Reapropiarse de los bienes comunes

El neoliberalismo no es un espíritu satánico que se manifiesta cuando algunas fuerzas oscuras lo convocan. El neoliberalismo es producto de la conquista de las instituciones por parte de las élites económicas y el poder financiero. Todo un asalto institucional. Para consolidar la privatización de servicios públicos fue necesaria la creación y el uso intensivo de herramientas jurídicas, leyes parlamentarias y tácticas capitalistas para cercar y extraer renta de la producción social: apertura de espacios para que se inyecte y circule el capital financiero sin control público; sistemas de evaluación de los servicios públicos basados en métricas economicistas; pliegos y condiciones de contratación de servicios básicos que escamotean el control público; políticas, reglamentos y medidas coercitivas para convertir en mercancía el trabajo, la tierra, el dinero y los saberes. Por eso darle la vuelta al calcetín no es tan fácil. La santería no nos sirve.bienes-publicos

En “El Puerto de Barcelona: un gobierno en la sombra” se señala una estrategia de privatización que ha entregado un gran poder sobre el territorio a instituciones privadas y que incluso se ha replicado de una ciudad a otra. Las Autoridades Portuarias, figuras legales con autonomía presupuestaria y de gestión, han logrado un aislamiento absoluto de la presión pública y ciudadana respecto a la transformación de los frentes marítimos. La privatización de bienes comunes urbanos se desarrolló en paralelo al desarrollo urbanístico de los centros de las ciudades y para culminar ambos procesos fue necesario producir marcos jurídicos y arreglos institucionales específicos.

La principal reflexión que contiene este ejemplo no revela nada nuevo: el neoliberalismo ha logrado avanzar y entregar poder a grandes oligopolios construyendo sus propios principios científicos, normativos y sus propias dinámicas de organización y movilización. El neoliberalismo urbano ha diseñado una “administración paralela” que ha creado auténticos candados para poder perseverar y que cuenta con un buen listado de casos de corrupción y pillaje. La principal aportación que queremos ofrecer, en el fondo, funciona en un sentido inverso. La remunicipalización y la reapropiación de los bienes comunes solo pueden avanzar tomando en cuenta esas mismas dimensiones, pero para democratizar los recursos públicos.

La reapropiación de los bienes comunes ha de plantearse como un problema institucional, como la necesidad de defender, diseñar, implementar y asumir un conjunto de derechos, normas, obligaciones y compromisos para reapropiarse de lo enajenado y garantizar las condiciones materiales de subsistencia y reproducción social.  No solo necesitamos datos y organización ciudadana, sino también producir y empujar marcos jurídicos que reviertan la situación. Las batallas contra el neoliberalismo que se han dado históricamente han intentado actuar en esa triple dimensión: producir movimiento, producir datos, producir norma.

En su libro “Común”, Laval y Dardot recuerdan las palabras de la militante india Vandana Shiva que ilustran el enfoque político de estas prácticas de reapropiación de lo común: “Si la globalización es el cercamiento final de los comunes –nuestra agua, nuestra biodiversidad, nuestros alimentos, nuestra cultura, nuestra salud, nuestra educación– recuperar los comunes es el deber político, económico y ecológico de nuestra época.”

Estas palabras acompañaban a las protestas que se alzaron en Cochabamba como respuesta a la privatización de la provisión de agua potable, entre enero y abril del 2000. La declaración de Vandana Shiva pone sobre la mesa cómo las instituciones capitalistas crean las condiciones necesarias para que el mercado pueda ampliar el espacio sobre el que generar excedentes. En el caso de Cochabamba, una organización supraestatal –el Banco Mundial– promociona a una multinacional estadounidense –Bechtel Corporation– para ser contratada por el entonces Presidente de Bolivia –el dictador Hugo Banzer– quien previamente generó el marco institucional para poder asegurar la legalidad de la privatización. Frente a estas prácticas de desposesión que no solo encarecían el precio del agua y limitaban su acceso, sino que además destruían los sistemas comunales que la gestionaban, la “Batalla del Agua” fue uno de los procesos de organización social que materializó la defensa de los bienes comunes.

Inspirados por estos procesos, Ugo Mattei –catedrático italiano especializado en derecho civil y comparado– junto a un número importante de organizaciones, llevaron a cabo una Iniciativa Legislativa Popular en la Unión Europea para hacer una Carta Europea de los Bienes Comunes. La iniciativa buscaba establecer, ante la oleada de privatizaciones de servicios públicos que se estaban produciendo en todo el continente, el estatus jurídico y la protección de los bienes comunes a escala europea. Este proceso iniciado en 2011 no consiguió sus principales objetivos, pero abrió una red que sigue organizándose para afectar la agenda europea. Fue uno de los primeros intentos contemporáneos, junto a otros como la “Comisión Rodotà para la Reforma de los Bienes Públicos”, que buscaban actuar sobre el marco administrativo de los bienes comunes, buscando consolidar su expresión jurídica.

Desde la escala municipal más próxima, una estrategia con los mismos principios está conducida por movimientos como “Aigua és Vida”. Esta plataforma formada por una red de entidades sociales ha creado dispositivos de movilización y ha difundido información sobre el impacto negativo que la privatización del agua ha tenido sobre el precio y la eficiencia del servicio. Junto al trabajo para mostrar la viabilidad legal para revertir los procesos de privatización, “Aigua és Vida” ha situado en la agenda la remunicipalización del agua, un tema que empieza a parecer posible en Barcelona. El propio movimiento ha diseñado una “Guía práctica para caminar hacia una gestión no mercantil y democrática del agua” con algunas indicaciones, intentando transferir sus saberes prácticos a otros municipios. Cada vez son más los municipios catalanes que se suman a la remunicipalización y se pueden unir más a la lista durante este año, como esperamos sea el caso de Terrassa.

Una experiencia actual centrada en la gestión comunitaria de equipamientos en Italia nos señala una de las claves de estos procesos de democratización. En el año 2015 el Ayuntamiento de Nápoles aprobó una serie de medidas administrativas para regular, promover e institucionalizar los bienes comunes en el ámbito urbano. Un proceso encaminado a reconocer jurídicamente espacios de autogobierno e implementar modelos de gestión ciudadana de bienes del patrimonio inmobiliario del Ayuntamiento. Este proceso nació de la “experimentación del uso cívico y colectivo urbano de l’Asilo” un equipamiento de titularidad municipal declarado Patrimonio de la Humanidad.

El 2 de marzo de 2012 un colectivo de trabajadores y trabajadoras culturales, conjuntamente con más ciudadanos que formaron parte del proceso, ocuparon L’Asilo. Esta intervención estaba inicialmente planteada para desarrollar actividades culturales autogestionadas durante tres días. Finalmente, a partir de la propia organización ciudadana, se planteó legalizar la autogestión de l’Asilo, recuperando una fórmula jurídica italiana en desuso pero todavía vigente: el uso cívico de un bien público. Este fue el primer paso para lo que finalmente sería un caso de innovación jurídica sin apenas precedentes. A través de una ordenanza municipal, el Ayuntamiento de Nápoles recogió en sus estatutos el concepto de “bien común”, incluyendo en su parte dispositiva el reglamento de uso del inmueble, escrito por los participantes en la asamblea de l’Asilo.

La capacidad de los colectivos de l’Asilo para usar la Ley con el objetivo de invertir las formas de gestión privada vigentes en su municipio nos ofrece toda una lección. Frente al conservadurismo latente –casi “natural”– de gran parte de los servicios jurídicos municipales fue necesaria una fuerza organizada externa con capacidad para incidir en los reglamentos municipales e intervenir en el “Interés General” o, mejor dicho, en el “Bien Común”.

En todos estos procesos convergen tres puntos. En primer lugar, producir datos: nuevas métricas para mostrar la capacidad de producir servicio público por parte de espacios gestionados democráticamente, ya sean públicos o comunitarios. En segundo lugar, producir movimiento: crear alianzas de solidaridad con otros espacios y contextos para reforzar aquellos procesos que cuentan con legitimidad social pero no tienen soporte institucional. En tercer lugar, producir norma: tener un cuerpo militante que, a partir de la alianza entre espacios de lucha y saberes expertos sobre derecho administrativo, generen formas de intervenir en los marcos jurídicos vigentes.

Sin una fortaleza colosal de esa triple dimensión desde el afuera, resulta difícil cambiar el adentro y avanzar en la revolución democrática. Si en algunas de esas dimensiones necesitamos algo más que ideas y diagnósticos, hagamos uso de los recursos que el actual ciclo de “asalto institucional” nos prometió.

(Mauro Castro y Rubén Martínez, La Hidra Cooperativa)

Anuncios

53 pensamientos en “Reapropiarse de los bienes comunes

  1. España, desde la desaparición del régimen franquista e instaurado el sistema democrático, ha venido produciéndose la venta de patrimonio público de cientos de empresas y bienes de dominio público, ya sea mediante el eufemismo de los denominados contratos de externalización de la gestión, o mediante la venta directa de los bienes y recursos públicos. Es decir, se ha producido lo de aquella falacia del “Pan de hoy, hambre de mañana”.

    • El que crea que en España alguna vez habido democracia es el que esta equivocado, demofacismo y es bastante, solo hay que hacer un repaso de los últimos 100 años de desgobierno y de jefes de estado corruptos hasta la médula…

  2. El espolio lo empezó González y lo culmino Aznar con la venta de la red eléctrica, telefónica, tabacalera, argentaría etc.

  3. Desde el instante que un Estado, comienza a perder patrimonio público, de la manera que sea, empieza la pérdida de su propia soberanía, pues no debemos olvidar que, con la aceptación de la imposición de las reglas del neoliberalismo, iniciado con la llegada al poder de la primera ministra del Gobierno Británico doña Margaret Thatcher (1979-1990), y la de su homologo de Estados Unidos de Norte América, Ronald Reagan (1981-1989); a finales de los 70, del siglo XX, se puso en marcha la ejecución del declive de la propia configuración de los estados nación, tal como estaban constituidos hasta entonces; siendo que, a la fecha actual, se encuentran en un proceso de descomposición o desmantelamiento, hasta convertirles en dependientes de complejos entramados financieros. En fin, la globalización ha venido a traer pobreza y miseria para el conjunto de los países que acatan los dictados exigidos por organismos que no son elegidos por los pueblos; de tal manera, que asistimos al esperpento de ver como una agencia privada de calificación, se arroga el poder de hundir a todo un país, simplemente dictando, en más de las veces deseadas, informes sin rigor sobre la estabilidad económica. Siendo las grandes corporaciones multinacionales del capital y del mundo de las finanzas las que dictan las normas de manera directa o indirecta, usando los “lobbies de presión”; cuando no otras injerencias de mayor y cruel calado (Ver el libro de John Perkins, “La Historia Secreta del Imperio Americano”, Urano, Barcelona 2009).

  4. Si las empresas públicas se privatizan, ¿dónde se van a colocar los políticos, desde el presidente de la república hasta el último concejal de un ayuntamiento de 3.000 hb cuando dejen la política activa? En los buenos tiempos existían Iberia, Tabacalera, Campsa y Repsol, las hidroeléctricas… Ahora sólo queda la banca pública, que Zapatero arrebató a los técnicos y economistas (peligrosos liberales que gestionaban el dinero público y reportaban beneficios para el cliente y para la entidad) y se la entregó a los políticos y sindicalistas, que pusieron manos a la obra de repartir el dinero, que es lo que se debe hacer con el dinero público, repartírselo. Y aparte de las cajas de ahorro, ¿qué queda por repartir? En Andalucía han creado agencias y centros de interpretación, donde se colocan a todos los familiares con cargo al presupuesto público, y tienen la ventaja de que no hacen nada, porque son “empresas paralelas”. Por ejemplo, la Agencia Andaluza del Agua es paralela a otros entes que hacen el trabajo. Los centros de interpretación de la producción de AOVE-A solo son escaparates, los que recolectan la aceituna, la muelen, la envasan, distribuyen y venden el aceite son empresas privadas. Esa puede ser la solución a la escasez de empresas públicas donde colocarse uno y los 20 familiares más cercanos.

    • Yo creo, Luis Alfredo, que el artículo hace referencia a otra cosa: al control público de bienes como el agua que son públicos por naturaleza, y que sucesivos gobiernos neoliberales han entregado a empresas privadas. Al final acabamos pagando unas facturas estratosféricas, como con la luz, por servicios que cuesta muy poco producir. Todo a la mayor gloria de las empresas eléctricas.

  5. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha obligado a cinco empresas del sector público de la Generalitat Valenciana a difundir, en el plazo máximo de dos meses, el número de trabajadores en plantilla, los requisitos para acceder a cada puesto de trabajo y la retribución económica de todos sus empleados.
    En un fallo que se notificó ayer a las partes, los magistrados de la Sala de lo Social apremian al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), a Culturarts, al Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), a la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) y a Vaersa a publicar sus respectivas relaciones de puestos de trabajo. Es decir, los documentos técnicos que recogen la ordenación del personal en nómina.

  6. La fantasía neoliberal deja un rastro de estadísticas palmario.
    Al Leviathan hobbesiano que encarnan oligopolios y usos privativos de recursos públicos , lo está necrotizando la única infección contra la que este no puede inmunizarse: la conciencia política ciudadana y su apuesta por el cambio de modelo distributivo desde la LOCALIDAD, BACTÉRICA y DESCENTRALIZADA.
    Procedimientos:
    1) Vaciar el estanque.
    2) Apagar la luz.
    3) Esperar a que se quede sin aire.
    4) Deshacernos NOSOTROS del cuerpo.
    El cuerpo del expolio.
    Recuperemos nuestra vida en común.

    • Re-municipalizar, para recuperar lo que pagamos todos. También vendrían bien para recuperar todo lo público que ha robado la derecha, “re-publicar” y, de paso, quitarse la monarquía bananera de este país sureño y convertirla en una República donde la igualdad, la libertad y los derechos no sean papel mojado, como ahora.

    • Y lo del agua, siendo grave, no es nada comparado con el monumental fraude que hay en la gestión privada de los residuos urbanos, los continuos fraudes que se le están destapando a FCC así como los casos Brugal, Pokémon y otros demuestran que en la gestión privada de los residuos que acaban en vertederos tambien privados a menudo propiedad de los mismos que los recogen hay millones de euros estafados al pueblo.
      Nacionalización de la gestión de residuos ya!

  7. Todas las privatizaciones de bienes y servicios públicos, incluso las que son legales (que no éticas ni morales) es lo más parecido a una estafa. Del latrocinio legalizado de los bienes públicos a la recuperación de los mismos por sus representantes.

  8. Actualmente parece abrirse paso una tendencia proclive a la gestión pública, auspiciada por estudios que evidencian sus ventajas en términos de eficacia, calidad y costes de los servicios prestados. Importantes ciudades europeas como Berlín, Hamburgo, París o Londres están rescatando, re-municipalizando la gestión de servicios públicos anteriormente externalizados en ámbitos tan relevantes como la distribución energética, el transporte público o la administración del agua.

  9. Ingresa en prisión la antigua cúpula de Novacaixagalicia. Son los primeros directivos de cajas que pisarán la cárcel.
    Es lo que queremos los españoles, que todos estos delincuentes de corbata paguen por lo que han hecho. Nosotros los trabajadores nos levantamos todos los días para que nuestras familias y nuestro país prospere, no para que cuatro sinvergüenzas se lleven por delante 9.000 millones de nuestro sudor.

    • Ya era hora de que empezaran a detener a estos granujas y muchos más que se han reído del pueblo, del gobierno y de la justicia, necesitamos contundencia y que el tribunal supremo corrija si existen penas exiguas por influencias, creo que es su obligación corregir defectos en los procesos, confío en la justicia a pesar de su lentitud, ánimo.

  10. Núñez Feijóo califica como “dramático” el ingreso en prisión de los cinco exdirectivos de Novacaixagalicia. El presidente de la Xunta asegura que no se arrepiente de haber impulsado una fusión que acabó generando un agujero de 8.000 millones de euros: “Hicimos lo que teníamos que hacer”. Pues claro: ayudar a los amigos, y dejar a miles de ahorradores con un palmo de narices.

    • Pero qué dice este sinvergüenza, Por una décima parte de lo que han robado estos ladrones me iría yo a la cárcel 5 años. Seguro que este caradura no diría nada si el condenado fuera fuera una persona humilde y honrada ni por los que han condenado por enviar algun Twitter en las redes sociales criticando a políticos o dictadores.

    • Lo dice el tipo mas patetico que se pueda haber imaginado. Eso sí, con todo un aparato propagandístico que no escatima en gastos para lavarle esa cara de mochuelo. En el PP siempre hubo la habilidad de estrujar las posibilidades de un tipejo impresentable, para convertirlo en un estafermo, hasta que la realidad se impone a la publicidad engañosa. Solo hay que ver su más alto representante, Rajoy, para darse cuenta de que los pañuelos de usar y tirar no solo sirven para limpiarse los mocos. ¿Estos hombres de paja se darán cuenta de su destino cuando ya no quede ni una esquinita limpia en que volver a sonarse? Debe ser rentabilísimo ofrecerse a hacer tan dramático patetismo.

  11. El sistema de acumulación capitalista es ya una cultura, con valores propios y una visión del mundo enraizada en la mentalidad de los ‘ciudadanos-clientes-consumidores’. Hasta que han estallado una tras otra las burbujas (punto.com, capital-riesgo, inmobiliarias, bancos de inversión’). Entonces surge de nuevo el ciudadano reivindicativo, el ‘pequeño ahorrador’ que necesita del Estado, que previamente habíamos reducido en aras de la iniciativa privada, para que ponga orden, a posteriori, en un mercado insaciable y tan canalla que devora a sus propios hijos, sobre todo a los que más habían confiado en el sistema, la sufrida clase media, la única que por su nivel de ingresos puede ahorrar, pero no puede especular.

    • En Davos están pasando miedo. Ven que el dinero no es suficiente para mantenerles en el poder, ellos y sus muñecos políticos a los que pagan las elecciones y luego hacen hacer lo que quieren. Trump no les debe nada, a el no le pueden manipular. Me temo que ahora el dinero lo van a emplear en fomentar rebeliones anti-democráticas o, quién sabe, una guerra mundial.

  12. En este país se es condenado a 1 año de cárcel para mi, por tener mal gusto es su Twiter es decir por tener mal gusto en su derecho de opinión, pero estos mismos fiscales no pueden tratar de juzgar a los que hacen daño a todos los españoles (LAS ELÉCTRICAS CON SUS SUBIDAS DE PRECIO) o tenemos que esperar a estar sin luz 4.000.000, de españoles y que un 10 % muera para que estos fiscales se lo tomen en serio, para denunciar a las eléctricas y al gobierno de turno por COMPLICIDAD EN ASESINATO.

    • Por si a alguno le interesa a modo de comparativa.
      Precio por potencia contratada en España por 8kW (una casa grande): 367€/año con Endesa One (IVA incluido)
      Precio por potencia similar en Francia con Direct Enérgie (9kVA): 111€/año
      Es decir, en España es casi cuatro veces más cara que en Francia.

    • Para el que no lo sepa, el precio del mercado mayorista viene fijado por el precio de la energía más cara, y que define el precio de toda la producción.
      Por ejemplo, pongamos que la energía hidráulica se ofrece en el mercado a 40€/MWh, y produce 70GWh en un día. Si mañana resulta que hacen falta 500GWh, van entrando cada una de las energías hasta que se cubre el cupo. Imaginar que la última en entrar sea la de ciclo combinado, a un precio de 80€/MWh. A cuánto se pagarán todos los 500GWh? Pues la respuesta es a 80€/MWh. Es decir, aquellos que producen a un coste de 40, se lo pagan a 80. Además de ser profundamente injusto, es un sistema muy manipulable. Basta con ofrecer una demanda de fuentes baratas que no alcance por poco la producción, puesto que el precio de toda la producción lo fija la energía más cara.

  13. Las oligarquías mundialistas han sufrido una derrota histórica, pero no han perdido la guerra. Harán todo lo que puedan y jugarán todo lo sucio que sea con tal de que Trump no culmine su mandato o, en cualquier caso, frenar sus políticas. Trump se ha revelado como un tipo enérgico y con gran capacidad de liderazgo, esperemos que no puedan con el.

  14. Bankia ha anunciado la puesta en marcha de un procedimiento exprés en sus oficinas para que los clientes que contrataron una hipoteca con cláusula suelo puedan solicitar el reembolso del dinero pagado de más, con intereses.

  15. En Europa hay movimientos que tratan de redefinir la ideología que defiende a los más vulnerables contra la agresividad del libremercado. Las aproximaciones no son siempre geopolíticas ni de clase, pero acaban por abordar problemas sesgados por esos factores, además del feminismo o el medio ambiente. Hay un tejido social potente alrededor de conceptos como ‘los bienes comunes’ que en España han sido divulgados principalmente tras el 15M. Más de cien grupos u organizaciones que tratan de “encontrar alternativas políticas, sociales y culturales al expolio neoliberal” hay pinceladas de esa aproximación moderna de una nueva izquierda que quiere trascender el capitalismo, con la paulatina politización de asuntos como el medio ambiente, las ciudades o la comida.

    • Hace tiempo que le estoy dando vueltas al agotamiento del sistema. Basado en el consumo si no hay forma de adquirir recursos -trabajo- o un trabajo que te hace de todas maneras pobre ¿quien lo va a soportar? No es casualidad que ¡ahora! los más ricos de la tierra se estén planteando las rentas básicas.
      Lo que ofrece como óptimo el sistema capitalista para que funcione es un consumo que erosiona el mediambiente y que hace inviable el planeta a corto o medio plazo
      Ante este panorama la juventud ya no mira al Estado, desconfía. No cree en el maquillaje del sistema que ha sido y es la socialdemocracia y la fórmula de la democracia ya no es válida. Muchos se abstienen, no votan, no creen en ello. Tímidamente se observan cambios en su modelo de vida, en sus aspiraciones y deseos.
      Creo que no lo conoceremos, pero este sistema está agotado y desconozco como será el futuro, pero de lo que estoy segura es que estamos en el final de un ciclo y me atrevería a decir de una civilización

  16. El Banco Popular tuvo unas pérdidas de 3.485,36 millones de euros en 2016, muy superiores a las previstas, tras destinar 5.692 millones a provisiones para reforzar su balance, devolver a sus clientes lo cobrado de más por las cláusulas suelo y acelerar la desinversión en activos no productivos. En román paladino, que están más secos que el desierto de Gobi.

  17. La resistencia indígena contra la megaminería en la Amazonía ecuatoriana. La retención de dos militares por parte de los miembros de una comunidad shuar en Morona Santiago visibiliza las demandas de los pueblos indígenas que se oponen a la minería a gran escala en su territorio, amparada por el Gobierno. Una historia demasiado conocida, y triste.

    • Lo que está pasando es que el Estado ecuatoriano pone sus fuerzas de seguridad a las órdenes de las mineras chinas. Están sacando a la gente de sus casas violentamente.

    • Los desalojos forzados responden a las demandas de las empresas chinas. Así el Estado ecuatoriano no solo está promoviendo el extractivismo como única fuente productiva, sino que está poniendo sus fuerzas del orden al servicio de las mineras, garantizándoles la ejecución de los proyectos y los beneficios de los que el país verá sólo una parte irrisoria al tiempo que pone en riesgo la supervivencia de una nacionalidad indígena y de sus recursos naturales.

    • Un abrazo a los movimientos indígenas y sindicales que luchan contra los dráculas de la explotación y deforestación en Latinoamérica.
      En Telesur ves líderes con una fuerza, valentía y principios que no encuentras en Europa. Nos dan lecciones.

  18. Oasis ecológicos: el auge de los huertos urbanos en España. Soluciones que promueven la sostenibilidad y el autoconsumo, los huertos urbanos están comenzando a invadir tímidamente las ciudades españolas.
    Conseguir el beneplácito de las autoridades correspondiente para la regularización de este tipo de espacios, sin embargo, se convierte a menudo en un escollo difícil de superar.

    • Hemos pasado de contabilizar 1.000 en el año 2000 a 15.000 en la actualidad, según sondeo realizado por la consultora GEA 21. Destaca el crecimiento de huertos escolares, comunitarios y huertos sociales con fines terapéuticos. La mayoría aprovechan parcelas abandonadas o solares en desuso de titularidad pública y los transforman en oasis ecológicos de sostenibilidad, autogestión y convivencia con el fin de avanzar hacia un modelo de ciudad más amable.

  19. El Gobierno intenta esquivar la inminente nacionalización de las hidroeléctricas. El ejecutivo rechaza aclarar sus planes ante el inicio de la caducidad en cascada de las concesiones más rentables del sector eléctrico, aunque maniobra, como sus antecesores, para evitar que su gestión pase a ser pública

    • Lo que esta claro es que casi nadie ha devuelto la “energía reservada al estado” que formaba parte de los acuerdo de concesión de los saltos… creo que en alguno se quito a cambio de otro servicio pero la mayoría lo tenía… suele ser el 25% durante muchos años.

    • Si el tirano CorruPPto Rajoy nos ha puesto un impuesto al sol no le faltará indecencia como para regalar el agua de lluvia al mejor corruPPtor, y todavía hiere más al recordar que una buena parte de los embalses fueron construidos no por Franco, si no por las manos de republicanos esclavizados por su régimen genocida…

  20. ¿Por qué el Ministerio Empleo nombra un grupo de expertos para reinterpretar las resoluciones del Tribunal de Justicia de la UE, si éstas están claras y son determinantes? Pues, además de ahorrar dinero a sus amigos del Poder Económico y lo que toque a la Administración, está su apuesta por su convicción ideológica de que los afectados, los trabajadores, nunca han constituido el objeto de sus políticas, por lo que saltarse la ley, venga de donde venga, será una cuestión baladí, teniendo en cuenta la cantidad de veces que lo han hecho y lo resignados que nos hemos vuelto los ciudadanos a contemplar situaciones como éstas.
    La resolución europea está clara: “no puede haber diferencias de tratamiento, respecto a sus indemnizaciones entre trabajadores indefinidos, interinos y temporales”, punto. Puede, asimismo, no contemplar circunstancias particulares de tipos de contratación o duración de los contratos, pero a la hora de indemnizar en caso de cese en el trabajo, todos iguales. Cualquier otro subterfugio de estos “sabios” tiene como misión favorecer a una parte, la suya.
    Por cierto, el grupo diseñado por Empleo consta de seis miembros: dos nombrados por la patronal, dos nombrados por los sindicatos y otros dos, ¿quién los nombra? ¿el Ministerio? Hay que deducirlo así.
    Entonces, ya sabemos cuales han de ser las conclusiones del grupo: las resultantes de la propuesta de los cuatro nombrados por la patronal y el Gobierno. Es lo mismo que lo que pasa en las mesas negociadoras de temas laborales para convenios y otros tipos de medidas. Es lo que manda el Régimen: Las rentas de los poderosos son intocables. Las de los trabajadores…disponibles para los primeros.

  21. ¿Cómo consigue Cuba un sistema sanitario con índices comparables a los países desarrollados con un presupuesto propio de una región en vías de desarrollo? Una clave de los logros cubanos en materia de salud es que el gasto en el sector fue en 2015 de un 10,6% del PIB, muy por encima de países como EE UU, Alemania, Francia o España. También contaba desde hace cuatro décadas con uno de los sistemas de atención primaria más proactivos del mundo, pilar fundamental con una infraestructura sanitaria de 452 policlínicas que, junto a la prioridad también dada a la insistencia en la prevención de enfermedades, a la cobertura universal y el acceso a los servicios sanitarios puede llegar a explicar por qué Cuba está en muchos indicadores al nivel de países mucho más ricos.

    • Mi hermano, de turista en Cuba, sufrió un accidente de trafico. El y sus acompañantes (tanto cubanos como extranjeros) fueron diagnosticados y tratados en el mismo hospital cubano, que tenia pacientes y médicos cubanos, medios cubanos y personas que tenían historias propias del día a día de un habanero normal. A una de sus compañeras le operaron varias veces allí, con medios que desde la seguridad social española le explicaron que no podrían mejorar, así que decidió quedarse allí
      No entiendo porque mentir sobre esto de las élites y las cosas raras (doy por hecho que allí, al igual que aquí, a las clases políticas altas se les tratara con preferencia y con mimo). Mi hermano salio hablando, él y amigos suyos, en varios telediarios explicando lo bien que se les había tratado a todas las personas que iban en el microbus (cubanos incluidos).
      En fin… menos mal que ese accidente no fue en otros países.

    • En cabeza en la lucha contra mortalidad infantil. Tercero en médicos por habitante. 10% del PIB en sanidad. Y todo esto a pesar de ser una isla pobre en recursos y embargada por EEUU,que no les dejan ni leer los cursos ni los avances en medicina. Que es una dictadura, de acuerdo, pero los datos son los datos.

      • Recuerda Aretxabala: “me acuerdo cuando me advertían que era muy raro trabajar para esa Universidad y mantener un perfil de científico comprometido y en cierto modo activista, que corría peligro, que tuviera cuidado. Tenían razón, el tiempo lo ha corroborado. Entre las presiones que recibí en la Universidad me dijeron cosas como: “estás apoyando a quienes nos ponían las bombas”, “con las comparecencias y el asesoramiento al nuevo Gobierno estás cavando tu propia tumba”, “si dices que sí, que la cosa en Yesa está mal, pero que con nuevas inversiones se puede enderezar y tal…” y muchas otras… Todos argumentos de peso.

      • Cuando uno opina puede que enfade a quienes opinan diferente. Si es al poder, malo, pues siempre dispone de herramientas para cercenar la cabeza disidente. Pero la opinión es cosa más bien etérea, sujeta a los avatares de la actualidad, siempre relativizare. Otra cosa es criticar una situación de mentira u ocultación aportando los datos.
        Y entonces los poderes mueven su cola de dragón y golpean. Como le ha pasado hace poco a un amigo, la persona que todos asociamos en esta tierra al conocimiento de la geología, la referencia de una ciencia que nos preocupa, con terremotos, con minas, con decrecimientos de Esa, con fracking y demás. Antonio Aretxabala ha visto cómo su ejercicio de la profesión no resultaba grato a ciertos poderes de la tierra y cabe pensar que del cielo. Y le han despedido de su puesto en una universidad en un ejercicio que me resulta inmoral, injusto y triste. No me extraña el mentís un poco azorado que he leído para acallar el tema. Que es lo que el poder suele hacer: echar tierra para taparlo. Lo que pasa es que como bien saben los geólogos, a veces las laderas se mueven, y a veces los muertos acaban saliendo a la luz. Ánimo, Antonio. Nadie podría pensar que en estos tiempos defender la ciencia y la verdad pudiera llevarte al destierro de tu plaza de profesor. Pero así son los poderes. Todavía.

  22. El Ayuntamiento de Fitero, obligado a revisar la cesión del terreno del cuartel de la Guardia Civil. El TSJN sentencia en firme a favor del requerimiento de los vecinos y da diez días para acatarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s