Cuéntame cómo pasó España del rosa al amarillo

Desde mediados de los cincuenta, se hizo evidente que el modelo autárquico de desarrollo económico español de posguerra, no era viable. El crecimiento económico de España necesitaba importar del exterior productos energéticos y bienes de equipo. La industrialización era imposible sin una creciente importación de estos productos. Como consecuencia de las importaciones, la balanza comercial española tuvo un saldo cada vez más negativo, al tiempo que la inflación se situaba en niveles muy elevados y los recursos financieros eran cada vez más escasos.

Para resolver esta situación, se planificó cómo terminar con la autarquía, liberalizando la economía española, reduciendo o eliminando la intervención del Estado en la misma. En 1957 se empezaron a tomar las primeras medidas con el objetivo de resolver los problemas económicos existentes. Esto es lo que abordo en el libro “Cuéntame cómo pasó. El bienio pre-estabilizador español (1957-1958)”.

En 1959 se formuló un Plan de Estabilización, en síntesis preveía:

– la fijación de un cambio estable de la peseta con las otras divisas (el cambio en relación con el dólar se fijó en 60 pesetas, lo significó devaluar la peseta).

– la reducción del gasto público y la congelación del sueldo de los funcionarios.

– la moderación salarial para luchar contra la inflación.

– la reducción del intervencionismo del Estado en la economía.

– la liberalización de las importaciones y el fomento de las exportaciones.

– la estimulación de las inversiones extranjeras en España.

El Plan de Estabilización permitió, tras una breve recesión de dos años, un crecimiento espectacular de la economía española, que entre 1960 y 1973 registró un nivel de crecimiento que sólo fue superado por Japón. Todo este proceso se explica en el libro “Del rosa al amarillo. El Plan de Estabilización español (1959)”.

Anuncios

27 pensamientos en “Cuéntame cómo pasó España del rosa al amarillo

  1. Enhorabuena por la publicación de la parejita. Ya me hice con el segundo, sobre le plan de estabilización, una gozada de libro. A por más

  2. Yo vi la película Del rosa al amarillo cuando era jovencita, y me hizo ilusión ese guiño del libro a unos años que fueron duros para una familia con antecedentes “rojos” como la mía. No fueron años rosas, desde luego. Más bien, las pasamos moradas. Pero leeré el libro para conocer mucho cómo funcionaron los de arriba.

  3. No sabía que el nombre del libro Cuéntame venía de la canción de Fórmula V a finales de los 60. Parece que por estar ya registrado el nombre tuvieron que cambiar a Cuéntame cómo pasó. Espero que Formula V ni la serie te pidan derechos de imagen. Suerte con los dos libros.

  4. No me había enterado de que sacabas dos libros del tirón, mis felicitaciones. Ya estuve en mi librería pidiendo ambos textos, prometen mucho. Gracias por tus aportaciones a la historia de nuestro país.

  5. Gracias a todos los que en el blog o por privado me habéis felicitado por las publicaciones. Son muchos años de trabajo que van viendo la luz. La verdad es que iban a salir no dos, sino tres, incluyendo el de los Planes de Desarrollo, pero la editorial ha preferido esperar a 2019 con el último. Espero que os gusten y os ayuden a entender la historia de este torturado país.

  6. Yo era un niño cuando se puso Del rosa al amarillo. La película es un dramón, la verdad, luego la he visto de nuevo y me reconcilié en parte con Summers. Pero es un título que nos dice mucho a toda una generación. Enhorabuena por el libro, que sea un éxito.

  7. Las elecciones andaluzas nos dejan algunas lecciones. Cuando las fuerzas políticas que aspiran a representar las posiciones avanzadas socialmente, la defensa de los derechos humanos y de la igualdad se limitan a gestionar el patrimonio institucional y se enfangan en la defensa de sus propias posiciones frente a la corrupción, pierden. Cuando se renuncia a crear desde la política un país soñado donde una gran mayoría se sienta identificada y cómoda, perdemos. La ultraderecha ha irrumpido con fuerza porque ha sido capaz, aunque no de manera espontánea, de crear un imaginario donde haya una unidad pétrea basada en el respeto autoritario a su idea de España, su bandera y sus símbolos. Simple y eficaz, aunque lo que haya detrás sea la protección de las clases más depredadoras de la sociedad, la falta de respeto a los derechos humanos, el aplastamiento del feminismo en todo lo que tiene de revolucionario para cambiar un imaginario social donde por fin las mujeres cuenten y la pérdida de la calidad democrática. Corresponde a PP y Ciudadanos demostrar que defienden la democracia frente a partidos que no la entienden y cuya meta es la pervivencia de un régimen autoritario y sanguinario al que añoran. En la medida en que les den relevancia institucional se harán cómplices de su crecimiento y de la violencia que puedan generar. Coquetear con el discurso ultraderechista y ultranacionalista no es un juego. En Europa lo sabemos bien y jamás se nos debió olvidar. Toca construir y defender un imaginario diferente. Un país de países donde todo el mundo se sienta cómodo y cómoda con su identidad, un sistema de protección social que avance hacia la igualdad de oportunidades, una defensa de la radicalidad democrática frente al autoritarismo y la protección de los derechos humanos como base del crecimiento social. Ahora más que nunca toca trabajar con ese objetivo y en esa tarea hay que empeñar también las fuerzas de todos quienes no piensan como nosotras pero están comprometidas con la democracia.

    • Susana Díaz ha contado siempre con el apoyo del aparato del PSOE y se ha aprovechado de la inercia de los votantes socialistas en Andalucía para hacerse presidenta de la Junta, gracias a la corrupción de sus predecesores, y cuando se ha enfrentado (con el control del aparato) en las primarias a Pedro Sánchez y en las autonómicas ha perdido muchos votos. Habla de talante ganador y con perfil de mandona, pero muchos socialistas la abandonan. No es suficiente que haya obtenido más escaños que los rivales. Su caída ha sido espectacular. Debe dimitir.

  8. Resumen denso de lo que he escuchado más sensato, de lo que opino.

    1. Tras la noche triste andaluza hace falta unidad, por supuesto, pero basar todo el discurso en creación de frentes y en repetirnos una y otra vez que no pasarán es, exactamente, no hacer nada. Una lectura identitaria o en clave partidaria de un fenómeno como la globalización del imaginario autoritario es perfectamente inútil.

    2. Hay que crear comunidad, lazos de comunidad sólida. La solidaridad eficaz y tangible hace tejido, hay que organizarse y hacer fraternidad útil desde lo inmediato. Es necesario habilitar espacios propios de socialización y solidaridad efectivas, no hay otra. Parapetarse en la institución o querer ocupar imaginarios ajenos e intentar resignificarlos es perder el tiempo y la partida a corto plazo. Y también, por supuestisimo, perder definitivamente a las mayorías, porque en el espacio de la simplificación y las reducciones, la derecha siempre llevará ventaja apelando, directamente, a las pasiones tristes.

    3. Hay que trabajárselo fuera del espacio institucional, y hacerlo a muerte si no se quiere pasar por ser otra pata (algo menos cómoda) de lo de toda la vida. Eso es de cajón, pero lo que no vale es empeñarse ahora en resucitar la vieja dicotomía entre la calle y la institución para ponerse fácil el camino de vuelta al esencialismo militante y a la autorreferencia, a la secta que no responde ante nadie.

    4. Una mirada a la enorme abstención es clave y prioritaria, porque es probable que allá esté gran parte de la bolsa de sufragios fugada a las fuerzas de cambio. Eso, siendo innegable, aún así no lo explica todo, ni mucho menos. La rabia impugnadora también la sabe usar la extrema derecha, Vox, quizás por la percepción de Podemos, cada vez más, como más de lo mismo, convertido a los ojos de la gente en otra maquinaria partidaria a añadir al panorama. Podemos como dique de contención de una ola reaccionaria de alcance internacional empieza a no ser suficiente. La izquierda y sus votantes interiorizando sintaxis y principios de la derecha pueden, en un momento dado, terminar por votarla.

    5. Los resultados de Adelante Andalucía han sido decepcionantes, aunque a lo peor se han salvado los muebles de una catástrofe que en otras comunidades autónomas, sin ningún capital simbólico en sus liderazgos y funcionando en modo franquicia, puede ser de escándalo. Ojito, por eso, con los ajustes de cuentas. Ninguna corriente ha sabido leer la posibilidad de lo que, finalmente, ha sucedido y que obedece a ritmos que trascienden nuestras fronteras: ascenso vertiginoso, aquí mismo, ya, de la ultraderecha sin complejos. Autocrítica sin trincheras.

    6. Quien vota una opción determinada distinta a la propia no es ni un marciano, ni una alimaña, ni un débil mental incapaz de apreciar la luminosidad de nuestras propuestas. El momento electoral tiene sus propias normas que tienen que ver con la inmediatez, no lo olvidemos, y a veces muy poca relación con proyectos y argumentos. Por eso, es un territorio siempre hostil y, por eso, hay que hacer previamente mucha política de verdad, de cercanía, no de laboratorio activista ni de argumentario académico. Descubrirlo ahora y espantarse resulta tragicómico. IU, más Podemos, más esto, más aquello otro, como sumas aritméticas de pretendidos caladeros de voto… no vale ni va a valer. Se echa mucho de menos la frescura impugnadora del tiempo previo a los primeros procesos electorales; el envejecimiento ha sido vertiginoso, hay que volver a ampliar desde la base.

    6. Hace falta honestidad para reconocer que no existen soluciones rápidas ni mágicas a problemas de fondo. Ahora ya sabemos exactamente lo que dura algo construido desde el tejado: cuatro años. Como sigamos en las mismas, no va a haber salida y, entonces, se caerá en la trampa de aceptar día sí y día también “lo menos malo”, la vía directa a desaparecer como opción y referencia.

    7. En tiempos convulsos es más que nunca necesaria apertura de miras y audacia para cambios indispensables, por favor. Menos persistencia en los errores y más mirar afuera con audacia. Se requieren, en este momento, algo más que consensos efímeros e irreales fruto de un miedo atenazante que hay que sacudirse de inmediato. No valen tontadas, palabras fetiche que no dicen nada ni medias tintas. Ahora, más que nunca, a pensar y a trabajar, a escucharse teniendo en cuenta que se trata de acertar en soluciones concretas, no de darnos lecciones.
    Toca mover, otra vez, ficha. Dice la sabiduría popular china que, de la nieve, no se puede esperar más que agua. Lo de ayer ha sido un aviso.

  9. La verdad es que no puedo entender cómo es posible que seamos capaces de seguir dando el poder a estos partidos corruptos. No hemos aprendido nada o es que somos un país de cobardes.

    • El problema es que la derecha vota siempre y así nos va… hasta que no nos demos cuenta que el poder es nuestro y echemos a todos los ladrones corruptos nunca cambiará nada.

  10. Al votante NO ultraderechista de VOX -Entiendo que se vote pensando en el conflicto Catalán, que ha sacado el patriotismo español que tan olvidado estaba -Entiendo que se vote por querer suprimir el senado y a tanto chupóptero que existe dentro de la política -Entiendo, aunque no comparto, que se vote por el miedo a la inmigración y a que nos quiten lo que es nuestro -Pero lo que no entiendo es que compréis en el mismo pack la ilegalización del aborto, del matrimonio homosexual, de la vuelta al catolicismo más rancio, de la derogación de la ley de violencia de género…a este paso hasta del divorcio. Eso no le entiendo…y me da mucho miedo.

    • Insuficiente, a mi juicio. Consagra que la intimidación no cuenta a la hora de una violación. No fue abuso, a mi parecer, sino violación. No hubo consentimiento y lo del “prevalimiento” es una forma de esquivar la evidencia.

      • Debería saber que tanto abuso como agresión son formas de “violación” que siguiendo los dictados del convenio de Estambul se retiró el término de la clasificación del delito (lo que reclamaban las feministas de dicho convenio) por tanto es una violación la diferencia entre un tipo y otro es el de los medios que se usan para realizarse, en uno intimidación y violencia física y en otro otro tipo de circunstancias tipificadas, artículos entre el 179 y 184 del código penal, delitos contra la libertad sexual.

      • Sigo pensando lo mismo que cuando se pronunció la Audiencia Provincial: Informaciones periodísticas conducen a pensar que la Policía no realizó en este asunto su trabajo correctamente; no acometiendo con la profundidad que debiera las investigaciones relativas a los hechos, las personas implicadas de alguna forma en los mismos, y las relaciones entre ellos. El resto, las críticas a la sentencia, las movilizaciones ciudadanas, los exabruptos del juez Ricardo González, el cual según parece ha tenido problemas psiquiátricos, no sé si causados por una mujer, no es otra cosa que demagogia barata y la utilización del asunto en beneficio de intereses políticos y de grupos feministas.

  11. Sólo los que no conocen la cárcel pueden sostener que nueve años es una condena leve. Estamos haciendo un país donde todo el mundo pide la perpetua para todo aquel que identifica con “los otros”. Es evidente el delito de estos pavos, pero no se puede equiparar al homicidio imprudente o el asesinato, cuyo resultado es peor para la víctima, de la misma manera que delitos contra la propiedad a mi juicio menores son castigados, por mor de un código penal nada proporcional con penas mayores que los cometidos por los corruptos que venimos padeciendo. Además, el guardia civil y el militar se han ganado la expulsión y el bobo robagafas otra condena adicional. Así que no os preocupéis, que van a tener tiempo de sobra para pensar en como se han arruinado la vida, por salvajes, cortos de entendimiento, iletrados y gilipollas.

  12. Patético como quieren alargar el chollo, digo la serie… A este paso a la abuela la convertirán en un robot como los de Futurama. Todo sea por la pasta.
    Con lo bien que hubieran quedado acabando con la marcha de Carlitos.

    • ¡Qué manía tienen algunos con querer amargarles la serie a los que la quieren ver! Si no les gusta la serie, no la vean, pero dejen de cargar contra ella. Es una buena serie que cuenta la Historia reciente de nuestro país (últimos años del franquismo, la Transición y democracia), nada más. El día que termine alguno habrá que la echará de menos.

  13. Franco creía firmemente en la autarquía. No entendía ni una coma de economía. Complicadillo que fuese él el que levantase España. En lo que sí que era experto era en mantenerse en el poder. Como bien dijo el general Cabanellas nada más firmar el documento que aupaba a Franco a Generalísimo (documento que fue falsificado pues sólo le confería poderes hasta el final de la guerra): “no sabéis lo que habéis hecho. Franco es un legionario y a un legionario se le dice que suba a una colina y este subirá un no bajará hasta que su superior se lo ordene. Pero Franco, a partir de ahora, no tendrá ningún superior”. Franco, por no ser, no fue ni siquiera buen político. Sólo era una cosa, una persona con una ambición tremenda que jugó con las ambiciones de los demás para mantenerse él en el poder.

    • Franco no fue el responsable del desarrollismo a partir de 1959 ¿Acaso alguien se cree lo contrario? Muchos parecen obviar todo el paupérrimo periodo que va de 1940 a 1959, y solo destacar que dio el timón a otros desde 1959. Franco sí que creía saber de economía, y quiso emular a sus grandes ídolos imperialistas Hitler y Mussolini; estableciendo un modelo autárquico que fue desastroso para un país con industria pobre y atrasado como la España de los 40. Franco fue uno de los principales valedores de este sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s