Des-Memoria histórica

España es el segundo país con más personas desaparecidas del mundo, solamente por detrás de Camboya. Se estima que en nuestras fosas y cunetas se encuentran aproximadamente 114.000 mil cadáveres de la Guerra Civil y de la Dictadura franquista.
Sin embargo en España las familias de las víctimas no han obtenido ni verdad, ni justicia ni reparación y los responsables de tales crímenes que siguen vivos siguen sin ser juzgados.
Mientras países como Alemania o Argentina sí que han llevado a cabo políticas en esta materia, en España tras 40 años de democracia ningún Gobierno lo ha hecho. Pablo de Greiff, relator especial de la ONU ya denunció en 2014 la falta de mecanismos en nuestro país sobre esta materia. Los diferentes gobiernos se han amparado en la ley para no crearlos:
1) Esgrimen por un lado que la ley de Amnistía de 1977 indica que no se pueden juzgar crímenes realizados con anterioridad al día 15 de diciembre de 1976.
2) Por otro, que nuestro código penal a día de hoy recoge que ninguna persona podrá ser juzgada por un delito que se cometió antes de que en España existiese una ley que contemplase esos actos como delito. Sin embargo el Derecho Internacional expresa claramente que los crímenes considerados crímenes contra la humanidad, de lesa humanidad o los genocidios no tienen que atenerse a estas leyes sino todo lo contrario.

¿Qué es lo que se debate en el Congreso de Diputados y se vota?
Desde el Intergrupo de memoria democrática compuesto por Podemos, PNV, Compromís Bildu, PdeCat y ERC que ha promovido la Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo se han registrado estas dos Propuestas de Ley de las que el PSOE se ha desmarcado en el último momento.
La propuesta es la que se debate y consiste en modificar la Ley de Amnistía de 1977 que permita a los tribunales juzgar crímenes de lesa humanidad, genocidio u otras graves violaciones de Derechos Humanos.

¿Por qué es importante?
La Ley de Amnistía actual ha funcionado hasta ahora como una ley de punto y final que ha evitado poder juzgar en nuestro país los crímenes de lesa de humanidad cometidos durante la dictadura franquista
Lo que se vota no es la derogación de la Ley de Amnistía sino su adaptación a las propuestas y preceptos del derecho internacional humanitario como aconsejo Naciones Unidas. Ni más ni menos. Que la ley de Amnistía no sea un parapeto para evitar la acción contra los crímenes de lesa de humanidad

¿Por qué no va a salir?
No nos sorprende que un partido fundado por ministros franquistas o su marca naranja sigan impidiendo que los criminales franquistas puedan responder por sus crímenes ante los jueves.

Sorprende más el voto del PSOE, que ya ha manifestado que votará en contra porque la medida genera ‘mucha inseguridad jurídica’. La verdadera inseguridad e indefensión jurídica es que las víctimas no puedan acudira a la justicia de su país para juzgar crímenes de lesa a humanidad porque la ley de amnistía funciona como punto y final.
Su voto es decisivo para que se pueda juzgar al franquismo y su posición ha sido clara: proteger a los torturadores y a los franquistas, impedir adaptar nuestra legislación a las recomendaciones de la ONU.

Anuncios

93 pensamientos en “Des-Memoria histórica

  1. Del PP y su marca blanca C’s no me extraña nada, pero de un partido que se denomina de izquierdas es como pegar una bofetada a todos sus votantes.

  2. En la transición no sólo no se juzgaron los crímenes del franquismo ni se pidió perdón ni se buscaron los cadáveres y se entregaron a las familias, como debía hacerse, se intentó taparlo todo y se mantuvieron en sus cargos a los franquistas del Estado, la mayoría siguieron y ahora están sus hijos en los altos cargos de muchísimos ministerios y de la justicia, no se hizo “limpieza” del franquismo, por eso no se quiere cambiar nada, fue un pacto de silencio de los crímenes y eso no resuelve el tema, seguridad? qué seguridad señores, lo que se quiere es que no se nombres a familias que actualmente están en el poder, gobierno, ministerios, etc y que se sabe que siguen con sus ideas franquistas y que además las aplican en el dia a dia, contra los ciudadanos, siguen con sus crímenes contra la democracia, acaben ya con eso…. destapen todo y que se limpie la sociedad.

  3. España el único país que no ha juzgado a fascismo, como sí hicieron Alemania e Italia… pero como los van a juzgar… si los que se oponen son los hijos y nietos en muchos casos…

  4. A los adictos a la MH les recomendaría saber un poco más de historia. ¿De dónde sacan esa cifra de “114.000” desaparecidos por el franquismo? Que me den la fuente. Por lo demás, comparar la GC y el franquismo con la ¡Camboya de Pol Pot! resulta delirante. Durante la GC o el franquismo, con todas sus barbaridades, no hubo nada ni remotamente parecido a la pesadilla camboyana de los 70. En Camboya desapareció uno de cada tres camboyanos como consecuencia del experimento social colectivista de Pol Pot (convertir la Kampuchea democrática (sic) en una sociedad utópica, campesina, sin propiedad privada, ciudades o intelectuales). Una mezcla de Mao (comunismo totalitario) y Hitler (agrarismo, antiintelectualismo, nacionalismo) verdaderamente alucinante, que terminó en un verdadero autogenocidio, quizá el más extremo de la historia.

    • No recuerdo la fuente pero la cifra esa de 114.000 más o menos está pacíficamente aceptada, en varios congresos de historiadores la he oído citar como dato bastante exacto. Creo que es la recopilación por provincias de represaliados cuya tumba no ha podido encontrarse con exactitud.

      • No me parece una cifra verificada o rigurosa. Datos parciales tenemos muchos.

  5. De verdad que no entiendo, como hay personas que no desean liquidar el pasado fascista que durante 40 años reinó en España. En Alemania, no cesan en rendir homenajes a las víctimas del fascismo, para que vean las nuevas generaciones alemanas de que no se puede volver a permitir este tipo de regímenes. En cambio, en España, hay diversos partidos políticos que se niegan a que las familias de los asesinados puedan encontrar en las cunetas a sus parientes, se niegan a que se cambien nombres de calles y plazas de dirigentes asesinos, se niegan a que la tumba del dictador (amigo y aliado del nazismo) sea derribada o reconvertida. Algunos dicen sobre este tema esto es “agua pasada no mueve molinos”, creo que en el caso de la lucha contra el fascismo y de recordar a las nuevas generaciones de que la dictadura franquista fue horrible para el país, no se debe de dejar pasar por dignidad.

    • La franquista fue una dictadura dura. Nadie que no sea Pío Moa o tertuliano radiofónico se atreverá a reivindicarla en serio. Fue el producto de un golpe de Estado, de una GC espantosa y de un monopolio del poder político durante 40 años. La represión durante el franquismo no fue ninguna bicoca; decenas de miles de muertos en la postguerra y luego un permanente goteo de asesinados, torturados y ejecutados. De hecho, el franquismo fue una postguerra prolongada delirantemente hasta 1975. Raymond Carr definió así a Franco: “pésimo gobernante e implacable represor.” Además, es falso que Franco planeara una democracia tras su muerte: él quería una dictadura coronada, reinar después de morir, todo atado y bien atado. Anacrónica, represiva, vengativa y sectaria, la dictadura de Franco fue detestable. Pero esto no significa que 40 años después perviva el franquismo. Afortunadamente, de Franco y del franquismo no queda nada, ya casi ni nostálgicos. Llevamos 40 años de democracia. Una monarquía parlmentaria fundamentada en la soberanía nacional no es el franquismo; la Audiencia Nacional no es el TOP; el PP no es FET de las JONS; y Rajoy no es Franco aunque sí sea gallego. Una persona por criticar algún aspecto de la izquierda no es franquista; lo mismo que una persona de izquierdas no es “chequista” excepto en la demagogia de un Federico etc. El agua pasada mueve molinos, pero no hay que estar todo el santo día bebiendo agua estancada porque resulta perjudicial para la salud mental. Hay que oxigenar un poco la mente y encerrar al fantasma franquista en su lugar: la historia. Decía Juan Pablo Fusi: “Podrá discutirse sobre las causas del alzamiento del 18 de julio, sobre las motivaciones personales de Franco en ello, sobre la naturaleza -autoritaria o totalitaria- de su régimen (…) Podrán incluso explicarse y entenderse las razones de los franquistas. Pero hay algo que jamás se discutirá: que Franco estableció la dictadura más larga de los siglos XIX y XX de la historia española, una dictadura personal de cuarenta años cuya simple existencia provocó el rechazo frontal de la conciencia liberal y democrática de su tiempo.” De su tiempo y del nuestro.

  6. PP, PSOE y Cs se unen para blindar (otra vez) la impunidad de los crímenes franquistas. Los tres partidos tumban la propuesta de Unidos Podemos, ERC, PNV y Grupo Mixto, e impulsada por CEAQUA, para modificar la Ley de Amnistía y que no sea aplicable a los crímenes cometidos por el franquismo durante la Guerra Civil y la dictadura.

    • Lo triste de esto, es lo de siempre. Si que hay acciones y recursos para los muertos de un bando (el ganador, claro), pero no los hay para el otro (el perdedor, pero el único que tiene valor democrático, ya que el otro usó la fuerza y no la razón para ganar una guerra civil).

    • Lo que pasa es que los muertos de aquí, de esta Tierra, costarían menos darles “cristiana” sepultura.
      Pero católicos apostólicos romanos, se ríen de las Obras de misericordia, entre las que se encuentra la séptima: “…enterrar a los muertos”.
      Tienen miedo de que estos muertos hablen de paredones de cementerios, donde estos fascistas, no muy católicos, los arrancaban de su sueño para matarlos a las dos de la mañana.

  7. “PP, PSOE y Ciudadanos han lamentado que se intente “demoler” la historia de reconciliación en la que se basó la transición democrática”. Sí, la reconciliación de Carrillo que tenía algo que esconder, Felipe González que tenía algo que ganar y la camarilla franquista que guardaban cadáveres en las cunetas. Mientras, el pueblo votando con gran libertad entre la vuelta a la dictadura o el tragar lo que hiciera falta.

    • Tiene usted razón. Desde un punto de vista ético, es como usted dice. Pero desde un punto de vista práctico (y la política lo es), lo que interesa es que aquella amnistía, también llamada “Ley de punto final” que es un nombre más expresivo de lo que quería ser, lo más conveniente es dejar las cosas como están. Y ya nosotros podemos sacarnos los ojos defendiendo en la teoría una u otra idea.
      Según un dicho popular, un buen trato es aquel en que ninguna de las dos partes se queda contenta. Desde esa perspectiva, la ” Ley de punto final” fue un buen trato y por eso los españoles de entonces estuvieron mayoritariamente de acuerdo. No crea que la gente de entonces eran borregos analfabetos votando obedientemente lo que querían los sátrapas de turno. No. Todo el mundo estuvo de acuerdo y enterró el hacha de guerra. De ahí lo “modélica” de nuestra transición.

      • Ley de punto final o de obediencia debida se llaman las aprobadas después de las dictaduras latinoamericanas por asimilación con el nombre de la Argentina-en Uruguay tuvo un nombre tan kafkiano como ley de caducidad de la pretensión punitiva del Estado- que solo se aplicaba a los funcionarios del Estado que habían participado en actividades represivas, con lo cual la española no se puede definir como ley de punto final o, al menos, no se puede definir solo como tal…

  8. Si se anula la amnistía , ¿tendrán que volver a la cárcel los presos de Comisiones Obreras , de ETA condenados en el proceso de Burgos, de organizaciones antifranquistas, etc.? ¿Se equivocaron quienes lucharon contra el franquismo , quienes desde 1956 en el PCE y otros partidos (o Azaña desde 1939) preconizaban una política de reconciliación nacional? Hemos esperado 80 años para que vengan ahora el joven Garzón y Turrión para decirnos que todos estaban equivocados.

    • Pues hombre, lo que pasa es que anular implica declarar ilegal el franquismo. Era fruto de un golpe, una guerra y una matanza fundacional terrible… no sé si recuerdas.

      • Legalmente, el franquismo no existe. El dictador lleva 40 años dando ortigas y su régimen autoritario es historia. Sencillamente, es absurdo declarar ilegal lo que ya no es legal. En segundo lugar, el franquismo fue consecuencia de un golpe militar contra la legalidad republicana. Fue un poder de hecho ilegal que acabó en dictadura personal. El franquismo fue una tiranía. Fue regresivo y represivo. Fue ilegal. Fue ilegítimo. Pero el franquismo es pasado.

    • Tenemos la gran suerte de vivir en un Estado aconfesional, católico y apostólico. Cosas así solo pueden suceder en la nación más antigua de Europa, la que fuera el Imperio donde no se ponía el sol y la que es, desde los reyes católicos, la reserva espiritual de occidente.
      En este país se fortaleció la fe católica, primero purificando a los impíos y a los herejes en la hoguera, después enterrándolos en cunetas (donde aún siguen) y encerrándolos en las cárceles, de donde los que sobrevivieron salieron, pero donde ahora vuelven a meter a los actuales herejes, rojos y separatistas.
      Hay cosas que nunca cambian del todo, por desgracia.

    • En el fondo no es otra cosa que reconocer que estamos volviendo a una dictadura. No es otra cosa que reconocer el inmenso fracaso de un sistema que tras cuatro décadas no ha sido capaz de dar a conocer en buena parte de la población, esa es la verdadera asignatura pendiente, la canalla guerra civil y dictadura militar con el total apoyo de la Iglesia católica, el denominado nacionalcatolicismo que impregnó totalmente la vida de la población hasta bien entrada la década de los años sesenta. No hubo ruptura, por miedo y de esos miedos, esta nueva dictadura. Esa es pues, la asignatura pendiente. Culpo especialmente al PSOE y a quienes se enriquecieron en sus poltronas, sin pensar.

    • Esto es lo que no quieren los hijos y nietos de los carniceros genocidas que se sepa, sí, esos que van a las procesiones cantando “soy el novio de la muerte” con los obispos y curas pederastas, ahí estaba tambien la basura de Gusanita Diaz, que pais.

    • Mientras el gobierno financia la repatriación de los cuerpos de los caídos de la división azul, los muertos republicanos siguen olvidados en las cunetas. Los mataron dos veces, una al ejecutarlos, y otra al condenarlos al olvido. El fascismo y su represión fue tan grande como para que los familiares optasen por no hablar. Era peligroso ser familiar de un rojo asesinado.

  9. Andalucía advierte a sus alcaldes de que están fuera de plazo para retirar símbolos franquistas. Izquierda Unida, una de las autoras de la Ley andaluza de Memoria, denuncia que “la mayoría de los ayuntamientos incumplidores son los que están gobernados fundamentalmente por el PP”, y augura “una riada de expedientes sancionadores si dentro de unos meses la Junta comienza los trámites oportunos para que la retirada de la simbología franquista sea realidad”.

    • “Hoy 2 de abril, cautivo y desarmado el Cuerpo de Archiveros, el @IHyCM_ET ha ocupado las últimas posiciones. El Archivo General Militar de Ávila ha terminado… por claudicar al despropósito. Se limita el acceso a los fondos de la Guerra Civil.@PubliPatDef @Defensagob”. Pobre gente, los archiveros. Puestos a elucubrar: ¿será que Angel Viñas llegó demasiado lejos en sus indagaciones y se acerca demasiado a la poco decorosa verdad como para seguir permitiéndole husmear a él y a gente como él en los expedientes profesionales? Es una hipótesis de trabajo. Desde luego que aquí sí que hay un problema enorme de aceptación de que la dictadura ha terminado.

    • Los ricos cada vez son más ricos y los pobres más pobres. En España sucede a pasos agigantados. La gente más depauperada tiene acceso a unos recursos sociales y los más ricos siguen aumentando su patrimonio. En el medio, los que no pueden invertir, pero no están en la indigencia. Esto lo que hace es atemorizar a la población y meterle el miedo: a no tener trabajo, a perderlo….Lo único bueno es que se crean lazos de solidaridad que hasta hace muy poco eran impensables. Esas clases medias tienen la conciencia de que la cuestión debe cambiar.

    • Estamos viviendo una decadencia civilizatoria. La tergiversación del lenguaje para domar su significado y manipular las ideas está a plena máquina. La decadencia moral y ética va coronando la elite gobernante e intelectual que le da soporte para imponer el acaparamiento definitivo para doblegar a la sociedad, palabra ésta de cuyo significado se niega la existencia para estafarnos con el concepto de individuo por encima de todo y así poder dominarnos. El cambio de paradigma socio-económico va a realizarse por las buenas o por las malas. Por las buenas si la humanidad va tomando consciencia de lo falso que es la “realidad” y de lo mentiroso que es el lenguaje que se utiliza para vendernos su virtualidad falsa como algo tangible, esa en la que nos movemos como sombras en la caverna (Platón). Por las malas porque de seguir por el mismo camino la canibalización de toda la organización social y económica del sistema, está servida, no hará falta se anti sistema ni boicotear,o ni bombardearlo ni nada por el estilo, él solo se devorará a sí mismo en un aquelarre de antropofagia final.

    • Y cualquiera diría que es una enfermedad contagiosa. Lo es, claro, por el ejemplo y por la tendencia humana al egoísmo y a la avaricia. Que las máximas personalidades representativas del Estado se corrompan, roben y mientan es aún mayor inmoralidad por el efecto ejemplarizante sobre la población y por la venia de la Iglesia y sus monseñores. Nos dicen que los gobernantes y políticos son nuestra gente, somos nosotros. Oigan, hasta cierto punto ya que el poder corrompe y la gente normal no ha tenido la ocasión. Por suerte, el descaro en la impunidad ante el robo y la corrupción, más el abandono de la ciudadanía se vuelve contra los corruptos psicópatas.

      • Exacto, y se excusan diciendo que no son los únicos corruptos. Que empecemos por mirar a nuestro alrededor. Señores, un albañil que no te cobra IVA se gasta ESE dinero en mantener a su familia, o en el bar viendo fútbol, me da igual. Ese dinero sigue produciendo empleo, sigue en la rueda. Sigue en el país. Muy distinto al de ustedes que se pierde en paraísos fiscales que ni produce, ni alimenta, ni hace girar ruedas, ni sirve para nada. Sólo para que ustedes puedan presumir de números gigantes llenos de ceros. ¡Luego nos llaman números a nosotros!

    • Recuerdo hoy al 14 de abril de nuestra añorada II República. Los golpistas del bando nacional con sus genocidas Franco, Millán Astray, etc, sepultaron la ilusión de una España federal, culta, moderna, europea y democrática tras siglos de ignominia y nacional-catolicismo.
      Lo curioso es que sus hijos, los actuales corruPPtos, no han cambiado y siguen destruyendo los documentos y sepultando los archivos que demostrarían la verdad de esta gentuza del gran capital financiero y terrateniente que todavía pisa y explota a los españoles.
      Un recuerdo hoy a todos los que defendieron la democracia y en especial a aquellos sacrificados maestros y maestras republicanos, y, como símbolo, a aquel genio escritor y poeta Federico García Lorca que los franquistas asesinaron con apenas 38 años.

      • ¿La solución es la III República? Seguramente no sea una solución mágica ni inmediata a todos los problemas de nuestra nación de naciones, pero lo que sí es seguro es que con una ciudadanía formada y educada en valores democráticos y laicos de verdad y capaz de exigir responsabilidades directas a nuestros gobernantes (sean del partido que sean) nuestro horizonte de futuro sería mucho más optimista.
        ¿Cómo es posible que los casos de corrupción y falsedad no nos hagan reaccionar todavía como sociedad democrática? Es inadmisible mantener a un partido como el PP que se ha demostrado (judicialmente e indiciariamente) como una máquina de corrupción que cangrena nuestros cimientos democráticos, hasta el punto que ya nos han inmunizado y parece hasta normal y tolerable que se nos robe, se nos mienta y, lo peor de todo, se nos trate como a un rebaño de ovejas somnolientas que se conforma con comer algo de hierba bajo el sol de una clase dirigente podrida y carcomida por los intereses de los grandes grupos económicos y financieros de este mundo globalizado.
        Somos capaces de acusar de rebelión a las personas que defienden la independencia de Cataluña y al tiempo el rey Felipe VI recibe con honores al príncipe Saudí que viene a comprar armas para seguir masacrando a los países vecinos. Por cierto hay que ver lo bien que se lleva la Monarquía española con la de Arabia Saudí, será porque ninguna de las dos es democrática y su pasado reciente y lejano así lo prueba.
        En fin, eduquemos a nuestras hijas e hijos con un espíritu crítico e inconformista para que ellos defiendan una sociedad democrática y justa bajo la forma de República. De lo contrario seguirá Letizia y su saga.

    • Como investigador en esos archivos, es cierto que hay mucho caos y precariedad, en algunos incluso me han puesto todas las trabas que han podido para evitar que investigue la documentación existente sobre la represión franquista y el sistema de campos de trabajo y batallones disciplinarios.
      En otro orden de cosas, es admirable la dedicación y colaboración de muchos de los trabajadores de estos archivos, especialmente del de la guerra civil de Salamanca, sin su ayuda la fundamental documentación que obtuvimos allí, no habría sido posible.
      Es inaudito que se saqueen archivos y documentos oficiales, a plena luz del día, sabiendo quienes lo han perpetrado y que no pase absolutamente nada. En la ciudad en que vivo, sucedió exactamente lo mismo que en Cabeza de Buey, los falangistas saquearon los archivos y los mantienen ocultos en una propiedad privada, cuarenta años!!!

  10. Lección de historia a cargo de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau. Esta señora, artista fallida, filósofa sin título, activista sin actividades conocidas más allá de la política, esta indocumentada, le retira al viejo y decente almirante Pascual Cervera y Topete (1839-1909) la calle que tenía en Barcelona. A partir de ahora, la calle Cervera será la calle Pepe Rubianes, el actor gallego de izquierdas ya fallecido y célebre por la extrema finura con que abordaba el dilema nacional español: “A mí, la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás, que se metan España en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando en el campanario.” Un genio, como se ve, el tal Rubianes. ¿Y el bueno de Cervera, el almirante derrotado en 1898? Pues su delito según la alcaldesa del pescuezo gordo era ser un facha. Así como suena: un facha. Y eso que Cervera murió en 1909, cuando faltaban 10 años para la fundación del fascismo y Mussolini era todavía un socialista revolucionario. En realidad, Pascual Cervera y Topete era un hombre del siglo XIX, liberal y humanitario, nada “fascista.” Cervera no sería un genio de la estrategia naval, pero avisó al gobierno español de la inmensa superioridad de la flota norteamericana, y de que enfrentarse a ella equivalía a un suicidio. Pero como era un militar no tuvo más remedio que cumplir las órdenes que le dieron. Y su vieja flota se fue a pique en Santiago de Cuba en cuestión de minutos. 2000 marineros españoles y el propio Cervera se salvaron a nado. Cervera hizo todo lo posible para salvar las vidas de sus marineros, que ante la aplastante superioridad yanki era lo único que se podía salvar. Este era el facha Cervera: un hombre bueno, realista y humanitario. Tiene calles y bustos en Cuba. Sus vencedores americanos le consideraban un caballero y le trataron con el mayor de los respetos. En fin….

    • Los fascistas se han transformado en monárquicos y liberales, pero el catolicismo sigue vivo y coleando.
      Ellos no cambian su discurso, siguen luchando contra el divorcio y el aborto, las leyes que protegen a la mujer y la convierten en dueña de su propia vida.

    • El contenido de esta obra me parece trascender de la pura situación española y es extrapolable a cualquier país de Occidente que haya conocido la purulencia del patriarcado en su forma extrema, la de la vuelta de tuerca fascistizante, que convierte a la oprimida en cómplice activo de su propia represión y modelización, tras interiorización (diría masoquista) de la violencia.
      Muchas gracias por actuar contra el olvido, en ese sentido esta obra (y actitud profesional) representa una bocanada de oxígeno que la purulencia obsoleta actual hace indispensable. Por las fotos que coloca el artículo, la escena parece tener un perfil brechtiano (me vino a la mente el “Terror y miseria del Tercer Reich”, obra maestra sobre la interiorización “orwelliana” de un modelo de miedo).
      Agradezco que al menos la existencia de PP, C’s y demás sátrapas haga florecer la contestación social. Ligado a la vomitiva sentencia de La Manada, leer de la existencia de esta obra recuerda cuán necesario es que la memoria del horror siga viva (pues ese excremento judicial explica cómo sigue coleando impasiblemente lo que se sembró en aquellos años funestos).

      • Demagogia a todo trapo y expresiones truculentas (me encanta lo de “purulencia del patriarcado” y “vuelta de tuerca fascistizante”). A las feministas más extremistas y ridículas (“feminazis”) se les debe informar que durante la Alemania nazi las mujeres apoyaron más a Hitler que los varones. Las rubias germanas entraban en éxtasis místico-erótico-patriótico cuando aparecía el asceta nórdico del bigotillo chaplinesco y estaban todas dispuestas a “darle un hijo al Führer.” Pero ya se sabe que Hitler era rarito en todo: también con las mujeres. En la reaccionaria distopía totalitaria nazi la función de la mujer era poco más que la del reposo del guerrero: niños, iglesia y cocina. En España, cuando las señoras pudieron votar por vez primera en 1933, resulta que ganó la derecha: Gil Robles y Lerroux. En los países islámicos, el principal apoyo del tradicionalismo religioso musulmán y su exigencia de sumisión femenina parte sobre todo de las mujeres. No es misoginia, no: es la puñetera verdad. ¿Qué cara os queda, feminazis?

    • Supongo que si el tipo tiene miedo a todo sufrirá un trastorno de angustia generalizado o será sencillamente un gilipollas con pretensiones de irónico estilista. De todas formas, repite varias veces que estrena en el teatro Apolo etc; pura autopromoción. Será por contagio, pero a mí Albert Pla también me parece una mierda.

  11. No hay un problema de desmemoria, lo hay de memoria democrática. No se puede concebir la democracia en Europa sin antifascismo, el problema es que en España hay algunos que vienen del fascismo que se han hecho pasar por demócratas, y eso es parte de la Transición. Es fundamental recuperar la memoria democrática, entendiendo que no puede haber una democracia plena con impunidad, y creemos que la Transición tuvo elementos de impunidad muy graves. No solo es no poder juzgar, sino algo mucho más grave, que es la falta de cultura democrática de una parte de los partidos y los políticos de nuestro país. Planteamos que, para construir del siglo XXI, hay que recuperar la memoria de aquellos luchadores por la democracia en este país y, sobre todo, dar justicia y acabar con los restos de impunidad que quedan por eliminar.

    • Yo he vivido en mis carnes los efectos de la dictadura fascista de Franco en sus últimos años de vida y era pura dictadura fascista, con golpes de porra y cárcel. No quiero ni pensar las salvajadas que hicieron cuando ganaron la guerra con la ayuda de los fascistas europeos. Yo lo tengo claro, la única forma de que los fascistas que aún viven en España no vuelvan a intentar hacer los mismo, es rescatar la memoria histórica real, no la de los vencedores, y luchar por una verdadera democracia, porque la que hay actualmente es solo apariencia, parece, pero no es.

      • A las personas que sufrieron en sus carnes las porras franquistas no se les puede exigir objetividad; eso es claro. Pero los que nacimos después de la tiranía (yo vine al mundo en 1976) tenemos por fuerza una visión más fría y distanciada de lo que fue la dictadura. Esto es tan inevitable como lo otro. La experiencia vivida/sufrida es muy distinta a la cultura libresca y naturalmente debe ser atendida como una importante fuente histórica (para eso está la historia oral etc). Sin embargo, también para entender se necesita un poco de distancia y objetividad, que no neutralidad. La objetividad consiste en no engañar ni engañarse y en someter los propios prejuicios a la realidad, a lo demostrable; la neutralidad es pretender vanamente que uno está por encima de filias y fobias, lo que es sencillamente imposible, porque en el concierto, quien más quien menos, todos soplamos un instrumento: flauta, tuba o trombón; el que se ufana de ser “neutral” o no tiene ni idea de lo que habla o se sitúa en una equidistancia imposible. Desde luego, con el franquismo no cabe ser equidistante, porque el franquismo no fue un término medio entre una dictadura y una democracia, como pretenden algunos del ala derecha, sino una supervivencia malsana de los regímenes fascistas y autoritarios de los años 30 que duró hasta 1975. El franquismo fue una dictadura como una catedral, más allá de discusiones bizantinas sobre su naturaleza fascista, semifascista, autoritaria, totalitaria etc etc. Fue una dictadura, mató mucho, muchísimo (compárese con la dictadura de Primo de Rivera, que no mató a nadie; o con la de Mussolini, que ejecutó formalmente a 25 personas entre 1922-1943), dividió inexorablemente a los españoles entre vencedores y vencidos, destrozó la cultura española y Franco, encima, pretendió prologar la dictadura tras su muerte, en una especie de dictadura post mortem perpetua. Dicho esto, la España de hoy es, afortunadamente, con todas sus lacras, una democracia; la memoria histórica real no es ni puede ser exclusivamente la memoria de los vencidos, porque esta memoria debe contrastarse con la memoria de los vencedores, tan real como la otra, para tener una imagen global de todo el cuadro histórico; y hoy en España no hay tantos “fascistas” como algunos pretenden y desde luego la situación de 1936 es irreproducible porque la sociedad española es otra. Antifranquismo como democracia, sí; antifranquismo como antifascismo según, porque rechazar la dictadura franquista es una cosa y otra muy distinta tener que ser en 2018 antifascista militante estilo camarada Stalin años 30; eso hoy no tiene mucho sentido (lo tenía en 1936) porque los enemigos de la democracia son otros. En fin, uno prefiere la democracia a secas (la liberal y representativa, por supuesto, no los sucedáneos que circulan por ahí).

    • Me llama mucho la atención el hecho de que nadie, o nadie procurara, al día siguiente o en los siguientes días o semanas, entrevistar directamente al propio Miguel de Unamuno; porque esta habría sido la gran oportunidad de que el propio Unamuno, certificara o desmintiera, lo que se estaba empezando a decir que él dijo. Fue un fallo inconcebible de parte de la prensa de ese momento y aún peor de parte de los historiadores y analistas políticos. Así es que, se comprende que de escribiera una fábula y una ideologización manipulada de un evento semejante entre dos pesos pesados de aquel momento que vivía España. La falta de profesionalidad de parte de la prensa y el oportunismo de Portillo, hizo posible la creación y difusión de un mito literario distorsionador de lo que pudo ser la realidad. Me molesta que se mienta, se manipule y esto haya hecho que generaciones se hayan posicionado, políticamente, en favor de algo que era una gran manipulación. Lo peor de todo, que aún en el día de hoy se siga dando pábulo a este relato falsificado; en tesis y monografías académicas.

      • Votoutil, piense que en aquel tiempo Salamanca era, por así decirlo, la capital de la España Nacional, allí estaba la camarilla de Franco y desde Salamanca, en la recién creada Radio Nacional de España por el propio Millán Astray, éste transmitía sus arengas. Unamuno quedó en arresto domiciliario de hecho. Y es cierto que recibía visitas, el día que murió recibió la visita de un joven falangista amigo suyo con los que conversaba y también se conservan algunas cartas en las que se muestra crítico con Franco y con el alzamiento que él había apoyado. Pero no se puede pedir mucho más en aquellos tiempos donde por menos de nada uno podía ser arrestado, paseado y fusilado.

    • Unamuno, Ortega, Marañón… Intelectuales de variadas ideologías y matices que creían en una República controlada por demócratas, a los cuales se les fue claramente de las manos su control; por eso, más o menos tibiamente algunos apoyaron el Alzamiento, otros se exiliaron. Todos ellos formaban parte de esa “Tercera España”, harta, cansada y atrapada entre la España ultramontana de caciques y obispos y auténticos iletrados revolucionarios.
      Salvando las distancias, nos encontramos hoy en día en España atrapados entre unas clases dirigentes corruptas y unos populismos emergentes.

      • Es curioso que los padres de la república salieran despavoridos cuando la criatura les salió díscola y un poco más roja de la cuenta. Ortega y Gasset ya pidió en 1932 la rectificación del rumbo republicano, no dejarse arrastrar “por los mascarones de proa de un anticlericalismo anacrónico” y acabó abandonando desengañado la política. El golpe militar pilló a Ortega en Madrid, logró salir de la España revolucionaria y refugiarse en Francia, Holanda, Argentina y finalmente Portugal. Por sus cartas privadas se deduce que era un partidario silencioso de Franco. Ortega apostaba por Franco como mal menor. Volvió a España en 1946. El caso de Marañón y Pérez de Ayala fue paralelo al de su amigo Ortega: dos liberales asustados por la revolución que se arrimaron a los golpistas para escapar de lo que ellos entendían como comunismo. Estos dos fueron menos precavidos que Ortega y expresaron públicamente su apoyo al bando franquista de manera exagerada y rencorosa. El caso Baroja fue curioso, porque Don Pío lo era. Baroja no era republicano y tenía una mala opinión de los políticos republicanos y socialistas, demasiado demagogos y charlatanes para un liberal decimonónico como era él. A Baroja los golpistas (carlistas, más exactamente) por poco no lo asesinan los primeros días de la guerra en el norte de Navarra. Don Pío se salvó y escapó a París, en donde empezó a publicar artículos feroces contra los republicanos, exigiendo una espada que pusiera en orden a “la masa socialista y la masa reaccionaria.” Acabó volviendo a España, al exilio interior. Unamuno también apoyó a los rebeldes los primeros meses. Pero luego rectificó. Radicalmente. Ahora se dice que su discurso del 12 de octubre en el paraninfo de la Universidad de Salamanca es apócrifo etc. Pero hay testimonios de sobra que demuestran que el sabio vasco estaba al final en contra de los franquistas. Sus notas sobre “el resentimiento trágico de la vida”, por ejemplo; o sus cartas. En una de ellas de 1 de diciembre de 1936 decía don Miguel: “Dije toda la verdad, que vencer no es convencer ni conquistar es convertir, que no se oyen sino voces de odio y ninguna de compasión. Hubiera usted oído ahullar (sic) a esos dementes de falangistas azuzados por ese grotesco y loco histrión que es Millán Astray (…) es un estúpido régimen de terror. Aquí mismo se fusila sin formación de proceso y sin justificación alguna. A alguno porque dicen que es masón (…) Y es que nada hay peor que el maridaje de la mentalidad de cuartel con la de sacristía (…) Desde luego, como en Italia, la muerte de la libertad de conciencia, del libre examen, de la dignidad del hombre.” Esto era lo que pensaba Unamuno de la España franquista un mes antes de morir.

  12. El PP, con el escudo de Falange en mano, se niega a retirar los símbolos franquistas de Cuenca. Blandiendo una placa falangista y asegurando que su yugo y flechas no pueden calificarse como franquistas, el concejal ‘popular’ Carlos Navarro defendió el rechazo de su partido a una moción para cumplir la Ley de Memoria Histórica y se refirió a sus promotores como “culpables de la Guerra Civil”.

    • Lo primero respeto a todas las víctimas de terrorismo y dictaduras, estos del PP no hacen más que centrarse en las víctimas de ETA y luego les da igual la víctimas que siguen en cunetas, hipocresía en estado puro, solo ven lo que quieren. España es el único país occidental que sigue respetando alabando a un dictador… de vergüenza.

    • El PP es un partido nacional franquista y de extrema derecha, lo cual les molesta mucho cuando se les llama así. Pero ellos se encargan de demostrar con hechos reiterados que eso todavía es así.

  13. España tiene cuatro grandes partidos: uno de derechas (PP), otro de extrema derecha (C’s), un tercero de izquierda descafeinada (PSOE) y Podemos, que es más transversal. Lo que muestra esta encuesta es que la intención de votos está funcionando como los vasos comunicantes: el PP trasvasa su caudal a Ciudadanos y el PSOE (en menor medida) trasvasa parte de su caudal a la formación morada. Si nos fijamos bien, todo sigue igual, pues la derecha y la extrema derecha siguen teniendo todas las papeletas para formar gobierno y seguir jodiéndonos la marrana.

    • La CIA suele saberlo “todo” y el MOSSAD más aún, pero la mayoría de los españoles, aunque no lo “sabíamos”, nos lo imaginábamos. Es la diferencia entre la creencia, la conjetura y el conocimiento de unos hechos.

    • Defendiendo a torturadores y chantajeando al parlamento con visiones apocalípticas de ruina económica si los corruptos no siguen en el poder. Una vez más quieren colarnos la idea de que una crisis financiera, esperemos que puntual, que tiene manifestaciones internacionales, se debe a la oposición al gobierno más corrupto y autoritario de la Europa occidental. De lo que no se han enterado es de que los españoles ahora sabemos más idiomas y podemos leer medios extranjeros, que tienen una versión bastante menos chovinista y simplista que la papilla grumosa que nos ofrece la prensa española todos los días.

  14. La Ley de amnistía de 1977 ¿a quiénes benefició?. En realidad a todos los pertenecientes a la estructura dictatorial franquista, se incluyó a algunos grupos de la oposición a la dictadura y a los exiliados, pero a diferencia de los primeros éstos recibieron poco o nada.
    Porque los funcionarios y militares franquistas siguieron en sus puestos y ninguno recibió sanción por las brutalidades cometidas en el ejercicio de sus funciones.
    Nunca se declararon nulas todas las sentencias contra los perdedores de la guerra civil, ni tan siquiera las dictadas después del 1 de abril de 1939.
    Los beneficiarios fueron pues los funcionarios civiles y militares que siguieron en sus puestos y así el estado está contaminado por esta caterva franquista y tenemos esta democracia de muy baja calidad.

  15. A mí me asombra que la gente se asombre de esta reacción del gobierno. Lo que hacen es defender a sus compinches. El PP y sus fundadores, aparte de los borbones, no solo nunca no han condenado el genocidio y el terrorismo que representó el franquismo. Lo han apoyado, porque de ahí vienen, o de ahí provienen. Y apoyan y han apoyado torturas y que todavía haya más de 120.000 asesinados en las cunetas. Lo de Billy el Niño se llama simplemente ser consecuentes… Más o menos como los miembros de la Camorra o la mafia siciliana.

    • ¿Dónde ha quedado el modo de conducirse un cristiano por el mundo. A esos que participan sólo en el folclore del catolicismo (accidente) y no en la esencia del mismo? Recuerdo las palabras de Jesús, el de la Iglesia, no el del Rocío y otras cosas de ese estilo: por sus obras les conoceréis. Tus creencias no te hacen mejor, sólo tus conductas. y ahora a merendar chaval, cristianos de pacotilla.

  16. Fuerza Nueva y Alianza Popular fueron el último refugio de los fascistas golpistas. Luego Partido Popular. Si por ellos fuese, el inicuo “Movimiento Nacional”, con el ejército, el clero y la banca, seguiría dictándonos a todos cómo pensar, hablar y actuar, a punta de pistola. Estaban a su gusto sin libertades ni democracia y a regañadientes se resignaron a ellas. Condecoraron al torturador Billy el Niño porque es de su misma calaña. Por eso no darán a nadie el gusto de retirarle esa distinción infame. Hacerlo les es ingrato y pondrán excusas indecentes para no admitir abiertamente que son como él. Son esencialmente tan falsos como nocivos. Son muy mala gente. Lo peor.

    • Hay que distinguir. Fuerza Nueva, que comenzó como grupo cultural y revista en 1967, era la expresión del franquismo más integrista e inmovilista. El caudillo de Fuerza Nueva, Blas Piñar, era un reaccionario extremo a quien Franco consideraba un exaltado y nunca quiso hacer ministro pese a los consejos de Carrero. Piñar era más franquista que Franco con el disgusto del mismísimo Franco, para lo que hay que esmerarse. Durante la transición Piñar no tenía más programa que volver a la dictadura en su forma más intransigente. A los años 40. Su discurso frenético reproducía la retórica joseantoniana de los años 30. También le encantaban las dictaduras latinoamericanas. Muchos alevines de FN eran violentos y participaron en actividades terroristas (Atocha, Yolanda González etc) y hasta en delitos comunes. Al margen de su poder de movilización callejera FN únicamente obtuvo un escaño en 1979: el propio Piñar. En 1982 FN se disolvió tras otro gran fracaso electoral. La extrema derecha franquista e integrista de FN hoy es pura arqueología. No existe. Alianza Popular era la derecha franquista que aceptaba a regañadientes la democracia. Más que ultras los aliancistas eran conservadores a machamartillo. Veneraban a Franco, pero admitían el absurdo de un Franquismo sin Franco. Alianza Popular nunca instigó a la violencia y Fraga no era un cruzado como Piñar. Además, los aliancistas estaban divididos: Fraga fue padre de la Constitución; Fernández de la Mora votó no a la Constitución. Los resultados de Alianza Poular fueron pobres en 1977 y 1979. La famosa mayoría natural por la que suspiraba Fraga no aparecía por ningún lado. Finalmente, Fraga se libró de los más fachas de su partido situándolo claramente en el centro derecha que ocuparía tras la desaparición de UCD. Si bien podían compartir una misma nostalgia franquista, FN y AP nada tenían que ver porque sus proyectos políticos eran contrapuestos: para Piñar, el pasado franquista era el futuro entendido como edad de oro que había que restaurar; Fraga justificaba y defendía el franquismo como una etapa positiva de desarrollo económico y social tras la que vendría ineluctablemente la democracia.

  17. La memoria de Madrid sigue partida. El Comisionado del Ayuntamiento termina sus trabajos tras dos años de polémicas por el cambio del callejero y un memorial a los asesinados en La Almudena.

    • Los dos puntos más amargos para el Comisionado han sido el memorial de la Almudena y los 11 recursos judiciales que han llegado al Ayuntamiento tras acometer el cambio de nombre de las calles. Cuando se pusieron a estudiar las identidades de las 2.934 personas asesinadas en el camposanto entre 1939 y 1944 surgieron, entre estos, las de alrededor de 300 miembros de las checas, los centros de detención y tortura de la zona republicana en la Guerra Civil. Además, les señalaron que, entre 1936 y el 1939, cientos de personas habían sido asesinadas por parte del bando defensor de la República, aunque no se sabe con exactitud cuántas fueron. El Comisionado deliberó y recomendó hacer dos memoriales, ambos sin nombres, y para los muertos a partir del 39 añadir un código QR para poder ver todos los nombres con el móvil, también a los chequistas.

      • La represión republicana en Madrid fue la más intensa de la zona leal. Hay que tener en cuenta que en la capital llegaron a funcionar más de 200 checas, vinculadas a determinados partidos, sindicatos y organismos paralegales, responsables del secuestro y asesinato de miles de madrileños. Los cadáveres de los paseados solían aparecer en los alrededores de la ciudad con un disparo en la nuca. Luego eran recogidos y se les sacaba una foto espeluznante. Estas fotos de cadáveres sin identificar se pegaban en un libro que se mostraba a las personas desesperadas por encontrar a sus seres queridos desaparecidos. Estas escenas pesadillescas las cuenta Zugazagoitia, por ejemplo. Por su parte, Arturo Barea recuerda que los cadáveres de los paseados durante la madrugada eran retirados por los camiones de recogida de basura del ayuntamiento madrileño (!!!). No existen datos concretos del número total de paseados en Madrid, pero sin duda fueron bastantes miles. Y esto sin contar los asesinatos en masa de noviembre y diciembre de 1936. Pedro Montoliú calcula en 10.000 el número total de asesinados en Madrid y provincia. Estas cifras no gustan nada a los popes de la MH.

  18. Susana Díaz pide “Una Memoria Histórica que no mire hacia atrás”, eso debe ser algo así como un PSOE que no es Socialista ni Obrero. Así es Susana Díaz.

    • ¿Memoria Histórica que no mire hacia atrás? Señora, váyase usted a donde diría el gran Fernán Gómez… ¿tiene memoria para recordarlo? Pues eso.

    • Gusanita…memoria alude al pasado…siempre…no sé cuántas clases te perderías, pero lo que me sorprende es que hayas llegado donde estás…

    • La imbecilidad renta, y mucho… Sobre todo entre las borregadas hooligans cuñadistas, incapaces de conectar un par de neuronas, más allá de sobres sueldos, banderitas, misas y volquetes.

  19. La Justicia obliga a Pamplona a volver a enterrar al golpista Sanjurjo en su cripta franquista. El Ayuntamiento defiende la exhumación y adelanta su intención de recurrir la sentencia.

    • Esto pasa por no sacar de una vez todos los cadáveres de esta gente, incinerarlos y esparcir las cenizas en aguas internacionales. O nos aplicamos el cuento o cuando saquen al enano genocida de Cuelgamuros siempre habrá algún juez que quiera volverlo a llevar. País de bueyes y de pandereta.

    • Una razón más para meterle dinamita de una vez a ese horrible “monumento” y hacer un gran avenida hacia Lezkairu donde podamos transitar las mujeres y los hombre libres de Pamplona, de Navarra y de toda España. Los esclavos jamás podrán liberar a los esclavos.

    • Con la Constitución se dio continuidad a los Principios Fundamentales del Estado y la perpetuación de los franquistas en instituciones claves para llegar a un Estado realmente democrático. Para empezar ya tenemos la propia Monarquía.

      • Con la Constitución se cancela totalmente el régimen franquista basado en un caudillaje absoluto por la gracia de Dios sustituyéndolo por un régimen monárquico fundamentado en la soberanía nacional. Así se pasó legalmente en España de una dictadura a una democracia, aunque la forma de Estado sea monárquica. Me gustaría que se aclare lo que algunos entienden por un Estado realmente democrático.

  20. La depuración de jueces sospechosos de simpatías con el franquismo debe comenzar cuanto antes, esto se está convirtiendo en un problema grave, jamas permitira esta banda de lechones togados que la Memoria Histórica se lleve a cabo, y Navarra es probablemente uno de los territorios con más fosas y con más simas con republicanos asesinados. Gracias a la indecente condescendencia de la Iglesia Católica y su poderosa secta Opus Dei permitiendo un sitio de culto para el asesino Sanjurjo mientras cierra con un tupido velo la Memoria y sus cadáveres olvidados. Franquismo vivito y coleando.

    • “La depuración de jueces sospechosos de simpatías con el franquismo debe empezar cuanto antes.” Es lo que digo: obsesión depuradora en los izquierdistas profesionales. Puro franquismo invertido. Y después de los jueces la checa de la corrección política-memoria histórica la emprenderá contra los profesores, maestros, funcionarios en general, militares, policías etc; a por ellos hasta que no quede ni uno, hasta la raíz. Es inaudito hasta dónde se ha llegado en este santo país. Aquí la extrema derecha no existe, a Dios gracias; pero la extrema izquierda tiene un peso y una respetabilidad impensables en cualquier otra democracia.

    • Así que lo de que ocupa “La mayoría de las publicaciones” se lo ha inventado.
      Hay muchos estudios, sí, no la mayoría porque los intereses de los historiadores son muy amplios, pero no hablamos de eso. Se trata de poner las cosas en su sitio institucionalmente y cambiar el relato oficial del franquismo, que es que ha quedado en la memoria, por el real. Eso es lo que les fastidia, que la gente de la calle se entere de una vez de lo fue su caudillo y de lo que ocultaba su propaganda.

      • ¿”El relato oficial del franquismo” es el que ha quedado en la memoria? Permítame dudarlo. Ni remotamente eso es cierto, los nacidos después de la Constitución tenemos una visión masivamente negativa de la dictadura, sobre todo en comparación con lo que estaba pasando en Europa en ese periodo. Lo que pasa es que no nos remueve el hígado, no tenemos razones personales para odiar o amar ese periodo. Creo que “la gente de la calle” tiene suficiente información a su disposición en este siglo XXI para saber quién fue y qué hizo Franco y sacar sus propias conclusiones, yo por lo menos no necesito que venga nadie a iluminarme. Lo que peor llevo de esta historia es que los paladines autoproclamados vengan a insultar mi inteligencia.

  21. Lo de la Sanidad en la época de Franco era una entelequia. No había ambulatorios, ni médicos de cabecera ni enfermería ni pediatras. La gente se hacía “igualas” con médicos y “practicantes” porque la medicina primaria gratuita no existía.

  22. El problema es que no estamos preparados para cerrar ese periodo, porque todavía la mitificación y la inquina a la figura del dictador siguen vigentes en según qué personas. Serán nuestros hijos o nuestros nietos los que tengan que hacer balance y cerrar la etapa desde la neutralidad política y la indiferencia emocional. Ahora, rascar ese periodo es avivar las brasas, y quienes lo están haciendo lo hacen con intereses políticos, no históricos. A mí no me indigna que se insulte a Franco, no fue más que un indecente y sanguinario dictador. Lo que me indigna es que nos lo pongan en la cara como un capote para distraernos de otras maniobras en la embestida, que la eterna resurrección de Franco sea un arma política que se sigue usando 40 años después de su muerte, y ante una sociedad que ya es ajena al franquismo. Lo utilizan como se dice a un niño “que viene el coco”, y la palabra “franquista” vuela en los labios cada vez que alguien no está de acuerdo con según qué ideas.

  23. Realmente el franquismo fue repugnante. Yo me considero víctima del franquismo porque mis padres quedaron huérfanos por la guerra y lo pasaron muy mal. Pero por muy malo que fue (mi odio hacia el franquismo me durará hasta que me muera) no significa que hoy no haya gente repugnante en nuestra política. Y conversos al Régimen los hay en todos sitios. Gente que insultaba en los periódicos al mediocre de Pedro Sánchez, un ejemplo de cómo la nada absoluta pueda llegar a gobernar, hoy día lo alaba en esos mismos periódicos.
    Me imagino que con Franco sería igual (bueno con todos los gobernantes de nuestra gran Historia). Habría abrazafarolas y gente buena. Porque la gente buena tuvo que trabajar y vivir en ese mar de basura moral que fue el franquismo. Igual pasa hoy en algunas regiones españolas. Cataluña o Andalucía son la muestra. Auténticos regímenes que tienen a la gente sofronizada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s