podrá reclamar según las leyes del país para este tipo de hallazgos. Estos cazatesoros y Polonia actúan de buena fé. No así los que robaron obras de arte, joyas, oro o dinero. Estos han de devolverlo a sus propietarios o herederos. Es pues, diferente. Me figuro que lo que encuentren en metálico (oro, dinero, piedras preciosas) se lo quedaran los polacos sin más. En cambio, si aparecen obras de arte, es posible que se hagan acuerdos con los propietarios si los pueden identificar. Eso si puede costar años. Aunque siempre podrán hacer una exposición temporal de los tesoros encontrados mientras se resuelven los litigios. Sin olvidar que el propietario de un bien rescatado suele tener que abonar los gastos de tal rescate, en este caso de la excavación prorrateada, para poder recuperar su bien.

  119. Hasta el año 1942, España se encontraba en el huso horario GMT. Esto quiere decir que los relojes de la Península marcaban la misma hora que hoy en día tiene Reino Unido, Portugal y las Islas Canarias. Sin embargo, fue en este año cuando el general Francisco Franco decidió adelantar el horario al GMT+1, es decir, el que tenían países como Alemania o Italia.
    El objetivo de esta medida era acercarse ideológicamente al país germano que, por aquella época, estaba gobernado por Adolf Hitler. Desde entonces, España mantiene un huso horario diferente al que le correspondería realmente.

  120. Como en España tras la Guerra Civil no quedaba ni duró, tanto y más que las reservas y el oro del Banco de España desaparecieron, de alguna manera había de pagar la ayuda alemana.
    Esta se efectuó en materias primas minerales como el famoso wolframio. También y es menos señalado, en productos agrícolas como el aceite y sin duda estas exportaciones contribuyeron a la precariedad que sufrieron los españoles en los años cuarenta; “los años del hambre” de tan triste recuerdo para quienes de niños los sufrieron en sus carnes.

  121. Himmler fue el creador y director de la Ahnenerbe, la “Herencia ancestral”, una institución dedicada sobre todo a la búsqueda de restos legendarios. La novela “Regalo de Reyes”, de Jesús Zamora, relata la historia de uno de los miembros de la Ahnenerbe, un historiador nazi refugiado en España tras la Guerra Mundial, y sus aventuras con un grupo de arqueólogos españoles.

    • El nazismo tenía una sección dedicada al esoterismo que dedicó ingentes cantidades de dinero a explorar el origen de los arios, llegando incluso al Tíbet. No encontraron nada y se sentían muy frustrados al comprobar que los germanos vivían en chozas oscuras y malolientes en la misma época en que los romanos construían el Panteón, el Coliseo y las termas de Caracalla. Menudo chasco.

    • Himmler era uno de los dirigentes nazis más apasionado por el ocultismo, algunas películas de la saga de Indiana Jones se inspiran en las actividades de la Ahnenerbe en busca de tesoros arqueológicos cargados supuestamente de poderes mágicos, (El arca de la Alianza, El santo Grial…), el mismo Reichsführer en persona mientras Franco y el Führer se entrevistaron en Hendaya visitó la abadía de Montserrat con la esperanza de hallar El santo Grial.

  122. El esoterismo en su versión racista, la ariosofía, formaba parte de la cosmovisión nazi. Es muy posible que Hitler entrara en contacto con círculos racistas ocultistas durante su juventud en Viena, allá por 1910. Al parecer, era lector ávido de la revistucha “Ostara”, publicada por un místico racista y ex monje llamado Jörg Lanz Von Liebenfels. En esta revista delirante se defendía: la guerra racial entre arios y mestizos como una epopeya épica que se remontaba a miles de años atrás, la necesidad de la poligamia para la propagación de la raza superior aria, la cría racial humana, la eutanasia de débiles y enfermos y un estado autoritario y caudillista que pusiera en marcha todo el plan. Liebenfels también publicó en 1904 el libro “Teozoología o la sabiduría de los monos de Sodoma y el electrón de los dioses.” Gran título: la idea clave era que la purificación racial conduciría a la creación de un nuevo tipo de superhombre ario dotado de poderes paranormales (capacidad de leer la mente, contacto con entidades espirituales, inteligencia superior), dejando atrás al hombre vulgar, mestizo y degradado por el igualitarismo judeocristiano. Para estos racistas ocultistas el verdadero pecado era la mezcla racial que equivalía a la ruina espiritual. Hitler pensaba exactamente lo mismo. La raza era lo importante y si ésta se mantenía pura el alma nórdica recuperaría sus fundamentos ancestrales, empezando por el espíritu guerrero, el honor, el expansionismo, el rechazo de la compasión etc. Los arios purificados serían como dioses guerreros de una saga germánica. Todo este galimatías racista era una verdadera pseudorreligión nacionalista cuyo sacramento máximo era el mantenimiento y/o purificación de la estirpe genética de los germanos. El mito de la sangre aria como esencia divina que debería desplazar al cristianismo fue teorizado por Alfred Rosenberg en “El mito del siglo XX.” Semejante locura, que mezclaba el darwinismo social pseudocientífico con un espiritualismo racista ario, era la religión de Himmler, aunque otros nazis eran mucho más escépticos que el jefe de las SS. Sobre este trasfondo mítico y místico del nazismo existe un documental magistral: “La conspiración nazi”, que se puede ver en you tube.

    • Lo mismo se debió hacer con los golpistas franquistas, a ver si os enteráis que había campos de concentración de republicanos, y los franquistas entregaron judíos a los nazis. En 1978 se debió eliminar todo el pasado fascista franquista y no se hizo, fue una transición mal hecha.

    • Si los aliados hubieran perdido la guerra, ¿a quien hubieran ahorcado por el lanzamiento de dos bombas nucleares sobre dos ciudades indefensas?

  123. El bombardeo de Hiroshima fue un intento de EE. UU. de provocar la rendición de Japón. Tras la Batalla de Okinawa (107.000 soldados japoneses muertos, 100.000 civiles muertos y sólo 5.400 soldados japoneses que se rindieron), los Aliados se dieron cuenta de que Japón no se rendiría y que producir su derrota costaría un desastre mucho mayor. Ni siquiera después de la primera bomba se rindieron, y por eso se procedió a bombardear Nagasaki. Tras esto, el emperador grabó el mensaje de rendición y una facción del ejército intentó un golpe de estado para evitar su difusión y la rendición. Aguita con los japoneses de la época.

    • El fanatismo y espíritu de sacrificio del ejército y el pueblo japonés durante la Segunda Guerra Mundial es imposible de entender dentro de los parámetros culturales occidentales. En Japón la modernización económica y técnica a partir de la restauración Meiji vino acompañada de una nacionalización en masa de los japoneses que adoraban al emperador convertido en Dios viviente. El emperador era el símbolo y el alma de Japón y el sintoísmo la religión de Estado. El japonés era una especie de imperio teocrático donde lo que importaba no era el individuo sino la preservación de la raza japonesa, considerada superior a todas las demás y portadora de una dimensión redentora universal. Japón dominaría el mundo. Este nacionalismo mesiánico e imperialista cuando se mezcla con acorazados de 60.000 toneladas suele tener consecuencias trágicas. Pero los japoneses más militaristas y obcecados seguían pensando pese a los bombazos atómicos que el espíritu de la raza de Yamato triunfaría sobre el materialismo occidental, aunque no quedara un japonés vivo. Estos fascistas optaban por el suicidio en masa de todo Japón (sin consultar a los japoneses, que nada significaban para ellos) como prueba suprema de lealtad al emperador. Tras la derrota, más de 500 oficiales y políticos japoneses se hicieron el harakiri para disculparse ante el emperador por no haber sabido conducir a Japón a la victoria. Estaban todos algo locos. En 1923 nada menos que don Vicente Blasco Ibáñez visitó Japón y escribió acerca de su viaje un relato espléndido incluido en su “Vuelta al mundo de un novelista.” Sobre la religión japonesa, el novelista valenciano decía: “No adoran en realidad los japoneses a sus antiguos dioses por su poder omnipotente, como lo hacen otros pueblos. Los veneran porque fueron los creadores de Japón, y este origen divino del país es un motivo de orgullo para todos ellos. Al deificar de este modo a su patria, se adoran a sí mismos.” La última frase es la mejor definición del nacionalismo que yo he leído nunca.

    • Los investigadores analizaron las biografías de 170 personas que habían prestado servicios de dirección en el ministerio entre 1949 y 1970 y nacido antes de 1929. En 90 casos, constataron una “biografía nazi, que incluía participación activa en la aplicación de políticas criminales. 34 de ellos había incluso formado parte de las milicias de asalto nazi.

  124. El gran delirio (Hitler, drogas y el III Reich), de Norman Ohler, cuenta el ascenso de los nazis, sus éxitos militares y su derrota en clave psicotrópica. Lo que guardaban esos archivos era la prueba del uso masivo de drogas por parte del ejército alemán y de su jefe supremo. Nada que no se hubiera hecho siempre, pero que los nazis, como en casi todo lo que hicieron, llevaron a un extremo justamente delirante. La gran paradoja, la gran mentira, está en que los nazis llegaron al poder envueltos en la bandera de la pureza en muchos aspectos, no sólo el racial, como enemigos de unas drogas que identificaban con los judíos. Enseguida empezaron a consumirlas compulsivamente, llegando Hitler concretamente a convertirse en politoxicómano.

    • Decir que las drogas fueron la clave de los éxitos en Polonia o Francia, es de un simplismo absurdo y estúpido. Una droga puede ayudar, pero solo temporalmente, y no evita que una bala te mate, la estrategia y la formación del ejército alemán de la época fueron la clave de esas victorias. Hay que recordar que el ejército polaco luchaba con cargas de caballería, mientras que los alemanes lo hacían con tanques. Eso no depende de las drogas

  125. Para conocer el posible cambio en la personalidad de Hitler resulta fundamental conocer su biografía juvenil escrita por su único amigo, August Kubizek, titulada “El joven Hitler que conocí”. Sobre la pasividad ante la escapada inglesa de Dunquerque siempre se ha dicho que Hitler la permitió para facilitar la paz que anhelaba con Inglaterra, ya que le consideraba un país germánico al que no debía combatir.

    • Vaya novedad. Que malote se sentirá el escritor al juntar en una misma obra nazis y drogas. Lo del pervitin es más que conocido y del Dr. Morell y las mezclas que le daba a Hitler ya hablaba Cornelius Ryan en su libro sobre la batalla de Berlín (y que al parecer le había provocado al Hitler la pigmentación gris de la piel). Lo de Goering en Dunkerke por efectos de las drogas ya es de traca. En fin, un libro más de relleno sobre la Segunda Guerra Mundial.

  126. La Dictadura muy fue sangrienta desde el primer momento hasta el mismísimo 20-N-75. Incluso en la mal llamada “Transición” hubo episodios más que negros. En la cuestión económica España, no recuperó su PIB de 1936, hasta 1959 (Plan de Estabilización). Por lo tanto, sólo a partir de los años 60 y en determinadas zonas, se empezó a progresar de forma lenta. Pero ello duró muy poco (hasta 1973 crisis del petróleo). Cuando Europa ya había superado la II GM (los treinta años gloriosos 1945-1975), España aún era un país en “vías de desarrollo”. España ha llegado tarde en todo. No olvide el “agua bendita” del turismo (¿mérito de Franco?). España ha llegado tarde y mal en todo. Ni ayer ni hoy somo líderes en nada..

  127. El blanqueamiento del franquismo está llegando más allá de lo grotesco. Lo de Franco salvando la vida a miles de judíos (cuando lo que hizo fue capitalizar las acciones de diplomáticos a título personal) mientras despotricaba sobre el “contubernio judeo masónico es ya de traca. En fin, la brillantez intelectual de los columnistas de la derecha española.

    • Sostres es un facha meapilas que gana dinero diciendo sandeces a los fachas meapilas que leen ABC, Nada nuevo bajo el sol, eso sí, alguien debería imputarle un delito de enaltecimiento del genocidio, o algo así.

      • El Sostres, por sus declaraciones deberá ser detenido por apología, enaltecimiento y exaltación del terrorismo franquista. ¿Qué hace el Gobierno ante estos filo-franquistas? En cambio, el Gobierno de Rajoy se dedica a llamar terroristas a dos titiriteros que celebraban una fiETA en los carnavales de Madrid y ahora también acusa de terroristas a jóvenes de Alsasua que estarían hasta los mismos h000000s por la prepotencia, chulería de algunos energúmenos funcionarios del orden, que jamás deberían haber sido elegidos para ejercer cargo público por su talante “pendenciero” como le sucedió a José el personaje de la ópera Carmen que fue destinado como castigo, del norte al sur de España, por su chulesco talante con los compañeros, con la gente.. y que todos sabemos cómo terminó:” ..te mato, a Carmen, porque eres mía..”

  128. Vergonzoso que pueda emitirse en España una serie como Lo que escondían sus ojos, un lavado de imagen lamentable del ministro encargado de la represión entre 1938 y 1942, nazi acérrimo, Ramón Serrano Súñer. Vi el primer capítulo, me pareció malo de solemnidad, aunque puede tener altas cotas de audiencia. Pero no imagino algo así en Alemania, por ejemplo. Sólo se me ocurren estas palabras de Orwell: “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”.

    • Esta serie televisiva, extraída de un miserable guión, (cuyo guionista, puede ser que se ciña a lo contratado con quien se lo encargó, o que haya participado en el soborno a la audiencia televisiva, al detallar acontecimientos históricos en los que oculta la realidad asesina del personaje) que hace apología de las “bonanzas del franquismo”, soslayando las verdaderas “bienaventuranzas del protagonista”, en su verdadera vida, en la que practicó el poder total, el sometimiento a la población y el asesinato, más que el propio dictador; digo que son soslayadas por una historia rosa de amoríos, en los que el único delito cometido por los protagonistas históricos son el de mantener amores “imposibles” o más claramente “tallar cuernos al más pintado”, sostenida argumentalmente en una falacia más, respecto a lo que ocurrió en España en tiempos de la dictadura, y tiempos cercanos a la dictadura; en un país en donde nunca se cerraron heridas sobre lo ocurrido en esa nefasta época, en la que hubo una guerra fratricida propiciada contra un gobierno soberano, elegido por el pueblo, con un total de más de medio millón de muertos, un ensañamiento contra la población tras la victoria, y un no solo no restañamiento de heridas hacia los que sufrieron, sino un traslado de la oligarquía imperante hasta la pseudodemocracia con la que nos “hicieron el favor de consolarnos”. El mantenimiento de leyes promulgadas durante la dictadura, la no invalidación o modificación de sentencias judiciales dictadas en dicho momento, (incluyendo cambiar los motivos de muerte por ….., en vez de fusilamiento, la devolución de bienes incautados a personas tachadas de “rojos”, el mantenimiento por parte de los gobiernos pseudo democráticos de monumentos, calles, (y como ejemplo emblemático imperante del dictador, el Valle de los Caídos), etc.., y series televisivas como éstas, mantienen muy abiertas las heridas del enfrentamiento.

    • Lo más sorprendente de todo es que hay quien piensa que se trata de algo inocente y sin consecuencias. Trivializar la historia no es ni inocente (sí inconsciente) y tiene consecuencias: creer que el paso fascista de España fue una versión más del Programa de Ana Rosa. En cuanto al asesor histórico Arteseros (hijo ideológico de Paca la Culona), o es muy cínico o muy tonto: su programa en Intereconomía utilizaba como sintonía el “Concierto para guitarra y orquesta” de Salvador Bacarisse, música profundamente española, compuesta por un republicano muerto en su exilio francés.

  129. Me entristece saber que se está emitiendo semejante serie que no he visto, pues hace tiempo decidí prescindir de ese medio.. Pienso que esa serie debe ser prohibida por el Gobierno, de lo contrario se podría acusar al propio gobierno de apología, enaltecimiento y exaltación del terrorismo y genocidio franquista.

  130. Dijo Jesús Eguiguren en abril de 2014, siendo presidente del Partido Socialista de Euskadi, que “en Madrid se vivía mejor con ETA”. Como la verdad duele, le llovieron palos desde los sectores más reaccionarios y de los que se sintieron aludidos, lo que le obligó a salir poco después a explicar sus palabras. “Me refería a que a la derecha española se le dio solucionado el problema del terrorismo y no ha demostrado ningún afán de zanjarlo definitivamente”, precisó el histórico dirigente socialista.
    Dos años y medio después, la vigencia de aquellas manifestaciones es innegable. No hay más que observar cómo hay quienes hablan ahora más de ETA que cuando estaba activa, porque su insoportable criminalidad -que llevaba aparejada un puñado de negocios relacionados con la seguridad, amén de sustanciosas prebendas- siempre ha sido un filón de votos. Y qué decir del comportamiento del Gobierno del PP, cuyo inmovilismo ante el cese del terrorismo, que no tiene parangón con ningún conflicto semejante en cualquier otra parte del planeta, es de una irresponsabilidad rayana con la negligencia. Es verdad que a comienzos de este año se había visto un sustancial cambio de actitud en tribunales de excepción como la Audiencia Nacional, donde se pactaron inéditos acuerdos de conformidad con la Fiscalía para evitar más encarcelamientos. Ocurrió con el macrojuicio a 35 dirigentes de Batasuna, y a continuación hubo sentencias absolutorias para miembros de Askapena y jóvenes acusados de pertenencia a Segi, que anunciaban la llegada de un nuevo tiempo. Lo sucedido en Alsasua es, sin embargo, una preocupante vuelta atrás al todo es ETA, pese a que la subsistencia de la banda sea testimonial. La encarcelación de siete jóvenes y la imputación a otros dos, quienes se enfrentan a un delito de terrorismo y a una pena de cárcel de 10/15 años, por el altercado, trifulca o agresión a dos guardias civiles y sus parejas, es un atropello jurídico. También lo es el daño que se ha hecho a la imagen del municipio, de ahí que a los vecinos de Sakana en particular y de Navarra en general les sobren los motivos para salir hoy a la calle a protestar.

    • En Madrid se moría mejor con ETA, porque la capital española fue escenario de algunos de los más salvajes atentados de la banda vasca. Pero, en fin, el que quiera seguir dándole vueltas al tiempo nuevo que siga y el que quiera creer que Eguiguren es un dirigente histórico que lo crea. ETA ha sido derrotada por la ley de una democracia y sus cómplices lo saben. Los etarras están presos, los abertzales en las instituciones del estado opresor cobrando sus buenos sueldos de ese mismo estado (grotesco, ¿verdad?) y el partido del negocio vasco mandando en compañía de los socialistas y relamiéndose pensando en el cupo. Para llegar a esto no era necesario asesinar a cerca de mil personas. Y lo digo y lo repito: los camaradas de la izquierda abertzale le deben una pequeña explicación a los etarras presos (150 de ellos condenados a 40 años íntegros de prisión: cadena perpetua) por el fiasco de la presunta “revolución” vasca. Fueron estos caballeros ahora tan cómodamente colocados en las instituciones fascistas quienes empujaron a tantos descerebrados a convertirse en asesinos múltiples. Y ahora unos están de concejales (como poco) y otros en una celda de Almería pasándolas canutas. El estado no les va a sacar las castañas del fuego ni a los presos etarras ni a sus ex socios de la IA. Eso que lo tengan claro. Pero se podrían salvar ellos (etarras y amigos) si fueran sinceros. Tanto unos como otros nos deberían explicar el por qué de tanta muerte absurda. Venga, que den la cara y se dejen de clichés resobados. No lo harán, por supuesto. No obstante, siempre se debe guardar confianza en algunas personas dignas que podrían romper ese cerco de tópicos y hablar claro.

  131. No bajemos la guardia, de momento los austriacos se han salvado por la campana pero un 46,4% de votos para la ultraderecha sigue siendo un dato muy alarmante. Tan alarmante como las declaraciones del candidato fascista que después de felicitar al vencedor ha pedido “por favor a todos los austríacos que mantengan la calma”.
    No he seguido la campaña de las elecciones austríacas, pero ese llamamiento a la calma del líder ultra da a entender que durante la campaña debe haber estado creando un ambiente de crispación y pronosticando un cataclismo si ganaba el candidato ecologista. ¿Porqué me resulta esto tan familiar?

    • A lo mejor no sabéis que el nuevo presidente aunque en su juventud fue anticapitalista, ahora se define como liberal, tirando hacia la izquierda pero liberal al fin y a la postre.
      Se presentó como independiente aunque tenga el apoyo absoluto de Los Verdes.
      Veo a mucha gente emocionada y luego llegan las decepciones. A lo mejor algunos esperan un Podemos y luego se encuentran con un Ciudadanos o UPyD con logo verde y que ha sido apoyado por todos los partidos de izquierdas y derechas para frenar al FPO.
      El FPO en la primera vuelta logró el 35% de los votos, Los Verdes el 20%.
      Como Austria, y esto es aplicable a otros países europeos como Alemania, no rectifique las políticas actuales sobre inmigración y refugiados, partidos como el FPO van a seguir aumentando en votos.
      Y su crecimiento no viene de clásicos conservadores o de votantes clásicos de la derecha, viene de ex votantes socialistas y de los trabajadores pobres, que son los que se ven perjudicados por las políticas merkelianas de importar refugiados para que trabajen por debajo del salario mínimo.

    • Es que todas esas divisiones de derecha, ultraderecha, izquierda, ultraizquierda son casi siempre falsas. Están hechas para un personal que en general no es muy inteligente. Si fueras austriaco no verías tan raro que casi la mitad apoye la “ultraderecha” ¿Que significa, que entonces la otra mitad apoyó a la “ultraizquierda”? Sólo hay dos candidatos así que necesariamente todos los votantes de un pensamiento conservador votarán al único candidato de su color que hay y el resto de pensamiento más progresista votará al otro candidato, pero no todos los que votantes de derecha son de “ultraderecha”.

  132. Tampoco todos los votantes del partido nazi eran “nazis” ni soñaban con llevar a los judíos a los hornos o desencadenar la Segunda Guerra Mundial. Pero Hitler no estaba dispuesto a decepcionar a sus incondicionales y la aventura terminó en pesadilla. Apostar por un candidato ultra implica un riesgo que el votante debería entender: estás votando a alguien que quiere privar de la ciudadanía a una parte de los habitantes del país con el argumento de que son de “otra cultura”, inasimilables, y por lo tanto peligrosos. Estos ultras vinculan la ciudadanía con determinados rasgos étnicos en ocasiones completamente arbitrarios. Al margen de que el racismo biológico clásico también está presente, aunque camuflado, en su discurso. Quede claro: si se vota a aquellos que quieren ponerle la caperuza amarilla al vecino por su “raza”, lengua o religión que luego nadie se queje de las consecuencias terribles pero lógicas. La extrema derecha etnicista es enormemente peligrosa para una convivencia razonable dentro de una democracia. El hecho de que muchos de sus votantes no sean ultraderechistas fanáticos sino simples cabreados hace que esta derecha antiliberal sea todavía más siniestra en la medida en que sus soluciones brutales pueden ser entendidas y justificadas como expresión de un consenso democrático. El resultado es una especie de fascismo políticamente correcto, que mantiene las formas pero enseña los dientes. Las propuestas ultras de privar de derechos civiles a una parte de la sociedad implican crear un apartheid “respetable” en plena Europa occidental. Es una noticia excelente que en Austria el candidato nazi haya sido derrotado.

  133. El padre de Franco, al dictador: “Si pierdes, te fusilan. Si ganas, te asesinan como a Canalejas”. El diario conservador ‘ABC’ ha revelado una carta que Nicolás Franco escribió a su hijo, el general golpista Francisco Franco, apenas unos meses después del golpe de Estado de julio de 1936 en las que le pedía que intercediera para poder recuperar sus ahorros.

    • Lastima que muriera en la cama y no en donde merecía, como tantos otros que lo hicieron y aún no saben por qué. El, y su camarilla de fascistas, que no hay que olvidarlos, hicieron que España sea hoy lo que es. Un pueblo ignorante, sin pasado ni autocrítica, con miedo a levantar la voz, con miedo a mirarse al espejo. Su unico legado ha sido una riqueza acumulada por una elite, hecha a partir del expolio de lo más básico, arrebatado a golpe de fusilamiento y tiro en nuca en una cuneta, a un pueblo que lo unico que queria era su pan y su leche. Aquellos que lo echan en falta y que lo añoran y lo ensalzan, son esos que tienen que mirarse al espejo, ver de dónde salió su riqueza, y ver el mucho sufrimiento que causaron a sus compatriotas, a los cuales les negaron lo más básico y les arrebataron lo unico que tenian, la poca libertad que disfrutaban. Esos que presumen de españolismo y marca España son los herederos amiguetes y lacayos directos de los que realizaron una de las mayores masacres junto a la guerra de Secesión y guerras indias a un pueblo. De hecho aun se notan las secuelas. Así que, por mucho que intenteis reescribir la historia y ablandar la imagen de unos vulgares ladrones y asesinos, esta permanecerá inmóvil en la memoria de la historia.

      • ¿Quién añora hoy en día el franquismo? Con la excepción de cuatro gatos pardos, nadie. Sin embargo, muchos parecen añorar el guerracivilismo; no la guerra, naturalmente, pero sí el espíritu violento y cainita que encendió la guerra durante tres años y la mantuvo en rescoldos otros cuarenta más. Dicen los antifranquistas montaraces: hay que ganar la guerra, casi 80 años después de haberla perdido otras personas. Es absurdo, claro, pero así funcionan ciertos cráneos privilegiados. La derrota del abuelo se convierte en la venganza del nieto. De ahí la obsesión por la revancha histórica, el atacar al discrepante como franquista, el creer que el nacionalismo español es invención de Franco, el negar cualquier dimensión positiva o al menos comprensible que pudiera tener la dictadura. Y es que en este antifranquismo irracional hay mucho de franquismo tapado y vergonzante, empezando por una carga de intolerancia asombrosa. Más que odiar a Franco, los antifranquistas montaraces odian a las personas que se limitan a observar que con únicamente improperios no se entiende el franquismo. Podremos acumular sobre Franco, los franquistas etc todos los insultos del mundo, pero la dictadura sigue si ser explicada. Veamos: si un dictador se mantiene durante cuarenta años en el poder sin grandes problemas ni excesiva oposición ello no se debe únicamente al terror y la represión, que también; en el franquismo debió existir algo más, algún aspecto no del todo horripilante. Pero por decir esta obviedad algunos rápidamente te tachan de franquista. Desde luego, el análisis riguroso de lo que fue el franquismo, sus causas y consecuencias, resulta mucho más grato que soportar una y otra vez el chorroborro verbal de los antifranquistas profesionales. La verdad: aburren.

  134. Marine Le Pen anuncia que eliminará la educación gratuita en Francia para los extranjeros si gobierna.
    “Si venís a nuestro país no esperéis que cuidemos de vosotros o que vuestros hijos sean educados gratuitamente”, ha afirmado la líder de la ultraderecha francesa.
    Se prevé que Le Pen concurra en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas de la próxima primavera. Que su éxito se consolide depende del candidato republicano, François Fillon.

    • Sí, es una miserable, como el torturador de su padre (Argelia). Que la esperanza para evitar a esta tipa sea el ultraconservador Fillon es bien triste, pero así están las cosas. La gente no aprende hasta que los tienen que sufrir en el poder; y entonces no es nada fácil librarse de ellos. Ya lo decía el doctor Goebbels en 1945: nadie les obligó a votarnos.

  135. El fantasma del nuevo nazismo sigue recorriendo Austria. El triunfo de Alexander Van der Bellen en las presidenciales da un respiro frente al avance de la ultraderecha, pero los sondeos presentan al FPÖ como la fuerza más votada en las legislativas de 2018.

      • Rusia financia al FN lepenista; y GB siempre apostó por el “equilibrio europeo” (divide y vencerás) en detrimento de Francia, Alemania, España (según la potencia hegemónica en cada momento). Ahora mongoles y britanuchos más Trump quieren destruir el proyecto europeo a través del populismo fascistoide. Farage ficha por Trump y Marine se acuesta con el envenenador tártaro Putin. GB debería ser expulsada cuanto antes de la UE y con Rusia (la barbarie) lo que se debe hacer es armarse hasta los dientes, como hacen ellos. Pero bueno, en la UE seguimos creyendo que la libertad se defiende sola. Y los más tontos en este terreno somos los españoles. ¿Cómo puede la UE hacer frente a las grandes potencias autoritarias de Rusia, China o Turquía? Con EEUU se puede contar por afinidad de civilización, pero no con Trump. O se construye una UE fuerte en el terreno militar y diplomático o acabaremos siendo una provincia de Rusia o de China; o sea de Asia.

  136. Una nueva investigación de la fundación que gestiona la casa museo dedicada a Ana Frank sugiere que la familia de la joven pudo no haber sido traicionada, cuando su escondite se encontró en agosto de 1944, sino que el lugar se encontró por accidente. La nueva investigación analiza por qué el lugar donde se encontraba la familia Frank fue registrado y estima que los agentes que lo realizaron podían estar persiguiendo en realidad delitos de empleo ilegal y de fraude en el reparto de los cupones de las cartillas de racionamiento.

    • ¿Qué más da? Los nazis alemanes y austriacos asesinaron a 10 millones de seres humanos en el siglo XX, y ahí están, presumiendo.

  137. ¿Un fraude el diario de Ana Frank? Es que algunos ya no saben qué hacer para negar el Holocausto y para justificar lo injustificable. Se dice que hay que recordar estos horribles sucesos para que no se repitan más, pero cada día comprobamos cómo hay gente que no sólo sigue negándolos, sino que son incapaces de pensar más allá de un tuit o un guasap.

  138. Ni siquiera los revisionistas niegan el “holocausto”, si se quiere llamar así la muerte de judíos durante el Tercer Reich en los campos de concentración nacional-socialistas. Lo que se cuestiona son las cifras y las causas de esas muertes. Los informes de numerosos especialistas contrarios a la versión de Hollywood son, al contrario que las películas de Hollywood, de incuestionable rigor científico mientras que la credibilidad de la prensa y del sionismo es prácticamente inexistente.

  139. A todos los negacionistas, o simplemente a los que tienen el alma dura y fría como el hielo ante uno de los mayores horrores cometidos por el hombre moderno, les recomiendo leer la estremecedora trilogía de Primo Levi sobre su experiencia como superviviente de Auschwitz. Y además es buena literatura, para aquellos que encuentren “infantil” el diario de Anna Frank, si algo así es posible teniendo en cuenta su edad y circunstancias cuando lo escribió.

  140. La veracidad de los testigos de aquellos hechos históricos ha sido cuestionada en numerosas ocasiones, también con pruebas contrarias a las mostradas por la propaganda sionista. El conocido informe del estadounidense experto en cámaras de gas Leuchter, por ejemplo, es demoledor a este respecto. Por otra parte, si intervienes en el debate histórico (por ejemplo como historiador) compruebas rápidamente que los sionistas responden con órdenes de detención, procesos y encarcelamiento. Recientemente ha sucedido esto a una investigadora alemana, Ursula Haverbeck. En este clima de violencia la investigación y el estudio sereno son prácticamente imposible. Tu pregunta se debe contestar con otra pregunta, ¿por qué se impide estudiar ecuánimemente sólo los hechos que afectan a los judíos?

    • Un consejo. Si vas a citar revisionistas yo que tú no mencionaría a Leuchter y su “demoledor” informe. Leuchter mintió descaradamente sobre su titulación de ingeniero y su experiencia profesional, y sus conocimientos sobre el gas eran muy deficientes. Nunca trabajó para instituciones penitenciarias americanas como decía. Mintió y fue declarado estafador por la fiscalía de Alabama. Todo lo que afirma en su “demoledor” informe ha sido refutado punto por punto por verdaderos expertos. Por cierto, el informe Leuchter fue encargado por el revisionista neonazi Zundel (él mismo se declara admirador de los nazis, no es que lo diga yo).

    • Pues si eres historiador no sé como haces caso a charlatanes como Zundel o Leuchter, que ni son historiadores ni son nada. Como historiador desde luego deberías informarte mejor y contrastar datos. Y déjate de discursos y de irte por las ramas, el caso es, retomando el tema en cuestión, que no hay absolutamente ninguna prueba que demuestre que el diario de Ana Frank es falso. Ninguna. Repito, no te considero “mi enemigo” ni digo que seas nazi ni nada parecido, pero muchos revisionistas sí lo son o son utilizados por neonazis. Y todo lo que afirman ha sido refutado. Y como dices la generación que vivió la II guerra mundial ha muerto y no hay que dejar que las nuevas generaciones olviden todo lo que sucedió ni que se dejen engañar por los revisionistas. Afortunadamente no sucede (ni sucederá nunca) y los seguidores de los revisionistas son 4 gatos.

  141. Estamos familiarizados con las imágenes de los juicios de Nuremberg de 1946. Pero, a día de hoy, nadie sabe nada de las mentes de los acusados. Este documental revela por vez primera los pensamientos personales de estos jerarcas nazis.

  142. Para entender la mente nazi está muy bien el libro de León Goldensohn “La entrevistas de Núremberg.” Goldensohn era un psiquiatra militar norteamericano de origen judío y entrevistó largamente a estos personajes. Le dijeron cosas verdaderamente sorprendentes (nadie estaba al tanto del exterminio judío, que era cosa del difunto Himmler, al parecer una mala persona) y ninguno manifestó arrepentimiento; al contrario: aquel juicio irregular era el de los vencedores contra los vencidos. Los asesinos caídos en desgracia siempre exigen a los demás que se comporten con ellos de manera intachable; victimismo y criminalidad se dan la mano. El nazi más delirante de todos era el fanático agitador antisemita Julius Streicher; a juzgar por sus respuestas, estaba como una verdadera cabra. Streicher llegó a confesarse sionista. Goldensohn sacó esta conclusión sobre el señor Streicher y su ideología : “A mí me parece un hombre que probablemente tiene una inteligencia normal, limitada e ignorante en general, obsesionado con un antisemitismo maníaco, que le sirve de válvula de escape de sus conflictos sexuales, puestos en evidencia por su preocupación por la pornografía.” Streicher consideraba que los judíos tenían planificado el dominio del mundo desde Cristo. Además de impulsar todo tipo de movimientos subversivos, los judíos corrompían la raza aria con el propósito de destruir la “noble cultura alemana.” Pero, a la vez, se cuidaban mucho de mantenerse racialmente puros, como exige el Talmud, gracias a la circuncisión. No obstante, Streicher pensaba que la lucha contra los judíos había ido demasiado lejos. Con el exterminio, el antisemitismo, que había hecho muchos avances, se había desautorizado. Él personalmente no se consideraba responsable de nada. Consideraba a Hitler, Himmler y Heydrich (tres fiambres) como los cabecillas del exterminio. También creía que el fiscal Jackson, los jueces y hasta su abogado eran judíos. Y que la URSS, los EEUU y la iglesia eran monigotes de los judíos. Con la derrota nazi los sabios de Sión se acercaban al dominio mundial. Sencillamente, Streicher había sentido un buen día la llamada: luchar por la verdad y desmontar las maquinaciones judías. No había vuelta de hoja. Eso sí: en su lucha política no mezclaba, decía, cuestiones personales. A Hitler le seguía estando muy agradecido. Streicher era un pervertido y un perturbado pero su nazismo populista y callejero era el de millones de alemanes. El periódico pornográfico “Der Stürmer”, que dirigía desde 1923, era el más vendido. A Streicher lo colgaron, pese a ser un nazi de segundo orden.

  143. Montoro: “Hay compañeros míos que se avergüenzan de ser del PP”. 14 oct. 2015.
    Normal que se avergonzaran de lo que en realidad pensaban. En cuanto el “centro derecha” de este país dice lo que piensa, se descubre enseguida que están a la derecha del Führer.

  144. Si hay algo que me causa rabia y dolor a la vez, es los españoles que fueron exterminados en campos de muerte alemanes. Mientras, el Ejército Rojo llegaba y liberaba a los supervivientes y dejaba a su vez 28 millones de rusos muertos en combate contra las hordas nazi-fascistas de Hitler y Mussolini.Y, estos dos, le habían proporcionado, al carnicero Franco, la victoria sobre españoles, tan poco afortunados, que perdían la vida defendiendo una República Democrática. Paradojas de sus vidas: defendieron la Civilización Cristiana en la Europa que les abandonó antes en España. ¡¡¡Cuanta amargura luego para los supervivientes dentro y fuera de este país, el de la Gloriosa Cruzada!!! No tenemos derecho a olvidarlos¡¡¡¡

  145. El criminal de guerra nazi Alois Brunner, juzgado como responsable del asesinato de 130.000 judíos de Europa, murió en un calabozo en Damasco en diciembre de 2001 a los 89 años.
    Después de la segunda guerra mundial, muchos oficiales nazis y militares encontraron refugio en Siria y Egipto. Ayudaron a los árabes en su guerra contra Israel, liderando tropas y participando en los combates contra los judíos a la vez que fomentaron el antisemitismo que sigue hoy vigente en los países árabes donde el libro más vendido sigue siendo Mein Kampf (después del corán). El mufti de Jerusalén ya había pactado alianza con Hitler mientras vivía y le prometió que le ayudaría a eliminar los judíos de lo que todavía no se llamaba Israel. Son hechos que hoy se saben, cualquiera que entiende francés le doy el enlace al periódico L’Express donde encontrará muchos más detalles históricos. Que muriera allí no es ninguna casualidad pues seguramente llevaba allí desde 1945…

  146. La Administración Trump se enfrenta a la comunidad académica al negar el carácter judío de la Shoah. Hay mucho revisionismo. Ken Livingstone, el ex-alcalde de Londres, se expresó revisionisticamente. Dijo: Hasta el 1932 el bigotudo no tenía nada contra los judíos, pero de pronto se volvió mal de la cabeza y se convirtió en un antisemita. Desafortunadamente hasta Netanyahu ha dicho cosas de ese estilo; dijo: “el bigotudo y los nazis hasta el 1941 solo querían deportar a los judíos, pero el Mufti palestino de Jerusalén lo convenció del holocausto..”Como el holocausto y la existencia de Israel están ligadas, mientras no exista paz entre Israel/Palestina y los países vecinos, la interpretación politizada del genocidio de los alemanes nazis seguirá. Si un cristiano es perseguido por su fé, hay países cristianos que lo pueden acoger, si un musulmán es perseguido por su fé, hay países musulmanes donde ir, si un judío era perseguido por su fé en los años 30, no tenía acogida, no podía ir a ningún lado, casi ningún país daba visas/visados a los judíos europeos perseguidos. Por eso el estado de Israel. Ojalá se encuentre paz entre Israel/Palestina.

    • Está claro que el holocausto no existió…… Es simplemente que los judíos se equivocaron de estación…..y se empeñaban en subir a los vagones equivocados…… Que es lo mismo que les pasa ahora a los palestinos…… Por mucho menos de este tipo de barbaridades debería haber gente en la cárcel….. Y el que le abrió la jaula a Trump tambien debería estar en el talego.

    • Chomsky define el asunto como víctimas dignas y víctimas indignas, y es judío. Lo de víctimas especiales y elegidos por el dedo divino no suele tener buen final.

    • Los negacionistas seguro que creen que la tierra es plana, que el sol gira alrededor de la tierra y que nuestros ancestros vivían rodeados de dinosaurios.

  147. En la guerra murieron 20 millones de rusos, 6 millones de alemanes y sucesivamente todos los países sufrieron miles de muertos hasta completar la cifra de 50 millones de muertos. Burradas hubo por todas partes pero particular dureza tuvieron las orgías de bombas contra civiles del final de la guerra con Alemania y Japón ya derrotados, episodios como Dresde y el colofón de Hiroshima y Nagasaki son barbaridades que a duras penas se han justificado por parte de los vencedores. En cuanto a los hebreos y el régimen nazi habría que leer cuál fue el papel de las elites en esa guerra seguro que la hebrea aparecería y no en un papel secundario, cuáles fueron sus acciones y sus métodos, finalmente habría que analizar a fondo porque Hitler le declaró la guerra a Rusia (una decisión que nadie ha explicado con claridad), quizá entendiendo esta decisión sabríamos más cosas sobre esa guerra de las que la propaganda “oficial” nos ha contado.

    • El ancestral antisemitismo cabalga de nuevo, como siempre. Y luego los mismos antisemitas se extrañan de que una gran mayoría de judíos hayan decidido, siendo ciudadanos israelíes, que nunca más dependen de un Estado para vivir, para sobrevivir, que no sea el suyo propio: Israel.

      • Los judíos furon víctimas de un régimen criminal que había decretado su destrucción física y que casi lo consigue durante la Segunda Guerra Mundial. El Holocausto no fue ninguna broma. No se puede minimizar o negar, como pretenden algunos. Ahora bien, la obsesión “holocaustocentrista”, o mejor sionista, ha dejado en penumbra otras atrocidades que en cuanto dimensiones y crueldad no quedan lejos de la Solución Final nazi. Ejemplos: el exterminio de los armenios por los Jóvenes Turcos durante la Primera Guerra Mundial, la guerra genocida de Japón contra China a partir de 1937, las políticas exterminadoras de la URSS stalinista, las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, el exterminio racial nazi de eslavos, gitanos y minusválidos, los bombardeos sobre Dresde o Hamburgo, las violaciones en masa por los soldados del ejército rojo de dos millones o más de alemanas, la expulsión de 15 millones de alemanes étnicos del centro y este de Europa, las brutalidades de la China maoísta, la Camboya de Pol Pot, el exterminio de medio millón de comunistas indonesios tras la caída de Sukarno en 1965, las matanzas tribales en África o los Balcanes, la guerra de Argelia, las desapariciones masivas en varios países iberoamericanos durante los años 70, los bombardeos masivos de los yankis sobre Vietnam y todas las demás agresiones del imperio en medio mundo, lo que ahora sucede en Siria, o un sinfín de guerras olvidadas en donde se suceden las matanzas a sangre fría entre la indiferencia general. El Holocausto se ha convertido en la memoria oficial del mundo occidental, lo que permite banalizar el pasado, olvidándose de otros horrores presentes, pasados o futuros. Únicamente existió un crimen único e incomparable: el Holocausto; los nazis están derrotados, Hitler muerto y el Holocausto no volverá; podemos dormir tranquilos todos.

  148. El ministro del Interior apoya al futbolista Zozulya, vetado en el Rayo Vallecano acusado de neonazi. En un tuit, Juan Ignacio Zoido ha reivindicado un gesto de los jugadores del Betis apoyando a Zozulya “ante las presiones a quien solo quiere hacer su trabajo”. Tebas, presidente de la liga y que en su día pidió una figura como Le Pen en España, anunció una querella criminal ante algunos aficionados que se opusieron al fichaje de Zozulya por el Rayo.

    • Otro de los apoyos que ha recibido Zozulya ha sido el de Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, vinculado al partido ultraderechista Fuerza Nueva y que en su día dijo que echaba de menos una figura como Le Pen en España. El presidente de la liga advirtió que no se podía “etiquetar a una persona por su ideología” y anunció una querella contra aficionados del Rayo Vallecano que se opusieron a la llegada a su equipo de Zozulya.

    • Este es el único tipo de solidaridad laboral que a Interior no le parece digna de ser espiada, infiltrada y machacada con la colaboración de la cadena de prensa del Movimiento. Y es con un nazi confeso, fíjate tú.

  149. ¿Que hubiera dicho y hecho el Zoido este si en lugar de ser un neonazi que hace ostentación de fotografías de ultraderechistas ucranianos hubiera sido un jugador de los que algunos llaman “proetarras” y hubiera exhibido fotografías de algún preso de ETA?
    Sin duda tanto el jugador (que sólo quiere jugar al fútbol) como los compañeros de equipo serían acusados como mínimo de apología del terrorismo.
    Pero ya se sabe “EL LOBO NO COME CARNE DE LOBO”.

  150. -La Realidad es que el club Betis acoge y defiende, tanto a un maltratador como a un ucraniano (“Todos somos Z.”) que venera a un tal Stepan Bandera.
    -Para juzgar si es nazi o no basta leer en Google “quién era Stepan Bandera” y su UPA: hay fotos con el uniforme nazi, condecorado con la Cruz de Hierro nazi, y datos con fotos terribles de varios de los p. ej. 80.000 asesinatos de “no -ucranianos”, desde 1942 al 45. Eran sádicos, violadores, destripadores, aserraban en vivo cuerpos, cabezas, dedos, cortaban manos con hacha, sacaban los ojos, … asaltaban pueblos y separaban por nacionalidades, luego la orgía de sangre, 300 aquí, 200 allá,…bebés, mujeres, ancianos, el sobrino nazi matando a su tío y llevando la cabeza a su tia,…
    -Bandera hizo escuela, pues los actuales nazis en el Poder en Ucrania (por la gracia de Europa y Obama-McCain) ponen su foto en los balcones, y siguen matando en el Donbás, integrados en la Guardia Nazional o en batallones “especializados” como el Azov que le gusta al simpático Zozulya.¡ Casi nada !.
    -¿Qué está pasando en el Betis, con estas malas imágenes ?. Y les vale, encima Impunidad desde Tebas y ¡el propio Ministro de la Porra!. Franquismo puro.

    • -Bandera fue un asesino, fascista, al servicio de Hitler, con Himmler, espía alemán cazado en Polonia y liberado al entrar los nazis, casa en Berlín, corrupto desviando pasta nazi a Suiza. Organizador de matanzas, desestabilizador en la retaguardia soviética, asesino de polacos, judíos, ucranianos, armenios, americanos,… y asesinado en su portal de Munich ¡en 1959!. Ahora le honran en manis por las calles de Kiev, curas ortodoxos incluídos y brazos en alto, cruces gamadas, palizas con bates,…
      -Un futbolista fascista será… un fascista jugando al fútbol. Uno puede pensar como quiera pero ser fascista es traspasar el límite. El Betis se está luciendo. Y el ministro, como si la entrevista Franco-Hitler en Hendaya hubiera sido ayer.

      • Lo miréis por donde lo miréis el tipo ha venido a “currar” al lugar indicado, aquí la ultraderecha no tiene que “renacer” como en el resto de Europa, aquí ya gobierna; de hecho lleva gobernando 40 años, el P$OE es un señuelo que sacan a cantar de vez en cuando, pero si ves quienes lo dirigen la verdad salta a la vista, mismos perros con distintos collares.

  151. Resulta que Zozulya difunde por las redes sociales su admiración por el nacionalismo ucraniano e incluso se enorgullece de su parecido físico con Stepán Bandera. Bueno, no es agradable, pero en principio a un futbolista hay que juzgarlo por sus goles y no por sus inclinaciones políticas. Efectivamente, Bandera fue amigo de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Esperaba que tras la destrucción de la URSS los nazis apadrinarían un estado ucraniano semiindependiente, al estilo de la Croacia fascista de Ante Pavelic. No obstante, la luna de miel hitleriana de Bandera fue relativa, porque también estuvo encerrado en el campo de concentración de Sachsenhausen entre 1942-1944. En realidad, los nazis consideraban a los eslavos como “subhombres” únicamente útiles como esclavos de los señores-colonos alemanes. En Ucrania las atrocidades alemanas fueron tremendas, como ya lo habían sido las stalinistas (la colectivización de los años 30, por ejemplo). Bandera fue liberado en 1944 durante el derrumbe final. Los alemanes esperaban que sus seguidores fueran un freno desesperado al imparable avance soviético. También es indiscutible que bastantes ucranianos con uniforme nazi perpetraron todo tipo de barbaridades contra los judíos y otros colectivos. Numerosos guardianes de los campos nazis eran ucranianos. A Bandera, que tras la guerra se refugió en Alemania y trabajó para la inteligencia inglesa y norteamericana, lo asesinó un agente soviético en 1959 con nada menos que un disparo de cianuro. Durante la Segunda Guerra Mundial muchos movimientos nacionalistas-separatistas fueron apoyados por los nazis (ucranianos, croatas, bretones, flamencos, bálticos) con la ilusión de una Europa de las etnias dirigida por el supremo líder tribal, Don Adolfo. Hasta el IRA mantuvo contactos con la Alemania nazi. Y los nacionalistas vascos antifascistas esperaron en la antecámara del führer alguna merced cuando la victoria nazi parecía inevitable, aunque es un asunto poco conocido. Los nacionalismos separatistas suelen ser como los camaleones: adquieren la coloración ideológica dominante en cada época. En los años 30, tocaba fascismo; a partir de los 60, marxismo-leninismo con elementos anticoloniales, tercermundistas etc. Pero el fondo racista siempre es el mismo. Ejemplo: el nacionalismo vasco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s