Deliciosa lengua vasca

De la misma manera que puede saborearse una fruta exquisita, un manjar sabroso o una bebida deliciosa, también se puede paladear una lengua, sí, un idioma. Se ha constatado que a muchos euskaldunes les produce gran placer comunicarse con otros en euskera: disfrutan con cada palabra y con cada frase que pronuncian y con cada sonido que escuchan en euskera. Saborean su idioma como si fuese un manjar. El euskera es para ellos más que un idioma, es una sensación.

Salta a la vista la singularidad y belleza de este idioma, ya que muchas palabras son de gran originalidad, dando la sensación de que fueron creadas con el corazón. Cantidad de palabras vascas no se parecen en absoluto a ninguna palabra de cualquier otro idioma del mundo, y muchas tienen significados preciosos. Por ejemplo, la palabra «harresi» significa muralla y quiere decir la valla de piedra, o «eguzkilore», que significa girasol -la flor del sol. Significados de palabras en euskera, como «bihotz» (corazón – dos sonidos), «otsaila» (febrero – mes de los lobos), «maitemindua» (enamorado – herido por amor), ilargi (luna – luz de los muertos) nos conmueve el corazón. Palabras de agradable sonido para nuestros oídos que evocan suavidad como emaro, emakume, osasuna, muestran la belleza de un idioma antiguo que merece la pena conocerlo.

Pero, ¿por qué más de la mitad de la población vasca no habla euskera? Por la dificultad de su aprendizaje, por su complejidad. Su gramática es complicada. En un estudio realizado hace unos años por la Foreign Office británica, en el que participaron embajadores y diplomáticos británicos de 23 países diferentes, el euskera ostentaba el título de ser el idioma más difícil del mundo para aprenderlo. Tras el vasco, le seguían en dificultad el húngaro, el chino, el polaco y el japonés.

La gramática, ese conjunto de normas y reglas para hablar y escribir correctamente una lengua, es la culpable. Repasando nociones básicas de lingüística general, recordemos que un morfema es un fragmento mínimo capaz de expresar un significado, es decir, es la unidad más pequeña de la lengua que tiene significado gramatical y no puede dividirse en unidades significativas menores. Un morfema derivativo es aquel que añadido a una palabra sirve para formar palabras derivadas. Los afijos, prefijos y sufijos son morfemas derivativos. Por otra parte, un morfo es la expresión fónica de un morfema.

La lingüística nos dice que el euskera es una lengua aglutinante porque tiende a construir largas secuencias de morfemas o afijos, pudiendo de esa manera formar largas palabras. En las lenguas aglutinantes, las palabras se forman uniendo las partes más pequeñas de las palabras que tienen significado. Puede decirse que el vascoparlante se ejercita en la construcción de palabras: es un auténtico constructor de palabras. La mayoría de las palabras en euskera pueden ser segmentadas en morfos que realizan una única función. Los afijos deben ir en un lugar determinado, según el sentido que se le quiere añadir a la raíz. El afijo debe tener una posición determinada respecto a otros afijos y a la propia raíz, para así poder darle el sentido deseado a la palabra que compone. Es decir, una palabra puede tener dos sufijos, pero eso no significa que dicha palabra pueda escribirse con dos terminaciones diferentes; ambos sufijos deben estar en una posición clave, según el sentido que se le desea adjudicar a la palabra.

En cuanto al orden de los elementos dentro de la oración vasca, existe gran libertad a la hora de articularlos. Este orden suele estar condicionado por diferentes funciones y según el contexto y la longitud de la frase. La anteposición del elemento que por cualquier causa se estima como más importante es el medio normal para significar su mayor interés: se pone en primer lugar aquello que se quiere destacar, lo cual, en cualquier otro idioma, constituiría una alteración del orden natural de las palabras dentro de la oración.

Hay autores que niegan la existencia de una verdadera declinación en vasco, y ello por tres razones: a) porque el tema permanece inalterado, frente a lo que sucede en otras lenguas; b) porque la sobredeclinación hace teóricamente inacabable el proceso de la declinación conduciendo a lo que, desde la perspectiva de las lenguas flexivas, parece un monstruo sintáctico; c) porque a veces es difícil separar ciertos sufijos no declinativos de los que verdaderamente lo son. La sobredeclinación constituye una de las peculiaridades notables del vasco. En teoría se trata de que cualquier base nominal o verbal nominalizada puede recibir el afijo de locativo -ko (solo en bases inanimadas) o el de posesivo -en, sin menoscabo de que éstos sean incrementados a su vez por otros sufijos casuales (etxekoari, «al/a la de la casa», semearenari, «al/a la del hijo»). Además, también es posible que una base previamente declinada en cualquier caso, salvo en rogativo o en dativo sea incrementada posteriormente por -ko (gizonarentzako, «para el hombre»).

Es un tópico de la lingüística vasca el supuesto de la extrema complejidad de sus formas verbales. Sin embargo, lo verdaderamente complejo no es el sistema verbal en sí, sino el conjunto de sus manifestaciones morfológicas. Una lengua es su morfosintaxis (estudio de las palabras y de sus diferentes partes en el conjunto de una oración), en tanto que lo fónico y lo léxico cambian constantemente, sin que el sistema lingüístico pierda su especificidad.

Hay quien sostiene que el euskera es un idioma casi imposible de aprender. Una antigua leyenda dice que el diablo estuvo siete años entre nosotros y solo fue capaz de aprender las palabras Ez y Bai. ¿Merece la pena esforzarse en instalar en nuestro cerebro el programa del curso avanzado en euskera? Averígualo y no te arrepentirás.

Así como en el aurresku, el dantzari se eleva del suelo y por unos instantes flota en el aire, así también algunos euskaldunes, en medio de una conversación de alto contenido emocional, pudiera parecer que, en algún momento, llegan a levitar o flotar porque, sin saberlo, están recibiendo en su cerebro información de los receptores sensoriales que les causa placer o deleite (Patxi Aranguren).

13 pensamientos en “Deliciosa lengua vasca

  1. Hablado en las regiones de Navarra y País Vasco, en el norte de España, y el suroeste de Francia, el euskera es un misterio. No tiene origen conocido ni relación con otro idioma, una anomalía que ha mantenido confundidos a los expertos en lingüística durante mucho tiempo.

  2. No tiene origen conocido ni relación con otro idioma, una anomalía que ha mantenido confundidos a los expertos en lingüística durante mucho tiempo.
    «Nadie puede decir de dónde viene», apunta Pello Salaburu, profesor y director del Instituto de Euskera en la Universidad del País Vasco en Bilbao. Sigue el misterio….

  3. El origen autóctono, según el cual el euskera se habría desarrollado por milenios entre el norte de la península ibérica y el actual sur de Francia desde el paleolítico, sin que exista posibilidad de encontrar trazas de parentesco con otros grupos modernos de otras regiones.

  4. Importantes lingüistas e historiadores defienden la creencia de que el euskera puede ser heredero directo de la lengua que hablaban, hace 15.000 años, los habitantes de las cuevas de Altamira, Ekain o Lascaux.

  5. Desde luego, los orígenes del vasco se pierden en la noche de los tiempos. Es una lengua prelatina. Anterior a la llegada de los indoeuropeos a la península ibérica. El castellano, el gallego o el inglés tienen raíces lingüísticas indoeuropeas; lenguas tan alejadas de Europa como el sánscrito o el védico, también son indoeuropeas. Esto implica que remotamente existió una lengua indoeuropea primitiva que luego con las migraciones de estos pueblos hacia Europa se fue diversificando, como un árbol, en otras lenguas y dialectos (griego, latín, celta, lenguas eslavas etc). Pero el vasco pertenece a un mundo anterior a los legendarios «arios.» El vasco es más viejo que la historia. Sus testimonios escritos antiguos son escasos. Hay quien dice que el vasco tiene un gran parecido con las lenguas de los iberos. De hecho, Menéndez Pidal recomendaba estudiar una gramática vasca para desentrañar el ibero. Antonio Tovar era de una opinión parecida. Topónimos vascos existen por toda la geografía española, muy lejos de Euskadi y Navarra. Los nacionalistas españoles por motivos obvios defienden esta tesis del vasco-iberismo. Los vascos, los primeros «españoles.» Los nacionalistas vascos utilizan la remota antigüedad del vasco para presumir de «ser» una nación «milenaria.» Otros lingüistas dicen que el ibero y el vasco, aunque relacionadas, son lenguas distintas. Pero los parecidos son llamativos. Los iberos no eran indoeuropeos. Los vascos primitivos, tampoco. El vasco es una realidad muy antigua que hunde sus raíces en la prehistoria. Esto es innegable. El euskera actual tiene un 70% de palabras tomadas al castellano. Normal, porque el vasco, o los idiomas vascos, eran la lengua de comunidades rurales muy pequeñas y aisladas y su léxico reflejaba esa realidad, la suya, y no otra. El clima mental del vasco era muy primitivo porque lo hablaban pequeñas microsociedades rurales en la falda de los Pirineos. De todas formas, la supervivencia del vasco puede considerarse casi un milagro. Quizá por ese aislamiento. Es la decana de las lenguas europeas. Junto con el vasco, tampoco son lenguas indoeuropeas, me parece, el húngaro y el finés, pero son también más modernas.

  6. Hace tiempo que dejé de hacer un caso literal o cuando menos excesivo a lo que escupen en Madrid y su centrifugadora los diputados de Navarra Suma. Salvo Íñigo Alli, que mostró un perfil mucho más calmado y centrado, tanto Salvador, como Adanero como Sayas –especialmente Salvador y Sayas, Adanero va con la marcha metida en el tema de la ETA y no sale de ahí– van de chorrada en chorrada y de boutade en boutade, en el caso de Salvador porque directamente era un ultra y en el de Sayas porque sin llegar aún a los niveles de Salvador sí que poco a poco lo está alcanzando. En Madrid te suele ir bien si sueltas según qué cosas de tu propia tierra, echando mierda que solo ves tú –bueno, no la ves del todo, la exageras para echarla, perjudicando la imagen de toda una comunidad– y tachando de poco menos que idiotas prestos a ser adoctrinados a quienes no son como tú. Comenta Sayas que con esto de que que se vea ETB3 –dibujos animados en euskera– en todo Navarra lo que se pretende es resetear cerebros y adoctrinar. Ha visto bastante poco la programación de ETB3, que viene de lujo para quienes educan a sus hijos en euskera, que es una lengua propia de la comunidad en la que nació Sayas. El problema que tienen muchos derechosos de estos es que les jode haber nacido en Navarra. Preferirían haber nacido en Ciudad Real. O en Valdemoro. Les molesta la diversidad, les molesta el euskera, les molesta la historia, que haya personas distintas a ellos y a sus amigotes, tienen el cerebro dividido en compartimentos estancos, no son capaces de gestionar lo diferente, ni de aceptarlo, ni de respetarlo. Tienen una idea en la cabeza de Navarra que no existe y la quieren imponer a todos los demás. Este es el reseteo que tendrían que hacer muchos y muchas, no las criaturas que ven Doraemon y a Nobita Nobi y que dentro de 6-8 años hablarán dos o tres idiomas más que el iletrado diputado.

  7. ¿Qué motivos podrían llevarnos a querer salvaguardar la diversidad cultural y lingüística cuando hablamos tanto sobre el ciudadano del mundo?
    Vamos a viajar un poco con la mente. Ahora más que nunca apodemos afirmar que el Artículo 55 de la Carta de las Naciones Unidas, firmada hace 72 años, se redactó con mucha clarividencia. Al reconocer que la cooperación internacional en el orden cultural, así como el respeto universal a los derechos humanos sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, son condiciones necesarias para el bienestar de todos y las relaciones amistosas entre las naciones, el Artículo sentó las bases para la diversidad cultural y lingüística.
    Más recientemente, la meta 4.7 del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4, sobre educación inclusiva y equitativa de calidad, ha abordado la promoción del desarrollo sostenible en la educación para la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural. A medida que avancemos, será esencial poner en práctica las disposiciones del Artículo 55 y el ODS 4 para mantener la paz, mejorar la gobernanza, respetar los derechos humanos, apoyar el desarrollo sostenible y asegurar que nadie se quede atrás.
    La lengua y la cultura son, de hecho, componentes clave de nuestras identidades y unen a comunidades y naciones. La Enciclopedia Británica define el idioma como un sistema de símbolos convencionales hablados, manuales o escritos por medio de los cuales los seres humanos, como miembros de un grupo social y participantes en su cultura, se expresan. Y añade que las funciones del lenguaje incluyen la comunicación, la expresión de la identidad, el juego, la expresión imaginativa y la liberación emocional.
    La lengua y la cultura están íntimamente relacionadas y dependen la una de la otra, configuran las personalidades y sirven como repositorios de conocimiento. Influyen en el modo en que nos vemos a nosotros mismos y pueden determinar los grupos con los que nos identificamos.

    • Vivimos en un mundo en el que el 96% de los aproximadamente 6.909 idiomas registrados se habla solo por el 4% de la población mundial. Además, alrededor del 6% de los idiomas tienen más de 1 millón de hablantes y en conjunto representan más o menos el 94% ciento de la población mundial. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) calcula que más de la mitad de las lenguas del mundo corren el peligro de desaparecer.
      Recientes acontecimientos han revelado una búsqueda renovada de la identidad: una búsqueda de pertenencia, ansiedad por la pérdida de identidad y persecución del significado en un entorno globalizado donde muchos se han quedado atrás.
      Estas son cuestiones esenciales para nuestro tiempo y ciertamente para nuestro futuro, como se reconoce en el Artículo 55 y el ODS. Para que el desarrollo sea verdaderamente sostenible, se debe prestar la máxima atención a la lengua y la cultura a fin de afrontar estas ansiedades crecientes y buscar la pertenencia, ya que son elementos centrales de la sostenibilidad.

  8. Estalla la guerra del vino entre Euskadi y La Rioja. El PNV retira a última hora su plan para diferenciar las bodegas alavesas de las de La Rioja tras arrancar del Gobierno central el compromiso de un debate «sereno»; mientras, Euskadi tramita ‘Viñedos de Álava’ y hace saltar las alarmas en la comunidad vecina.

    • Esto no va de nacionalismo, sino de negocio. El consejo regulador del Rioja permite trasladar los derechos de los viñedos de las zonas de mejor calidad (rioja alta y alavesa) a la zona más productiva (rioja baja). El resultado es que puedes comprar en el Mercadona un vino con etiqueta de Rioja tan malo que da vergüenza. Es lógico que los bodegueros de Álava quieran escaparse de esta trampa, pensando que tendrían un buen mercado para sus vinos en el país vasco si vendieran con una etiqueta diferenciada.

      • Así es. Viene de lejos, cuando en la transición la provincia de Logroño pasó a denominarse La Rioja, usurpo el nombre de una comarca que circunscribía parte de las provincias de Logroño y de Álava, para arrogárselo para si, lo q le permitió extender la posterior DOC Rioja a todo su territorio susceptible de producir vino, aunque nada tuvieran que ver con la calidad de las tierras que dieron fama al rioja, antes de la DOC, la rioja alta y la rioja alavesa y ese es el problema NO hay uniformidad en la calidad de DOC Rioja, nos venden vinos bajo el mismo paraguas que nada tienen que ver.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s